Best android apps for the blind and visually impaired nnid 0

Marco Zehe, desarrollador ciego de Mozilla, a Android todavía le falta bastante para ser una útil herramienta para personas invidentes. Esto, en claro contraste frente a iOS, que ha prácticamente revolucionado la manera en la que personas con ceguera pueden interactuar con dispositivos computacionales gracias a tecnologías asistivas. En pocas palabras, el iPhone es Mejor que Android para Invidentes, y  en temas de accesibilidad.

Esto no es novedad. Apple siempre ha tenido presente el tema de accesibilidad en OS X, su sistema operativo para escritorio y, teniendo en cuenta que iOS – el sistema operativo móvil presente en el iPhone y iPad – proviene del OS de escritorio, muchas de las funciones que facilitan el acceso a personas con impedimentos, han dado el salto también a dispositivos móviles. Y gracias a que el iPhone es un dispositivo computacional mucho más portátil y sencillo de manipular (gracias a utilizar apps que ocupan toda la pantalla, en lugar de ventanas, que dificultan la selección de tareas para personas con ceguera), se ha convertido en un gran aliado, como pueden leer en este artículo de The Atlantic de hace un par de años. Otro ejemplo real, es el de Tommy Edison, ciego de nacimiento, que usa al iPhone como herramienta principal. Vale la pena dar un vistazo a este video, para ver cómo una persona invidente puede llegar a usar un iPhone sin dificultades

El reto de los 30 días en Android

Pensando que Android también se encontraba a la altura y que podría ser también una excelente alternativa para personas invidentes, Zehe se propuso el reto de utilizar exclusivamente un teléfono con Android, por 30 días. Teniendo en cuenta que trabaja en Mozilla para Android (mejorando las opciones de accesibilidad para este excelente navegador), el reto tenía sentido.

El dispositivo elegido? El más cercano al modelo ideal, según Google: El Nexus 5. Como complemento, un Nexus 7 2013 como tablet principal.

Pueden ver toda la odisea desde el día uno aquí, pero les adelanto que Zehe no pudo completar el reto, quedándose en el día 18. Esto, debido a varios problemas de compatibilidad, de falta de aplicaciones, y de falta de desarrollo, por parte de Google, de ciertos componentes para hacer de Android un sistema más accesible para personas con ceguera. Como comenta Zehe, no había una app del sistema que hiciera todo lo que necesitaba y si bien la comunidad recomendaba una opción u otra, esto puesto en práctica hacía de la manipulación de Android algo imposible, obligándolo a saltar de una app a otra para cumplir algo que el mismo sistema operativo debería realizar. El día 15 resulta interesante, no sólo por tratarse de la mitad del recorrido, sino porque Zehe tuvo que usar un iPhone para recuperar algo de data, pudiendo contrastar su experiencia de haber usado sólo Android por 15 días, con el uso de iOS brevemente:

“… Pero este breve momento definitivamente tuvo un impacto en mí! No sólo se sintió mucho más cómodo en mi mano. COn cada gesto parecía decir “estaré esperando listo una vez que pasen los 30 días!”. Todo parecía responder mucho mejor. Y luego de apagar el iPhone nuevamente, me detuve y contemplé por qué esta impresión fue tan prominente, tan forzosa.

Luego hice comparaciones usando el Nexus 5 y Nexus 7 en una mando, y un iPad Air en la otra. Un factor, es el tiempo de respuesta al tocar la pantalla. La demora del dedo al tocar la pantalla al sonido del “earcon” y la respuesta de la voz es notablemente más corta para el iPad que  en el Nexus 5 y el Nexus 7, en ese orden. Si, el Nexus 7 fue el más lento al responder a todos los gestos. Uso la voz por defecto de VoiceOver, y probé ambos el Google TTS y Acapella TTS en ambos dispositivos con Android. Acapela tuvo un mejor tiempo de respuesta que Google TTS, pero la demora era notable. Esto es incluso más inminente cuando se interactúa con el teclado. Probé la última versión del Google Keyboard y Swype, y ambos fallan significativamente, comparándolos con VoiceOver y el teclado por defecto de iOS.”

 

Interesante ver cómo el tiempo de respuesta de interacciones táctiles con una pantalla (es decir, el tiempo en el que el teléfono se demora en responder desde el momento en el que lo tocamos, hasta que éste muestra alguna señal de interacción) cobra mucho más importancia cuando la persona en cuestión, es invidente.

Después de este día, Zehe utilizó Android por 3 días más hasta que, en el día 18, ya no pudo más. Zehe describió al motivo como “Leidensdruck”, que describe una condición donde varios motivos o ítems terminan siendo los causantes de tensión o cansancio. En pocas palabras, todavía falta bastante trabajo por hacer, por parte de Google, para igualar las opciones de accesibilidad que están presentes ya en iOS durante años.

Es un insight muy interesante, así que los invito a leer todas las dieciocho entradas que Marco Zehe ha publicado, para finalmente llegar a la conclusión de que el iPhone es mejor que Android para invidentes. Estas limitaciones encontradas en Android, sin embargo, lo han empujado a seguir desarrollando y mejorando las opciones de accesibilidad en Firefox para Android.