simplemente… wow. Uno de los mejores comerciales que he visto últimamente.

 

 Ahora, un poco de info. El comercial fue filmado sin ningún efecto computarizado, se tuvieron que hacer 606 tomas, costó $6 millones, y les tomó 3 meses en filmar.

El equipo de producción tenía que caminar en puntillas para no malograr la escena, además de algunos otros problemas inesperados. Uno de ellos, el mismo clima: “Mientras el día avanzaba, el estudio se calentaba, lo que significaba que la madera se expandería, y el tubo de escape o la pieza inicial se movería un poco más rapido”, según el productor.

Agencia: Wieden & Kennedy

fuente