simplemente… wow. Uno de los mejores comerciales que he visto últimamente.

 

 Ahora, un poco de info. El comercial fue filmado sin ningún efecto computarizado, se tuvieron que hacer 606 tomas, costó $6 millones, y les tomó 3 meses en filmar.

El equipo de producción tenía que caminar en puntillas para no malograr la escena, además de algunos otros problemas inesperados. Uno de ellos, el mismo clima: “Mientras el día avanzaba, el estudio se calentaba, lo que significaba que la madera se expandería, y el tubo de escape o la pieza inicial se movería un poco más rapido”, según el productor.

Agencia: Wieden & Kennedy

fuente

  • De estas cosas del tipo Incredible Machine saben bastante los japoneses (hay programas de televisión con esta temática). En Youtube hay bastantes vídeos con este tipo de máquinas increíbles (por ejemplo, http://youtube.com/watch?v=JD8P4fE8Yn0).

  • no pues arturo

    este ya es antiguo

    has visto donde utilizan a un coro de gente para hacer los ruidos?

    desde que encienden el carro (todo con el coro) hasta el ruido de la calle, los claxons, el motor las llantas etc

    ese es el mas nuevo

    ACTUALIZACION!

  • Ivi

    Y como se explica lo de las ruedas… que suben? eso es imposible.. 😛

  • @alfredo.
    *ehem*
    jeje, el del coro ya lo había publicado, pero este de acá sí que no lo había visto… bueno, los dos son geniales, y creo que valía la pena publicarlo tambien 😉

    @ivi
    Según Steiner, el productor, existe un peso en cada llanta, y cuando la rueda es empujada, el peso cambia de lugar, y en un intento de rebalancearse, la rueda sube… la verdad, desconozco la técnica, pero supongo que físicamente, debe ser posible, no?

  • Ivi

    Am , pues visto asi.. si que puede ser, muy interesante 😛

  • jajaja muy bueno!

  • xD de veras… video bien viejito…
    Hay unos mas alucinantes… conocidos como: Pi-ta-go-ra su-i-chi

  • El video no es malo, de hecho es bonito y original.. pero no entiendo como es posible que cueste 6 millones de dolares. Realmente yo haria lo mismo por muchiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo menos.