Huawei P Smart Análisis: Un sólido teléfono de gama media

Otro teléfono que he tenido en pruebas pero que, por falta de tiempo, no había podido terminar de reseñar, es el P Smart de Huawei. Se trata de la nueva entrada en la gama media por parte de Huawei, dándonos un teléfono a un cómodo precio que no sacrifica muchas funciones o características.

De hecho, como ya se está haciendo la norma en esta gama, el teléfono cuenta con dos cámaras en la parte posterior que nos permiten conseguir el fondo desenfocado, un significativo upgrade a generaciones anteriores en esta gama. A esto, se le une una pantalla 18:9 (alargada), que lo hace verse más moderno, como su segunda gran diferencial a modelos anteriores.

 Huawei P Smart: Diseño

El diseño del Huawei P Smart no arriesga mucho. Mientras que la gama alta de Huawei se ha trasladado a utilizar vidrio en la parte posterior y delantera, el P Smart utiliza aluminio, recordándonos lo bien que Huawei sabía trabajar este material. De hecho, el teléfono que tengo para reseña es de un azul anodizado sobre el aluminio – con una técnica de “pintar” el aluminio como Huawei hizo con el P10 – que se ve simplemente genial. Gracias a este sabio uso de colores – donde la marca también acertó con el P20 y su color “twilight” – tenemos un teléfono bastante atractivo para su gama.

Quizás lo que más destaca en este sentido, es la pantalla 18:9. Se trata de un LCD de 5,65” que ocupa bastante de la parte frontal, con una resolución de 2160 x 1080 (densidad de pixeles: 427 ppi). El brillo de la pantalla es bastante bueno, aunque estos días, en Lima, el clima está bastante nublado, así que no ha habido un sol demasiado fuerte para comprobar qué tan legible es bajo un intenso clima veraniego. Los ángulos de visibilidad son también bastante buenos, aunque por supuesto, aquí es donde notamos gran diferencia con gamas más altas. A diferencia del P20 Lite, por ejemplo, este equipo no cuenta con un “notch”, sino que con una pantalla completa.

El teléfono no arriesga mucho en temas de diseño, pero moderniza algunos componentes (el formato de pantalla) para verse actual. Es una buena elección para aquellas personas que prefieran un teléfono más resistente, pues el metal no se quebrará como el vidrio, en caso el teléfono se caiga o golpee.

El P Smart también es bastante modesto con los detalles. Me encanta que la parte trasera del teléfono esté casi libre de textos (salvo por el logo). Aquí encontraremos también las cámaras duales y el sensor de huellas dactilares que, como ya es costumbre en teléfonos de la marca, funciona muy rápido y es bastante preciso.

La parte delantera está libre de botones, con sólo el logo en la parte inferior, y las cámaras y sensores en la parte delantera. Y sí, el teléfono cuenta con un puerto para audífonos, pero lamentablemente, sigue usando un conector Micro USB en lugar de USB-C

 Huawei P Smart: Buen rendimiento en general, una batería aceptable.

El teléfono cuenta con el procesador Kirin 659 que es muy comparable al Snapdragon 625 / 626 de Qualcomm en términos de rendimiento. En Geekbench, por ejemplo, solía obtener un mejor puntaje single-core (962 en el Kirin 659, contra 843 en un Snadpragon 626), lo cual es beneficioso cuando nos encontramos operando en una app, mientras que el Snapdragon era más eficiente en multi-core (4054 contra 3704), lo cual es beneficioso para multi-tasking. La verdad es que las diferencias son mínima en este sentido.

Donde sí notamos una diferencia para peor, es en el tema del GPU, pero sólo con los juegos más exigentes. La mayoría de juegos probados mostraba un rendimiento estable.

La batería es aceptable, pero no llega a sorprender. Tenemos 3,000 mAh en el equipo, que después de un día de uso pesado, necesitaba una recarga a las 4 o 5 PM. En días más ligeros su duración se pudo extender hasta las 8 PM. Sin embargo, el cargador que viene en caja es bastante lento, sobre todo si lo comparamos con otras alternativas, como el Moto G6, que incluyen un TurboPower Charger para una carga mucho más veloz. Ojalá Huawei se anime a incluir su tecnología SuperCharge en estos teléfonos a futuro, que sigue siendo la mejor de todas en gama alta, pero que lamentablemente, sólo se mantiene como algo exclusivo para las gamas superiores.

 Cámara con buen nivel de desenfoque

La cámara es el otro gran pilar de este teléfono, pues se trató de uno de los primeros teléfonos de gama media / media baja de Huawei en incluir una cámara dual en la parte posterior. Ojo que, a diferencia de los teléfonos de gama alta, cuyo sensor secundario es en blanco y negro para mejorar el detalles de las imágenes y obtener mejores fotos bajo poca luz, en el caso del P Smart, sólo es utilizado para poder calcular la profundidad de los objetos.

Así como nosotros, seres humanos, podemos percibir qué objetos están más cerca o lejos gracias a que tenemos dos ojos, los fabricantes de smartphones han empezado a colocar dos cámaras en los teléfonos, ligeramente distanciados entre sí, para darle a nuestros smartphones esta capacidad de interpretar la profundidad. Y el P Smart hace un buen trabajo de ello, detectando la lejanía o cercanía de objetos de manera precisa, pero siempre y cuando haya un buen nivel de contraste entre ellos.

La cámara es bastante buena, y trae la misma interfaz que encontramos en la gama alta, que nos permite cambiar la apertura, o utilizar un bastante práctico modo retrato, pero en esta gama, creo que tanto el Moto G6, como el Meizu M6 Note consiguieron mejores fotos con el fondo desenfocado.

Aún así, se trata de una sólida cámara en general que no decepcionará de día, pero que, de noche, como la mayoría de teléfonos en esta gama, es difícil de utilizar o de obtener una buena imagen.

Aquí, nuevamente, es donde se nota claro la diferencia entre un teléfono de gama alta, con uno de gama media. Pero para condiciones óptimas, el P Smart obtendrá buenas imágenes.

En cuanto a la cámara frontal, se trata de una de 8 megapixeles y toma muy buenos selfies en general. Tenemos una apertura f/2.0, pero la opción de generar un fondo desenfocado por software que tenía un buen nivel de detección de bordes.

 Conclusión

Es un teléfono sólido que no arriesga mucho, pero que ofrece una experiencia bastante agradable para los usuarios en general. La cámara es bastante buena en condiciones óptimas de luminosidad, el diseño del teléfono destaca gracias a los colores en los que el teléfono ofrece (en negro, sin embargo, se ve muy parecido al resto de teléfonos en el mercado) y Huawei adopta las pantallas 18:9 para darnos mayor espacio, junto con un sensor de huellas dactilares bastante veloz y una cámara frontal con un ángulo de visibilidad bastante amplio.

Huawei tiene demasiados teléfonos parecidos en gamas similares. Este teléfono es definitivamente superior a un Y7, por ejemplo, pero un Mate 10 Lite o un P20 Lite son superiores alternativas. Mi sugerencia, es cómprenlo si lo encuentran a un buen precio, o con un descuento significativo comparándolo con los otros modelos mencionados. Sobre todo porque, comparándolo con el P20 Lite, por ejemplo, las diferencias son mínimas, con excepción de la cámara, la velocidad de carga (18W vs 10W) y el conector Tipo C, donde el P20 Lite tiene ventaja.

Más Noticias
El Mejor VPN (2018): TorGuard (Barato, Rápido y Eficaz)