KdAAXeHbJyo

A lo largo del 2015, Huawei ha seguido, con paso firme y seguro, el recorrido para convertirse en uno de los fabricantes de smartphones más importantes del año. Además del P8 Lite, un smartphone de gama media creado para competir contra el Moto G, el P8, que trajo consigo una excelente cámara, este año Huawei lanzó, quizás, el teléfono más importante para Android: el Nexus 6P, creado en una alianza con Google. Cada año, Google se asocia con un fabricante de smartphones para producir un “modelo a seguir”, un equipo creado para ejemplificar lo que Google cree que es el mejor smartphone para correr Android. Y este año? Esto estuvo a cargo de Huawei, con el 6P.

Es de este fabricante, pues, de donde nos llega el Mate S.

Cabe señalar que el Mate S, a pesar de llevar un nombre similar, no es el sucesor directo del Mate 7. El Mate 7 destacó por su tamaño; se trataba de un smartphone de 6 pulgadas, mientras que el Mate S trae un tamaño más discreto, de 5.5 pulgadas. Si buscan otro gigantófono de mayor tamaño, mejor esperar al Mate 8, próximo a lanzarse.

IMG_9272

Lo que el Mate S ofrece, que sí vimos con el Mate 7, es el diseño. Es, de lejos, el teléfono mejor diseñado de Huawei a la fecha. El equipo trae al nuevo Gorilla Glass 4 en la parte frontal, y un cuerpo metálico que, de alguna manera, logra mantener un peso razonable (sólo 156 gramos). A pesar de contar con un panel Full HD, el equipo se siente más ligero y esbelto que un iPhone 6S Plus, que también cuenta con una pantalla de 5.5”.

El equipo muestra unos bordes curvos en la parte frontal que facilitan la manipulación del smartphone. En pocas palabras, se siente bastante bien en las manos. El equipo cuenta con un conector para audífonos en la parte superior, al lado de un micrófono utilizado para la cancelación de ruido. Al lado derecho tenemos al botón de volumen y el de poder. La parte trasera está dominado por la cámara en la parte frontal, junto con un flash duo-tono. Y siguiendo el mismo concepto del Mate 7, tenemos al lector de huellas dactilares.

En la reseña del Mate 7, proclamé a este lector de huellas dactilares como una de las mejores implementaciones en cualquier smartphone, superando incluso la del iPhone. Este lugar – justo en el la parte posterior, donde solemos poner nuestro dedo índice, resulta perfecto para un lector de huellas dactilares. En el Mate S nuevamente tenemos a un excelente lector dactilar que no tuvo problemas en detectar mi huella para desbloquear el teléfono. Este año, sin embargo, Apple ha dado un salto dramático con el Touch ID de segunda generación, convirtiéndose en la mejor implementación a la fecha debido a la velocidad y precisión con la que puede detectar una huella dactilar; algo que se llega a apreciar al poco tiempo, debido a los segundos que nos ahorra al día. El Mate S hace un excelente trabajo, y su nivel de precisión es bastante bueno, pero no cuenta con la velocidad de desbloqueo que hemos visto en el iPhone 6S.

Display

IMG_9274

Algo que destaca, es la pantalla del equipo, que es la mejor que he visto en un smartphone de Huawei. En esta oportunidad, tenemos un panel AMOLED en lugar del clásico LCD, y el nivel de saturación y colores es bastante bueno. En cuanto a nivel de brillo, no llega a ser tan luminoso como lo que vimos con el G4 o el S6 Edge, pero sí lo suficiente para ser legible durante el día. Como suele suceder con pantallas AMOLED, los tonos se ven sobre-saturados, en lugar de darnos una representación fiel de la realidad.

Batería

IMG_9281

Si hay algo que nos ha decepcionado en varios teléfonos de Huawei este año, es el tema de batería. Al parecer, Huawei no logra hacer que sus procesadores (los Kirin) lleguen al mismo nivel de eficiencia que la competencia. Y esto, emparejado con baterías de poco amperaje, nos da como resultado equipos que difícilmente llegan al final del día. Sobre todo en la línea “P”, como el P8, o el P8 Lite.

De todos los smartphones que he probado de la marca, el Huawei Mate 7 era quizás el más duradero, pero esto debido a su enorme batería de 4,100 mAh. En el Mate S contamos sólo con una de 2,700 mAh (y 3.8V). Esta batería es incluso más pequeña que la que tenemos en el iPhone 6S Plus, que cuenta con una pantalla del mismo tamaño.

Como podría esperarse de esta combinación, la batería del Huawei Mate S resulta decepcionante. En mis pruebas, resultó incluso inferior a la del P8, que en sí ya era una que dejaba que desear. Una verdadera lástima, sobre todo porque la línea Mate empezaba a asociarse con baterías de gran tamaño y duración (algo que esperamos, continúe con el Mate 8 que está próximo a lanzarse).

Si compran un Mate S, asegúrense de tener un cargador portátil o estar cerca de un toma-corrientes.

Cámara

IMG_9282

El sensor del Mate S sigue siendo el mismo del P8, así que pueden referirse a esta otra reseña para mayores detalles. Lo que sí puedo decirles es que la combinación de un buen sensor, con excelente procesamiento digital de imágenes y una buena app de cámara hacen del P8 y, por ende, del Huawei Mate S, una de mis cámaras favoritas del año. Las fotos nocturnas salen bastante bien gracias a la estabilización óptica, y la cámara frontal es también excelente.

Huawei es uno de los fabricantes que más en serio se toma el tema de la cámara en smartphones, y me alegra ver que la tendencia continúa con este equipo. Cabe señalar que el procesamiento de imagen en el P8 se hace a través de un co-procesador dedicado, lo cual, sin duda, ayuda a la calidad de imagen final. El sensor, como ya comentamos, es el mismo del P8, y se trata del IMX278 RGBW de Sony.

La calidad de imágenes es bastante buena, y la video no decepciona tampoco. Eso sí, no podremos grabar videos en 4K, pues la resolución máxima es 1080p. Pero tenemos estabilización óptica en video, lo cual ayuda

Huawei P8. Review en Español.

Huawei P8. Review en Español.

Huawei está fortaleciendo su presencia en el mercado con el paso de los años. Este año no sólo nos presentó a su poderoso Mate 7 a inicios del año, sino también incursionó en el mercado de gama media con el P8 Lite, en un intento de competir directamente con el Moto G.El teléfono que tuve la oportunidad de probar en esta oportunidad,fue su abanderado, el Huawei P8, sucesor directo del P7.Con el P8, tenemos un teléfono que cumple con todos los “checks” que podemos esperar en un teléfono de

Software

 

El Mate S viene con el mismo Emotion UI que el P8. Tenemos a Android 5.1.1 como base, pero con grandes modificaciones. Algunas son bastante útiles, pero estéticamente, hubiera preferido que Huawei mantuviera el lenguaje de diseño implementado por Google: Material Design. Así como están las cosas, el Mate S, al igual que el P8, ofrece una amalgama de looks, una inconsistencia gráfica que parece combinar elementos de Android 4.X con el radical cambio implementado por Google en Android 5.0.

Esto no quiere decir que sea todo malo, sin embargo. Estas modificaciones no parecen sobrecargar al sistema operativo, así que no tenemos un caso similar al de TouchWiz – la interfaz que encontramos en smartphones con Samsung que terminan degradando considerablemente el rendimiento y duración de batería de los equipos. Además, el Emotion UI trae algunos cambios y mejoras a Android, sobre todo para “Power Users”.

Me agrada, por ejemplo, poder saber cuanta RAM tengo libre cada vez que entro al menú de multi-tasking. También soy fan del menú de notificaciones que implementa Huawei, pues nos muestra la hora en la que las notificaciones han llegado, dándole mayor orden a los mensajes recibidos. Es una verdadera línea temporal.

La aplicación de fotos es también superior a la que viene nativamente en Android. La cámara del Mate S es muy buena, y el sofware que la acompaña hace que ésta sea mejor. La cámara frontal y las opciones que obtenemos con la misma son súper útiles y prácticas.

Conclusión

El Mate S es un muy buen equipo y, definitivamente el mejor que Huawei ha lanzado en la fecha. Combinando un elegante diseño, una muy buena cámara y mejoras en hardware, el Mate S es una alternativa bastante razonable si buscan un equipo para este año. Sin embargo, el tema de la batería, y el no ofrecer nada que realmente lo haga destacar, nos impiden coronarlo como el mejor del año.

Eso sí; es una entrada sólida, y un equipo que merece ser considerado.

  • Disqus

    Bastante buena la reseña, pero al final a los usuarios un poco avanzados nos importan solo los números. Has leído phonearena? allí tan como hacer una reseña ideal, lo importante son los resultados de benchmarks, asi por ejemplo:
    – Puntuación de antutu
    – Cuantas horas de pantalla
    – otros similares

    Espero que lo puedas tomar en cuenta, sino hacer un post del mismo con esta info.

    • Juanchi

      pero si ya tienes phonearena, léela ahí pues