Huawei Mate 20 Pro Review: casi, casi perfecto. Análisis COMPLETO

No esperaba un teléfono con tantos cambios, como los que trajo el Mate 20 Pro. Sí, teníamos leaks (filtraciones) por montones, pero el evento en Londres de lanzamiento fue uno de los pocos que logró sorprendernos. Para empezar, el Mate 20 X, por ejemplo, fue filtrado tan sólo el día anterior, por lo que causó bastante sorpresa entre los asistentes (yo me “espoileé” y espoileé a colegas porque había visto la noticia unas horas antes). Además, el sistema de triple cámara, que se sospechaba, sería similar al del P20 Pro, terminó por ser totalmente diferente a lo que habíamos visto en años pasados.

A lo que voy, es sencillo: este año, el Mate 20 Por es un equipo que no sólo supera con creces a la generación anterior, con cambios generacionales realmente gigantes, sino que Huawei ha logrado darnos mejoras significativas incluso frente a su Huawei P20 Pro, quizás uno de los teléfonos más interesantes que hemos visto en mucho tiempo. Si, imagínense: el Mate 20 Pro hace que el P20 Pro se sienta algo anticuado. Es un tipo de saltos que no solemos ver año a año (y algo que no ha sucedido, por ejemplo, con el iPhone XS este año, ni con el Galaxy S9 / Note 9 frente a los modelos del año anterior).

Diseño

Algo que me encanta del Mate 20 Pro, es el diseño, sobre todo el posterior, el dorso. En una época donde todos se esmeran en copiar el diseño del iPhone descaradamente – me refiero a ti, XiaomiHuawei es uno de los pocos fabricantes con la confianza suficiente de darnos un teléfono que se enorgullece de sus diferencias. Ojo: me refiero al diseño, sin un uso práctico. Esto queda claro en la configuración de cámaras en la parte trasera. En lugar de la típica columna de cámaras, como en el iPhone X, tenemos a los tres lentes – de los cuales hablaremos en detalle más adelante – ordenados en un cuadrado, junto con el Flash.  Esto nos da un “camera bump”, o bulto de cámara que se asemeja más a un único lente de gran tamaño y personalmente, me parece que queda mejor estéticamente.

Huawei sigue también explorando una variedad de colores y tonalidades con sus teléfonos – algo que me encantó en el P20  – y ahora nos trae una versión de Twilight menos vibrante, y más elegante. Tenemos también un color “esmeralda” y azul que cuentan con una textura en el vidrio que los hace más fáciles de sostener, además de un “Pink Gold” y el color negro, que es el de la unidad de reseña que tengo yo. No hay mucho que decir de la unidad de color negro: se ve elegante, como todo teléfono de este color, pero al ser vidrio – y no contar con las micro texturas del color azul o verde – se llena de huellas dactilares al segundo que lo tenemos en manos. Lo que me gusta del diseño, es que Huawei ha colocado un acento de color en el botón de poder – rojo en el modelo negro – que lo ayuda a diferenciarse. Elegante por donde se le mire. 

Ahora, Huawei no es ajeno a copiarse de Apple. Todos, finalmente, se copian algo de todos. Incluso Apple, que ha cogido bastante inspiración en el uso del Apple Pencil del Galaxy Note, por ejemplo. Pero la diferencia está en que Huawei se ha “pirateado” cosas útiles, no ha copiado por copiar, como suele ser el caso de otras empresas en la industria en un afán porque sus teléfonos sean confundidos por iPhones. Ahí está la gran diferencia. 

Ya lo dijo Steve Jobs: “los buenos artistas copian; los artistas geniales, roban”. Y esto se aplica bastante bien al mundo tecnológico y al panorama en el que vivimos: muchas empresas se contentan con imitar lo que otros teléfonos hacen sólo para parecerse a los demás, pero sólo compañías que valen la pena, imitan y mejoran la idea; la hacen suya a través de sus productos. Así, pues, el Mate 20 Pro se parece bastante al iPhone por adelante, pero aún así ha logrado imitar y mejorar algunas implementaciones. El scanner facial con sensor infrarrojo? Funciona más rápido en el Mate 20 Pro. Y en lugar de depender sólo del rostro, tenemos también un lector de huellas dactilares en la pantalla como mecanismo secundario de identificación.  Y la cámara frontal con sensores no sólo es usado para Animojis, sino que también se usará para escanear objetos reales y luego virtualizarlos. Se mostró en el evento cómo se podía escanear un peluche como un objeto tridimensional con la cámara frontal (que cuenta con los sensores de profundidad) y luego podía animarse virtualmente, añadiéndolo como un objeto en realidad aumentada. Pequeños detalles, pequeños toques que elevan la experiencia. Algo en donde Apple – que no inventa, sino se encarga de perfeccionar cosas existentes para darnos algo mejor – es experto, pero en donde Huawei también está avanzando a pasos agigantados.

Siguiendo con el tema de “inspiraciones”, el Mate 20 Pro incorpora bordes curvos como el Galaxy S9, por lo que la pantalla de 6.4″ (y formato 19.5:9, sumamente alargado) se siente muy manejable. De hecho, más manejable incluso que el P20 Pro. Con pantallas curvas siempre tenemos el temor del “touch rejection”, de qué tan bien el sistema operativo detecta toques de pantalla involuntarios para no registrarlos. Me alegra comentarles que no tuve problema alguno con el Mate 20 Pro en este sentido, tanto con, como sin case.

Y sí, el teléfono cuenta aún con parlantes estéreo, sólo que uno de ellos está dentro del puerto USB en la parte inferior. Si, el sonido se reduce cuando lo empezamos a cargar, pero sólo ligeramente (y créanme, es un teléfono que no cargarán tan seguido como otros). Sin embargo, el sonido de los speakers no llega a ser tan potente como el del iPhone XS o el LG G7. Suficente para ver videos? Sobrado. Pero reemplazará parlantes, o es el mejor en su categoría en este sentido? Nah.

El teléfono sigue incluyendo un sensor infrarrojo y hasta donde sé, es el único teléfono de gama alta que incluye uno. Sí, seré un bicho raro, pero uso bastante el sensor infrarrojo cuando estoy frente a la TV (y me da flojera buscar el control remoto). Además, sabían que lo pueden usar con sus cámaras de fotos? Yo lo uso bastante para activar la grabación de video en mi Canon.

Me gusta el diseño del Mate 20 Pro. Es un teléfono que libremente toma inspiraciones de la competencia, sí, pero que a la vez, trae una identidad única. Uno puede ver el teléfono e inmediatamente saber que se trata de un Mate 20 Pro, no sólo por los colores, sino por la manera en la que están ordenadas las cámaras. Esto muestra confianza en la marca. El Mate 20 Pro es una amalgama de algunas de las mejores tecnologías en temas de diseño, pues nos trae el sensor infrarrojo frontal del iPhone XS (en el notch), bordes muy minimalistas (aunque no logra reducir la “barbilla” a niveles de iPhone XS), pero en un excelente panel AMOLED curvo, que suele ser típico en los teléfonos de Samsung, y todo lo combina con las mejores cámaras fotográficas del mercado, que se ha vuelto lo distintivo de Huawei.

Rendimiento y Batería

El Mate 20, junto con el Mate 20 Pro y 2 Mate 20 X son los primeros teléfonos de Huawei en traer el Kirin 980, el nuevo procesador de Huawei. Apple les aguó un poco la fiesta al debutar, con el iPhone XS, el primer teléfono con un procesador de fabricación de 7 nanómetros, pero Huawei viene pisándole los talones en este sentido. Y lo que podemos esperar, es un rendimiento muy superior al que vimos con el P20 Pro

El Kirin 980 es un teléfono que mejora al 970 en todo sentido. Tenemos un SoC (System on a Chip) más eficiente y a la vez, más poderoso. El 970, aunque bueno, sufría con algunos juegos demasiado pesados debido a que su GPU no era tan bueno como los que Qualcomm implementa en sus Snapdragon 835 / 845. La historia para el Kirin 980 es totalmente diferente; lo probé con juegos exigentes – que en el pasado sufrían con el 970 en el P20 Pro – y el Mate 20 Pro no mostró signos de lentitud.

De hecho, algo que me llamó bastante la atención del teléfono es que, bajo las opciones de batería, podemos incluso forzar un mejor rendimiento activando el modo “Performance”. Esto hace que el smartphone evite bajar la velocidad del procesador para conservar la batería, lo cual puede resultar útil para juegos exigentes, o donde necesitamos el mejor performance posible (como Arena of Valor, PUBG Mobile o Fortnite). 

No tengo queja alguna sobre el rendimiento del teléfono. El Mate 20 Pro es fluido con cualquier aplicación que probé y lo bueno es que, con 6 GBs de RAM encima, las apps se mantienen cargadas casi en todo momento.

Todo sobre el Kirin 980:

https://67.205.129.107/kirin-980-el-soc-de-7nm-del-mundo-que-estara-en-el-mate-20-ifa2018/

La Mejor Batería del Mercado. Y por fin carga inalámbrica!

Qué obtienes cuando combinas un procesador más eficiente que la generación anterior, con una batería de mayor tamaño? Pues, por supuesto, una duración de batería inigualable. Me conocen, saben que el tema de batería para mí es crítico. Sobre todo en Android, donde a veces algún extraño proceso o app fallida puede tumbarse los miliamperios como si no fueran nada. Con el Mate 20 Pro, sin embargo, tuve la mejor autonomía que he visto en un teléfono hasta ahora. 

Mi día suele empezar a las 7 am. Me levanto antes de que suene mi alarma de las 7:30 porque mi perro me despierta, ansioso para salir a pasear. Los primeros días, solía desconectar el teléfono a esa hora del cargador para empezar mi día. Al medio día, después de haber culminado con varias actividades, mi batería solía estar todavía en 85%. 85% con al menos 2 horas de Screen On Time (soy un “heavy user”, que constantemente revisa su teléfono para todo, incluso para tomar apuntes para esta y otras reseñas en OneNote durante el día. A las 5 o 6 de la tarde mi batería solía estar entre 70 a 65% dependiendo del uso dado. Y para la noche, a las 11 pm, solía dejarlo en el cargador en 35 a 40%, con unas 5 a 6 horas de Screen On Time. Impresionante. 

Y digo “solía” porque, una vez que vi la velocidad de carga que trae esta segunda generación de SuperCharge, ya dejé en absoluto de cargar mi teléfono por la noche. 

Verán, Huawei tenía ya el cargador más veloz con el SuperCharge de 22.5 Watts. Con ese cargador, podía cargar la batería del Mate 10 Pro o el P20 Pro – ambos de 4,000 mAh – en un 50% en media hora. Y esto, mientras lo utilizaba porque, a diferencia de QuickCharge o el Adaptive Charging de Samsung, la velocidad de carga no variaba incluso con el uso. La segunda generación de SuperCharge va más allá, dándonos un cargador capaz de soltar 40 Watts (casi lo que usa una ultrabook) hacia el teléfono. Esto significa que en esos 30 minutos, el teléfono tiene ya un 70% de carga. Desde 0!

Esto ha hecho que mi rutina de carga cambie con el Mate 20 Pro, En lugar de cargarlo durante la noche, simplemente lo conecto a su SuperCharger por media hora mientras me ducho y me aseo todos los días, y el teléfono está como nuevo! 

Además, cabe señalar que Huawei por fin ha implementado carga inalámbrica, y lo hace con soporte de hasta 15 Watts. Se necesitan cargadores especiales para alcanzar esa potencia de carga, pero el teléfono es totalmente compatible con el estándar Qi. Lo puse en los cargadores que tengo regados por mi casa y la oficina que uso con teléfonos Samsung y Apple que utilizan carga inalámbrica ya varias generaciones, y el Mate 20 Pro cargó sin problemas en todo instante. Es súper práctico, pues simplemente lo dejo al costado de mi escritorio para una “mini carga” mientras trabajo en algo. Oh, y algo fascinante: el Mate 20 Pro, confiado de su potente batería, ofrece algo llamado “Reverse Wireless Charging” que es exactamente lo que se imaginan: podemos usar al Mate 20 Pro como cargador inalámbrico para otros teléfonos. Si, suena poco útil, pero si tienen audífonos que se cargan con la tecnología “Qi”, de manera inalámbrica, o un reloj inteligente, entonces basta con dejarlo encima del celular y estaremos cargando nuestros accesorios sin problema y sin tener que cargar con nosotros otro cargador adicional! O bueno, si tiene algún amigo en apuros, o un iPhone que necesita urgente unos cuantos miliamperios, el Mate 20 Pro puede cargar al teléfono sin problemas! Yo lo probé con mis Airpods (tengo un adaptador Qi para cargarlos inalámbricamente) y funcionó de manera impecable.

No tengo quejas, en absoluto, con el Mate 20 Pro en temas de batería. Creo que le han dado en el clavo, balanceando tamaño y peso del teléfono, con duración de batería. Es simplemente excelente, y el poder cargarla en un santiamén lo hace incluso más práctico. Jamás terminé con una batería vacía con el Mate 20 Pro; es el teléfono perfecto para los maniáticos en este tema como yo.

Cámaras

Mate 20 Pro: el nuevo campeón fotográfico.

Antes, la línea Mate era conocida principalmente como el “debut” de los nuevos procesadores de Huawei. A diferencia de Qualcomm y Samsung, quienes nos muestran sus nuevos procesadores a inicio de año, Huawei, como Apple, lanza el nuevo procesador en la segunda mitad del año. Por eso, la línea “P” suele heredar el procesador presentado en la línea “Mate”, y lo complementa con mejores cámaras. La sorpresa de este año ha sido que el Mate no sólo ha presentado el nuevo procesador, sino también nuevas y mejoradas cámaras, tan sólo meses después de que el P20 revolucionara todo el tema fotográfico

https://67.205.129.107/huawei-p20-pro-review/

Gran parte de ello se debió al “Night Mode” o modo nocturno, que nos permitía sostener el teléfono en manos por 3 a 4 segundos y capturar imágenes nítidas, con una iluminación impresionante. Hasta antes del P20 Pro, era necesario un trípode – y mucha paciencia – para poder capturar imágenes con tiempos de exposición tan largos. Pero aquí llegó este teléfono que, aprovechando la fotografía computacional, leyendo la información de los sensores (el giroscopio, el acelerómetro) lograba obtener algo totalmente nuevo en la fotografía. Hoy, por fin, empresas como Google por fin están por fin poniéndose al día e implementando algo igual (Google planea lanzar su propio modo nocturno este mes, casi idéntico al que vimos en el P20 Pro a inicios de año)

Pero Huawei no se ha quedado quieto y ha refinado el Night Mode o modo nocturno en el Mate 20 Pro, consiguiendo resultados mejor balanceados. Sin embargo, lo más impresionante es que lo ha implementado en su cámara secundaria. 

Y vaya cámara secundaria! Gracias a los avances tecnológicos, el sensor monocromático ha ido perdiendo el nivel de utilidad que tenía. Recordemos la razón de su implementación: un sensor monocromático es capaz de capturar más detalle e iluminación que uno a colores en el mismo tiempo de exposición, debido a que no tiene que “dividir” el tamaño de sensor en RGB (rojo, verde y azul), como ocurre con un sensor de a colores. Entonces, lo que Huawei hacía con el sensor monocromático era capturar la imagen con este sensor y luego “colorearla” con la otra cámara. Los avances en velocidad de procesamiento y sensores, sin embargo, han cambiado el juego. Ahora un sensor a colores es capaz de capturar más detalle que antes, pues el tiempo de exposición puede aumentar y no obtener una foto movida.

Todo este tecnicismo para simplemente comunicar lo siguiente: el sensor monocromático usado por Huawei ya no era tan necesario como antes, cuando fue presentado en el P9. Y ahora, era principalmente usado cuando queríamos tomar una foto monocromática.

El Mate 20, que usualmente solía traer sólo cambios en diseño y rendimiento, ha hecho un salto inusual para un teléfono Mate, y ha, de hecho, cambiado radicalmente las funciones fotográficas que el teléfono ofrecía, al darnos un lente gran angular, o wide angle.

El Gran Angular lo cambia todo.

Cambiar al teléfono para incluir un lente ultra-wide Angle o gran angular ha sido la decisión correcta. En el mercado, son poquísimos los teléfonos que nos dan un lente gran angular, siendo LG el pionero en este sentido.

Un lente gran angular nos permite capturar mejor los paisajes, los lugares que un lente tradicional de smartphone no pude conseguir. En el Mate 20 Pro, entonces, tenemos un rango focal que nos permite explotar nuestra creatividad al máximo. Tenemos el sensor regular (equivalente a 27 mm en una cámara)  que es perfecto para fotografía callejera (street photography), para retratos regulares, fotos grupales.  Tenemos el lente Telephoto (equivalente a 85 mm) , con zoom, que es ideal para retratos de personas gracias a una distancia que comprime el fondo y, por lo tanto, le da mayor prioridad a la persona. 85 mm también es ideal pues no distorsiona los rasgos faciales como ocurre con un lente angular. Oh, y por supuesto, es ideal cuando queremos un poco de “zoom” sin degradar la imagen, pues se está utilizando otro lente en lugar de hacer un zoom digital.

Finalmente, la gran novedad y algo que el P20 Pro no tiene – y el motivo por el cual el Mate 20 Pro me parece una solución superior – es el lente gran angular (equivalente a 16 mm en un sensor full frame). Para qué sirve este tipo de lente? Pues para capturar más, desde la misma distancia. Es como si estuviéramos dando un “paso atrás”, intentando capturar más del escenario, pero sin movernos. Es perfecto para capturar, por ejemplo, grandes edificaciones, paisajes, grupos de personas. Nos da una perspectiva única con la cual trabajar. Ahora ahora, LG era uno de los pocos que ofrecía como opción, un lente gran angular. Que es, de lejos, lo que más me gusto del LG G6 cuando lo reseñé. Este lente nos da una perspectiva única, diferente, pues nosotros no vemos al mundo desde esa perspectiva. El problema del LG G6 y de todos los teléfonos con un lente angular hasta ahora, es que la calidad de imagen palidecía un poco frente a la cámara regular, sobre todo si lo comparábamos con la cámara principal. Aquí es donde la implementación del lente gran angular de Huawei, deja a todos muy por detrás: ha combinado el modo nocturno, el “Night Mode”, con este lente secundario! Los resultados me han dejado boquiabierto más de una vez. Combinar el gran angular con el modo nocturno abre un mundo de posibilidades que es imposible de alcanzar con otro teléfono actualmente.

Gracias a esta combinación, en fotos, entonces, tenemos una de las cámaras más versátiles del mercado. Podemos llevarlo con nosotros de viaje y es como si tuviésemos una DSLR con 3 tipos de lentes diferentes, pero que podemos intercambiar con un sólo click. 

Cámara frontal

La cámara frontal ha mejorado considerablemente. Ahora Huawei también aplica la Inteligencia Artificial no sólo para el “Beauty Face” – que también ha mejorado, pues los resultados son menos artificiales – sino también para HDR. Gracias a ello, podemos conseguir fotos con la cámara frontal que no sobre-exponen el fondo. Es decir, no sólo nos veremos nosotros bien, sino que también el fondo se verá bien.

Huawei escuchó las quejas de la selfie cam del P20 y ha arreglado los problemas que tenía esta cámara. Las fotos ya no salen tan suaves, sino más reales, y tampoco sobre-expone la cámara. Además, ya no tenemos el “Beauty Face” activado por defecto sino tenemos que activarlo manualmente en modo foto (en modo retrato sí está activado por defecto).

Una mejora importante, pero la cámara frontal aún no es tan buena como la del iPhone X.

Y en Video?

Me alegra contarles que el talón de Aquiles del P20 Pro, la calidad de video, ha mejorado.  El modo video del P20 Pro no era malo y, si llegábamos a conocerlo al máximo para sacarle provecho, podíamos conseguir buenos resultados, como este video cinemático que hice de mi viaje a China, grabado todo con el P20 Pro en video:

Para alguien que usó el P20 Pro al máximo, sobre todo durante estos viajes, le encontré varias debilidades en temas de video. Para empezar, en Full HD a 30 cuadros por segundo, la estabilización (electrónica) era bastante buena, pero apenas pasábamos a 4K o incluso a Full HD pero a 60 cuadros por segundo (personalmente, me parece muy útil grabarlo todo a 60 cuadros, pues luego puedo ponerlo en “slow motion), la estabilización quedaba deshabilitada por completo.

Me alegra decirles que el video ha mejorado considerablemente. El Full HD a 30 cuadros por segundo sigue siendo excelente, y ahora – post actualización que recibí hace un par de días – el video a 60 cuadros por segundo también está estabilizado, aunque nos da un “crop” es decir, modifica el rango focal a una porción de la imagen, considerablemente. Y sí, 4K a 30 cuadros por segundo por fin está estabilizado y funciona bien. T

Si, tenemos un mejor sistema de video, pero sigue siendo el punto débil del Mate 20 Pro, y esperemos que sea algo que mejoren en el P30, por fin.Ahora tenemos un teléfono más capaz en video, pero uno que sigue siendo superado por el iPhone en grabación de video, y por los teléfonos de Samsung. 

Conclusión de Cámaras


Qué traerá ahora el P30 Pro para superar lo que el Mate 20 Pro nos ofrece? La verdad no puedo esperar, pero sepan que el Mate 20 Pro es un ENORME upgrade, uno de los que no se suelen ver muy seguido, no sólo frente al Mate 10 Pro, sino al P20 Pro.

Sin duda se ha ganado un espacio permanente en mi bolsillo, pues no hay ningún otro teléfono que se le acerque en temas fotográficos.

EMUI 9 / Software 

EMUI 9 es la nueva versión del sistema operativo del Mate 20 Pro que se basa en Android 9 Pie, y en esta oportunidad, Huawei ha decidido, como Samsung en el pasado, a reducir la cantidad de modificaciones que hace al sistema operativo. Por lo tanto, tenemos una versión de EMUI mucho más ligera, que trae cambios bienvenidos, pero ciertas imperfecciones todavía lo hacen inferior a otras modificaciones, como la de TouchWiz de Samsung (que ha madurado bastante en los últimos años y, de hecho, prefiero frente a la versión de Android de Google).

Tenemos la implementación de gestos de Android Pie, pero al estilo Huawei, así que no tenemos una “píldora” en la parte inferior. En lugar de ello, todos los gestos se originan en la parte inferior de la pantalla. Si arrastramos desde abajo hacia el medio, iremos a Home. Si arrastramos hacia el medio y dejamos presionado, veremos el multitasking. Si arrastramos desde el medio al extremo derecho e izquierdo, se lanzará inmediatamente el multi-tasking. Los gestos empezaron poco intuitivos y algo difíciles de invocar al inicio, pero post actualización de hace unos 3 días, son mucho mejores y más funcionales. La primera semana con el equipo los soporté pero los terminé quitando, y luego del update los he dejado y estoy contento con ellos. 

Eso sí, sólo funcionan bien cuando están con el EMUI Launcher; ningún otro Launcher los hará funcionar adecuadamente. Por suerte, EMUI Launcher está mucho mejor que antes, y con un buen Tema (descargado de la app de “Themes” de Huawei), es bastante útil. De hecho, incluso se integra bien con el Google Feed para ver noticias, y podemos llamar rápidamente al Google Assistant. Hace mucho tiempo que no reemplazaba al Launcher inmediatamente (por Microsoft Launcher, mi favorito de momento), pero por los gestos, he decidido usar Huawei Launcher.

En temas de compatibilidad, sepan que tuve problemas con Nova Launcher, pero otros Launcher que suelo usar, como Evie, Microsoft Launcher o Action Launcher funcionaron impecablemente. Por algún motivo Nova no funcionó.

El resto de apps funcionó perfecto, y los “extras” de Huawei son siempre bienvenidos. La posibilidad de tener un modo “Performance” para juegos, por ejemplo, o poder empezar a grabar la pantalla desde la barra de Notificaciones (perfecto cuando hago videos de apps), el doble toque de nudillo para tomar una captura de pantalla , y demás

Conclusión

Me encanta el teléfono. Es, en mi opinión, el mejor del año. Sí, tiene sus carencias (el iPhone sigue dándonos mejor calidad de video, pero el Mate 20 Pro es más versátil gracias a su lente gran angular), pero Huawei ha logrado mezclar lo mejor que tiene que ofrecer, con lo mejor que sus competidores habían conseguido, para darnos al teléfono más completo del año.

Un teléfono que deja atrás al resto en temas de fotografía. Uno que implementa funciones del iPhone como los sensores frontales infrarrojos y la navegación por gestos. Uno que implementa la pantalla con curvatura que lo hace más delgado, pero a la vez, nos da una pantalla más grande, como hace Samsung, con los Galaxy.

El Mate 20 Pro es una amalgama, pues, de lo mejor que podríamos esperar en un smartphone. Con excelente rendimiento, una batería que deja atrás a la competencia, una excelente pantalla (con soporte HDR para YouTube y Netflix), un diseño diferencial. 

Incluso esta reseña, que sobrepasa las 4,000 palabras, ha dejado algunas cosas de lado que se mostraron, como el nuevo “Nano Memory”, una suerte de reemplazo a la microSD pero del tamaño de una SIM Card. Hay tantas cosas que el Mate 20 Pro ha mostrado, que resulta imposible cubrirlo todo en una sola reseña. Pero sepan que es uno de los teléfonos más completos que hemos visto en el año, uno que ofrece *casi* todo lo que buscamos en un smarpthone. Lo único que realmente necesita mejorar, es en video. Es una mejora sustancial frente a lo que el P20 Pro ofrecía, sí, pero todavía hay trabajo por hacer en este campo.

Resultaba curioso, hasta gracioso con el P20, cuando Huawei anunció que estaba saltándose 10 números (del P10) debido a lo que el teléfono había conseguido. Hoy, ya no da gracia, sino lo tomamos como algo cierto. Ningún otro teléfono en el año ha mejorado tanto de una generación a otra, como el Mate 20 Pro. Es mi teléfono favorito del año.

More Stories
Insert Coin y Artificial Paradise, dos cortos para el fin de semana