Estuve en Londres para probar el Huawei Mate 20, Mate 20 Pro y Mate 20 X. Tuve la oportunidad de probar cada uno en el evento, así que aquí les dejo el video con mis principales impresiones de cada uno!

Los tres teléfonos ofrecen sus ventajas y desventajas, de las cuales quería comentarles a continuación:

Mate 20

El Mate 20 es un teléfono bastante completo. Todos, como saben, tienen el procesador Kirin 980 del cual hemos hablado ya bastante, así que tenemos un buen salto en rendimiento. Esto es notorio inmediatamente en el tema de la cámara, donde el Kirin 980 le permite al teléfono procesar efectos en video realmente impresionantes en tiempo real, como el aislamiento de color (todo en blanco y negro menos una tonalidad), fondo desenfocado en video, y cosas por el estilo.

Este teléfono cuenta con una pantalla de 6.53″, lo que lo hace ligeramente más grande que el Mate 20 Pro. La pantalla es LCD en lugar de OLED como los dos otros teléfonos pero en el evento, la pantalla se veía bastante bien: vibrante y con buenas tonalidades. Además, alcanza los 820 nits de luminosidad, así que es muy brillante.  Al no ser OLED, sin embargo, las pantallas del Mate 20 Pro y Mate 20 X ofrecerán un mayor nivel de contraste, que será notorio en video en HDR

Este teléfono cuenta con un sensor de huellas dactilares en la parte trasera, como el Mate 10 Pro. Y sí, es más veloz que el del Mate 20 Pro pues es tecnología que ya ha estado en el mercado por más tiempo. 

El teléfono cuenta con un setup de 3 cámaras de 12, 16 y 8 megapixeles. Este teléfono abandona el lente monocromático por un ultra wide angle que ha sido, en mi opinión, una sabia decisión. Pero el tema de cámaras lo dejaremos para un artículo futuro.

El Mate 20 es un excelente teléfono en general que implementa grandes cambios y lo hacen un excelente upgrade no sólo para alguien que viene del Mate 10 o Mate 10 Pro, sino incluso para los que vienen de un P20, con una pantalla de mayor tamaño, mejores cámaras y mayor poder de procesamiento.

Mate 20 Pro

Mi favorito de los tres. El Mate 20 Pro trae un excelente diseño industrial muy parecido al del Mate 20. Me encanta cómo se ve la configuración de triple cámara en un cuadrado en la parte posterior del teléfono, pues en el P20 Pro, la tercera cámara parecía haber sido añadida a última hora. Aquí tenemos también tres cámaras, incluyendo una ultra-wide que reemplaza al monocromático, pero con sensores de mayor tamaño y más megapixeles: 40 MP para el lente principal (27 mm), 20 Megapixeles para el lente ultra-wide de 16mm, y 8 Megapixeles para el Telephoto. 

Este es el primer teléfono “popular”  en implementar un sensor de huellas dactilares directamente en la pantalla, que es, según Huawei, 30% más rápido que el que vimos en el Mate RS lanzado hace 6 meses. En mis pruebas, noté que es necesario poner una presión más firme en pantalla que un sensor de huellas tradicional, pero sí es bastante preciso.

Sin embargo, mi método favorito de desbloquear la pantalla es con el sensor infrarrojo para el reconocimiento facial. Ahora que usa luz infrarroja funciona muy bien incluso bajo la oscuridad, así que basta mirar el teléfono y este ya estará desbloqueado.

La pantalla se ve muy, muy bien. Tiene una ligera curvatura como la del Note 9 lo que hará que conseguir un case sea un poco complicado, pero esto ayuda a que el teléfono se sienta muy cómodo en manos. Además, el Mate 20 Pro ofrece soporte para contenido HDR de fábrica de YouTube y Netflix, así que videos en HDR se ven excelentes en la pantalla. 

De los tres, mi teléfono favorito.

Mate 20 X

Por último, tenemos al Mate 20 X, un teléfono que Huawei ha planteado para gamers. Tiene una masiva pantalla de 7.2 pulgadas OLED, pero con resolución Full HD. Tiene una cámara frontal que carece de los sensores del Mate 20 Pro, así que tiene un “mini notch” que se asemeja bastante al del Mate 20. Sin embargo, cuenta con las mismas cámaras traseras del Mate 20 Pro y sí, también el mismo Kirin 980

Este teléfono trae una masiva batería de 5000 mAh para la pantalla de 7.2″ y trae consigo una suerte de “heatsink” o disipador de calor de grafeno que debería ayudar bastante para mantener el rendimiento por buen tiempo durante juegos.

Junto al Mate 20 X se presentó una suerte de accesorio / gamepad que funciona con todos los teléfonos Mate, pero funciona mejor con el Mate 20 X. 

La pantalla se veía genial; es realmente imponente, sobre todo porque la pantalla es simplemente enorme. Pero personalmente, se me hizo algo complicado de manipular. Lo veo como una alternativa interesante para aquellos que utilicen su teléfono principalmente para consumir contenido multimedia o juegos. Pero para un usuario regular, que busca un smartphone más versátil, puede ser demasiado grande.

Estén atentos al blog y al canal de YouTube pues pronto tendremos un video sobre lo que, para mí, es el más importante upgrade en general: las cámaras!