Huawei Developer Day LATAM 2019 marca la llegada de HMS para la región (VIDEO)

Lo vimos en Múnich con el lanzamiento del Mate 30 Pro, pero durante el Developer Day, Huawei lo volvió a confirmar. La empresa ha iniciado la marcha, a toda carrera, de convertirse en una importante plataforma para desarrolladores; un lugar donde los “devs” puedan publicar sus apps y alcanzar a cientos de millones de usuarios en 170 países. Un camino que Huawei había estado explorando años atrás – como muchas otras empresas, sin duda – pero que, debido a los problemas políticos que se desarrollaron a raíz del conflicto con el gobierno de Donald Trump, es el camino que la empresa ha decidido tomar, con una inversión de mil millones de dólares, y conferencias como la del Huawei Developer Day, que se replicará de manera local en Perú y en otros países del mundo, para atraer a desarrolladores a lanzar aplicaciones en su plataforma.

Pero… ¿Y Android?

Recapitulemos. Como víctima colateral de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, Huawei perdió el acceso a la posibilidad de incluir “GMS”, los “Google Mobile Services”, en sus teléfonos. La primera víctima de fue el Huawei Mate 30 Pro que sí, tiene Android – porque Android es de código abierto y, por lo tanto, no se requiere de un permiso para poder ser usado – pero no cuenta con aplicaciones de Google. Existen maneras de instalarlas, como vimos hace poco, pero no es sencillo, y quizás imposible para la gran mayoría de personas. Además, es un paso por el cual el usuario no debería preocuparse en un principio. Pero debido a la dependencia de prácticamente todo el mundo – que no es Asia – de los servicios de Google, el Mate 30 Pro no se está vendiendo en casi ningún país, a la espera que este conflicto se solucione (la firma de la primera fase de un acuerdo entre China y Estados Unidos llegaría este mes de noviembre).

En lugar de esperar con brazos cruzados, sin embargo, Huawei ha decidido lanzar su plataforma “HMS” o Huawei Mobile Services. Que se trata no sólo de una nueva tienda de aplicaciones, sino de una plataforma de pagos para desarrolladores, implementación de nube y muchos servicios adicionales. Es decir, una suite de servicios para que alguien que tenga una idea, pueda desarrollarla, lanzarla y generar ingresos con ella.

No se está ofreciendo como una alternativa exclusiva, sino complementaria dentro de los teléfonos Huawei. HMS o Huawei Mobile Services es la suite para desarrolladores para que estos puedan ofrecer sus aplicaciones y servicios a través de “App Gallery”.

A pesar de que el mensaje dado en el evento y presentaciones es básicamente el de “lanza tu app en Google Play Store Y también en App Gallery”, el evento me deja la sensación que Huawei está mirando hacia el futuro, más allá de la era de smartphones actuales.

Muchas veces nos cuesta pensar más allá del sistema operativo de nuestros teléfonos actuales, por eso la insistencia de muchos, incluyéndome, que Harmony OS – el sistema operativo basado en micro-kernel anunciado unos meses atrás por Huawei – sería el reemplazo definitivo de Android de la marca y que iniciaría el largo y arduo proceso de migrar apps o morir en el intento. Pero muchos fallamos en ver que no es necesario, realmente, reemplazar Android para lograr el objetivo de tener un sistema operativo “propio”, como HMS y Amazon han demostrado; es posible construir sobre una plataforma, otra plataforma. Y qué mejor ejemplo, que algo como WeChat; una app de “chat” pero que, en realidad, ofrece una enorme variedad de servicios; WeChat se usa en China para hacer pagos online entre personas, para pedir comida, pedir transporte, alquilar scooters. Uno puede hacer prácticamente todo lo que hacemos con Android o iOS, sin salir jamás de una app como WeChat. Facebook intentó replicarlo cuando quiso convertir a Messenger en una plataforma y, de hecho, podemos ver vestigios de ello con los “juegos” y “actividades” que hay dentro, pero no pudo ejecutarlo por completo.

Este, pues, es el verdadero plan de acción de Huawei. No se trata de reemplazar Android, se trata de construir, sobre Android, una plataforma propia, con control total por parte de la empresa, que le dé a la compañía la base fundamental para poder controlar un ecosistema de múltiples dispositivos.

Recordemos que estamos en el ocaso de la era de los smartphones; el fin de la era de un dispositivo que lo hace todo, porque nos hemos dado cuenta que un smartphone no puede hacerlo todo de manera eficiente. Estamos dejando esta era, pues, en favor de una de múltiples dispositivos, la era del “internet de las cosas”, tantas veces prometida, que poco a poco se está haciendo realidad, de la mano del 5G. ¿Qué implica esto? Que el smartphone, en lugar de ser el producto “all in one”, el único dispositivo en nuestras vidas será en lugar de ello el producto que lo controle todo, la torre de control. La clave de un hogar inteligente, que nos permita, por ejemplo, enviar contenido a una TV cuando queremos ver una serie, controlar la temperatura del hogar, encender el aire acondicionado, las luces, cerrar las puertas. Que podamos salir a correr con un par de audífonos pero que estos estén permanentemente conectados a internet, a nuestra cuenta de Spotify. Que nuestro Smart band se sincronice automáticamente, todo sin necesidad de cargar un teléfono con nosotros. Este es el futuro al que nos dirigimos, y por eso es que Harmony OS, que ha sido pensado para este tipo de dispositivos, de funciones más sencillas, era considerado como el “futuro” de Huawei; no como un reemplazo de Android, sino como el verdadero sistema operativo empoderará esta nueva era de dispositivos.

Por eso ante la pregunta ¿Dejará Huawei Android? La respuesta más sensata para todos es “no”. Porque perder compatibilidad con apps de Android sería un dolor de cabeza muy grande, una lucha cuesta arriba en una era demasiado tardía – los smartphones modernos tienen ya 12 años en el mercado – porque si bien el teléfono inteligente seguirá siendo importantísimo, ahora ya no estará solo, sino rodeado de muchos otros dispositivos importantes también.

¿Y cómo se puede convencer a los desarrolladores? ¿Qué beneficios tendrán? Sin desarrolladores ni apps, no hay plataforma viable.

Esta no es la primera vez que otra empresa intenta penetrar el mercado móvil. Pero tampoco es una situación similar a casos pasados. Los más recordados son los intentos de Microsoft con Windows Mobile, y Blackberry, de convertirse en la tercera gran plataforma de desarrollo. Ambas también ofrecieron grandes incentivos, grandes intentos de convencer a desarrolladores para que lanzaran apps en estas plataformas. Y ambas fracasaron por la misma razón: los desarrolladores jamás les prestaron atención, las apps que muchos usuarios necesitaban no estaban disponibles en estas plataformas y, por lo tanto, los usuarios jamás migraron.

Sin embargo, a pesar de anteriores fracasos, Huawei se encuentra en una posición diferente, en la que ni Microsoft ni Blackberry se encontraron jamás:

Una gran cuota de mercado actual

Huawei es el segundo fabricante de smartphones más grande del mundo, sólo detrás de Samsung. Incluso con los problemas del veto, Huawei ha logrado mantener su posición por sobre Apple y otros fabricantes. Sabemos que Huawei continuará con HMS de forma paralela a GMS, mientras se mantenga Android como sistema operativo. Pero cuando eventualmente sus teléfonos migren a Harmony OS, el sistema operativo que presentaron hace un par de meses – y si, para entonces, el veto de Estados Unidos ha desaparecido – Google se vería en la necesidad de desarrollar sus apps para el otro sistema operativo. Lo cual no es nada descabellado; después de todo, Google desarrolla apps para iOS, para iPhones. Y como comentamos hace unos momentos, Apple tiene menos cuota de mercado que Huawei.

Cuando – o si es que – Huawei termine de mudar sus terminales a Harmony OS, Google, que sigue siendo una empresa de publicidad principalmente, tendría un gran incentivo para lanzar sus apps en este sistema operativo alternativo pues, a diferencia de Blackberry OS o  Windows Mobile, Huawei ya tiene aproximadamente el 20% del mercado global de terminales.

Android se mantiene como núcleo.

A diferencia de casos anteriores, donde se trataba de un sistema operativo diferente y por lo tanto, requería que los desarrolladores muchas veces tengan que invertir centenares de horas y un gran presupuesto, AppGallery sigue funcionando bajo Android. Por lo tanto, los cambios que se necesitan hacer son mínimos. Con interesantes incentivos como la aprobación de apps en tan solo 3 días, o $2,000 en crédito publicitario para destacar los programas desarrollados, App Gallery podría convertirse rápidamente en una tienda alternativa.

Durante el Huawei Developer Day muchos desarrolladores independientes que ya tienen su app en App Gallery salieron a exponer sobre este tema y el mensaje que se pudo escuchar, era parecido: lanzar apps en App Gallery es sencillo. No se trata de construir una app desde cero para una nueva plataforma. Se trata de tomar la app para Android que ya ha sido creada, el APK, hacer unas modificaciones, y lanzarla al App Gallery.

¿Qué tal funciona App Gallery?

Desde el punto de vista de un consumidor – no de un desarrollador – AppGallery es muy similar a cualquier otra tienda de aplicaciones. Tenemos una página principal donde se muestran las apps más populares en ciertos rubros y se nos informó que esta información también será adaptada por región, de acuerdo a las necesidades. En esencia, una suerte de Play Store / App Store. Sin embargo, existen algunos comportamientos que personalmente no “encajan” con una tienda; muchas veces se nos muestra un anuncio de pantalla completa para una app o promociones antes de siquiera poder bajar las apps. Huawei argumenta que esto es para informar al usuario de promociones exclusivas y novedades en la tienda, lo cual es comprensible (así se tiene la atención total del usuario), pero tras un uso frecuente de AppGallery para evaluar la experiencia, personalmente lo encontré más molesto que útil, con promociones irrelevantes a mi gusto.

Por lo demás, la plataforma funciona bastante bien. Las apps descargan sumamente rápido al dispositivo y la búsqueda es sencilla y rápida. Las actualizaciones son automáticas por Wifi, podemos también restringir acceso a apps a través de las opciones y pre-cargar de crédito AppGallery para realizar compras. Funciona, en pocas palabras, como un App Store convencional. La notable ausencia aún, es la cantidad de apps, pues muchas de las que usamos, aún no se encuentran aquí. Huawei está consiguiendo avances, como vimos en la conferencia, y como uno puede apreciar cuando hace uso de AppGallery, pero esto es precisamente lo que se desea mejorar con este tipo de eventos, que apunta a convencer a desarrolladores a publicar sus apps a la plataforma.

Para Huawei, HMS es el futuro.

Teniendo en cuenta estos dos puntos, entonces, estamos en un momento crucial en la historia de Huawei, donde tenemos tres alternativas.

  • La primera es el “best case scenario”:  sería capaz de convencer a los desarrolladores a lanzar sus apps en App Gallery, manteniendo su cuota de mercado, pero teniendo el control de su propia tienda de apps, y sin tener futuros problemas en caso haya otro conflicto con Google (pues ya no dependería de Play Services). Mantendría Android por temas de compatibilidad porque exigir el desarrollo de apps exclusivamente para un nuevo sistema operativo, como hemos visto en el pasado, es algo bastante difícil.
  • En el peor de los casos, a pesar de tener múltiples puntos a favor, no logra convencer a los desarrolladores, estos jamás migran a App Gallery y Huawei sigue el camino de Microsoft y Blackberry. El veto jamás se levantaría, Huawei perdería acceso permanente a apps de Google y sin éstas, su participación de mercado disminuiría considerablemente.

Pero el mensaje fue bastante claro durante el evento: Huawei está apostando casi todas sus fichas a la primera alternativa, a que HMS se convierta en su palanca de negociación, para volverse una plataforma verticalmente integrada, siguiendo un modelo de negocio en terminales más parecido al de Apple, con mayor control sobre el software y hardware – para evitar, sin duda, futuros problemas con otros gobernantes caprichosos e impulsivos. Sí, con Android como sistema operativo, pero uno altamente modificado, para seguir sus reglas y funciones; tal y como Amazon ha hecho con sus dispositivos.

Mucho depende, pues, que eventos como el Huawei Developer Day que se llevó a cabo en México, y las versiones locales que se llevarán a cabo en diferentes países, tengan el poder de convencer a desarrolladores a considerar App Gallery, como una alternativa viable.

Sin desarrolladores y sus apps, es imposible crear un ecosistema de productos viables, así que el punto clave del asunto, está en tratar de convencerlos a que publiquen sus apps, en la plataforma.

Más Noticias
Acer Nitro 7: Una excelente LAPTOP GAMER, perfecta para EDITAR VIDEO y trabajar!