DSC07480-2

 

HTC One M9 vuelve a la carga en el 2015 con el tan esperado sucesor del HTC One M8, uno de los teléfonos más populares del año pasado. Este modelo es también relevante, porque marca el regreso de HTC a Latinoamérica y a un lanzamiento casi en simultáneo con el resto del mundo.

Para el HTC One M8 tuvimos que esperar varios meses. Sin embargo, este nuevo M9 llega con nosotros con tan sólo semanas de retraso de su lanzamiento mundial.

HTC siempre ha destacado por ofrecer algunos de los mejores teléfonos, en cuanto a hardware. Y esto aplica incluso antes de la era Android, cuando HTC era uno de los más importantes fabricantes de teléfonos con Windows Mobile, cuando Microsoft era relevante en el mundo de los smartphones. Si uno quería un terminal bien diseñado, solía recurrir a HTC. Esta distinción hizo que HTC se posicionara como uno de los fabricantes más reconocidos, fama que migró con la marca cuando ésta se dedicó a manufacturar teléfonos con Android como sistema operativo. De hecho, el primer teléfono Nexus, el Nexus One, fue hecho por HTC.

HTC pasaría a ser uno de los predilectos, a una marca ignorada debido a la cantidad de terminales de mala calidad y / o rendimiento que le seguirían al HTC One / Desire. Teléfonos con poca duración de batería, mal performance y demás problemas. La empresa logró recuperar el camino al simplificar el número de modelos ofrecidos y regresar a un distintivo diseño con el HTC One X, y recuperaría su status como uno de los fabricantes con mejor “gusto” en temas de diseño, con el HTC One m7, lanzado en el 2013. El HTC One M8 siguió los pasos del M7, cambiando ligeramente el diseo, pero mejorando los componentes internos a tal nivel que fue, para muchos, el mejor teléfono del 2014.

DSC07657

Este año, HTC ha decidido perfeccionar, en lugar de romper esquemas. En un primer vistazo, el M9 resulta casi indistinguible del M8. El teléfono es similar a la línea “S” de Apple, donde se mantiene el diseño del año anterior, pero se mejoran los componentes internos, se evitan los cambios cosméticos, para ofrecer un salto en rendimiento y calidad de la cámara.

El problema? Que HTC no es Apple. Por lo tanto, tiene que competir contra otros fabricantes de Android en lugar de ser la única alternativa para usuarios de iOS. Y el resto de rivales, no se ha quedado dormido en sus laureles, como hemos visto con el Galaxy S6 de Samsung, un verdadero salto evolutivo.

Pero son los cambios implementados por HTC este año para mantenerlo como uno de los mejores teléfono del 2015?

 

Diseño

DSC07655

El diseño del HTC One M9, como establecimos en la intoducción, se mantiene bastante similar al del M8. Incluso viendo a ambos modelos lado a lado, resulta difícil identificar al modelo del 2015.

Lo cual, teniendo en cuenta a la gran mayoría de teléfonos con Android del mercado, no es un pecado. **Al contrario, tenemos un teléfono de excelente diseño estético, construído de metal y vidrio. ** Algo que ha cambiado con el M8, es la disposición de los botones: el botón de Power / Encendido está ahora al lado derecho, en lugar de estar en la parte superior, lo que lo hace más sencillo de presionar. Sin embargo, esta nueva ubicación hace que presionarlo accidentalmente – confundiéndolo por uno de los botones de volumen – sea algo común.

HTC ha decidido innovar un poco en el uso de colores en el M9, ofreciendo los modelos en dos tonos diferentes. Nuestra unidad de reseña, era el que combinaba de manera elegante el plateado, con el dorado, como pueden ver en todas las fotos. Sin embargo, como consecuencia de este diseño duo-tono, ahora el teléfono tiene un pequeño “borde sobresaliente” en donde ambas partes se unen, que lo hace ligeramente incómodo a la hora de sostener. Esto no estaba presente en el M8, lo cual es un punto en contra frente al nuevo diseño. No es nada grave, por supuesto, pero resulta curioso este retroceso en comfort, en nombre del diseño. Como lo es, en realidad, la implementación de dos tonos en el equipo. HTC está bastante orgulloso de ello, llegando a comparar el proceso con el utilizado en joyería. Pero como usuario final, este sacrificio en comodidad, todo para ofrecer un teléfono con dos metales de diferentes colores, no vale la pena.

El teléfono sin lugar a dudas se mantiene como uno de los más elegantes en el mercado, pero lamentablemente, creo que muchos esperábamos más de HTC en este sentido. La falta de cambios cosméticos frente al HTC One M8 hacen que el equipo parezca una leve actualización del del año pasado. Lo cual estaría bien, si es que la competencia no fuera tan fiera.

Es un buen diseño, pero que queda opacado frente a la “vejez” (más de lo mismo), como frente a las propuestas de otros fabricantes.

Una característica excelente de la línea One que se mantiene en el M9, es el uso de BoomSound. Parlantes estéreo frontales que ofrecen mucho más volumen que cualquier smartphone de la competencia. A ello, se le suma la integración de Dolby Audio para audífonos que mejora la calidad de sonido. Es un buen extra, pues obtenemos calidad de sonido respetable, sin necesidad de conectar parlantes bluetooth.

DSC07650

 

Rendimiento

El One M9 se comportó bastante bien en mis pruebas. Las aplicaciones corrieron, todas, bastante bien y sin lag. HTC ha aligerado también su propuesta de software (Sense), ofreciéndonos una experiencia más ligera y veloz.

Pero lo mismo podríamos decir del HTC One M8 con su Snapdragon 801. Lo cierto es que no hay ninguna mejora relevante en rendimiento con el Snapdragon 810 en este equipo. Pero sí varios aspectos negativos. El teléfono, por ejemplo, se recalienta. Esto ya lo hemos explorado a fondo en otro artículo y sí lo pude comprobar con mi tiempo con el HTC One M9, que se sentía realmente caliente por momentos.

Snapdragon 810, o por qué algunos Smartphones del 2015 ofrecen peor rendimiento?

Snapdragon 810, o por qué algunos Smartphones del 2015 ofrecen peor rendimiento?

Sobre los problemas de recalentamiento en el Qualcomm Snapdragon 810Equipos afectados con el problemático Snapdragon 810 lanzados hasta ahora, en el 2015:LG G Flex 2 HTC One M9 Quizás el nombre Snapdragon no les resulte tan familiar, pero se trata del SoC (o System on a Chip, chipset; un dispositivo que abarca al procesador gráfico, procesador central (CPU), memoria y módems LTE /WiFi en un sólo paquete) que utiliza la gran mayoría de smartphones en el mundo. Hasta el año pasado, casi todos los teléfonos de gama alta (menos los

Sin embargo, en cuanto a rendimiento, a pesar de que teóricamente debería ser más lento que el equipo del año pasado, ésto no fue evidente en mis pruebas, quizás porque un uso común nunca requiere de prolongados usos de CPU constante (salvo, quizás, en juegos).

Lo que sí fue beneficioso del upgrade del año pasado, sin embargo, es el tema de RAM. El HTC One M9 cuenta con 3 GBs de RAM frente a los 2 GBs de RAM del M8, lo cual si es notorio. En multi-tasking, el M9 lograba mantener más tareas “abiertas” que el M8 constantemente, permitiéndome volver a las apps sin descubrir que éstas se habían cerrado.

Este es el tipo de mejoras que el usuario final notará. Si, el teléfono recalienta, pero no lo suficiente como para resultar molestoso. Y sí, el performance disminuye cuando se le exige al CPU por tiempos prolongados, pero esto rara vez sucede en un dispositivo móvil.

El performance, por lo tanto, me pareció más que adecuado. Y cabe señalar que al igual que el HTC One M8, el M9 cuenta con un slot para tarjetas MicroSD.

 

 

Pantalla

DSC07663

HTC ha decicido mantener la misma configuración de pantalla en el HTC One M9. Esto quiere decir que tenemos un panel Full HD (1920×1080) de 5 pulgadas.

La pantalla se ve bastante bien, con una excelente reproducción de colores y buen nivel de brillo. Al ser un LCD, tenemos una excelente visibilidad de día. Sin embargo, tras ver la calidad de imagen de otras pantallas – específicamente, la del Galaxy S6 / S6 Edge – la del HTC One M9 se queda definitivamente atrás.

Es una buena pantalla, pero no una que realmente resalte frente a la competencia. De hecho, el brillo total de la pantalla, a pesar de ser un LCD, es inferior al del S6 y al del iPhone 6 Plus. Pero aparte de esto, la reproducción de colores y contraste es bastante buena.

 

Cámara

DSC07474-2

Este fue el punto flaco del modelo anterior, y uno que muchos esperábamos que mejorase también en el HTC M9. Lamentablemente, este no ha sido el caso.

Para diferenciarse de la competencia, HTC lanzó el año pasado su teléfono con una cámara de tan sólo 4 megapixeles. La diferencia? Que nos ofrecía una pobre resolución, pero el sensor era capaz de capturar mucha más luz. Esto se traducía a fotos inferiores con buena luz, pero una excelente cámara nocturna.

HTC escuchó a los críticos y decidió cambiar la cámara con Ultrapixeles, degradándola como cámara secundaria (la cámara de selfies). Ahora, como cámara principal, tenemos a una de 20 megapixeles. El problema? Que la cámara en sí no es buena.

Se trata de una producida por Toshiba que, incluso tras algunos updates para mejorar el software, de la misma, no llega a capturar fotos de la misma calidad que lo hacen sus competidores, el iPhone 6 / 6 Plus o el Galaxy S6.

Algunos puntos en contra: el autofocus es lento comparado con el da la competencia. Incluso, si lo comparamos con equipos del 2014, como el LG G3, S5 o el iPhone 6. Además, el botón de captura tarda en registrar la toma de fotos, lo que resulta en fotos movidas, sobre todo de noche. Se extraña también un lente angular en la “cámara selfie” como están haciendo otros fabricantes como Samsung o Huawei. Ahora que la cámara frontal ha pasado de servir como una cámara para videollamadas para convertirse en una que captura auto-retratos, una cámara angular debería ser el standard. Si, la apuesta por el Ultrapixel por parte de HTC nunca los llevó a ningún lado. Pero es una lástima que ahora que aceptaron su error y pusieron una cámara “de verdad”, hayan elegido una mala cámara para ello, o no tengan los conocimientos suficientes para desarrollar un DSP capaz de sacarle el jugo al sensor.

La cámara tiende a sobre-exponer fotos diurnas, y de noche genera tanto ruido, que parece sacada de un equipo de hace 2 años. No es mala, pero no es lo suficientemente buena para competir con la de sus rivales. No olvidemos que estamos hablando de un teléfono de gama alta aquí.

 

 

Batería

Recuerdan los problemas de recalentamiento que comentamos en la sección de rendimiento por culpa del Snapdragon 810? Pues es aquí donde sí tienen un verdadero impacto negativo.

DSC07667

HTC decidió mantener una batería de tamaño similar a la del M8, colocando una de 2,840 mAh en el M9 (frente a los 2,600 mAh del M8). Sin embargo, debido a lo eficiente que era el Snapdragon 801 en consumo de batería, el M8 destacó por ser uno de los mejores en cuanto a consumo energético, tranquilamente durando, al menos, una jornada de trabajo incluso bajo uso continuo o pesado. Tranquilamente llegaba al cargador con 20% o 30% al finalizar el día.

Este no fue el caso con el M9. Debido a que el equipo suele mantenerse a altas temperaturas, la duración de batería sufre. No era raro llegar a las 4 de la tarde en un día con un uso moderado, para encontrar al teléfono en necesidad de una recarga. Y si bien el teléfono tiene la opción de aprovechar el “Quick Charging” o carga rápida, ésto requiere de un adaptador de corriente que no se incluye en la caja. Así es, tenemos que comprar uno aparte. En promedio, obtuve unas 2:45 a 3 horas de Screen On Time.

Si, aquí tenemos un retroceso en comparación al modelo del año anterior. E incluso comparándolo con el S6, la batería solía durar menos. Con el S6 logré obtener entre 3 a 3:30 horas de Screen On Time. Nada espectacular, pero mejor que el M9. Y cabe mencionar que el S6 incluye un cargador compatible con Quick Charging en la caja.

 

 

Software

HTC nos ofrece una ligera versión de Android en el HTC One M9. Tenemos a Android 5.0.2 corriendo como base, y a Sense 7 como interfaz principal. La gran novedad de esta versión de Sense, es un Launcher / interfaz principal capaz de geolocalizarnos y mostrarnos apps relevantes para nuestra ubicación. Estamos en casa? Nos mostrará apps de ocio / entretenimiento / noticias. Estamos en la oficina? Nos mostrará apps de productividad y trabajo. El concepto es bueno, pero nada novedoso (esto es algo que Aviate hace desde hace ya buen tiempo). Además, teniendo en cuenta la pobre duración de batería del M9, tener a un Launcher que constantemente está pendiente de nuestra ubicación no es una de las mejores maneras de conservar energía.

Lo mejor que trae Sense 7? La interfaz de Cámara y editor de fotos. Si, puede que la cámara no sea nada especial en cuanto a la calidad de fotos que podremos obtener, pero el software incluido es excelente para añadir efectos y editar imágenes sin recurrir a editores descargados del Play Store. No sólo tenemos los típicos filtros y bordes para nuestras imágenes, sino tenemos herramientas de retoque facial que serán un hit con todos los fans de los selfies.

Zoe también ha evolucionado, y encontramos en esta app una de las mejores opciones para combinar fotos y música en videos que encontraremos en Android.

Otro componente que le gustará a la mayoría, es el sistema de “temas” que ofrece Sense. Ahora, es posible configurar todo el aspecto del teléfono con temas visuales que podemos descargar, cambiando el look en segundos, incluyendo íconos y fondo de pantalla. Además, podemos también configurar el look del teléfono en base a la foto que tengamos de fondo. Basta con establecer la imagen, e inmediatamente partes de la interfaz adoptarán los tonos de la imagen.

HTC tiene una implementación de Lollipop que no sólo nos ofrece lo mismo que otros smartphones, sino que mejora la experiencia con algunas aplicaciones útiles.

 

 

 Conclusión

DSC07664

El HTC One M9 sigue siendo, aún, uno de los mejores teléfonos con Android del año. Pero lamentablemente, HTC no ha hecho lo suficiente como para destacar su equipo frente a la competencia, dejándonos en la duda de quién, realmente, consideraría comprar el equipo.

Usuarios fieles de HTC? Probablemente ya cuenten con un HTC One M8. Y existen tan pocas justificaciones para saltar de un M8 a un M9, que incluso los más grandes fans de la marca probablemente ignoren a este equipo, esperando al HTC One M10 que, con suerte, sí traerá mejoras significativas.

Hay tanto que HTC pudo hacer para ofrecernos el teléfono definitivo del año, como una mejor duración de batería que deje al resto mordiendo el polvo; un lector de huellas dactilares para estar a la par con su competencia (puede que el lector dactilar suene como poca cosa, pero una vez que uno se acostumbra a utilizarlo para desbloquear al teléfono / como opción de seguridad, resulta arcaico volver a la era de patrones o contraseñas), una cámara de excelente calidad, o un diseño único. En lugar de ello, HTC parece haberse quedado dormido y, a última hora, elegir un par de características para, al menos, diferencia el equipo de este año frente al M8.

Usuarios de Android? En otro año, quizás. Si Samsung siguiera sacando sus teléfonos plásticos de baja calidad / diseño industrial, HTC resultaría sumamente atractivo para aquellos usuarios de Android que buscan lo mejor en términos de diseño. Pero este año Samsung se tragó su orgullo, hizo su tarea, y ha sacado al equipo con mejor diseño en lo que va del año.

Eligiría al M9 si estuviera viniendo de un HTC One M7 y quisiera mantenerme como un usuario de HTC. El M9 ofrece ciertas mejoras frente al M8 que lo hacen una mejor opción a estas alturas.

Hay una frase o sentimiento que se repite en la reseña, que me parece excelente para concluirla: el HTC One M9 es un muy buen equipo, con uno de los diseños más atractivos del mercado. Pero no ha hecho lo suficiente, este año, para convencer a usuarios del modelo anterior de dar el salto y justificar la compra del M9 frente al M8, y no ha hecho lo suficiente como para atraer a usuarios de otros fabricantes, a ser parte de la familia HTC. Es un gran teléfono, que queda opacado frente a lo conseguido por sus rivales. Antes, HTC podía jactarse de ofrecer la única alternativa con un diseño y materiales premium en Android. La competencia, sin embargo, ha conseguido producir teléfonos igual o mejor diseñados que lo que ofrece HTC, dejándolo si su única gran ventaja. Nuevamente, cabe recalcar: no es un mal teléfono, es sólo que, en este rango de precio, existen mejores alternativas.

El HTC One M9 está disponible en Perú con Claro.

  • Christopher AL

    Entonces no sirve la batería, yo me confio que llegue a 5:30 horas de pantalla encendida con un uso de navegación y un tiempo con video, con el moto g eso era poSIBLE

    • La batería del moto g sigue siendo uno de esos casos ejemplares y que poco se repiten en Android.

      • Christopher AL

        Lo que dices tiene lógica, lo malo del moto g son la características tan de medio rango (Aunque lanza mas rapido las apps que mi Samsung Galaxy)

  • kfana

    mejor bateria es un z3 compact

    • Si, de lejos. El Z3 Compact es uno de los teléfonos con mejor stamina del mercado.