Después del decepcionante HTC M9 y los problemas financieros que la empresa taiwanesa estaba enfrentando, honestamente no esperaba mucho del HTC 10. Sin embargo, HTC ha logrado, con el 10, sorprendernos a todos, ofreciéndonos un smartphone digno de nuestro interés que, junto al Galaxy S7 y Huawei P9, se posiciona entre los mejores smartphones que hemos visto en el 2016.

IMG_1064.jpg

HTC 10: Especificaciones Técnicas

 Características HTC 10
CPUQualcomm Snapdragon 820
Pantalla 5.2” Quad HD
Cámara 12 MP trasera
Memoria 4 GBs
 Almacenamiento32 GBs expandibles vía microSD
Batería3,000 mAh
Dimensiones 145.9 x 71.9 x 9 mm
Peso161 gramos
 Extras

Este año hemos visto dos claras tendencias en un afán, por parte de los fabricantes, de innovar: el uso de una cámara dual, y la modularidad. El HTC 10 no implementa ni uno, ni otro, enfocándose, principalmente, en enmendar los problemas y errores que vimos en el HTC M9. Como resultado? Tenemos al mejor smartphone que HTC 10 puede conseguir, pero uno que no trae características realmente emocionantes.

 

HTC 10: Diseño

IMG_1068.jpg

Me encanta el diseño del HTC 10. El teléfono simplemente se siente bien en las manos. La parte trasera del equipo me recuerda bastante al HTC m7 del 2013, con sus grandes bordes biselados que le dan un look bastante distintivo. Atrás encontramos también al logo de HTC junto con su nueva cámara de 12 megapixeles y el flash duo-tono.

El lado derecho del equipo lo ocupa un botón de encendido que tiene una textura diferente a los botones de volumen (que se encuentran ligeramente más arriba). Algo sumamente bienvenido, y que me gustaría ver implementado en otros equipos, pues hace que identificar el botón de volumen del de Power sea mucho más sencillo. Aquí también encontramos al slot para el SIM Card, dejando sólo al slot de microSD al lado opuesto. Resulta curioso ver cómo HTC no ha combinado ambos slots en uno solo, como ha hecho la mayoría de fabricantes.

En la parte inferior tenemos al puerto USB tipo C alineado al centro, con uno de los dos “speakers” del teléfono, y un micrófono. En la parte superior tenemos, nuevamente alineado al centro, el puerto para audífonos.

Finalmente, en la parte frontal tenemos al otro speaker o parlante, junto a la cámara frontal. Y en la parte inferior, ahora contamos con botones capacitivos y al lector de huellas dactilares.

IMG_1070.jpg

Prefiero el uso de botones reales y físicos como HTC ha hecho con el 10, y Samsung hace con su línea Galaxy desde siempre. Así se aprovecha mejor todo el espacio de la pantalla al 100%, y no tenemos que estar haciendo gestos para “invocar” a los botones cuando estamos viendo un video, o realizando alguna actividad en pantalla completa. Es un error de usabilidad que Google sigue repitiendo con su línea Nexus, peroq que afortunadamente HTC ha decidido corregir con el HTC 10. Lo que no me agradó mucho es la falta de “click” o respuesta del botón de Home, que se usa como lector de huellas dactilares en la parte frontal del teléfono. Se ve como un botón, y actúa como un botón cuando ponemos el dedo encima, pero no hay ningún tipo de respuesta. Funciona de manera idéntica al A9, por lo que no califica precisamente como un “botón”, como si ocurre con el G5 (pero en la parte posterior), o el Galaxy S7.

IMG_1073.jpg

Algo que se ha perdido con la introducción de este lector de huellas y botones capacitivos de multi-tasking y back, es el set de parlantes frontales estéreo. En su lugar, HTC ha colocado dos parlantes: uno en la parte superior para sonidos altos, y otro en la parte inferior para sonidos bajos. A pesar de estos cambios, el smartphone sigue sonando como un smartphone. Y definitivamente con menos volumen que el HTC M9 y sus parlantes estéreo frontales. Si, es más potente que el S7 (que tuvo que sacrificar la calidad de sonido de su speaker para impermeabilizar su smartphone), pero no es el smartphone con mejor volumen. En una prueba con los flagships de este año, diría que está a la altura del iPhone 6S Plus en volumen, pero el LG G5 SE es simplemente mucho más potente. El tema de los dos speakers no es más que un punto marketero: en mi experiencia, no aportó mucho en calidad de sonido, ni en volumen total.  Pero esto solamente los afectará si utilizan al smartphone de manera independiente para escuchar música, sin audífonos ni parlantes bluetooth.

IMG_1077.jpg

Lo que tenemos, entonces, es un atractivo y sólido diseño. Y de los “flagships” lanzados este año, el que mejor ha trabajado el metal. No el smartphone más atractivo – sigo prefiriendo el look del S7 Edge – pero si prefieren el metal al vidrio, el HTC 10 es el equipo a conseguir. Lo único que lamento en este aspecto es que el HTC 10 que llegará a Latinoamérica será sólo el modelo en color negro o “Carbon Gray”; personalmente creo que el color plateado se veía mejor, pues resaltaba más los biseles traseros del HTC 10.

 

Oh Oh!

Mención especial merece la protección Oh Oh (antes conocida como “Uh Oh!” en Latinoamérica, nombre que mantiene en USA). Es algo que HTC inauguró con el M9, y me alegra que hayan mantenido con el HTC 10, es una suerte de “seguro” para el equipo que viene incluido con la compra, y por el cual no tenemos que pagar extra.

Lo que ofrece la protección Oh Oh es un cambio de smartphone por daños de agua o de pantalla rota. Sí, así como lo leen: comprar un HTC 10 nos asegura un reemplazo de equipo en caso este termine con la pantalla destruída o no funcione por algún motivo.  Esto significa una verdadera tranquilidad, pues ya no tenemos que preocuparnos tanto de perder a tan costoso smartphone en caso de caídas o desperfectos.

Esta protección tiene una validez de 12 meses desde la compra del equipo, y es válido para reemplazar el equipo por otro (nuevo o refurbished) una vez. El proceso, según nos explicaron, consiste simplemente en llevar el teléfono dañado para pasar una rápida evaluación, y luego nos entregan el equipo de reemplazo.

 

 

HTC 10: Cámara

La cámara del M9 dejó mucho que desear. A pesar de habernos prometido serias mejorías, siempre ha destacado como el “talón de Aquiles” en smartphones de HTC. Me alegra reportar que por fin, esta maldición de pésimas cámaras que acompañaba al HTC desde el M7 por fin ha finalizado con el HTC 10.

El equipo cuenta con un sensor Sony bastante similar a los que hemos visto en la mayoría de teléfonos de gama alta este año – con la notable excepción del Huawei P9 y su excelente uso de dos cámaras para mejorar la calidad de imagen – sacrificando megapixeles en nombre de un sensor más grande, y una mayor apertura. Esto significa que a pesar de tener menos megapixeles que el año pasado, el sensor del HTC 10 es capaz de conseguir fotos con mayor nivel de detalle, nitidez, y menos borrosas.

La cámara se comportó bastante bien en la mayoría de pruebas, ofreciéndome fotos nítidas y un buen tiempo de respuesta. La calidad de fotos, incluso en poca luz, es bastante buena. Personalmente, no me pareció la mejor cámara del mercado. Este puesto sigue yendo para el S7 / S7 Edge y, en mi opinión, para el Huawei P9. Pero es definitivamente un sólido esfuerzo por parte de HTC 10, que lo posiciona entre las mejores cámaras del mercado. Supera a la cámara del LG G5 (que finalmente es el mismo sensor del G4 y V10), sí, pero el G5 ofrece un modo “wide-angle” en su configuración de cámaras duales, que lo hace más entretenido en general.

En pocas palabras: no se arrepentirán de las fotos que capturen con el HTC 10. Es definitivamente una de las mejores cámaras del mercado. Y esto es impulsado aún más por su excelente cámara frontal y captura de audio, que la convierte en una excelente opción para vloggers.

La cámara frontal tiene estabilización óptica de video, al igual que la cámara trasera, por lo que nuestros videos con la cámara frontal salen mucho más estables. Esto, combinado con la posibilidad de capturar high res audio y la excelente manera en la que el HTC 10 cancela el ruido, y el editor de video Zoe – uno de los mejores programas para crear videos en base a fotos y videos almacenados –  lo convierten en una excelente opción para vlogging o videoblogging.

Rendimiento

IMG_1060.jpg

El rendimiento del teléfono es excelente. HTC de hecho se ha preocupado en reducir la latencia del “digitizer” de la pantalla. En castellano, significa que el teléfono se siente más veloz cuando interactuamos con este, pues responde de inmediato cada vez que tocamos la pantalla.

Esto se ve beneciado por el Snapdragon 820, el nuevo procesador de Qualcomm, que por fin corrige todos los problemas y errores que vimos con el Snapdragon 810 del 2015. Por fin tenemos un procesador poderoso que no consume demasiada batería, ni tampoco se recalienta en demasía, problema que aquejó al M9 por usar al 810.

En esta oportunidad, tenemos un procesador de 64 bits sumamente capaz de correr todo tipo de apps, y 4 GBs de RAM bien administrados que nos permiten lanzar varias apps en simultáneo.

Debido a la construcción metálica, el equipo termina usando su exterior para disipar el calor por lo que se calienta después de jugar algunos juegos pesados. Pero nada como el M9 del año pasado.

No tendrán mayores problemas de rendimiento con el HTC 10.

Batería

IMG_1077.jpg

HTC ha decidido colocar una batería de 3,000 mAh en el HTC 10, lo que nos da una autonomía bastante aceptable. En mis pruebas, obtuve aproximadamente 4 horas y media de Screen On Time en promedio, llegando a durarme aproximadamente una jornada de trabajo. Después de desconectarlo por la mañana a las 7:30 am, la batería ya estaba en estado crítico aproximadamente a las 8 o nueve de la noche tras un uso de YouTube, navegación (Chrome, Reddit), música (Apple Music, Spotify) y todo encendido (Bluetooth, Wifi, Location Services), con aproximadamente 50% de brillo.

No es una duración de batería estelar como la que consigue el S7 Edge con su batería de 3,600 mAh y optimizaciones o el iPhone 6S Plus con las inherentes optimizaciones que ofrece iOS, pero sí está por encima del promedio, superando considerablemente a la del LG G5, y manteniéndose a la par con el Huawei P9.

Afortunadamente, HTC ha incluido un cargador compatible con Quick Charge 3.0 de Qualcomm, por lo que podremos cargarlo de 0 a 100% en unos 90-100 minutos, u obtener casi la mitad de carga en media hora. Esto significa que podemos conectar el teléfono cuando llegamos por la noche y nos metemos a la ducha y nuevamente tener carga para media jornada.

Software

IMG_1075.jpg

HTC este año ha decidido tomar un acercamiento diferente al resto de smartphones. En lugar de recargarnos con apps duplicadas (por ejemplo, la aplicación de calendario de Google, Google Calendar, además de la versión del fabricante), ha optado por aprovechar la excelente calidad que ya nos ofrece Google, optando por usar estas apps en lugar de las propias.

Esto significa que en lugar de contar con una app de galería propia, usamos Google Photos. En lugar de una app de calendario propia, usamos Google Calendar. Lo cual me parece perfecto.

HTC incluye unas apps extra, pero no modifica Android de manera tan pesada como hacía en el pasado. De hecho, todavía tenemos a Sense como interfaz principal, y tenemos al editor de videos Zoe y a Boost+ para optimizar el smartphone, pero aparte de estas y unas cuantas apps extra, tenemos una versión de Android bastante limpia, que sin duda colaboran en la excelente autonomía que pude obtener de este teléfono.

 

Veredicto

IMG_1079

El HTC 10 es el teléfono más sólido que HTC ha sacado al mercado en mucho, mucho tiempo. La compañía ha perfeccionado su manipulación del metal para darnos un equipo sólido, elegante, que se siente cómodo en la mano sin necesidad de un case.

Por fin tenemos, también, una cámara sólida, capaz de tomar notables fotografías de día y de noche, y una excelente cámara frontal, perfecta para video y fotos.

Durante mis pruebas vi la llegada de un Update o actualización al teléfono; una buena señal, teniendo en cuenta lo poco frecuentes que suelen ser los updates en Android. Y hablando de software, me gusta el camino que HTC ha tomado de reducir la cantidad de apps pre-instaladas, eliminando así la duplicidad de algunos programas.

En resumen, HTC nos ofrece uno de los teléfonos más sólidos en lo que va del año. Un smartphone que no tengo ningún inconveniente en recomendar a quien busque actualizar su teléfono de generaciones anteriores. Por fin, HTC nos ofrece un smartphone que no tiene “peros” de por medio.

En cuanto a disponibilidad, pueden encontrarlo en Claro, por estos precios:

Línea postpago: 
– Plan 139 a S/. 1,999 soles.
– Plan 189 a S/. 1,699 soles
Línea Prepago:
– S/. 2,799 soles