Screen Shot 2014-09-15 at 2.25.04 PM

 

Junto al tan esperado lanzamiento del iPhone 6 / 6 Plus, Apple anunció también al Apple Watch, su reloj inteligente, que estará disponible a principios del 2015. Se trata de un producto complementario, diseñado para darnos notificaciones del iPhone en nuestra muñeca, además de permitirnos interactuar con nuestros teléfono sin tener que sacarlo del bolsillo. Es decir, todo lo que esperamos que un smartwatch haga hoy en día: darnos acceso a información puntual de nuestro teléfono y permitirnos interactuar con componentes básicos del mismo, sin necesidad de siquiera mirar al teléfono

Ahora, Apple ha sido, durante casi toda esta última década, una empresa que ha logrado revolucionar varios mercados. Sucedió con el iPhone. Sucedió con el iPad. Sucedió con la Macbook Air. Pero además de generar nuevos mercados, hay algo que todos estos productos comparten: la primera generación de cada uno de ellos trajo consigo errores que si bien no eran fatales, fueron borrados por completo en sus segundas versiones.

Es esa la razón detrás de mi consejo: a menos que sea absolutamente necesario1, esperen al Apple Watch 2, en lugar de desembolsar los $350 que costará la primera versión. 

Como prueba detrás de este razonamiento, veamos cómo fueron las primeras generaciones de los más recientes productos de Apple.

 

El iPhone

img-0045

El primer iPhone fue un producto verdaderamente revolucionario.

Lo tildamos cono un innovador producto pero que, a pesar de que era el primer teléfono que podíamos considerar como un verdadero terminal de internet, uno que nos daba una experiencia de navegación de la web muy superior a la competencia, aún carecía de ciertas funciones que nos impedían tildarlo de smartphone.

Por más impresionante que haya sido el iPhone, por más que haya cambiado para siempre al mundo de los smartphones y haya hecho que la industria de los teléfonos inteligentes dejara de ser un nicho reservado para unas pocas personas, la primera versión tuvo grandes limitaciones.

Para empezar, el teléfono no contaba con 3G. 3G no era standard en muchas partes del mundo en el 2007, pero sí estaba disponible en ciertas regiones. El primer iPhone estaba limitado a conexiones 2G / EDGE y, por lo tanto, utilizarlo sin Wifi era un ejercicio en frustración cada vez que queríamos cargar una página web.

Por otro lado, el primer iPhone no contaba con un App Store. Esto hizo que no pudiésemos nomrbrarlo un verdadero “smartphone”, al no contar con apps instalables (la idea de Steve Jobs, era que utilizáramos webapps.

Por último, el almacenamiento era sumamente limitado: teníamos modelos de 4 GBs y otro de 8 GBs, a precios altísimos.

A pesar de estas limitaciones, sin embargo, el iPhone tenía suficientes argumentos a su favor, era tan adelantado a su época, que al utilizarlo, no cabía duda: éste era el futuro de los smartphones. El primer iPhone era más una ventana hacia el futuro, una promesa por cumplir, que un producto completamente terminado. Era bueno, excelente incluso, pero no era suficiente.

img-0050

Sobre todo, porque la mayoría de quejas, fueron remediadas a los pocos meses con el iPhone 3G, el verdadero primer iPhone global. Cabe señalar que el iPhone mencionado arriba se lanzó sólo en Estados Unidos; es el iPhone 3G el primero que llegó a muchísimos países del mundo. Y aparte de mayor disponibilidad, el iPhone 3G puso el standard de 16 GBs y 32 GBs de almacenamiento (standard roto recientemente por Apple mismo, al ofrecer teléfonos ahora en capacidades de 16 y 64 GBs), rebajó considerablemente su precio y, sobre todo, por fin permitió la descarga de aplicaciones, a través del App Store, creando consigo la primera tienda centralizada de aplicaciones popular para móviles y popularizando así la era de “apps” en la que nos encontramos hoy en día.

El iPhone original fue un producto muy prometedor, pero fue el segundo iPhone, el que realmente destacó y cumplió con todas estas promesas de grandeza.

 

El iPad

P1040820

Sucedió lo mismo con el iPad, que también reseñamos el año de su lanzamiento. Como el iPhone, se trataba de un producto muy innovador. Pero uno bastante polarizante, pues muchas personas no entendían o no veían la utilidad de un dispositivo de este tipo. Donde algunos veíamos un producto que tenía el potencial de reemplazar a una tablet en muchos casos, sobre todo porque era la primera tablet construía con nuestros dedos como principal método de interacción (en lugar de simplemente coger la interfaz de mouse / teclado y ponerle una pantalla táctil), otros terminaban enfocándose puntualmente en objeciones como “no tiene flash”, o “una netbook es mejor”. O mi favorito: “es sólo un iPod Touch gigante”.

El iPad era un producto que simplemente tenía que ser usado, para entender su utilidad, para entender cómo podía encajar en nuestras vidas. Es por eso que tanta crítica, antes de de utilizarlo, era tan ignorante: se trataba de un producto bastante novedoso.

P1040818

Y sin embargo, el iPad original no fue perfecto. Fui bastante claro en la reseña: más valía la pena esperar al iPad 2, que comprar la primera generación. Esto, porque sucedía lo mismo que con el iPhone: el iPad original, si bien era un dispositivo innovador, revolucionario; uno que cambiaría el mundo tecnológico (como ya sabemos, algo que sucedió), tenía algunas limitaciones que hacían de una espera a una segunda versión, lo más recomendable.

Principalmente, dos características: la falta de RAM y la falta de apps. El primer iPad tenía muy poca RAM, lo cual hacía que las apps se cerraran cuando éstas consumían demasiada memoria. 256 MBs, sobre todo cuando se movían 1024×768 pixeles en una pantalla más grande, simplemente no eran suficientes. Lo mismo pasaba con las apps: al ser un producto nuevo, la mayoría de apps eran las mismas del iPhone, sólo que en mayor tamaño. Muchas incluso no habían sido adaptadas a la resolución del iPad. La falta de apps específicas para iPad, y lo novedoso que eran las tablets, hacía que esperar un año a una segunda versión, donde los desarrolladores supieran exactamente qué hacer con una aplicación de iPad, supieran aprovechar el espacio, una donde Apple mismo supiera cómo fabricar el hardware adecuadamente para hacerlo funcional, valiese la pena.

Y vaya que valió la pena: el iPad 2 es, a la fecha, uno de los mejores productos que Apple ha lanzado en su historia. Con el doble de RAM, y un chip mucho más veloz (uno que sigue siendo usado en el iPad Mini), el iPad 2, lanzado apenas un año después del iPad 1, corrigió todos los errores del iPad original, ofrecía un estilo mucho más estilizado y menor grosor, y perfeccionó el tema de smart covers. Las apps corrían sumamente bien y el iPad 2 sigue siendo actualizado al día de hoy. Un año de diferencia, pero un producto que fue muy superior al original.

 

Macbook Air

Screen Shot 2014-09-15 at 3.28.08 PM

El tercer y último ejemplo que quería presentarles, es el de la Macbook Air. Cuando Apple lanzó al producto con su ya clásico comercial en donde la Macbook Air aparece de un sobre manila, el público quedó encantado por su delgadez. El grosor de la Macbook Air, comparado a las tablets de la época, fue algo sumamente novedoso, pues traía consigo la promesa de tener con nosotros por primera vez, laptops realmente portátiles.

A 6 años de su lanzamiento, podemos ver claramente el impacto que la Macbook Air tuvo en el mercado: hoy en día todos los fabricantes producen “ultrabooks”, laptops sumamente delgadas y portátiles. Apple mismo tiene en la Macbook Air a su PC más vendida. Pero como en casos anteriores, la Macbook Air original tenía serias limitaciones.

Para lograr ser tan delgada, la primera Macbook Air tuvo que realizar varios sacrificios; sobre todo porque los fabricantes de las piezas, como Intel, aún no podían generar procesadores de bajo consumo energético y que mantuviesen una baja temperatura. Por este motivo, las primeras Macbook Air, las del 2008, traían consigo discos sumamente lentos (de 4200 RPM o SSDs ultra-caros y súper lentos), un procesador que se recalentaba rápidamente y consumía tanta energía, que con suerte podíamos hacerlo durar una hora y media.

En contraste, vean lo que sucedió con la segunda generación de Macbook Air en el 2010: Apple lanzó dos modelos: uno de 11″ y otro de 13″ que no sólo eran sumamente veloces, sino que ofrecían una experiencia muy superior. Los discos duros de estado sólido (SSD) por fin eran más económicos y veloces, Intel por fin se había enfocado en hacer procesadores de menor consumo y que se recalentaran menos, y las Macbook Air se ofrecían en un chasis mucho más resistente, convirtiéndolas en las mejores laptops disponibles, a un precio muy, muy atractivo.

Incluso los precios cayeron de un exagerado $1,799 de la Air original, a unos mucho más asequibles: $1,199 por la de 11.6″ y $1,499 por la de 13.3″. Ahora estos precios han caído aún más, pues podemos encontrar a la Air de 11.6″ por $899 y la Macbook Air de 13.3″ por apenas $999.

 

 

Conclusión: No compren el Apple Watch 1st Gen

Screen Shot 2014-09-15 at 3.28.54 PM

Apple crea excelentes productos. El problema? Que históricamente, las primeras generaciones de sus productos son promesas que terminan siendo cumplidas recién con la segunda generación de los mismos. Vimos lo que sucedió con el iPhone, con el iPad, con la Macbook Air. Y esto es algo que, indudablemente, sucederá con el Apple Watch. Sobre todo porque se trata de un producto donde aún no queda claro cual es su verdadera función, salvo la descrita inicialmente (un companion de nuestro smartphone, para darnos información relevante cuando la necesitemos). Incluso otros intentos que llevan ya tiempo, demuestras su inmadurez en la era de los dispositivos vestibles: la primera generación de Android Wear deja mucho que desear.

Consideren a la primera generación, una que apunta más a los early adopters, a personas que simplemente tienen que tener lo último porque sí. Esta primera generación es también para desarrolladores y testers, para empresarios que están planeando crear apps o hacer uso del reloj en un futuro. Esperen a que éstas personas saquen apps creativas  e innovadoras, y luego compren el reloj. Un poco de paciencia será verdaderamente recompensada cuando veamos cómo el Apple Watch 2 o como se llame, logre no sólo remediar cada una de las quejas que los reviewers tuvieron con la primera generación, sino también cuando veamos lo nutrido que está el ecosistema de apps para el Apple Watch, una vez que los desarrolladores han tenido tiempo de probarlo y lanzar apps para el mismo. Porque el Apple Watch 2 es, después de todo, el Apple Watch que todos estamos esperando.


  1. Y por necesario, nos referimos a que si tienen que reseñarlo, necesitan un reloj inteligente urgentemente. 
  • Arturo Bornacelli Mendivil

    de primera o de segunda de lo que sea! pero yo me voy por el moto 360 😛 aun que en sus tripas no tiene nada del otro mundo pero se me hace como mejor, y tienes razon en el articulo tocayo apple lanza eso como una prueba beta y un plan piloto, sabiendo que quienes salen perjudicados son los pobres usuarios

  • Miguel

    yo quiero perjudicarme con el primero y el segundo…

  • Yo pedí el iPad 1 de USA y no me arrepiento 😛
    El problema de las aplicaciones compatibles es igual a lo que sucede con el iPhone 3G,4G y pasará con el 6G a futuro. El limitante de aplicaciones compatibles no es exclusivo de la primera generación. Aun hay desarrolladores que se acuerdan de iOS5. El problema sí es su memoria, 256mb solo te permiten tener como máximo 2 pestañas abiertas en safari xD

    Por eso coincido con Arturo, es preferible no hacerle caso a la primera generación. Apple es bien terca para sacar todas sus características de golpe, de seguro se guardarán algo mejor para la segunda. Aunque ya a este tiempo, debería ponerse más pilas, porque el toque de innovación ya lo han perdido.

  • Rogger Lenin

    Bueno siendo el iWatch un complemento para el iPhone creo que si puedes pagar el primero puedes darte el lujo de comprar el iWatch cuestion de bolsillos por el momento me contento con mi SonyXperia M2

  • Pero que excelente articulo! muy claro y útil… gracias por publicarlo!

  • Evan Torres Saavedra

    Hay una diferencia entre el Apple Watch y los dispositivos mencionados(iPhone, iPad, Macbook Air), el Apple Watch no es innovador, y creo que ése es el problema más grande que tiene Apple para que dicho producto se venda como pan caliente. Y por tal motivo … no creo que Apple se esté guardando muchas novedades para el nuevo iWatch como sugiere el artículo … bueno, eso el tiempo lo dirá.

    • Yo creo que todavía están a tiempo de innovar, sobre todo porque nadie sabe aún qué hacer con los smartwatches. Vengo usando smartwatches desde que el primer Smartwatch de Sony; luego pasé por el Pebble, el Smartwatch 2, el Galaxy Gear, luego el Galaxy Gear Fit con Tizen, el G Watch con Android Wear y ninguno, incluso Android Wear, sabe exactamente lo que quiere que los smartwatches sean a futuro.

      Lo que me recuerda bastante a cómo estaba el mercado de tablets pre-iPad, cuando Microsoft creía, con su UMPC, que bastaba con meterle una pantalla táctil y stylus a Windows XP para hacerlo pasar como una tablet.

      No sé si sea Apple o no el que termine entendiendo qué hacer para que los smartwatches terminen estableciéndose como una necesidad, pero aún hay bastante por explorar.

  • Cristian Dominguez Gonzalez

    También es cierto de que si nadie comprara la primera generación, no habría una segunda… Tenemos que agradecérselo a toda esa gente que hace cola el primer día en el applestore.

    • Creo que no hay duda que el Apple Watch venderá millones, debido a la gran cantidad de fans que tiene Apple. Yo también probablemente terminaré comprando uno para poder probarlo y escribir sobre el mismo, como estoy seguro harán muchas personas más. Desarrolladores también estarán comprándolo para ser los primeros en sacar apps para el mismo. Y estoy seguro que muchos, contra su propio juicio, igual terminarán cediendo y comprarán uno :

  • Chev

    Habrá que informarse antes de lanzar una recomendación en un articulo completo, el apple watch tambien monitoriza los ejercicios, y muchas más cosas que quizá la gente busca en un reloj inteligente. Saludos.

  • Joseph J. Muñoz

    Totalmente de acuerdo mi estimado Arturo, pero eso de “solamente por si tienen que reseñarlo…” Jejeje, seras uno de los pocos proud owners del Apple Watch por el año que demore la salida de la siguiente generacion.

  • David

    Genial articulo! y un buen consejo