Televisor 4K: Qué buscar antes de comprar uno? VIDEO

5 Tips para comprar una TV 4K

El 2018 es un excelente año para comprar una TV nueva. Por fin tenemos estándares para contenido en 4K, y nuevas tecnologías se han asentado para asegurarnos que no saldrá nada nuevo que haga que todo lo que compremos hoy, sea descontinuado.

Primero: una mala noticia: si compraron una TV 4K el año pasado o el anteaño pasado y carece de algunas cosas que mencionaremos en el post, pues lo más probable es que tengan que actualizarla próximamente.

 

1) El 4K ya vale la pena

Demoró, pero por fin está aquí, con nosotros. El contenido en 4K es cada vez más abundante. Durante años, he recomendado mantenerse en TVs Full HD por falta de contenido y la enorme diferencia de precio que había entre ambos. Sin embargo, hoy en día los televisores 4K ya valen la pena porque hay bastante contenido compatible con estos.

Desde series de Netflix o Amazon Prime, a videos en YouTube, al nuevo formato UHD Blu Ray que por fin nos da películas en 4K de manera nativa, el 4K por fin ya no sufrece de una escasez de contenido.

Eso si, un gran porcentaje de este contenido es vía streaming, así que asegúrense de contar con una buena conexión a internet.

 

La tele que compren, debe tener HDR (HDR 10 o Dolby Vision)

3327858-dolby-vision-cave-1600x900

No consideren TVs 4K si no tienen soporte para HDR o Dolby Vision! HDR, o High Dinamic Range, tiene un profundo impacto en la calidad de imagen. Diría, incluso, que es mucho más notable que el salto en resolución a 4K. Así es, HDR es un salto más dramático que el salto de Full HD a 4K. Lo peor, es que es muy difícil explicarlo en imágenes, pues es algo que se tiene que apreciar en persona.

Por HDR, nos referimos al rango dinámico de la imagen. Y por rango dinámico, estamos hablando de la cantidad de colores que nuestra TV puede mostrar, así como la intensidad de los mismos. Un televisor en HDR puede mostrarnos mucha mayor variedad de tonalidades, además de una gama más amplia entre tonos oscuros y claros. Es un salto radical en calidad de imagen; contenido en HDR se ve mucho más vibrante, más cercano a la realidad.

Este, creo yo, es el salto tecnológico más importante en TVs, por lo que no consideraría comprar una TV 4K, si no tiene HDR. Y si ya compraron una TV sin HDR, pues es hora de pensar en reemplazarla.

Por qué? Porque ahora gran porcentaje  del contenido está siendo producido en 4K Y HDR, y el no tener una TV en HDR hace que nos perdamos gran parte de la calidad de imagen. Nuevas consolas de videojuegos como el PS4 Pro o el Xbox One X ofrecen ambos soporte para HDR en juegos y la diferencia es bastante grande.

Tenemos dos estándares en el mercado de HDR: el HDR 10 que es abierto y compatible con televisores LG, Samsung y Sony, y Dolby Vision, un estandar propietario de Dolby, donde sólo LG es compatible. Ambos, sin embargo, ofrecen un dramático salto en calidad de imagen frente a TVs sin HDR. Y por suerte, ahora podemos encontrar TVs HDR en la gama media, no sólo en la alta.

Si quieren una TV que les dure años, asegúrense que tenga HDR.

 

3) Puertos HDMI

Busquen una TV que tenga una buena cantidad de puertos HDMI. A nuestra TV terminamos contectándole de todo, así que no es mala idea buscar una que tenga 4 puertos al menos.

 

4) Comprar un Soundbar

 

Pdpdefault-hw-j6500r-za-600x600-C1-052016.jpg

 

Las TVs han evolucionado bastante en cuanto a calidad de imagen. El sonido también ha mejorado, pero ninguna TV nos ofrecerá la misma calidad de audio que puede ofrecernos un Soundbar. Un Soundbar es fácil de instalar, fácil de configurar, e incluso puede darnos más puertos HDMI en caso lo necesitemos. Yo tengo uno de Sony que me da 3 puertos HDMI adicionales, para conectar más dispositivos directamente al soundbar

 

5) Si es una TV curva, que sea de 55″ o más

1-samsung-55-inch-4k-curved-uhd-smart-led-tv-55ku7350.jpg

 

Si van a comprar una TV curva, asegúrense que tenga 55″ o más. Una TV de menos tamaño que tengamos en nuestro centro de entretenimiento hará que la curvatura termine molestando a las personas que se sienten a los extremos.

Sin embargo una TV curva puede ayudar a sentirnos envueltos por el contenido si nos centramos frente a la TV y cerca de esta

optimal-viewing-distance-television-graph-size.png

 

Otro Tip: Siéntense más cerca de la TV que antes. En el pasado, era necesario mantener cierta distancia de la TV, debido a que estas tenían poca resolución y, por lo tanto, acercarnos implicaba una pérdida de calidad de imagen. Esto es todo lo contrario ahora en la era de TVs 4K. Hoy en día la imagen tiene tanto detalle, que acercarnos y dejar que el contenido envuelva nuestro campo de visión hará que la experiencia sea mucho más enriquecedora. Vean el cuadro de arriba. Para una TV de 55″, es recomendable tenerla entre 1.8 metros a 1 metro para apreciar toda la calidad de imagen posible. Más lejos, y no notaremos todo ese detalle adicional que nos da el 4K