Screen Shot 2013 03 07 at 8 54 35 AM

En una movida inusual, Apple ha decidido revelar algunos de los cambios que veremos en el App Store muy pronto, antes de su evento para desarrolladores, la WWDC. Esto le sigue los pasos a otro movimiento inusual por parte de Apple, que ocurrió con la salida de iOS 9.3: sacar una nueva función para nuestro teléfono (Night Shift, que varía la tonalidad de pantalla de acuerdo a la hora del día para así ayudarnos a descansar la vista), sin un salto grande en número; usualmente una característica como esta hubiera sido guardara para iOS 10.

Todo esto apunta, a que la WWDC de la próxima semana estará sumamente cargada de novedades. Esto ha sido ya confirmado también por Phil Shiller – Vice Presidente de Marketing en Apple – quien ha soltado las novedades sobre el App Store que comentaremos en este artículo.

Si, estos cambios afectan directamente a los desarrolladores, pero por supuesto que tendrán un efecto también para nosotros, consumidores. Especialmente con el primer y último punto.

Principalmente, vienen 3 grandes cambios al App Store: 

  • El modelo de negocio por subscripción estará disponible para todos
  • El tiempo de aprobación por el que tiene que pasar una app se ha reducido considerablement
  • Mejor descubrimiento de apps, incluyendo una sección para anuncios publicitarios.


Modelo de Negocio por Subscripción.

Antes, el modelo de subscripción (la posibilidad de cobrar una mensualidad o renta anual) estaba disponible solo para apps que lidiaban con medios o contenido. Un ejemplo? Netflix, Revistas, y similares.

Este modelo de subscripción está abierto desde ahora para todos los desarrolladores y todas las apps. Así es, esto significa que un desarrollador de apps puede ver un modelo más flexible de pago por el esfuerzo. Es decir, en vez de lanzar una app, cobran una única vez y verse obligado a actualizarla ad infinitum, sin ver una cuota de ingreso extra por el esfuerzo, ahora el desarrollador puede optar por un modelo de subscripción, cobrando mensual o anualmente una cantidad, y así, por ejemplo, darnos constantes actualizaciones o versiones de la app, sin tener que lanzar una app completamente nueva en el App Store.

Esto resuelve también el problema de los “Trials” o versiones gratuitas de la app. Con este modelo, por ejemplo, se podría ofrecer la app de manera gratuita por el primer mes, y luego pedir una subscripción para seguir utilizándola nuevamente. Además de ello, Apple dividirá las ganancias de manera diferente a partir del segundo año. Para el primer año se mantiene el 70 / 30 (70% para el desarrollador, 30% para Apple), que pasará a 85 / 15 a partir del segundo año.

Esto es gigante, pues podríamos por fin salir del hoyo en el que nos encontramos en cuanto a apps.

Para los que estamos usando móviles desde que se lanzaron las primeras “app stores” modernas con el App Store de Apple en el 2008, y el Google Play Store en el 2009 (recuerdan cuando se llamaba todavía Android Market), hemos podido notar una clara caída en la calidad de las aplicaciones. Gran parte de eso, se debe a la carrera hacia el fondo de la que hemos sido testigos: las apps han decidid sacrificar calidad, para poder llegar a un precio de $0.99 o peor aún, seguir el modelo de llenarlo de publicidad cada 5 segundos.

Con un modelo de pago mensual o anual, el desarrollador se asegura un ingreso fijo de cada uno de sus usuarios, aumentando las posibilidades de que veamos más y mejores actualizaciones. Esto también podría incentivar el desarrollo de aplicaciones más “profesionales”, ahora que tenemos al iPad Pro con un rendimiento muy, muy competitivo frente a las computadoras modernas (el iPad Pro está limitado principalmente por software, hoy en día, en lugar de hardware). 

 

Otro cambio importantísimo: ahora es posible también tener un precio diferente por territorio, algo que no era posible en el pasado. Es decir, un desarrollador podría cobrar menos por la misma app en regiones como Latinoamérica (como hace Apple con Apple Music, o Spotify). Si una app se vende a $4.99 en Estados Unidos o Europa, esta podría costar $1.99 o algo parecido en otras regiones.

 

Tiempo de Aprobación

Aquí no hay mucho que decir. Y es algo que ya se está aplicando. Si envían una app al App Store de Apple, esta será aprobada o rechazada (con indicaciones de las posibles razones de ello) en menos de 24 horas en el 50 por ciento de los casos, y dentro de las 48 horas en el 90 por ciento de los casos. 

Esto es un gran cambio, para un proceso que solía tomar días, si no semanas. Las mejoras se han conseguido, según Shiller, gracias a mejoras en herramientas internas de Apple, cambios de política y cambios de staff. 

 

Mejor Descubrimiento y… publicidad.

Apple está mejorando el descubrimiento de apps en el App Store, dándonos una mejor sección de “Sugeridos” y el regreso triunfal, por fin, de la pestaña “Categorías”.

Otra cosa que aparecerá en el App Store, es la llegada de anuncios pagados en la tienda, algo que seguramente molestará a muchos. Apple estará mostrando una sola publicidad (por página, me imagino). Estarán claramente marcados y relevantes en los términos de búsqueda (y sólo mostrados cuando realicemos búsquedas).

Igual, es un cambio bastante ajeno a lo que Apple siempre ha propuesto, así que no estoy seguro qué tan bien lleguen a funcionar.

 

 

 

En esencia, tenemos unos grandes cambios en el App Store. Principalmente para desarrolladores, pero algo que nos afectará a todos. Esta es una señal de que las plataformas móviles han madurado; que son, de hecho, las plataformas principales en nuestras vidas. Y gracias al modelo de subscripción, existe una mayor posibilidad de ver apps de calidad, dirigidas a convertir al iPad y al iPhone, en verdaderas herramientas de trabajo. 

Antes, el “juego” en el App Store era sacar una app lo suficientemente popular para llegar a los primeros puestos y cobrar así los millones que esto implicaba. Ahora, con un modelo de subscripción, incluso desarrolladores independientes, con una app de calidad, tienen la posibilidad de convertir dicha app en su trabajo a tiempo completo, con un sueldo estable – gracias a sus fieles usuarios – en lugar de depender de ventas mensuales, que puede ser una verdadera montaña rusa en cuanto a ventas.

Son definitivamente cambios positivos, cuyos efectos veremos a mediano y largo plazo. Pero sí, estoy seguro que veremos mejores apps, apps por las que podremos pagar sólo durante el tiempo en el que las usemos.