Parece que Corning – la empresa detrás de Gorilla Glass – sigue favoreciendo la resistencia a caídas, versus la resistencia a rayones (un problema mucho más común en smartphones). Con el Gorilla Glass 4 vimos cómo las pantallas eran mucho más susceptibles a rayones por contacto con objetos comunes como llaves, arena, o polvo que pudiese estar en nuestro bolsillo. El motivo del sacrificio? Mejorar la resistencia ante caídas. El Gorilla Glass 4 era mucho más resistente a caídas, comparado a su antecesor.

No todos estábamos felices ante esta decisión, sin embargo, pues nos obligaba a usar un vidrio templado, un protector extra en la pantalla.

Lamentablemente, parece que el interés de Corning continúa en seguir aumentando la durabilidad de pantalla frente a caídas, ignorando los rayones que ocurren con uso diario. Esto parece quedar demostrado en el nuevo video del popular JerryRigEverything, que, con cada nuevo smartphone, se encarga de comprobar la durabilidad de los productos Esta vez le tocó el turno al Galaxy Note 7 y lo que podemos ver en su prueba, es preocupante.

 

 

El Galaxy Note 7 es el primer smartphone en venir con Gorilla Glass 5. Y la prueba de Jerry suele consistir en probar diferentes materiales para ver en cuál, en la escala de Mohs, termina rayándose la pantalla.

Como referencia, el Note 5, la versión anterior del smartphone, terminaba sucumbiendo a rayones cuando se enfrentaba a un material de nivel 6 en la escala de Mohs. El Note 7, por otro lado, mostró rayones en el nivel 3, tan sólo un nivel más de plástico en la escala de dureza

Esto significa que el Note 7 y todos los smartphones con Gorilla Glass 5 parecen ser mucho más susceptibles a rayones producidos por objetos con los que nos podemos topar todos los días. Sin embargo, el teléfono en sí es más resistente a que quede hecho añicos si es que termina cayéndose de nuestro bolsillo.

Corning fue contactado por Android Authority, quienes aludieron que una posibilidad, era la “transferencia de material”. Es decir, en lugar de tratarse de un rayón, que materia que se desprende del pico con el que se hizo la prueba terminó pegándose al Note 7. Por otro lado, también aludieron a la falta de control en la prueba.

Pero vamos, la idea de estas pruebas es precisamente mostrarnos lo que un uso diario puede producir en el teléfono. Y lo que vemos, es preocupante, teniendo en cuenta que ningún otro teléfono que Zack de JerryRigEverything ha fallado tan pronto.

Lo mejor que podemos hacer? Esperar pruebas más concluyentes para ver si en efecto es problema del Gorilla Glass 5, que en su afán de mejorar la durabilidad ante caídas, haya continuado sacrificando su durabilidad ante rayones (como lo hizo con el Gorilla Glass 4).

De ser así, lo mejor que podremos hacer con este y otros teléfonos con Gorilla Glass 5, será colocarles un vidrio templado inmediatamente para evitar rayones en la pantalla.

  • Michael DFirenze

    Una jodida burla! Tan caro y con un flaw tan grande