Google Stadia: Realmente podemos confiar en Google?

La E3 2019 – una conferencia de videojuegos en Estados Unidos – ha sido, hasta ahora, una decepción. Pocos anuncios interesantes, conferencias sumamente aburridas, dejan en claro que la industria se está guardando las sorpresas para el 2020, que es la fecha fijada para el lanzamiento del nuevo Xbox y, posiblemente, el Playstation 5. Uno de los escasos anuncios interesantes, fueron nuevos detalles del proyecto de Google, llamado “Stadia”. Si no recuerdan Stadia, aquí un resumen en 4 minutos:

Se trata, en esencia, de un proyecto de streaming de juegos, donde el procesamiento se llevará a cabo en los servidores de Google y nosotros recibiremos una señal de video. La idea, es reducir la latencia a tal punto que podamos jugar incluso juegos de acción a 1080p / 60 cuadros por segundo, como si tuvieramos una PC super potente o una consola de videojuegos. Esto estará disponible inicialmente en Estados Unidos y pocos países, con la esperanza que llegue a otras regiones en el futuro.

Stadia Pro / Stadia Base

Google estará ofreciendo dos diferentes rangos de precio. Stadia Base será gratuito y nos permitirá stremear juegos a 1080p a 60 cuadros por segundo con los juegos que hayamos comprado

Por otro lado, Stadia Pro es un servicio con un costo menusal de $9.99 al mes, y nos permitirá stremear juegos hasta 4K a 60 cuadros por segundo, además de darnos una serie de juegos que podemos jugar “gratis” mientras dure la suscripción.

En esencia, Stadia es una tienda de juegos, combinada con un modelo de suscripción a lo Playstation Plus, que nos da juegos gratuitos cada mes; una combinación de dos modelos de negocio. Por un lado tenemos una “tienda” de juegos en donde podremos comprarlos a un precio regular y luego usar el servicio gratuito de Stadia para stremear estos juegos a cualquier laptop, tablet o smartphone. Y por otro lado, tenemos el modelo de subscripción con juegos gratis mensuales, que podremos jugar siempre y cuando sigamos pagando $9.99

El cementerio de Google

El problema? Que Google es muy conocido por matar proyectos que no logran alcanzar sus metas internas. Incluso proyectos con un gran porcentaje de usuarios, al no resultar rentable, puede terminar en el cementerio de Google. Dense un salto por killedbygoogle.com para ver la cantidad de proyectos que Google ha dado de baja, como Hangouts, Google Trips, YouTube Gaming, Inbox, Google+, Allo, el acortador de URLs, Chromecast Audio, Project Tango, Picasa, Google Reader, QuickOffice, y una larga lista de víctimas más.

Ahora, con ese historial, imagínense que empiezan a comprar juegos en Project Stadia – como cualquier otra tienda digital de juegos. Pero al año, Google nota que no tiene el crecimiento esperando, y empieza a detener su expansión. A los dos años, distraído por una mosca, Google se olvida que tiene Project Stadia y continúa anunciando y lanzando otros proyectos entusiastas, sin terminar, y llenos de bugs. Al tercer año, después de 12 meses de abandono, Google decide darle de baja a Project Stadia en un blog post, diciendo lo mucho que han aprendido con este “experimento” y que aplicarán sus conocimientos en otros proyectos. Chau, adiós y mucho gusto.

Una realidad bastante posible, verdad? Porque ya hemos visto que si Google se aburre de un proyecto, o simplemente no genera los ingresos esperados (o, quizás, no logra obtener suficientes datos personales de uno como para que valga la pena), es más frío que Walter White para darles fin.

Cómo podemos confiar en una empresa con este historial para un proyecto tan grande como una tienda de videojuegos / servicio de subscripción? Sobre todo una empresa que no tiene conocimiento alguno sobre la industria de videojuegos? Y sobre todo en una industria que ya ha tenido varias víctimas? Porque antes de Stadia, empresas como OnLive y Gaikai intentaron lo mismo – streaming de juegos a través de una subscripción mensual – y fallaron. Fueron compradas por Sony que, de momento, está ofreciendo su servicio de “Playstation Now” con estas tecnologías, pero no es precisamente algo que haya despegado y sea usado masivamente.

Por este tipo de razones, Project Stadia de Google me da una mala espina y, personalmente, no les recomendaría comprar juegos en esta plataforma. Conociendo a Google, si le da de baja a su tienda digital, perderíamos el acceso a todos los juegos porque, como saben en este tipo de tiendas, como Steam, Epic Games Store o Uplay, nosotros no somos dueños de los juegos; estamos alquilando una licencia de los mismos por el tiempo en el que mantengamos una cuenta en estos servicios o se mantengan en pie. Si el servicio desaparece, nuestros juegos se van con ellos. Por eso es que plataformas como GOG, que ofrecen instaladores offline, valen la pena. Son pocas las tiendas que realmente nos permiten ser dueños de los juegos digitales.

Más Noticias
Obtén Freespace 2 Gratis en GOG!