Google se da por vencido con las tablets, de nuevo.

Después de tratar de entrar en el mercado de tablets nuevamente con el Google Pixel Slate, una tablet que mezclaba Chrome OS con una tablet, teclado, y que nos permitía correr apps de Android, un reporte de Computerworld y posterior confirmación del Vice Presidente de Hardware de Google, nos han hecho saber que un nuevo producto llegará al cementerio de Google muy pronto. Al parecer, este intento de revivir el mercado de tablets por parte de Google no continuará el 2019, pues productos que estaban programados para este año, han sido cancelados.

Google ya intentó en el pasado ingresar en el mundo de tablets con el Nexus 7, Nexus 10, y posteriormente con el Pixel C. Pero como ni Google ni los desarrolladores se han tomado este mercado en serio, una tablet con Android no ofrece nada especial ni nuevo frente a un smartphone, salvo apps extremadamente alargadas. En el iPad, usualmente obtenemos una app totalmente diferente, adaptada para pantallas más grandes con diferentes experiencias de usuario y una interfaz optimizada. En Android? A falta de un mercado de tablets, los desarrolladores sólo alargan las apps, quitando el beneficio principal de usar un dispositivo más grande.

Chrome OS parecía la solución ideal, pues teníamos una interfaz creada para pantallas grandes pero que, además, era capaz de correr apps de Android. Teníamos así una interfaz mejor optimizada para laptops y que era aceptable para tablets, algo mejor que Android podría ofrecer. Google, lamentablemente, no hizo un muy buen trabajo con el Pixel Slate, que fue lanzado a un precio muy alto para lo poco que ofrecía. Sobre todo, contra un rival establecido, como Apple, que ofrece una gama más amplia (y económica) con sus iPads, además de una superior experiencia. De hecho, la tablet de entrada de $599 fue tan mal recibida que jamás fue lanzada al público, dejando como única opción, la de $799.

Esto, combinado a que la integración de Chrome OS con Android, en ese entonces, dejaba mucho que desear, con bugs, cuelgues, funciones que fallaban y más, dejaban en claro que se trataba aún de un producto inmaduro. La experiencia mejoró considerablemente con el paso de los meses y mejoras hechas por Google, pero lamentablemente, parece que ya no tendremos desarrollos en este sentido por parte de la empresa.

Qué tan mala era la experiencia con el Pixel Slate? Aquí un video para que se den una idea. La cultura de lanzar productos sin terminar de Google en todo su esplendor

Esto no quiere decir que Chrome OS esté muerto, por supuesto. Seguiremos teniendo dispositivos de otros fabricantes. Pero ya no tendremos uno oficial, de Google.

Sin embargo, si ven lo mencionado por Rick Osterloh, sabemos que Google seguirá enfocándose en laptops con Chrome OS, en lugar de tablets.

Más Noticias
Microsoft lanza su bóveda personal de OneDrive