Ay, Google, de todas las cosas que se esperaban del gran salto a tener un teléfono propio, de marca “Google” (a pesar de que es fabricado por HTC), lo que menos querían todos era, creo yo, lo que se presentó el día de ayer. Vamos, viniendo de la empresa que DOMINA las búsquedas en la web, que puede ver patrones y tendencias, todavía no entiendo cómo Google decidió lanzar un smartphone a $650. Cuando el mercado claramente apunta al “mid range” o rango medio de buena calidad, cuando a Google le ha ido bien en el pasado con teléfono en dicho rango de precio con la línea Nexus, Google ignora todo esto, y lanza un smartphone a $650.

Lo peor de todo? Que por las características ofrecidas, el Google Pixel, más que un teléfono Premium de $650, parece uno de $400.

 Las carencias del Pixel Phone

Entrar a competir en el rango de precio de $650, significa irse cara a cara no sólo contra el iPhone 7 de Apple, sino contra smartphones de gama alta producidos por los socios de Google – que, por cierto, no deben estar nada contentos con esta movida por parte de la empresa del buscador – como el Samsung Galaxy S7, el LG V20, o el HTC 10. Y todos estos smartphones, ofrecen uno extra más que el Pixel no tiene.

Comparémoslo brevemente con algunos de sus rivales en Android, entonces.

Pixel vs Galaxy S7

Las razones para elegir un Pixel Phone ante un S7 o un V20 son muy escasas. El S7, por ejemplo, ofrece impermeabilidad, algo que Google no debió ignorar con el Pixel Phone. Además, el S7 ofrece también carga inalámbrica (ausente en el Pixel), memoria ampliable a través de una memoria MicroSD. Finalmente, el S7 tiene también una batería de mayor tamaño, de 3,000 mAh, contra la de 2,770.

Y en temas de cámara, Google hizo bastante “alaraca” de sacar el puntaje más alto en DXO Mark, incluso hizo su propio cuadrito en el evento. Lo que el cuadro no mostró, sin embargo, es al S7. Y había una buena razón para ignorar por completo la existencia del S7 en ese cuadro: el S7 consiguió un puntaje de 88, frente a los 89 de Google. Y eso, pues, no se ve tan impresionante durante una presentación.

Tampoco olvidemos que DXOMark es el que ha calificado altamente a teléfonos de dudosa calidad fotográfica como el HTC 10, el Xperia Z5 y Xperia X que, notablemente, producen fotos de calidad por debajo del promedio. Esto se debe a que la evaluación de DXO ocurre en laboratorios, nunca son pruebas de “uso real”, lo que puede llevarnos a resultados un poco dudosos cuando los trasladamos a la calle, o a situaciones reales.

Además, cabe mencionar que el Pixel no tiene estabilización óptica sino electrónica, que es inferior, sobre todo para fotografía nocturna. La estabilización electrónica, o EIS funciona bien en video al reducir la resolución para compensar el movimiento, pero no llega a la calidad ni naturaleza que se puede obtener con estabilización óptica, que es algo que esperamos todos en un teléfono de Gama alta.

El único aspecto donde Google saca ventaja es, por supuesto, en tener Android Nougat 7.1 y todas las ventajas de software que esto implica. Pero ni siquiera el tema de updates es tan justificable, teniendo en cuenta que Google abandona a sus smartphones a los 2 años, en lugar de brindar un soporte más prolongado que amerita el costo del teléfono. Pero por otro lado, Samsung tampoco es conocido por lanzar updates a tiempo a sus smartphones, así que este punto, se lo lleva el Pixel.

 Contra el LG V20

Otro teléfono sumamente esperado del año, es el V20. En estos últimos dos años, es la línea “V” de LG la que todos esperamos con ansias. Sobre todo después de que el G5 no cumpliera con las expectativas de muchos. Se espera que el V20 esté a $599, así que podría estar hasta $50 más barato que el Pixel.

Y por ese menor precio, obtenemos un smartphone que tiene una pantalla más grande (5.7″ vs 5″), una pantalla secundaria para notificaciones y otros usos, un mejor DAC – el mejor del mercado, aparentemente – cámaras duales que también tiene estabilización óptica frente a la electrónica del Pixel

Contra el iPhone 7

Google ha planteado al Pixel claramente como la respuesta al iPhone oficial. Hasta ahora, nunca hemos tenido un teléfono con Android que juegue de igual a igual contra el iPhone, es decir, un teléfono propio de Google que pueda aprovechar el hardware y software al máximo. A pesar de que el Pixel está fabricado por HTC, sabemos que Google es el que estuvo al mando de su fabricación, de la elección de cada uno de los componentes, y es el que tomó todas las decisiones finales. Es por eso, por ejemplo, que el Pixel no tiene branding de HTC por ningún lado.

Y al intentar competir de igual a igual contra Apple con un teléfono de gama alta, premium, no puedo dejar de sentir lo mismo que he tratado de plasmar durante todo el artículo: Google ofrece demasiado poco por los $650 que reclama para la configuración más básica, de 32 GBs y 5″.

Poniéndolo específicamente contra el iPhone 7, el teléfono de Apple ofrece impermeabilidad, pero, sobre todo, la seguridad de que el teléfono se mantendrá vigente por al menos 4 años. Esto es algo constantemente ignorado pero, creo yo, una de las razones por las cuales los iPhone mantienen tan bien su valor cuando lo comparamos con la competencia.

Incluso los teléfonos Nexus y, ahora, los Pixel, no reciben el nivel de soporte que Apple le da a sus terminales. Hemos visto cómo el iPhone 4S, un teléfono del 2011, recibió actualizaciones hasta iOS 9. Y el iPhone 5, lanzado en el 2012, recibió la más reciente actualización al sistema operativo, iOS 10. Las políticas de Google frente a su teléfono, algo que todos esperábamos que cambiara ahora que es “su teléfono”, se mantienen igual: sólo dos años de actualizaciones importantes (es decir, el Pixel llegará hasta el 2018), y un año más de parches de seguridad. Después de eso? Absolutamente nada. Esto es mejor que el promedio en Android, donde usualmente los teléfono sólo reciben un update y nada más (como sucede, por ejemplo, con los Motorola (el Moto G 3 no recibirá Nougat), y otros fabricantes).

No es suficiente.

Este es el gran problema del Pixel. Lo ofrecido por Google, lamentablemente, no amerita el costo que tiene el teléfono. Si, le hemos pedido a Google que coja las riendas y que se encargue del software y hardware para ver lo que puede llegar a hacer. Pero las carencias del Pixel son demasiado obvias, demasiado notorias para ignorar. No tenemos impermeabilidad. No tenemos carga inalámbrica ni memoria expansible. El parlante del teléfono es mono, y apunta hacia abajo, cuando el resto de teléfonos de gama alta enfatiza el tema de calidad de sonido. Los biseles son grandes, y tenemos una parte inferior totalmente inútil, pues el teléfono cuenta con botones en software (reduciendo más el tamaño de pantalla) en lugar de botones en hardware.

Entiendo que Google sabe que el futuro es AI, y por eso invirtió bastante tiempo en mostrarnos a su Google Assistant (el futuro de Google Now) y de cómo se integrará en nuestro hogar, y que finalmente el “hardware” del teléfono no es tan importante, sólo tiene que ser lo suficientemente bueno para habilitar el software. Lo cual, nuevamente, nos lleva al punto inicial: si el objetivo de los teléfonos Pixel es avanzar el desarrollo de Google Assistant, Google debió haber lanzado el teléfono a $400, no a $650.

Y después de ver lo queridos que han sido el Nexus 4 y 5 (los mejores de todos los lanzados por Google, en mi opinión), pues lograban ofrecer todo lo que uno podría desear en un smartphone, a un precio sumamente cómodo (fueron lanzados a $349, a pesar de tener excelente hardware).

En mi opinión, existen mejores teléfonos, a mucho mejores precios que el Google Pixel. La única cosa que el Pixel tiene a su favor, es el tema de updates o actualizaciones constantes. Pero teniendo en cuenta que el soporte oficial por parte de Google sigue siendo unos míseros dos años, no es algo que resulte tan relevante, tampoco.

Alternativas al Pixel?

Existe un montón de alternativas al Google Pixel que valen más la pena, empezando, por ejemplo, con el Galaxy S7 / S7 Edge que siguen siendo, en mi opinión, los mejores smartphones con Android del año.

Tenemos también al V20 que parece ser el verdadero ganador del año por parte de LG (y una buena manera de hacernos olvidar al decepcionante G5).

Desean pagar un precio más justo, y tener un teléfono de gama alta? Tenemos al OnePlus 3, de $399 que tiene incluso una carga más rápida que la del Pixel, una excelente pantalla de mayor tamaño, y una cámara similar, por $250 menos. Y ahora que nos mantenemos en este rango de precio, también consideren al iPhone SE que no sólo está también a $399, sino que ofrece un rendimiento superior al Pixel.

Y por supuesto, está el iPhone 7. Por $650, obtenemos un teléfono con impermeabilidad, parlantes estéreo, y la seguridad de tener updates al sistema operativo por 4 años. Además, el valor de reventa en iPhones se mantiene siempre alto. Y si optan por el iPhone 7 Plus, está el sistema de doble cámara para tomar retratos / hacer zoom óptico sin pérdida de calidad. Oh, y estabilización óptica, en vez de la electrónica, que es inferior. Y mejor rendimiento.

Muchos – incluyendo asiduos fanáticos de Android como lo es la comunidad r/Android – quedaron totalmente decepcionados con el Pixel. Y es que, lamentablemente, parece que Google no ha sabido leer bien lo que el mercado deseaba o necesitaba, y en lugar de darnos un teléfono de rango medio capaz de explotar toda la funcionalidad de Google Assistant, a un precio razonable para que tenga mayor alcance (sobre todo ahora, que el rango medio predomina), nos trae un teléfono a un precio de gama alta que, simplemente, palidece frente a todos los competidores existentes en la gama. El Google Pixel, en temas de hardware, no ofrece absolutamente nada nuevo.

  • Fantástico artículo comparativa. Yo le habría añadido un cuadro resumen – guia de compras. Pero hay una opinión que no comparto. El precio si que es alto, pero creo que el motivo es precisamente NO MOLESTAR, este teléfono a los 400 € que debería costar, lideraría por mucho la gama media, y a este precio, y puedo equivocarme, apenas restará ventas a la competencia.

    El precio es una de las P de la mercadotecnia mas importante, y no creo que lo hayan puesto sin haberlo pensado mucho, y los objetivos de Google no son, en este mercado los mismos que pueda tener Apple y mucho menos una de las marcas punteras de Android.

    Yo sugeriría comparar también la utilidad del teléfono de 5000 rupias (70€) en el mercado indio con Sailfish que ejecuta aplicaciones Linux además de las de Android con estos 10 veces mas caros. No creo que sean 10 veces mas productivos.

  • Pierre Guillen

    Vi la presentación y déjame decirte que me enamoro, leí sus especificaciones luego con mas calma y pues que gran marketing hicieron los de google.

    PD: Pero que url elegiste eh…. Jajaaajajajjajaaaaa

  • Perro del Mal

    Yo creo que Google quiere deshacerse de ese halo que tiene de “teléfonos baratos” y quiere competir por el mercado de los grandes como Apple y Samsung; pero la verdad que fue un mal inicio porque este teléfono no ofrece nada nuevo (vamos, el iPhone tampoco, pero ese ya está “consagrado” y el pixel no).