Y como era de esperar, Google negó tener planes de distribuir un sistema operativo basado en Ubuntu, como se puede leer en Ars Technica. Como dije, la noticia había que tomarla con un grano de sal, pues parecía un poco fuera de los planes de Google. En primer lugar, google está ya bien integrado con Windows, vía Google desktop, toolbar, y demás, como para tratar de lanzar un sistema operativo, que esté basado en Linux.

Primero, Linux es algo que aún no es adoptado por la mayoría de personas, y es, en realidad, más complicado de usar que Windows (debido a lo diferente que son ambos… las personas están ya acostumbradas a Windows), así que un cambio tan radical no sería adoptado por el mainstream, que es hacia donde Google ha apuntado siempre.

En otras noticias, el valor de las acciones de Google sigue cayendo, y muchos analistas predicen, desde ahora, la caída del “sueño google”, con Yahoo y Microsoft igualándolo.