Post1

 

Google acaba de tirar el diccionario tradicional por la ventana, reemplazándolo por sugerencias contextuales en base a resultados de la Web, para Google Docs.

Esto significa que, en lugar de utilizar un diccionario como corrector, ahora Google Docs nos dará sugerencias en base a resultados populares de la web; una suerte de fuente de corrección ortográfica social, lo cual nos trae una enorme ventaja:

Digamos que están escribiendo algo como en el ejemplo de abajo: “No puedo dejar de escuchar a Skrillak”

Post2

 

Un diccionario tradicional marcaría tanto “Skrillak”, como “Skrillex”, como erróneos (de hecho, me acaba de suceder mientras escribo este post); pero Google Docs, al basarse en resultados de la Web, sabe que, como estamos escribiendo una oración con “escuchar”, entonces probablemente nos referimos al artista musical que se asemeja más a lo escrito. Ergo, Skrillex.

Tomen el ejemplo inicial del post: “Icland is an icland“. Ambos errores ortográficos son idénticos, y un diccionario tradicional quizás no lograría diferenciar entre ambos, pero, basándose en resultados de la web y tras analizar la oración, Google Docs puede sugerirnos “Iceland” como primera correcicón, y “Island” para el segundo error.

Nada mal, verdad?

 

Lamentablemente esta opción está disponible sólo en inglés, pero pronto lo veremos disponible en más idiomas, en un futuro cercano. Definitivamente es una interesante mejora a las correcciones ortográficas actuales, pues podrá sugerir palabras que no encontramos en el diccionario, además de darnos resultados en base al sentido de la oración

 

via