xQE88Ac3DZ8

Galaxy S9 vs S9: Comparación

 

Estoy usando al S9 (el modelo “plus”) desde hace un par de semanas como mi teléfono principal. Desde entonces, me ha acompañado de viaje a São Paulo (para el evento de Nissan Futures), a un par de Bike Sundays, y lo he tenido el tiempo suficiente para hacer una comparación a dos de los teléfonos que más usé el año pasado. Así, pues, hoy tenemos al Galaxy S9 vs S8 (y Note 8). Qué mejoras tenemos? Cuál vale más la pena?

 Galaxy S9 vs S8: Diseño

Galaxy S9 vs S8

En diseño, el S9+ no trae consigo cambios revolucionarios. Samsung ha estado en una racha desde hace 3 años, cuando debutó con el hermoso S6, un equipo que reemplazaba al utilitario y feo S5 (el popular “curitas” o Band-Aid) con un teléfono que nos demostró que Samsung también podía tener teléfonos atractivos. Luego, el S7 y S7 Edge empujaron aún más el diseño de estos smartphones al darnos una pantalla curva que nos daba la ilusión de que los bordes laterales de la pantalla desparecían. Y el S8 hizo algo que pocos esperábamos: hizo que viéramos al S7 y S7, lanzados un año atrás, nada más, como teléfonos anticuados. Quitando el botón y dándonos una enorme pantalla en la parte frontal, con mejoras en la ergonomía y acabado, el S8 fue, en mi opinión, el teléfono más atractivo del 2017.

Por eso es que no me molesta mucho que el S9 no haya traído mayores cambios. El S9 mantiene la estética y dimensiones del S8, incluyendo el tamaño de pantalla. Sin embargo, el S9 y S9 traen ambos bienvenidas mejoras como, por ejemplo, la inclusión de parlantes estéreo . Una de las quejas con modelos anteriores, era que Samsung mantenía un débil parlante en la parte inferior. Con una pantalla tan hermosa, muchos optamos por ver series y películas en el teléfono1. Pero el pobre sonido que emanaba de un único parlante mataba, en parte, la experiencia. Ahora, con el S9 y S9+ tenemos una experiencia mucho más envolvente, gracias a que tenemos un parlante adicional en la parte superior que mejora considerablemente el sonido. Ahora tenemos más volumen, y mejor sonido en general

Pantalla

En pantalla no hay muchos cambios importantes. Se mantiene la misma resolución WQHD+ con un formato 18.5:9 (aunque por defecto, el teléfono opera en Full HD en lugar de QHD). Donde si tenemos mejoras, es en la curvatura de la pantalla; el teléfono resultó menos curvo a los lados que el S8, pero aún más curvo que el Note 8. Además, esta pantalla logra ser un 20% más brillante que no sólo ayuda a utilizarlo de día, sino también cuando estamos viendo videos en HDR, donde el brillo máximo es más fácil de apreciar.

Rendimiento

Galaxy S9 vs S8

Aquí es donde noté un salto sustancial frente al S8, pero no uno muy grande frente al Note 8. El S9 y S9+ traen consigo el nuevo procesador Exynos 9810 que mejora el poder de procesamiento y también la autonomía. Jamás encontré “lag” en el equipo; este funcionó siempre sin perder cuadros cuando navegaba por la interfaz, y todos los juegos que probé, incluso unos bastante pesados como Final Fantasy XV Mobile, corrieron sin problemas.

Sin embargo, además del Galaxy S9 vs S8, el Note 8 también ofrece un performance similar, y este tiene el mismo procesador que el S8, así que la lentitud que experimenté con el S8 se debe, en mi opinión, a la versión de Android que este tiene. El S8 tenía la versión 7.0.0 que tenía algunos problemas de rendimiento. El Note 8, por otro lado, vino con Android 7.1 y Samsung Experience 8.5 que mejoraron notablemente la experiencia. También cabe señalar que ambos equipos vienen con 2 GBs extra de RAM (6 GBs en total) que también influyen, pero no tanto como la versión de Android con la que vienen.

Galaxy S9 vs S8: Cámaras

Galaxy S9 vs S8

Es en la cámara, donde el S9 y S9+ realmente destacan. Samsung ha hecho grandes mejoras con el sensor del S9, a tal punto que las fotos nocturnas que podemos obtener con esta cámara son muy superiores al también excelente S8. El S9 logra obtener imágenes con poco ruido y muy nítidas incluso en condiciones sumamente adversas. Esto lo consigue gracias a que, en ciertas condiciones, el S9 toma 12 fotos y las une en una sola, “normalizando” (quitando) el ruido de la imagen.

La apertura variable también ayuda bastante a obtener unas mejores fotos diurnas, captando más detalle en las imágenes. Muchos reviewers con poco conocimiento de fotografía han empezado a comparar sólo el “bokeh” o fondo desenfocado con la apertura f/1.5 y f/2.4. Esta es una prueba totalmente innecesaria y tonta, pues la diferencia de bokeh es prácticamente nula, incluso cuando tomamos una fotografía similar con un lente con apertura f/1.6 o f/2.4. Es la prueba equivocada a realizar. En lugar de ello, tenemos que hacer la prueba para la que la apertura variable ha sido creada, y es la de obtener mayor detalle en imágenes de día.

Un breve repaso de fotografía: Cuando buscamos tener la máxima apertura fotográfica (como f/1.5) para obtener fotos nocturnas nítidas , el efecto secundario es que las imágenes pueden terminar viéndose un poco “suaves”, con una pérdida de detalle. Como fotógrafos con una DSLR, lo que hacemos en esos casos, es usar ese lente f/1.4 o f/1.8, pero con una apertura en f/2.8 o f/4 para así maximizar el “sharpness” o la nitidez del lente. Y claro, lo usamos en f/1.8 cuando queremos dejar entrar más luz. Esto es lo que la apertura variable realmente ofrece: la posibilidad de usar f/1.5 en situaciones de poca luz (de noche), pero usar f/2.4 – que nos dará más detalle, fotos más nítidas – de día. La diferencia no es enorme porque, después de todo, pasar de f/1.5 a f/2.4 no es un salto muy grande, pero esto abre las puertas que en futuras generaciones veamos un cambio más dramático (a f/4, por ejemplo), pero si es notable cuando vemos las fotos lado a lado. Recuerden, no se trata de cuánta diferencia hay en el bokeh, como muchos reviewers han intentado comprobar, sino en el nivel de nitidez en complejas texturas. Y aquí si es notable.

Por supuesto, tenemos también todo el tema de video en 4K a 60 cuadros por segundo, soporte para el formato de video HEVC, y también el Super Slow Motion, pero son detalles que dejaremos para la reseña final.

Galaxy S9 vs S8: Batería

Aquí es donde, lamentablemente, no vemos mejora alguna por parte de Samsung. Tenemos mejoras por todos lados pero en temas de autonomía, Samsung no ha hecho ningún avance. De hecho, comparando al S9+ contra el S8+, vemos una reducción de 100 mili-amperios en la batería (3,500 mAh en el S9+, contra los 3,600 mAh del S8+). Esto es compensado con un procesador más eficiente y de menor consumo, pero al final del día, la duración de batería promedio con el S9+ ha sido prácticamente la misma que la que tenía con el Note 8 / S8+: lo suficiente para llegar al final del día con un 20%.

Ojalá Samsung presente mejoras en este aspecto para el Note 9 o S10, pues competidores como Huawei están ofreciendo una mejor experiencia en temas de autonomía. Y con lo mucho que usamos nuestros teléfonos hoy en día, mientras más duren estos, mejor.

Conclusión

Tienen un S8+? A menos que sean amantes de la fotografía, o usen sus smartphones para producir video constantemente – y necesitan 4K a 60 cuadros por segundo – entonces no hay muchas razones para actualizar al S9+. El S8+ sigue siendo un excelente teléfono que ofrece quizás el 80% de lo que el S9+ tiene.

Si, sin embargo, están viniendo de un S7 Edge, S7, o algunos teléfonos lanzados en el 2017 como el LG G6 o HTC U11, entonces el S9+ definitivamente es un teléfono a considerar, muy superior a estos,y por encima del S8+. La cámara, la superior pantalla, la mejor experiencia multi-media que el teléfono ofrece gracias a los parlantes estéreo, lo hacen un teléfono que casi casi, no tiene falla alguna.

 

  1. En serio, en HDR se ve espectacular