Zuckerberg siguió dándole acceso a información personal de sus usuarios y la de sus amigos, a fabricantes de Smartphones y Tablets.

Si creías que Cambridge Analytica fue un error de la empresa y que no volvería a ocurrir algo parecido, malas noticias.

Recuerdan cuando Mark Zuckerberg testificó sobre cómo había restringido la información a la cual terceros tenían acceso, desde el 2014? Pues, para sorpresa de nadie, era mentira. Según un nuevo reporte del New York Times, a pesar de que Zuckerberg afirmó que se había prohibido el acceso a la información de amigos de los usuarios en el 2014, no mencionó que esta práctica continúa hasta ahora con fabricantes de smartphones, tablets y otros dispositivos

Según el NYTimes:

“Facebook permitió que compañías fabricantes de dispositivos accedan a la información de los amigos de usuarios sin su consentimiento explícito, incluso después de declarar que ya no compartiría dicha información con terceros. Algunos fabricantes de dispositivos podían recolectar información personal incluso de los amigos de los usuarios que creían que habían prohibido cualquier opción de compartir

En contraste con la pobre reacción de Mark Zuckerberg y Facebook en general, que tardaron varios días en pronunciarse al respecto, la respuesta oficial no tardó en llegar, que pueden leer en Facebook. Lo importante, es lo siguiente:

Todas estas alianzas se construyeron con un interés común – el deseo de que las personas pudieran usar Facebook sin importar el dispositivo o sistema operativo (…). Estos socios firmaron acuerdos que los limitaba a usar la información para cualquier otros propósito aparte de crear experiencias parecidas a las de Facebook. Los Partners no podían integrar las características de Facebook sin consentimiento del usuario. Y nuestros equipos de sociedad e ingeniería aprobaron estas experiencias que las compañías construyeron. Contrario a lo que alude el New York Times, la información de amigos, como fotos, era sólo accesible en dispositivos donde las personas habían tomado la decisión de compartir dicha información con esos amigos. No estamos pendientes de abuso por estas compañías

 Desenmarañando todo el asunto.

El problema es claro: empresas como RIM (ahora Blackberry), y varios fabricantes de Android creaban su propia app para darle a sus usuarios acceso a contenido de Facebook. Podía ser una versión de Facebook específica para el teléfono o, como ocurría en Blackberry, una manera de comunicarse con contactos de Facebook a través de Blackberry Hub. Para crear estas apps o integraciones, el fabricante creaba una app que le daba acceso a la información de Facebook, incluyendo, por supuesto, la foto de perfil, nombres de amigos, estado de relación, inclinaciones políticas e incluso eventos a los que pensaban atender. Toda esta información, de amigos del usuario, quedaba, entonces, en las manos de Blackberry además de la de Facebook. A pesar de que los amigos de este usuario jamás habían dado consentimiento explícito de compartir información con Blackberry.

Y la única defensa o seguridad, según Facebook, de que esta data no era usada para otros fines? Un “acuerdo” firmado con la empresa. Exactamente el mismo error que cometió con Cambridge Analytica, donde sólo le preguntaron a la empresa si habían borrado la data e, ingenuamente, no hicieron más.

Así es como Cambridge Analytica manipuló la votación de Estados Unidos

Realmente queremos confiar nuestra información personal a una empresa tan irresponsable? A un sujeto que NO VALORA la privacidad?

Este es tan sólo un escándalo más; una “raya más al tigre” que demuestra lo poco que Facebook valora nuestra privacidad. Para Facebook, como hemos mencionado incontables veces, somos tan sólo el producto; un par de ojos que desea conocer al máximo para mostrar publicidad más efectiva y así vendernos ante agencias publicitarias.

Aprovechen este nuevo escándalo, y borren Facebook de sus teléfonos. Les GARANTIZO, que tendrán una mejor semana, sin Facebook.

Hoy, BORREN FACEBOOK de sus Smartphones (PODCAST)