18rsdhx19pktgjpg

Todos sabemos que nada en la Web es eterno, y la huella que dejan servicios pueden desaparecer tan rápido como llegaron a ser populares. ¿O acaso alguien recuerda con nostalgia a Hi5? El problema, es cuando se trata de “probar” o “augurar” la muerte de un servicio con métodos que no sólo son poco convincentes, sino estúpidos.

Facebook como epidemia, según investigadores de Princeton.

Esto es lo que investigadores de la Universidad de Princeton han “oficializado” en un estudio, comparando a la curva de crecimiento de Facebook, con la misma utilizada para estudiar epidemias. Los científicos afirman que, al igual que la plaga bubónica, Facebook empezará a desaparecer, aludiendo a una pérdida del 80% de usuarios para el 2015 a 2017. Según el estudio (cuyos autores, son John Cannarella y Joshua A. Spechler)

“Ideas, como enfermedades, han sido demostradas de expandirse de manera infecciosa entre personas antes de eventualmente morir, y también se han descrito exitosamente con modelos epidemiológicos… Ideas se difunden a través de contacto comunicativo entre diferentes personas que comparten ideas entre sí (?). Los manifestantes de las ideas finalmente pierden interés con la idea y ya no la manifiestan, lo que puede ser asumido como ganar una “inmunidad a la idea”.

Screenshot 2014 01 24 17 48 18

Como modelo, tomaron su concepto y lo aplicaron a MySpace (que, para los científicos, cumplió todo el ciclo de vida típico de una epidemia). En base a esta aplicación, pues, los científicos de Princeton responsables de este “estudio” asumen que Facebook pasará por lo mismo y que, para el 2017, su actual base de usuarios será el equivalente al 20% de la actual. Si, en serio intentaron aplicar el mismo modelo de MySpace, a Facebook.

Screenshot 2014 01 24 17 38 40

El estudio también alude a que, debido a que las personas están buscando menos el término de “Facebook” en Google, el interés en éste ha empezado a disminuir.

Cum hoc ergo propter hoc.

En pocas palabras, una correlación no implica causalidad. Pero es justamente lo contrario (que una correlación implica causalidad), esta falacia, lo que los investigadores trataron de probar con su “estudio”.

 

Facebook Responde.

1601297 10101234997676551 1912211356 n

La respuesta de Facebook no se hizo esperar. Publicaron en su propio blog, acompañado de data y utilizando el mismo modelo, una “clara demostración de que Princeton perdería a todos sus alumnos para el 2020”. Por qué?

Porque siguiendo el modelo impuesto por los científicos de Princeton asociados al estudio – donde la menor cantidad de apariciones de “Facebook” en Google Trends podría implicar un falta de interés en la red social – la menor cantidad de “likes” para Princeton, comparada a las de Yale o Hardvard, junto con la menor cantidad de artículos publicados por alumnos y docentes de Princeton según Google Scholar:

Screenshot 2014 01 24 17 43 35

..además del poco interés en Google Trends…

Screenshot 2014 01 24 17 44 11

…señalarían que tendría sólo la mitad de alumnos para el 2018, quedándose sin alumnos para el 2020. En pocas palabras, un blog post magnífico, burlón y divertido por parte de Facebook, frente a este descabellado estudio, que tienen que ver completo

 

 

Huh?

Que Facebook vaya a desaparecer, es probable. Pero Facebook ha estado luchando para convertirse en más que una simple red social. Facebook es ahora una plataforma. Plataforma que no sólo alberga nuestros “status updates”, nuestros contactos. Se trata de una plataforma desde donde recibimos noticias, donde jugamos, donde nos comunicamos. Facebook se ha vuelto una suerte de pseudo-internet, donde podemos pasar todo nuestro tiempo online. Y no sólo eso, Facebook sirve como plataforma para muchísimos servicios (con el “Conéctate con Facebook” tan común en apps, servicios de la web y más porque, sinceramente, quién quiere estar sacando una cuenta nueva cada vez que queremos probar una nueva app, o un nuevo servicio?

Para qué, por ejemplo, crear una cuenta nueva y otra vez decirle a esta app nuestros gustos musicales (de tratarse de una app musical) si puede obtener estos datos de nuestros likes en Facebook? He ahí la falla crítica del estudio (además de asumir la falacia mencionada como real): Facebook ya no es sólo una red social; se trata de una plataforma en la web. Por lo tanto, aplicar un modelo similar al de MySpace es imposible.

No me molestaría ver desaparecer a Facebook. Ok, de repente un poco, pues implicaría volver a añadir mis contactos a cualquiera sea que fuese su reemplazo. Pero estudios tan terribles tan sólo me hacen recordar a los típicos artículos sensacionalistas sobre la muerte de los blogs que veo desde el 2009. O la desaparición de los libros ante el crecimiento en popularidad de los eBooks. O la muerte de las PCs, ahora que las tablets y smartphones están de moda.