700.000 usuarios fueron afectados por experimentos psicológicos de Facebook.

Screenshot 2014 06 29 11 27 16

Como de película, no? Facebook, aprovechándose de su popularidad y de que cuenta con representación de prácticamente todos los países del mundo, que cuenta con tantos usuarios que, si todos vivieran en un mismo lugar, sería uno de los países más poblados, utilizó las cuentas 689,003 usuarios – con lenguaje principal definido como inglés – para manipular el flujo de noticias y espiar para conocer si éste tenía algún efecto en el comportamiento de las personas.

Especificamente, Facebook modificó el algoritmo de Facebook que nos muestra el contenido más “relevante”, haciendo que un mayor porcentaje de contenido positivo apareciera para algunos, mientras que otros recibían contenido negativo. Así es, como ratas de laboratorio, Facebook utilizó a sus usuarios para determinar que sí, manipular el contenido del News Feed – tanto a través de la omisión de contenido positivo, como del negativo – tiene un impacto en nuestro estado emocional. Es decir, se comprobó lo que se sospechaba: así como en la vida real ver a un amigo molesto nos afecta emocionalmente, también sucede lo mismo online.

Por supuesto, Facebook pudo haber llegado a la misma conclusión realizando una investigación pasiva. Pero seguramente manipular el contenido y a los usuarios, resulto mucho más eficiente en temas de tiempo.

Sólo una demostración de lo mucho que le importan sus usuarios a Facebook, no? Y un escalofriante recordatorio del poder de Facebook; a pesar de que está dentro de los términos y condiciones, la ética y moral detrás de este estudio, a pesar de ser legal, es bastante cuestionable, no?

 Screenshot 2014 06 29 11 41 56

Fuente

via theverge