$60 en materiales para que estudiante creara sus propios frenillos.

braces

Los frenillos, correctores dentales – o “braces” – de marca pueden llegar a costar miles de dólares.  Un estudiante de diseño digital, llamado Amos Dudley, sin embargo, tuvo una novedosa idea: crear sus propios correctores dentales utilizando la impresora 3D del instituto al que asiste, el New Jersey Institute of Technology.

Dudley los utilizó durante 16 semanas, y el efecto, fue una notable mejoría / corrección dental.

Utilizando el equipo del instituto para escanear sus dientes, y luego realizar los cálculos necesarios para saber cuánto podía mover los dientes con cada molde, Dudley procedió a imprimir, con un material transparente y no tóxico, los moldes necesarios que alinearían su dentadura durante las siguientes semanas. De hecho, el proceso tomado por Dudley no difiere mucho del utilizado por los dentistas.

El resultado fue realmente notable. Tras 16 semanas de utilizar diferentes moldes para ir alineando su dentadura, Dudley consiguió su objetivo: tener una sonrisa de la que pudiera sentirse orgulloso.

Amos Dudley 3D printed his own clear braces to straighten his smile.

Amos Dudley 3D printed his own clear braces to straighten his smile.

Este es un ejemplo de lo que podríamos esperar en el futuro, conforme las impresoras 3D sigan evolucionando en calidad, y bajando los costos necesarios, y el software para utilizarlas y la manera de interactuar con ellas, siga volviéndose más sencillo. Quizás, en un futuro, podamos ahorrarnos una buena cantidad de dinero e imprimir nosotros nuestros propios moldes de dentadura que nos envíe el doctor como un archivo adjunto, no?

La impresión 3D está haciendo bastante noticia en el mundo de la medicina. Sin embargo, este es uno de los primeros casos en los que hemos visto una actitud más “DIY”, o Do it Yourself a todo el proceso; una situación en la que el estudiante simplemente decidió probar el uso de estos moldes impresos, y consiguió el objetivo deseado!

via CNN Money