Esto es lo que ocurrió con la batería del Note 7 (VIDEO)

Tal como fue anunciado, Samsung reveló hoy los resultados de su investigación detrás de las explosiones de sus Note 7, y qué es lo que originó este problema.

Al parecer, no era el chasis o case como se creyó en una segunda instancia, sino se trataba del problema original: una falla en la batería del equipo o, mejor dichos, dos diferentes fallas en la batería. Y es que, si recuerdan, tuvimos dos casos de "baterías explosivas" con el Note 7: de las unidades originales que salieron a la venta, y de las unidades que supuestamente estaban "corregidas", pero que también empezaron a estallar.

En el caso de la Batería A, fabricada por Samsung SDI, el error estuvo en los bordes del empaque de la batería, que era demasiado pequeño. Esto hizo que los electrodos negativos hicieran contacto con los positivos y terminaran incendiando o haciendo explosionar la batería. El problema de esto es que la totalidad de smartphones Note 7 eran aquejados por este error de fabricación. En pocas palabras: todos los Note 7 del primer lote, explotaban. Ahora podemos entender por qué Samsung tomó medidas para tratar de sacar estos teléfonos del mercado lo antes posible (a la fecha, el 96% de teléfonos ha sido retirado del mercado)

Por otro lado, tenemos el caso de la batería B, manufacturada por ATL, que tenía otro defecto diferente: quizás por el apuro, no se tuvo un control de calidad adecuado lo que originó que cierto material sobrante penetrara la capa aislante entre el electrodo positivo y negativo, ocasionando un contacto y eventual explosión.

Si quieren descubrir por qué las baterías de los smartphones explotan, los invito a leer este artículo en detalle al respecto:

https://www.arturogoga.com/baterias-celulares-explotan/

 Mea Culpa

Samsung está siendo bastante transparente con todo el proceso de investigación, como pudimos ver en el video. Desde estos desafortunados acontecimientos, ahora Samsung ha planteado este test de 8 puntos para asegurarnos que la batería de dispositivos a futuro, sean seguros. Estos incluyen tests de durabilidad, inspección visual, rayos X, test de carga y descarga, TVOC, de desarmado, uso acelerado, y OCV (Open Circuit Voltage).

Teniendo en cuenta cuánto contacto tenemos a diario con nuestros smartphones, me sorprende que no se hayan hecho este tipo de rigurosos controles con algo tan crítico como lo es el tema de batería.

Hasta ahora, este incidente del Note 7 le ha costado $5 mil millones de dólares en ganancias a Samsung, pero analistas estiman que la cifra de pérdida de ingresos ocasionada por el Note 7, era de $10 mil millones.

vía Ron Amadeo de Ars Technica