Plantéense la siguiente idea: han estado utilizando su teléfono todo el día constantemente, llegan a casa, pero tienen que salir de nuevo. Qué hacer? Con la tecnología de carga rápida de Meizu, llamada mCharge, podemos cargar el teléfono de 0 a 100% en lo que nos tomaría darnos un duchazo antes de salir!

La carga rápida ya es un tema común. Incluso fabricantes como Huawei han mejorado esta considerablemente, permitiéndonos cargar no sólo de manera acelerada y constante, sino con la pantalla encendida y sin generar demasiado calor – que hace que la batería se desgaste rápidamente.

La tecnología de Meizu, sin embargo, lleva esto a otro nivel. El nuevo sistema puede empujar hasta 55 Watts al teléfono para cargar la batería, mientras que algunos de los teléfonos más eficientes sólo pueden lidiar con 18W. El cargador de Meizu ofrece 11V/5A (que se traducen en 55 Watts). Es una técnica similar a la empleada por Huawei, pues el cargador del Mate 9 y P10 es capaz de distribuir hasta 4.5 Amperios a 5V (22.5 Watts en total), lo que le permite mantener al teléfono a temperaturas normales.

Meizu incluso menciona el tema de la temperatura, mostrando que su método de carga mantiene al teléfono más frío que otras tecnologías, como QuickCharge 3.0. La elevada temperatura de QuickCharge es la preocupación principal, pues el calor es el principal enemigo de las baterías. Si la batería se calienta demasiado durante la carga, su eficiencia y longevidad se ven drásticamente reducidas. Tecnologías como la de Huawei y ahora la mCharge de Meizu, aunque propietarias, apuntan a una acertada dirección, donde no tengamos que preocuparnos tanto de la temperatura de carga.

Pero al igual que la tecnología usada por Huawei, el Dash Charging de OnePlus, y el mCharge de Meizu, son características que sólo funcionarán con el cargador y cable que vienen con el teléfono, lo cual le resta utilidad.

La única "carga rápida" que parece volverse standard, es la de USB – C con su Power Delivery.