Este dispositivo vestible es el primer exo-esqueleto que trabaja sin necesidad de energía. De hecho, con la técnica y tecnología utilizadas, éste hubiera podido ser fabricado hace décadas.

Indoors_1-1024x884-640x553-2

El aparato funciona como un músculo de pantorilla auxiliar, y no es más que un soporte unido a resortes que ayuda a disminuir el consumo energético que implica caminar. De hecho, con este accesorio, ahorramos un 7% de energía  al caminar la misma distancia.

Quizás siete por ciento no suene mucho, pero si lo fuéramos a utilizar, por ejemplo, para el Camino Inca en Machu Picchu de 42 kilómetros, esto implicaría que 2.94 de los mismos serían prácticamente “gratuitos”. 3 kilómetros más que podemos aprovechar para disfrutar más de esta maravilla del Mundo. Puesto de otra perspectiva, una reducción de 7% del esfuerzo es equivalente a cargar una mochila de 5 KGs.

 

Aquí pueden verlo en acción

Según los estudios realizados por Steven Collins y Greg Sawick, inventores de este revolucionario descubrimiento, notaron que los seres humanos no utilizan la pantorrilla y el talón de Aquiles como “motores”, sino como un “embrague”, una conexión. El dispositivo es básicamente una duplicación de la labor del talón de Aquiles y los músculos de la pantorrilla.

vOGE1l copy

Lo brillante del proyecto, sin embargo, es que no sólo se obtiene un mejor rendimiento en general, sino que se consigue sin energía extra, baterías o cualquier tipo de alimentación auxiliar. Además, no requiere de complicados instrumentos, sino de hacer lo que ya sabemos y dominamos: caminar.

Los usos futuros, son muchos. En el campo médico, podría ser una herramienta esencial para que personas accidentadas puedan caminar nuevamente. En el deporte, sin duda veremos algunas propuestas por parte de grandes marcas como Nike o Adidas aparecer con variantes de este dispositivo

 

via