La realidad virtual, a través de dispositivos como el Oculus Rift o el casco de Samsung para adaptar al Galaxy Note 4, es algo que inevitablemente estará con nosotros a fines de este año e inicios del otro. Es un segundo renacer de la tecnología, después de tener sus inicios en los 90s.

Hoy, contamos con la tecnología suficiente para realmente explotar estos mundos virtuales, de hacerlos más reales que nunca gracias a un mayor poder de procesamiento, mejor calidad de pantalla y más.

Pero por cada Oculus Rift o casco virtual de Samsung revolucionario, también veremos proyectos como este:

9c8f2a1db2f9156b7e4bcc0c51c09e84_large

Si, un iPad Mini Retina. En tu cara.

Ahora, quizás sea una de las mejores implementaciones de realidad virtual en existencia, y gracias al a alta densidad de pixeles del iPad Mini Retina, se consiga un efecto impresionante.

Pero vamos, por más cool que sea la tecnología, resulta imposible no ver el prototipo, y soltar una carcajada. Simplemente, se ve ridículo.

 

Le deseamos toda la suerte del mundo a AirVR y ojalá su campaña sea un éxito, pero por favor, mejoren el diseño industrial, que no queremos ver las calles inundadas con gente así:

b97bd17f3daeeeca753205d163045c6f_large.0