Eric Schmidt, CEO de Google, renuncia de la Junta Directiva de Apple.

tiltshift 

Lo cual no es ninguna sorpresa. Erick Schmidt, el Director Ejecutivo de Google, renunció – o mejor dicho, se vio obligado a renunciar – de la silla que ocupaba en la Junta Directiva de Apple.

Así es, un jugador clave de uno de los equipos rivales en el mundo de los celulares (Google con su Sistema Operativo para móviles Android y Apple con su iPhone) estaba en la Junta Directiva del equipo rival desde el 2006!

Lo que sorprende, realmente, es que hayan tardado tanto en sacarlo / que Eric Schmidt renunciara.

La raíz del Problema.

Al parecer, todo esto se debe a los problemas que empezaron a generarse al final de la semana pasada, cuando Apple, como ya nos tiene acostumbrados, no dio ni razones, ni explicaciones cuando negól la publicación de Google Voice de entre las aplicaciones disponibles para el iPhone (aplicación que ya existe en Blackberries y teléfonos con Android).

Google Voice es una aplicación que permite tener un número único teléfonico, el cual podemos redirigir hacia otros teléfonos. Llamó el jefe? GV puede envigoog-appear la llamada al móvil. Llamó ese molestoso contacto? Simplemente podemos hacer que se tome el mensaje. Pero entre otras cosas, Google Voice, al trabajar vía VoIP (internet), nos permite, por supuesto, enviar mensajes de texto y realizar llamadas al extranjero a un precio mucho menor. Al parecer, esto incomodó a AT&T, compañía telefónica de USA que tiene contrato exclusivo con Apple y sus iPhones, y este podría ser el más claro motivo por el cual la aplicación fue negada.

Desde entonces, Internet explotó en ira contra Apple y AT&T, y la FCC (Federal Communications Commission, encarga de regular estos asuntos) empezó a enviar preguntas a todos los involucrados.

Esto ocurrió el viernes, y hoy lunes, Erick Schmidt y Steve Jobs ambos hicieron declaraciones.

Pero esto quizás haya sido simplemente una aceleración del proceso. Después de todo, en el 2006, nadie conocía las intenciones de Google de entrar al mercado de celulares. En ese entonces, que Google se aliara con Apple para combatir a un enemigo común, Microsoft, tenía mucha lógica.

Hoy, en el 2009, Google es uno de los rivales más importantes de Apple y su iPhone, así que tener a una figura tan importante como Schmidt en la Junta Directiva, donde se toman todas las decisiones importantes, era totalmente ilógico.

 

via techcrunch

No more articles