Sin la necesidad de instalar nada, y con tan solo dirigirnos a Eyejot, podremos enviar videomails sin mucho esfuerzo.

Basta con tener una webcam, sacar una cuenta en la página mencionada, clickear en “Record”, hacer la tontería que vayamos a hacer por la webcam, presionar Send, y listo.

Lo bueno de no requerir ningún tipo de instalación, es que significa que funcionará para Linux, Windows y Macs, además de poderlo utilizar en cualquier momento, sin aplicaciones que estorben, todo directo desde nuestro navegador.

Link

via lifehacker