Y resulta que, luego del proceso de reciclaje, es incluso más pura que el agua que tomamos en la Tierra.

Al parecer, los científicos de la NASA han logrado crear un proceso que destila, filtra, ioniza y oxigena el agua inservible, para hacerla potable nuevamente. Incluyendo la orina.

Tras varios años de estudios y con $250 millones invertidos, al parecer, han conseguido formular un método que hace que todo tipo de líquidos sepa como cualquier agua “normal”.

space.1

Y con la orina, el método es el siguiente: dado a que en el espacio, el vapor no se eleva, tuvieron que crear un método en donde todo el sistema era rotado para crear una suerte de gravedad artificial, y así separar el vapor de la salmuera.

Puede sonar asqueroso, pero al parecer, luego de varias pruebas a ciegas, nadie pudo detectar cual era el agua reciclada. Así que bien por la NASA

via Slashdot