Cuando una célula “sana” se descompone, éstas, por su cuenta, se “suicidan”, por así decirlo, para evitar problemas a todo el organismo. Esto no sucede con las células del cancer, las cuales se mantienen dentro del organismo, dividiéndose y causando más daño.

La Universidad de Illinois, sin embargo, podría haber encontrado la cura al cancer, a través de una molécula sintética, que ocasionaría un proceso de auto-destrucción a las células cancerosas, aunque de manera indirecta.

Procaspase-3, una proteína innata de todas las células, se convierte, en células sanas, en caspase-3. Esto no ocurre con el cáncer, sin embargo, y aquí es donde apunta la molécula sintética. A ocasionar la transformación del procaspase-3 en caspase-3 en las células cancerosas, obligándolas así a autodestruirse.

Mientras más proteínas de procaspase-3 tenga la célula cancerosa, menos cantidad de la molécula será necesaria.

Además, según investigaciones, a pesar de asesinar a las celulas malas, las “sanas” se mantenían en perfecto funcionamiento, no afectadas por esta molécula verduga.

Está por verse, pues, si es este un paso hacia adelante para la abolición del cáncer, o si quedará inefecta.

noticia original

Gracias Feliponz por la noticia