El Ubuntu Phone ha muerto, junto con la interfaz Unity 8

El video que ven aquí arriba, es uno que grabé en el Mobile World Congress hace un par de años, cuando el sueño de que Ubuntu, como plataforma, estuviera en todos lados, aún era joven y estaba latente. Ubuntu sabía que había perdido la guerra en el escritorio y quería trasladar la batalla hacia móviles. Sin embargo, es un sueño que no llegará a realizarse, pues la empresa ha puesto fin al desarrollo de Ubuntu para móviles, en un esfuerzo por re-enfocarse en lo que les está produciendo ingresos: concentrarse en empresas, y de seguir funcionando como sistema operativo para servidores, que es donde Ubuntu ha logrado establecerse bastante bien.

Canonical, la empresa detrás de Ubuntu, tenía grandes aspiraciones de convertirse en una plataforma viable para el consumidor. Después de todo, es la distribución de Linux más popular del mercado. Para poder alcanzarlo, decidió crear “Unity”, una interfaz que se adaptaría al tamaño de pantalla del dispositivo que estábamos usando. Así, tendríamos una experiencia coherente, con la misma interfaz, sin importar si estábamos en una tablet, smartphone o el escritorio. Algo como lo que Windows ha estado intentando hacer desde hace bastante tiempo.

Lamentablemente, Canonical no ha podido conseguir el respaldo necesario para lanzarse como una plataforma competidora; sobre todo porque el mercado ha sido acaparado totalmente por dos plataformas (iOS y Android) y ya hemos sido testigos de lo difícil que es intentar competir con dos sistemas establecidos. Ni Blackberry, ni Microsoft con todos sus recursos, han logrado convencer al público de ser opciones viables.

Debido a este cambio de planes, Ubuntu también estará deteniendo el desarrollo de Unity, la interfaz gráfica, para retroceder y usar GNOME por defecto a partir de la versión 18.04 LTS.

Es una pena ver cómo Ubuntu no continuará intentando establecerse como una plataforma viable, pero tampoco puedo decir que me sorprenda. Desde ese entusiasta video del 2015, donde la empresa parecía sumamente convencida de que tenían algo genial entre manos, no se supo más de la plataforma móvil, hasta la cancelación el día de hoy. Con la desaparición de Ubuntu, ya son varias las plataformas que fallan en convertirse en sistema operativo móvil viable, pues ya hemos tenido a Firefox OS, Blackberry y Windows 10 Mobile, los cuales no han logrado convencer a un porcentaje significativo de la población.

 Ubuntu sigue siendo un éxito en la nube.

Tal como lo menciona Ars Technica, sin embargo, Ubuntu ha logrado encontrar un enorme éxito en la nube, sirviendo como la plataforma que encontramos por defecto en muchos servidores y software de la nube por lo estable, veloz y confiable que es el sistema operativo.

Según Mark Shuttleworh, de Canonical:

La historia de la nube y IoT para Ubuntu es excelente y sigue mejorando. Ustedes probablemente ya saben que la mayoría de trabajos de nube públicos, y la mayoría de infraestructuras de Linux privadas en la nube dependen de Ubuntu. También sepan, quizás, que la mayoría del trabajo IoT (Internet of Things) en auto, robótica, redes y machine learning está también en Ubuntu, con Canonical, como empresa, brindando servicios comerciales para muchas de esas iniciativas. El número y tamaño de compromisos comerciales alrededor de Ubuntu en la nube y IoT ha crecido consistente y materialmente.

La elección, finalmente, es en invertir en áreas que están contribuyendo al crecimiento de la compañía. Esos son Ubuntu mismo para escritorios, servidores y VMs, nuestros productos para la infraestructura en la nube (OpenStack y Kubernetes), nuestras capacidades de operar en la nube, y nuestra historia en IoT en snaps y Ubuntu Core. Todas estas iniciativas tiene comunidades, clientes, ingresos y crecimiento, los ingredientes para una compañía independiente y grande, con escala y momentum. Este es el momento para nosotros de asegurarnos, en todo sentido, que tenemos el rigor para seguir ese camino.