Screenshot 2014 01 10 17 59 08 

foto: Steven Collins via Shutterstock

Según Gartner, y IDC las ventas de computadoras personales (de escritorio, laptops), ha sufrido una caída del 10%. Es decir, el mercado de PCs no sólo no presentó crecimiento – algo que no hace desde fines del 2011 – sino que de hecho, fueron menos las computadoras enviadas / vendidas en general durante todo el 2013, comparado al año pasado. Esto hace del 2013 el peor declive en la historia del mercado de computadoras.


 

Por qué las ventas de PCs han decaído tan precipitosamente? Existen múltiples razones por las cuales ya no nos vemos en la necesidad de salir a reemplazar nuestra laptop / PC de escritorio cada dos o tres años: en muchas situaciones, una laptop o PC ya no se trata del dispositivo primario. No hay duda que la aparición del iPad, y la posterior explosión del mercado de tablets una vez que la competencia vio la demanda del mercado por este tipo de dispositivos[1], ha ocasionado que las PCs, poco a poco, cumplan un rol secundario frente a las tablets y smartphones. Sí, en algunos casos siguen siendo nuestras herramientas de trabajo. Pero cuando actividades más comunes de nuestro uso computacional son más cómodas de realizar en una tablet (email, navegación, lectura, mensajería), e incluso muchos terminamos, para el consumidor final, la importancia de una PC o una Laptop, la necesidad de renovarla, cuando ha sido relegada a un rol secundario, decrece considerablemente. Esto es exactamente lo que está ocurriendo en el mercado de las PCs. Si bien todavía son necesarias para ciertas labores[2], el ímpetu de renovar nuestra PC no es el mismo que hace uno años.

Esto está amarrado, por supuesto, a un segundo punto: Las PCs actuales son lo suficientemente veloces, desde hace algunos años, para la mayoría de tareas. Desde la introducción de los primeros procesadores “Core” por parte de Intel, hace más de 8 años, la evolución en el poder de procesamiento no ha sido tan drástica como la que vivimos décadas atrás. En los 90s era imposible dejar pasar dos o tres años sin vernos prácticamente obligados a actualizar[3]. A pesar de los avances en las diferentes generaciones de procesador por parte de Intel (avances que se están dando principalmente en el ámbito de procesamiento gráfico y duración de batería), incluso procesadores de la primera generación Core son enteramente capaces de realizar muchas de las tareas computacionales básicas; de correr cuanta aplicación deseamos correr. Mi Home Theater PC, que hace la tarea de transcoding (convertir un video de un formato a otro), sigue todavía con un CPU Intel Core 2 E6300, uno de los primeros CPUs Dual Core (lanzado en el 2006). Y hasta ahora, sigue cumpliendo su trabajo excepcionalmente. Es este estancamiento en el poder de procesamiento, junto con el hecho de que las laptops y desktops han pasado a un rol secundario de nuestras vidas, lo que finalmente nos da un poco de insight sobre este dseinterés general mundial sobre el mercado de las PCs.

 

Shutterstock 126133094

foto: Evgeny Atamarnenko via Shutterstock

 

Este desinterés ha sido reflejado incluso en el CES. Si leyeron nuestro especial con los productos más interesantes, notarán una clara ausencia de dispositivos tradicionales; de laptops típicas con Windows, o incluso de dispositivos híbridos, que tanto llamaron la atención a inicios del año pasado. Y es que la mayoría de fabricantes, incluyendo a algunos de los grandes como HP o Dell, no lograron mostrar productos que generaran mayor interés. Lo emocionante del CES se ha movido a dispositivos vestibles.

Estamos siendo testigos de un cambio en el mundo tecnológico. Uno que muchos vimos venir, pero cambio al cual muchas empresas aún no han logrado adaptarse. Sobre todo, empresas cuyos negocios dependen bastante de la venta de PCs tradicionales, como HP, Lenovo, Toshiba. Y por supuesto, Microsoft. El problema con Microsoft, es que su principal fuente de ingreso no es que el usuario utilice Windows, sino que el usuario compre Windows. Es decir, si no hay ventas de PCs, entonces la venta de licencias de Windows – gran porcentaje de ventas de Windows se hace a través de PCs nuevas – disminuye considerablemente. Windows 8 y su sucesor, Windows 8.1, no han logrado revertir esta caída en ventas. Ni ultrabooks, ni dispositivos híbridos, ni tablets con Win 8 que también son PCs han conseguido encender nuevamente la llama de interés del público en general, el cual está centrado, principalmente, en dispositivos móviles (y werables, ahora).

Significa esto el fin de dispositivos tradicionales? No, por supuesto que no. Pero estoy seguro que veremos cambios drásticos en el mundo tecnológico; no en los dispostivos en sí, pero sí en la industria; no me sorprendería ver desaparecer a algunos fabricantes, y ver surgir a algunos nuevos competidores.

 

 


  1. Todavía recuerdo cuando en mi reseña del iPad original, muchos aún consideraban al iPad como un experimento fallido – comentarios que se perdieron con la migración a Disqus, lamentablemente – , sin posibilidades de desbancar a las netbooks, que, de hecho, hicieron que se vendieran más PCs durante el 2009 (a pesar de que los márgenes de ganancia disminuyeron). Quién se podría imaginar que las tablets terminarían por desbancar incluso a las Laptops y PCs de escritorio?  ↩

  2. Resaltando la palabra “labores”, ya que creo que todos estamos convencidos, desde hace mucho, que para entretenimiento, una tablet es superior.  ↩

  3. Algo que se está reflejando, hoy en día, en el mercado de los teléfonos móviles.  ↩