Galaxy gear 008 set1 side six e1378323790842

Los Smartwatches han llegado para quedarse, como parte de las tecnologías vestibles que vimos hace algunos meses en detalle en el especial: Wearable Technologies, tecnología vestible y su implicancia en nuestro futuro cercano. Pero al tratarse de una categoría de productos relativamente nuevo, es lógico que nos encontraremos con productos destinados a fallar, además de algunos exitosos.

 

Entre los que han conseguido avanzar el campo de smart watches – relojes inteligentes que existen como una extensión de nuestros smartphones – tenemos al Pebble, un producto creado por Kickstarter. Sony ha intentado incursionar en este mercado desde hace buen tiempo, con un éxito moderado. Samsung, por otro lado, parece haber fallado rotundamente con el Galaxy Gear, si es que podemos juzgar el producto por las opiniones iniciales del mismo. Para empezar, es sólo compatible con dos dispositivos en el mercado (y un sólo smartphone, el Note 3). Y entre algunas opiniones, tenemos:

 

 

Gizmodo:

Hay tanto lag (quizás debido al procesador de 800 Mhz y medio gigabyte de RAM), que uno no sabe si no registró el tacto o simplemente está dudando. Así que uno trata de adivinar y vuelve a tappear o simplemente se queda mirando. Siempre tomaremos la decisión equivocada, de alguna manera, así que terminaremos en un lugar en donde no queríamos estar, o nos quedaremos mirando hasta que nuestros ojos se sequen.

 

BGR:

El primer intento de Samsung en la categoría de smartwatch que todo el mundo está llamando como el futuro, se siente atascado, sin esperanzas, en el pasado. Es una ventana enana de 1.63 pulgadas en un puñado de funciones básicas de un smartphone. No trae nada nuevo a la mesa. No innova o incluso lo intenta. El Galaxy Gear es un dispositivo que exclama “llegamos primero”, que se siente como una respuesta a medias a un producto de Apple que ni siquiera existe.

 

 

 

The Verge:

El Galaxy Gear no es un smartwatch. No estoy seguro de lo que es, supuestamente. Samsung lo describe como un dispositivo de compañía (para el smartphone), y el Gear es de hecho crónicamente dependiente de un enlace umbilical a otro dispositivo Samsung, pero nunca me dejó con el sentimiento de que se tratara de un compañero útil

 

ABC:

Resulta que el Galaxy Gear no es un reloj muy inteligente. Claro, puede hacer más que el reloj que tienen ahora en sus muñecas – al menos en teoría – pero el reloj que usan a diario puede decir la hora más rápido que el Gear, y es definitivamente más cómodo y atractivo. Y mientras el Gear trae algunas funciones de smartphone a nuestras muñecas, todavía requiere que cojamos el teléfono, ya sea para instalar apps o revisaar más información de algunas notificaciones. Y todo eso es asumiendo que pueden mantenerlo puesto por el tiempo suficiente, debido a las dificultades en comodidad y problemas con la batería.

 

Ouch. Nosotros, por supuesto, todavía nos reservamos nuestra opinión hasta haber probado el producto, pero no hay duda que, tras ver las opiniones reflejadas en un enorme porcentaje de blogs tecnológicos (sinceramente, hasta ahora no veo ni una reseña positiva), las esperanzas de que el Gear sea la respuesta definitiva a lo que debe ser un smartwatch, han decaído un poco. Ok, considerablemente.

 

Y sin embargo, es gracias al Galaxy Gear – producto que aparentemente nadie quiere – que tenemos con nostros lo que es probablemente, el mejor comercial creado por Samsung hasta la fecha. Nada de publicidad ridícula, nada de comerciales anti-Apple, nada de mensajes bizarros. Lo que tenemos con este comercial, es una oda a la Ciencia Ficción, que no se pueden perder.

 

 

Y este otro:

 

 

 

 

Quizás no sea lo suficiente para reivindicar la mala reputación que el Gear se ha ganado, pero no hay duda que se trata de una excelente campaña publicitaria.

 

Via VentureBeat

  • Jorge P

    Yo compré un pebble hace como 3 meses (después de 4 meses de espera), y si bien el precio me pareció algo caro (150$), creo que valió totalmente la pena. Aún tiene algunos bugs, pero siempre llama la atención, y poder recibir notifiaciones es super util en mi chamba. Las funciones que mas me gustan son poder cambiar la musica y su sincronización con Runkeeper. No pasa nada con el samsung.

  • tienes razon al decir que es el mejor comercial (esta muy bueno) y sí es el peor producto de samsung. Con lo que dice Jorge, yo tambien me compre un Pebble pero lo devolvi porque aun le falta mucho 🙂 ahora estoy esperando un smartwatch que de lejos es el mejor de todos…. Omate TrueSmart y solo me costo 180 dolares!

  • Me encantan los anuncios, el Gear me repugna

  • Yehude

    El spot es muy bueno, me trajo a la memoria a uno del 2007. Será el mismo publicista?