Si fuese un comercial real de Photoshop, estoy seguro que Adobe vendería más copias. Excelente parodia de una práctica actual en prácticamente cualquier revista que vean.

Y para más, no se pierdan Photoshop Disasters