El tema de los adblockers, es un tema bastante complejo. Sobre todo para los que dependemos de ellos para poder generar ingresos, al no cobrar por el contenido. Sin embargo, como usuario de diversas páginas, entiendo también la frustración de ver cómo la carga de páginas se alenta con demasiados anuncios. El balance perfecto, creo yo, es mantener el adblocker activado, salvo para las páginas que visitamos seguido, de las cuales somos “caseritos”. Por qué? Pues porque no hay que olvidar que estas páginas dependen de los anuncios y anunciantes; es a través de estos anuncios que pueden generar ingresos para seguir pagando cuentas y mantener el sitio.

En este sentido, siempre he buscado un adblocker que sea veloz pero que, al mismo tiempo, me permita tener acceso rápido a un “Whitelist”, a una lista blanca en donde agregar a mis sitios favoritos. 

Para este cometido, el mejor adblocker actual, es uBlock Origin, para Chrome, Firefox, Safari, Edge u Opera.

 

Sabías que un Adblocker consume recursos de CPU?

Por un lado, los un bloqueador de anuncios nos ayuda a ahorrar ancho de banda, pero por otro lado, muchos adblockers consumen excesivos recursos de CPU y memoria. 

Piensen en ellos como una versión ultra-simplificada de un antivirus: mantienen enormes bases de datos con listas y listas de anunciantes y anuncios. Cada vez que cargamos una página, el adblocker gasta recursos de sistema para contrastar la página con su lista de anuncios (cual lista “VIP” en una discoteca), para decidir qué se muestra y qué no. Por lo tanto, esto se mantiene corriendo siempre en segundo plano y consumiendo recursos por cada pestaña que tenemos abierta, y por cada vez que abrimos una página nueva; esta búsqueda en la lista ocurre cada vez que cargamos una página nueva.

pexels-photo-461077.jpg

Es la manera en la que los adblockers funcionan, pero existen mejores y peores bloqueadores de anuncios; algunos no son tan abusivos con el consumo de CPU y RAM. Si notan que su navegador consume excesivos recursos, quizás se deba al adblocker que están usando.

Por eso me gusta tanto uBlock Origin. De todos los que he podido probar con el paso de los años (Adblock, Adblock Plus y muchos más), uBlock Origin (ojo: no confundir con uBlock, pues el proyecto si dividió en dos y el “dueño” de uBlock fue acusado por la comunidad por malas prácticas) es el bloqueador que mejor trabaja. Consume menos recursos, y permite meter a websites que nos gustan a un whitelist con un par de clicks. Es uno de los adblockers más preocupados en mantener un moderado uso de recursos de sistema frente a su trabajo de bloquear ads. Miren este cuadro comparativo donde se muestra cómo, en general, los adblockers usan constantemente nuestro procesador. Pero sobre todo, cómo uBlock Origins es el que menos recursos consume.

Cómo añadir websites a la lista blanca?

Si visitan websites regularmente, añadirlos a una lista blanca para permitirles mostrar anuncios y que puedan continuar existiendo es tan sencillo como darle click al ícono de uBlock Origin, y luego al enorme botón de “Power”. Una vez desactivado, este sitio que visitaron pasará a una lista blanca, donde se le permitirá correr anuncios sólo a este website. 

Screenshot_3.png

Este proceso lo tendrán que repetir con cada sitio que visiten, pero sólo lo tendrán que hacer una vez. Es realmente importante que lo hagan, así nunca clickeen en los anuncios, pues es, como les expliqué, la manera en la que los dueños de páginas (como esta) generan ingresos.

 

Donde descargar uBlock Origin?

uBlock Origin está disponible para casi todos los navegadores populares.

Para Chrome

Para Opera

Para Firefox

Para Safari

Para Edge

 

Cabe recalcar que TIENEN que desinstalar sus actuales adblockers, pues mantener a dos en ejecución es gastar recursos innecesariamente. Y dejar otros adblockers menos eficientes terminarán alentando más nuestra navegación, que simplemente dejar los anuncios en su lugar