El LG G6 podría venir con un procesador anticuado, por culpa del Galaxy S8

El G6 podría venir con el Snapdragon 821, un procesador basado en la arquitectura del año pasado, en lugar del nuevo 835, perdiéndose todos los beneficios.

qualcomms-snapdragon-835-is-the-latest-snapdragon-chip-and-is-based-on-a-10-nm-technology.jpg

Uh oh, problemas para LG. Según un reporte de Ben Sin, colaborador de Forbes, ahora también corroborado por The Vergeparece que Samsung se ha apoderado de todos los procesadores Snapdragon 835, forzando a su competencia a usar el antiguo Snapdragon 821 (un procesador relativamente “nuevo”, pero basado en arquitectura antigua, presentada a inicios del año pasado). Con esta táctica, todos los smartphones que se lancen antes del Galaxy S8 traerían el procesador antiguo. 

Lo que es justamente lo que le pasó a HTC con su U Ultra. A muchos nos pareció tonto por parte de HTC lanzar su tope de gama con lo que, para su público objetivo – usuarios de  gama alta que buscan lo que está a la vanguardia de la tecnología – es un procesador “antiguo”. Una muerte prematura para un teléfono de una empresa que está luchando por mantenerse a flote. Pero ahora, bajo esta nueva luz, me queda algo claro: HTC no tenía otra opción. Era lanzarlo antes y así tratar de conseguir algunas ventas, o algo mucho más difícil: tratar de competir contra un gigante como Samsung, cara a cara, cuando saliera el S8. HTC optó por la primera opción.

lg_g6_v.0.jpg

Y lo mismo, al parecer, ocurrirá con el LG G6 (que, según The Verge, se verá como la imagen de arriba; al menos la primera mitad del teléfono). LG quiere lanzar el G6 lo más pronto posible, a como de lugar, y por lo tanto, podría basar su teléfono tope de gama con el Snapdragon 821.

Ahora, LG no es ajeno a lanzar teléfonos con procesadores inferiores. Lo vimos con el LG V10, que se lanzó con un lento Snapdragon 808. También sucedió con la versión latinoamericana del LG G5, denominado “G5 SE”, que vino con un Snapdragon 652 en lugar del 820. Y ahora? El LG G6, al parecer, vendrá con un Snapdragon 821, que ofrece tan sólo un 10% de mejoras en rendimiento frente al 820. Si tomamos al G5 “original” (no la versión inferior vendida en Latinoamérica), esto quita bastantes argumentos para upgrade, incluso para los más fieles fans de la marca, ya que el salto en rendimiento sería mucho menor de lo esperado.

Pero qué trae el Snapdragon 835 que lo hace tan especial, se preguntan? Pues no es tanto el tema en ganancias en rendimiento (que sí son altas), sino más bien, en eficiencia energética, las que nos interesan. El 2016 fuimos testigos de una pequeña revolución en la gama media premium, donde teléfonos con el procesador Snapdragon 625 presentaban una autonomía que superaba a los teléfonos de gama alta. Esto lo vimos en detalle aquí:

 

https://www.arturogoga.com/por-que-los-smartphones-de-gama-media-este-ano-tienen-tan-buena-bateria/

 

Pues el Snapdragon 835 promete un nivel de autonomía similar al que vimos en la gama media el año pasado, sin sacrificar rendimiento. Esto implicaría, por fin, smartphones en los que no nos tenemos que preocupa por la batería durante el día; que podemos usarlo todo el tiempo que queramos, sin preocuparnos de tener que recargarlo, como ocurrió con el Moto Z Play, el Nova Plus, y otros teléfonos que usaron el eficiente Snapdragon 625.

Esto es lo que promete el Snapdragon 835.

 

Más sobre el Snapdragon 835

 

https://www.arturogoga.com/qualcomm-snapdragon-835/

Por qué la exclusividad?

Porque Qualcomm ha desarrollado el Snapdragon 835 junto a Samsung, en una alianza estratégica  que le permitirá usar le proceso de 10 nanómetros FinFET (que es lo que, en esencia, le dará la posibilidad de mejorar la autonomía, al usar un proceso más eficiente). Este será el primer procesador de Qualcomm en usar el proceso de 10 nm, ya que anteriores procesadores, como el Snapdragon 821, o incluso el 625, usaban el proceso de 14nm.

Tiene sentido, entonces, que Samsung haya podido obtener la exclusividad de ser el primer teléfono en lanzarse con este procesador, el Snapdragon 835. Lo cual, por supuesto, son malas noticias para todos los fabricantes que lanzarán equipos antes y que dependen de Qualcomm para ello, como LG y HTC.

 

Qué recomiendas?

Qualcomm nos ha vendido humo en el pasado, y no es ajeno a desastres, como lo fue el 2015 con su Snapdragon 810 y terrible rendimiento / autonomía. Sin embargo, el Snapdragon 835 promete bastante; por fin podríamos tener lo mejor de los dos mundos: un poder de procesamiento veloz, con los beneficios de batería que vimos en la gama media premium del año pasado que honestamente, han cambiado mi comportamiento de uso con un smartphone (ya no tengo que preocuparme de llevar conmigo una batería portátil, o de tener que activar el porcentaje de carga)

Mi recomendación, si están pensando adquirir un teléfono de  gama alta,  sería tomar la actitud de esperar hasta la salida del S8 y ver si todas las promesas de Qualcomm con el Snapdragon 835 se cumplen. De ser así, ignoren por completo teléfonos con procesadores anteriores como el HTC U Ultra o, potencialmente, el LG G6, pues los beneficios son demasiados para ignorar. Ojo que esto se aplica sólo a teléfonos que dependen de Qualcomm; es decir, teléfonos fabricados por LG, HTC y similares. El iPhone tiene su propio procesador; lo mismo con Huawei, y Samsung, quizás, lance una versión de su Galaxy S8 con Exynos, su propio procesador, en el resto del mundo (aunque teniendo en cuenta la colaboración con Qualcomm este año, quizás veamos un regreso por parte de Samsung a usar exclusivamente procesadores Qualcomm a nivel mundial)-