Screen Shot 2013 08 01 at 12 49 05 PM

OpenSignal recientemente realizó un masivo estudio con 682,000 dispositivos con Android, y halló interesantes resultados. Como pueden ver en el gráfico de arriba, 47.5% de esos dispositivos con Android, le pertenece a Samsung, con el otro 52.5% repartido entre diversos otros fabricantes. Sony (Ex Sony Ericsson) le sigue con 6.5% del mercado, menos de 1/6 de dispositivos que el fabricante coreano. 

Estos son los dispositivos del Julio del 2012

Screen Shot 2013 08 01 at 1 05 41 PM

Y estos los de Julio del 2013

Screen Shot 2013 08 01 at 1 06 12 PM

 

Además de esto, tenemos también un gráfico que muestra cómo muchos de estos dispositivos están en múltiples versiones de Android. Quizás la queja más grande con Android es que, dada la variedad de elección de dispositivos (sin duda una de las fortalezas del OS, al tener múltiples opciones a la hora de comprar un terminal), es que muchas veces estos dispositivos quedan olvidados, nunca siendo actualizados a versiones más recientes del sistema operativo de Google. Y este cuadro, representa bastante bien cómo muchos de éstos han quedado abandonados en la versión 2.3 (Gingerbread), siendo todavía pocos los que se encuentran en Ice Cream Sandwich (4.0) en adelante. Resulta también alarmante ver cuántos dispositivos siguen en 2.0

Screen Shot 2013 08 01 at 12 56 59 PM

 

En comparación, es impactante ver cómo en iOS (dada la poca variedad de dispositivos, con un sólo fabricante detrás de éstos), el 95% de los devices vendidos está ya en iOS 6, la más reciente versión del OS.

 

Screen Shot 2013 08 01 at 12 56 08 PM

El estudio también identificó los diferentes tipos de tamaño de pantalla disponibles en Android. Nuevamente una fortaleza para el OS (dada la variedad de elección para el consumidor), que podría resultar un dolor de cabeza para desarrolladores (para la BBC, por ejemplo, el equipo de desarrollo de Android es tres veces el tamaño del de iOS)Screen Shot 2013 08 01 at 12 59 51 PM

 

El hecho de que el ecosistema de Android esté fragmentado no es novedad. Es un problema que plaga al sistema operativo desde el inicio. Pero conforme veamos más y más dispositivos en el mercado sin que Google haga nada por remediarlo, es un problema que seguirá creciendo. Una de las fortalezas de Android, es que tenemos una variedad de equipos diferentes para elegir, que van desde terminales sumamente económicos, a otros que pueden ser considerados los más veloces del mercado. Pero esperemos que Google logre algún tipo de solución para facilitar el acceso de actualizaciones a sus usuarios, como sucede, por ejemplo, con Windows Phone; a pesar de contar con múltiples fabricantes, la experiencia de Windows Phone 8 se mantiene similar entre dispositivos, y las actualizaciones ocurren de manera más veloz. 

Por otro lado, hemos visto cómo Google está tratando de separar las actualizaciones, del sistema operativo. Actualizar sus apps individualmente a través del Play Store (como sucedió con Maps, Play Music, YouTube, Hangouts y más), nos asegura que tendremos una experiencia actualizada, sin importar en qué versión de Android nos encontremos. 

La única manera de asegurarnos de obtener updates regulares, sin embargo, sigue siendo la misma: comprar dispositivos Nexus (como el Nexus 4 para teléfonos, o Nexus 7 en Tablets), o bien teléfonos en “Google Play Edition”, como los recientemente lanzados Galaxy S4 y HTC One, que vienen con versiones “vainilla” de Android, en lugar de traer versiones modificadas por el fabricante.

 

  • muy interesante post, felicitaciones Arturo!

  • Muy buen análisis. Dice muchos pros y contras de ambas plataformas de manera objetiva con datos duros sin caer en fanatismos.