El Bloqueo a Huawei por parte de Estados Unidos: Todo lo que tienes que saber.

Por qué Estados Unidos, Japón, Australia y Nueva Zelanda han bloqueado a Huawei?

Con la intensificación de la guerra comercial entre Estados Unidos y el reciente arresto de Meng Wanzhou, la CFO (chief financial officer) de Huawei en Canadá (e hija del fundador y actual presidente de Huawei, Ren Zhengfei), el tema de los bloqueos a Huawei por parte de Estados Unidos y otros países otra vez ha adquirido bastante interés.

Pero esto va más allá de un bloqueo a Huawei,  a la venta de terminales, como ocurrió notoriamente con el Huawei Mate 10 Pro, con el cual la empresa tenía grandes esperanzas de comercializar dentro de Estados Unidos pero que, tras presión del gobierno norteamericano, las operadoras decidieron cancelar. El bloqueo también involucra al despliegue de infraestructura necesaria para implementar redes 5G en estos países. Pero es la reacción de Estados Unidos tan sólo miedo ante el enorme crecimiento amasado por esta compañía china, y de dejar que las antenas y todo lo necesario para la conexión del futuro en manos de una empresa extranjera? O hay algo más detrás? Está Huawei ligado con el gobierno Chino?

El Bloqueo a Huawei es sobre Seguridad: el quid del asunto

El Bloqueo a Huawei

El 5G está ya casi ante nosotros. Esta nueva evolución en telecomunicaciones va mucho más allá de simplemente ser “más rápido”. La idea central del 5G es de conectar todos los dispositivos a internet; no sólo smartphones o computadoras. El 5G es el centro del “hogar conectado”, donde todo; hasta ventiladores, cocinas, hornos, lapiceros, tengan un chip 5G para ser controlado de manera omnipresente. Es el centro del futuro vehicular, donde los autos, todos conectados a la red 5G, para ser manipulados remotamente, o poder “percibirse” y comunicarse entre sí. No es exagerado decir que el 5G determinará y amoldará nuestro futuro como sociedad, pues tendrá un alcance mayor, y causará una transformación más grande, que la hecha por los smartphones.

Y Huawei está detrás de la infraestructura 5G de muchísimos países del mundo.

Huawei se encargará no sólo de brindarnos los terminales y dispositivos para conectarnos a estas redes 5G, sino que está en una posición única, que ni Apple, ni Samsung, tienen: son los encargados de construir las antenas, de cablear el mundo para que la red 5G sea posible.

Y esto es, por supuesto, causa de pánico para algunos países. Sobre todo, para países en una actual crisis comercial, como Estados Unidos con China. Dejar que una empresa – sobre todo, una empresa que no es nacional – tenga tan gran poder sobre lo que vendrá a ser la espina dorsal de las telecomunicaciones del futuro, ha hecho refleccionar al gobierno de Estados Unidos y dicha influencia ha sido también implementada por varios de sus países aliados como Australia, Nueva Zelanda, y Japón, quienes han prohibido a Huawei implementar antenas o redes 5G en sus países.

Pero existe algo de razón detrás de esta decisión? O es sólo cuestión de paranoia y patriotismo?

Espías para el Gobierno de China?

El Bloqueo a Huawei

El mayor temor de Estados Unidos y el motivo por el cual ha insistido tanto en evitar que Huawei pueda comercializar sus productos con las operadoras de dicho país, es que Huawei tenga un fuerte lazo con Xi Qinping y el gobierno chino y que, simplificando las cosas, la infraestructura tenga una suerte de puerta trasera, actúe como un “caballo de troya” en algún momento. Hemos visto la importancia del 5G y cómo prácticamente todo lo que hagamos dependerá de ello. Tener el control sobre estas redes, pues, básicamente le da a uno el control de todo el país.

Un documento de investigación lanzado por el Gobierno Norteamericano en el 2012 literalmente menciona los temores del párrafo anterior, llegando a la conclusión de que “Huawei no cooperó al 100% con la investigación y se negó a explicar su relación con el gobierno Chino o el Partido Comunista Chino, mientras que existe evidencia creíble que falla en acatar las leyes de Estados Unidos”.

Estados Unidos, sin embargo, jamás ha mostrado dicha evidencia, o pruebas de que, en efecto, la empresa esté cooperando con el gobierno o tenga lazos, basándose sólo en conjeturas o posibilidades remotas.

Desde entonces, pues, hemos visto cómo el temor de Estados Unidos al respecto ha conseguido efectivamente bloquear a Huawei no sólo de su país, sino de casi todos los países del consorcio “Five Eyes”, conformado por Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Gran Bretaña. 

Alemania nos muestra la otra cara de la moneda

Para un país que se preocupa tanto sobre la seguridad y privacidad de los ciudadanos, la respuesta dada por el gobierno alemán llamó la atención: después de una investigación en la infraestructura de Huawei, Alemania no encontró evidencia de posible software o prácticas espía por parte de Huawei.

Según comentó Arne Shoenbohm para Spiegel: “Para una decisión tan seria como un bloqueo, uno necesita prueba.”, para luego recalcar que no había encontrado ninguna que señale que Huawei estaba utilizando su infraestructura para ello. Cabe señalar que las tres grandes operadoras de Alemania, todas usan hardware de Huawei. Según Shoenbohm, se examinó productos y componentes de Huawei alrededor del mundo sin encontrar evidencia de algún tipo de material sospechoso.

Y, como comentábamos en el párrafo anterior, ni Estados Unidos ni otro miembro de los “Fiye Eyes” ha logrado brindar pruebas de algún tipo de acto desleal o sospechoso por parte de Huawei.

Más que reacciones políticas?

El Bloqueo a Huawei

Ante la falta de evidencia real de algún tipo de trabajo de espionaje por parte de Huawei y las investigaciones llevadas por el gobierno alemán que no lograron detectar nada, existe la creencia de que este bloqueno no es más que otra acción política de las guerras comerciales entre ambos países, de un creciente temor de que Estados Unidos siga siendo constantemente desplazado ante el enorme crecimiento que está teniendo China.

Sin embargo, a pesar de no existir pruebas actuales y reales, no significa, tampoco, que no exista dicha infraestructura en pie. Y nadie mejor que Estados Unidos, para conocer eso al detalle. Para un gobierno que ha puesto a sus centrales de inteligencia a espiar a todo el mundo sin su consentimiento, aprovechando agujeros y puertas traseras puestos por ellos mismos para espiar a sus propios ciudadanos, en todo momento y usando, incluso, empresas privadas y redes sociales que aparentaban no tener una agenda política para ello (accediendo a nuestras cuentas de Google a través de una orden judicial, por ejemplo), para Estados Unidos – y para cualquier gobierno, después de ver lo que Edward Snowden logró destapar – no es descabellado pensar que otros gobiernos en el mundo están haciendo exactamente lo mismo.

Teniendo en cuenta lo que Estados Unidos y otros miembros de los “Five Eyes” han hecho a través del NSA (National Security Agency), llevando a cabo un seguimiento global de personas a través de redes sociales norteamericanas, no resulta sorprendente, pues, que quieran evitar ser víctimas de algo que ellos mismos han estado haciendo por años. Y dejar que una empresa extranjera sea la encargada de construir una infraestructura tan vital como los son las redes 5G, podría resultar una enorme brecha de seguridad, sobre la cual Estados Unidos no tendría el control que actualmente tienen.

El asunto, pues, no se trata de que exista evidencia, o pruebas de que Huawei haya cometido algún acto de espionaje, porque no lo hay. Es la incertidumbre, el “podría hacerlo”, el que ha llevado a Estados Unidos a aplicar este bloqueo. Porque ellos, ya han sido partícipes de este tipo de espionaje – y aquí si existen pruebas – , y son conscientes del poder que le brinda al gobierno, tener tal acceso.

Más Noticias
itunes
iTunes dejará de existir. Qué pasará con tus películas y música comprada?