Excelente idea une a personas de la tercera edad, con estudiantes de inglés en Brazil

Screenshot 2014 05 08 19 45 26

Una de las dificultades más grandes cuando estamos aprendiendo un idioma, es encontrar a personas nativas del mismo con quienes practicarlo. Claro, tenemos a nuestros compañeros y profesores para utilizarlo en horarios de clase, cursos online y, con suerte, películas y videos con el idioma, pero cosas como la pronunciación y entonación sólo son posible de obtener, si conversamos largo y tendido con personas que lo usen como lenguaje principal.

Esto es exactamente lo que las escuelas CNA de inglés han conseguido, al unir dos grupos de personas a través de la tecnología. Quizás en un principio no tuvo sentido, pero si lo analizamos con detenimiento, la idea es perfecta: unir a jóvenes que quieren y deben practicar el idioma hablándolo con un native speaker, con adultos mayores, personas de la tercera edad, que desean hablar con personas nuevas, jóvenes con experiencias para compartir.

 

No todos los estudiantes tienen la opción de ir de intecambio para mejorar su pronunciación y conocimiento del idioma. Es por eso que aquí, la tecnología es una gran candidata para facilitar todo el proceso, para mejorar el aprendizaje. Y por qué no aplicarlo en hogares del adulto mayor, asilos donde muchas personas quizás deseen hablar con alguien pero no tengan la oportunidad de hacerlo.

Esto es lo que hace del proyecto, uno sumamente interesante; un ejemplo de cómo la tecnología puede ayudarnos no sólo a facilitarnos nuestro día a día, de hacer de nuestras rutinas algo más automatizado, sino de hacer uso de la tecnología para ayudarnos a conocer nuevas personas, a crear nuevas relaciones amicales que no podríamos formar de otra manera.

Según Joanna Monterio, directora creativa de FCB Brazil, que estuvo detrás de la campaña para las escuelas CNA:

“La idea es simple y es una propuesta donde sólo hay ganadores tanto para estudiantes, como para los adultos mayores norteamericanos. Es emocionante ver sus reacciones y felicidad. Realmente beneficia a ambas partes”.

 

via