en el CES de este año, Sony anunció que sacará, para el mercado occidental, el Sony Reader. Luego del relativo éxito en Japón con el Librie, este lector de ebooks podría revitalizar el mercado de los libros electrónicos que, si bien se encuentran en el mercado hace algún tiempo, jamás despegaron.

Si bien actuales PDAs como Palms o PocketPCs son útiles para la lectura (yo me cuento como un fan de éstos), la calidad del texto no es la mejor, y hay que tener en cuenta que, debido al pequeño tamaño de las pantallas en general, los libros pueden resultar algo incómodos de leer, sin mencionar que no soportan nativamente formatos de distribución de ebooks conocidos como PDF.

Sin embargo, como la función principal del Sony Reader es, como su nombre lo implica, la lectura de libros digitales, tendrá un soporte total para formatos conocidos como PDF, además de la posibiliad de mostrar, digamos, mangas, en una pantalla de una resolución y tamaño mayor.

Éstas son las especificaciones:

  • Dimensiones: 6.9″ by 4.9″ by .5″
  • Peso: 8.8 ounces
  • Pantalla: 6-inch SVGA 800X600 4 escala de grises (lo mismo que Sony Librie)
  • Internal memory:? “approximately 80 unillustrated books”
  • Expansión:Sony: SD, Memory Stick
  • Formatos:Sony: BBeB Book (Sony Librie), Adobe PDF, JPEG, MP3
  • Interfaces:Sony: headphone jack
  • Price: USD $299-$399

Lo mejor de todo es la pantalla. Utilizando la tecnología e-ink, que está causando furor en Asia, este sería uno de los primeros dispositivos que utilizan dicha tecnología en un mercado masivo. E-Ink es una mejora sobre CRT o LCD, actuales formas de display utilizadas. En vez de utilizar filas de celdas brillantes, las microcapsulas de eInk aparecen como blanco o negro, dependiendo de  la carga positiva o negativa determinada por el contenido. El resultado es una experiencia similar a la que se obtiene al leer del papel: algo contraste, alta resolución, visible en luz diurna directa, y un ángulo de visión de casi 180 grados. Otra ventaja es que no requiere de poder para mantener la imagen.

Es decir, según ha sido publicitado por Sony, se pueden voltear 7,500 páginas antes de que el aparato requiera de carga. Comparándolo con la tecnología actual, tengo que estar cargando mi PocketPC cada 6-7 horas, dependiendo del uso.

Pero puede Sony revitalizar el mercado de los ebooks?
Tal vez no Sony, pero la aparición de este producto en el mercado de seguro atraerá diversos competidores, los cuales le darán mayor popularidad a los lectores electrónicos de libros. Como evidencié en el artículo que publiqué anteriormente, soy un gran fanático de los ebooks, y me ha permitido encontrar libros que jamás vería en tiendas locales (pedirlos de Amazon está, definitivamente, fuera de mis posibilidades. La última vez que pedí uno, me costó $20 dolares el libro, y $30 el envío, por lo pesado que era…). Si la industria de los ebooks crece, conseguir de manera legal el último libro de, digamos, Harry Potter, el mismo día en que sale, sería algo natural.

Un problema que podría traer este dispositivo es que Sony, siguiendo los mismos pasos que con su PSP, cierre completamente el Reader, para que sólo admita contenido de su futura tienda de libros. Es decir, que el aparato solo acepte libros comprados de la misma Sony. Esperemos que esto no suceda.

Algo que debe cambiar en la industria, sin embargo, es el costo. Me sorprende ver, en ciertas ocasiones, que las versiones electrónicas de los libros cuestan igual o más que sus hermanos mata-árboles. Si no se ha gasto en papel, en impresión, ni en publicación o distribución, como es posible que sean tan caros? Lo normal sería pagar 1/3 del costo. Espero que, con el esperado aumento de demanda de éstos, disminuyan también los costos. Si no, siempre hay otras posibilidades

Para más información, dirigirse al website del Sony Reader