Trump bloquea a Huawei de comprar tecnología americana y vender tecnología en Estados Unidos

Las cosas entre China y el actual gobierno de Trump siguen por un difícil camino. El día de ayer, Donald Trump, el polémico presidente de Estados Unidos, firmó una orden ejecutiva que prohíbe que compañías norteamericanas usen equipos hechos por Huawei, según Al Jazeera, por poner la seguridad nacional en riesgo. El secretario de prensa de la Casa Blanca, dijo lo siguiente:

“El presidente ha dejado en claro que esta administración hará lo que sea necesario para mantener a Estados Unidos seguro y próspero, y para proteger a los Estados Unidos de adversarios extranjeros que están creando y explotando de forma activa y cada vez más las vulnerabilidades en la infraestructura y los servicios de tecnología de la información y las comunicaciones en los Estados Unidos “

Entity List: la verdadera amenaza a Huawei

Puede sonar grave, pero lo cierto es que Huawei había ya reducido considerablemente operaciones en Estados Unidos debido a lo delicada que está la situación hace años, por lo que no representa, a corto plazo, ningún problema para la empresa.

Donde Huawei se ve perjudicado considerablemente, es en la inclusión al “Entity List”. Huawei y 70 de sus asociados han sido puestos en una “lista negra”, que bloquea a empresas de Estados Unidos de vender equipos o tecnología a Huawei.

Para comprar partes y componentes tecnológicos, ahora Huawei tendría que pasar un escrutinio por parte del gobierno norteamericano, según Reuters.

Gran parte de la tecnología usada por Huawei es propia (como su chipset Kirin 980, por ejemplo), pero hay componentes que la empresa utiliza para fabricar su chipset que probablemente vengan de Estados Unidos, que ahora será más difícil – si no imposible – de conseguir, como consecuencia de esta prohibición. Y si esta prohibición se extiende ahora a componentes y partes, qué detiene a Trump de extenderlo a software? Veríamos una prohibición del gobierno de que la empresa pueda usar el sistema operativo de Google, Android, como parte de ello?

Todo esto está aún en duda, y no sabemos las repercusiones que esta inclusión en el “Entity List” traerá para Huawei, pero es definitivamente el golpe más duro que ha recibido la empresa hasta ahora.

Quién espía a quién?

El gobierno norteamericano ha sido acusado, y ya se ha comprobado a través de testimonios y múltiples documentos, que espía, a través de sus agencias de inteligencia y seguridad nacional las comunicaciones de millones de personas alrededor del mundo sin su consentimiento. Incluso empresas como Facebook, Google, Apple y Microsoft se vieron forzadas a colaborar con ello mientras no decían nada al público, engañando a sus millones de usuarios, para mantener una base de datos enorme. Esto se conoce como “Prism“, donde el espionaje norteamericano lograba interceptar y grabar llamadas de presidentes de otros países, como Brasil, Alemania, y otros. De hecho, muchos gobiernos, como el de UK, Alemania, Israel, tenían acceso a la información recopilada por PRISM. Se entiende el temor de Estados Unidos en temas de espionaje, pues son culpables de haber espiado, por muchos años, a literalmente todo el mundo, lanzando uno de los programas de este tipo a gran escala.

Estados Unidos acusa a Huawei de hacer algo similar, de actuar como “agente” para el gobierno de China para espiar y recopilar información, pero no ha logrado mostrar pruebas concluyentes al respecto. Donde sí hemos visto pruebas de ciertas acciones turbias por parte de Huawei, es en el robo de secretos, o tecnologías. A Huawei se le acusa de, en el 2012, haber fotografiado y tomado medidas de “Tappy”, un robot de T-Mobile que simulaba los movimientos de humanos usando teléfonos para probar rápidamente los dispositivos en busca de fallas. En esencia, empleados de Huawei fotografiaron a dicho robot y sus medidas y los mandaron a Huawei para imitar lo visto. Este es el caso que fue llevado a juicio y ganado por T-Mobile, pero al parecer, es uno de otros más.

Comparado al caso de espionaje de Estados Unidos, el robo de propiedad intelectual de Huawei parece mucho menor, verdad? Pero si Estados Unidos ya ha sido el principal autor de uno de los programas de espionaje digital más grandes, ellos saben exactamente el peligro que correrían si dejan que una empresa extranjera, sobre todo una con quien tienen una relación tan delicada como China, se encargue de crear toda la infraestructura de las futuras redes 5G del país. Hasta ahora no se le ha probado nada a Huawei en temas de espionaje o enlaces con el gobierno chino. Pero siempre estaría el temor latente de que exista un “backdoor” una puerta trasera de acceso a estas redes no mencionada, que pueda activarse en el momento menos oportuno. Tal como el NSA – el National Security Agency – de Estados Unidos, tenía.

Por lo tanto, es comprensible este temor de Estados Unidos de dejar la infraestructura 5G en manos de su más claro rival actual. Pero viniendo de la boca del lobo, es un argumento que no ha convencido a muchos; sólo a los más fieles aliados de Estados Unidos, como Japón, Nueva Zelanda y Australia. Europa se ha mostrado reacia a bloquear a Huawei de implementar las redes 5G en su territorio, pero sí está recibiendo mayor escrutinio en países como UK, Francia, Alemania, República Checa, Bélgica y Polonia.

Conseguirá esta orden ejecutiva que Huawei sea bloqueado de más países alrededor del mundo?

Más sobre el bloqueo a Huawei por parte de Estados Unidos. Quién tiene la culpa?

Así es como Cambridge Analytica manipuló la votación de Estados Unidos

Cómo es que el candidato menos probable para llegar al a presidencia de Estados Unidos, lo consiguió? Gran parte se debió a la ayuda rusa y los “troll farms”, generadores de contenido falso que lograron cambiar la percepción, tergiversar la realidad de personas que no se molestaron en buscar respuestas veraces.

Pero ahora sabemos que gran parte de la culpa también cae sobre Facebook, porque la empresa de Mark Zuckerberg  decidió no alertar a las autoridades sobre la obtención del perfil completo de 50 millones de personas. Y cómo todo esto fue utilizado por Cambridge Analytics para dar un verdadero vuelco en las elecciones. Un resultado que, hasta hoy, muchos encuentran difícil de creer.

Y hoy, The Guardian ha obtenido el documento que señala qué hizo y cómo esta empresa ayudó a conseguir la victoria para el candidado menos plausible.

La victoria de Trump, ayudada por Cambridge Analytics (y Facebook)

2600.jpg

Cómo se usaron estos 50 millones de perfiles que Mark Zuckerberg, cobardemente, decidió no reportar a las autoridades pertinentes ni hacerle el seguimiento adecuado? Cómo encaja esta pieza en la campaña que puso a Trump en el lugar más poderoso del mundo?

Pues The Guardian afirma haber obtenido el documento, que adjunto a continuación, que Cambridge Analytica presentó a sus empleados en Londres, Nueva York y Washington DC semanas después de la victoria de Trump. Esta información ha sido corroborada por ex-empleados de Cambridge Analytica como reales, y nos dan un insight en cómo es que se realizó la manipulación de información y anuncios personalizados para influenciar la votación. El documento era mostrado, según Brittany Kaiser, la ex-trabajadora de Cambridge Analytica, a clientes futuros y pasados de la empresa. Es después de todo, un verdadero trofeo. Después de firmar un NDA (Non Disclosure Agreement), clientes podían tener acceso al briefing que colocamos a continuación

Cambridge Analytica’s ‘Trump for President’ debrief by The Guardian on Scribd

 

Detalles sobre el marketing digital de persuasión llevados a cabo, por ejemplo:

Screenshot 2018-03-23 13.36.51.jpg

O la compra de anuncios en resultados de Google que llevaban a lugares con noticias falsas, son parte del documento revelado por The Guardian

Screenshot 2018-03-23 13.37.20.jpg

Otra pieza importante de la campaña publicitaria? La cabecera de YouTube. Según Kaiser, el equipo de Hillary estaba tan seguro de la victoria que decidió abandonar este espacio que había inicialmente reservado para el día de las elecciones. Al estar disponible, el equipo de Google llamó a Cambridge Analytica a informarles que este espacio estaba disponible de manera inmediata. Para Google, dinero es dinero. Con los datos de perfiles obtenidos por Cambridge Analytica, se utilzó dos tipos de cabeceras. Uno mostrando una serie de personas relacionadas a Trump (como Ivanka, Dana White de UFC) a personas indecisas por votar por Trump, y otro con Trump y las frase “Hoy, el 8 de Noviembre, Todo Cambia” para asegurarse que las personas vayan a votar.

Screenshot 2018-03-23 13.43.18.jpg

 

Es algo de esto ilegal? Pues no. La data adquirida, como vimos en el artículo anterior, no fue robada, sino una enorme metida de pata por parte de Facebook, que hasta ahora sigue queriéndose lavar las manos de responsabilidades en este asunto. Por lo tanto el uso de esta data es totalmente legal, y la colocación de publicidad es algo que cualquier marca o empresa hace, para cambiar nuestra percepción e intereses. Pero resulta sumamente interesante cómo es que todo esto, terminó ayudando a Trump a asegurarse la presidencia.

Más info:

https://67.205.129.107/mark-zuckerberg-responde-sobre-cambridge-analytica/