Sony lanza los WH-1000XM4, nuevos audífonos con cancelación de ruido

Sony tenía un golazo con la generación anterior, los WH-1000X M3, sus audífonos con cancelación de ruido que lograban callar al mundo. Luego de que Bose reinara por años con su línea de audífonos, Sony vino y lo superó en todo sentido, ofreciendo mejor sonido, mejor cancelación de ruido, y mejor calidad de construcción.

Cómo superar a un producto tan estelar? Pues redoblando esfuerzos en la potencia de la cancelación de ruido exterior, mejorando la calidad de los micrónos y más.

Sony ha añadido algo que se llama “Precise Voice Pickup” a los 1000XM4, que mejora el procesamiento de la voz de sus 5 micrófonos y así aislarla mejor de la bulla, para darnos una llamada mucho más clara. De la mano viene la nueva función llamada “Speak to Chat”, que, si es que la habilitamos desde la App, los audífonos automáticamente bajarán su volumen cuando detecten que estamos hablando.

Otra gran novedad, es la implementación de Multipoint. Sony llega un poco tarde con esto, pero es bueno por fin verlo implementado en los 1000XM4. Multipoint permite la conexión simultánea de dos dispositivos al mismo tiempo; es decir, podemos tener conectado el teléfono y la laptop al mismo tiempo, y automáticamente los audífonos podrán reproducir sonido de ambos. No en simultáneo, pero sí mantendrá una conexión con ambos.

Como con la generación anterior, tenemos soporte para aptX y el codec de Sony, LDAC, que nos da una calidad de audio excelente, con la posibilidad de tener bitrates de hasta 900 kbps

En “looks” se asemejan muchísimo a los 1000XM3, y no hay mayores cambios en, por ejemplo, la duración de bateria, por lo que usuarios de los XM3 quizás no encuentren muchas excusas para actualizar. Pero si estabas pensando comprar unos audífonos con cancelación de ruido, parece que Sony otra vez reinará campeón este año.

Sony ZV1, su nueva cámara dirigida a vloggers

Sony acaba de anunciar a la nueva ZV1 y… la verdad, es que creo que todos esperábamos más. Una cámara que Sony alababa como la mejor cámara de vlogging no es más que un re-lanzamiento de componentes de la RX100m5 con el procesador de la RX100m7 en un cuerpo de plástico y un precio de $799.

Lo cual no es nada malo! La RX100m5 fue la cumbre para Sony con cámaras compactas, y combinarlo con más funciones de video, un puerto para micrófono, y mejoras en software es una buena noticia. Sólo que, después de tanto “hype” muchos, incluyéndome, esperábamos algo más. Quizás una cámara con un nuevo lente, en lugar de uno tan cerrado que con las justas puede ser considerado como apto para vlogging?

Especificaciones técnicas

  • Sensor CMOS de 1″ y 20 MP
  • Lente 24-70 mm f/1.8-2.8
  • Video a 4K30 / 1080p120 fps
  • Soporte HDR
  • Autoenfoque veloz (detección de productos)
  • Suavizado de Piel (Beauty Mode)
  • Bokeh (desenfoque de fondo)

Algunos detalles adicionales, es que la cámara, al estar enfocada en video, no cuenta con un viewfinder o visor óptico. La pantalla articulada funciona igual de bien que en la línea RX100 así que la podemos desplegar hacia un lado. Si bien la pantalla es táctil, Sony sigue limitando su funcionalidad, usada sólo para enfocar o hacer seguimiento de objetos, pero no para navegar por menús o activar otras funciones

Tenemos un puerto mini HDMI, micro USB (no hay USB C) y uno de micrófono. Tenemos también un sistema de micrófono direccionar mejorado para poder grabar audio directamente a la cámara pero también tenemos la posibilidad de conectar uno externo. Según Sony el desenfoque se realiza con el lente de la cámara, no es algo artificial, pero es una opción en donde con presionar un botón, la cámara automáticamente abre la apertura al máximo (1.8) para conseguir este desenfoque (con el botón C1). Por suerte, la ZV1, como la RX100m5, cuenta con filtros ND integrados, lo que nos permite usar esta apertura f/1.8 incluso con mucha luz.

A pesar de ser una cámara pensada en la grabación de video, aún parece sufrir problemas de recalentamiento a pesar de los cambios implementados por Sony en los materiales usados. Por ejemplo, todavía está limitado a grabar 5 minutos de video en 4K a menos que se deshabilite manualmente la opción. Una vez deshabilitado el límite impuesto para prevenir el recalentamiento, sin embargo, la cámara debería ser capaz de grabar de manera indefinida – o hasta llenar el SD.

Todavía habrán más sorpresas.

Sin embargo, este no es el único lanzamiento que esperamos de Sony. Para Junio parece ser que veremos al súper esperado sucesor de la A7SII y un nuevo lente GM. Así que atentos a Junio!

Sony WH-1000XM3, la mejor cancelación de ruido del mercado

Si viajan frecuentemente o usan transporte público demasiado bullicioso, deberían considerar como prioridad audífonos con cancelación de ruido. Hoy en día, ni siquiera es necesario invertir tanto en un par de buenos audífonos con cancelación de ruido (mi alternativa budget cuesta $60 y ofrecen un 80% de cancelación que los Sony; aunque los que veremos hoy, por supuesto, ofrecen otras ventajas). Estar expuestos a más de 80 decibeles (dB) de manera constante es peligroso para nuestros oídos y el problema, es que a veces para “callar” la bulla externa, nosotros elevamos el sonido de lo que estemos escuchando a niveles peligrosos. Unos audífonos con cancelación de ruido, entonces, se convierten en una pieza muy práctica pues no sólo podemos usarlos para “callar” la bulla sino que, al no tener tanto sonido externo por bloquear, podemos disfrutar de nuestra música a niveles mucho más razonables.

En el campo de cancelación de ruido activa, o ANC, los Sony WH-1000XM3 están por encima de la competencia. Es sorprendente cómo pueden bloquear todo ruido externo sin inconveniente. En cafés, es posible callar casi por completo la bulla externa, por lo que lo convierten en una herramienta ideal también si tienen una oficina con demasiada bulla. En un avión? Pueden disminuir casi por completo el sonido típico de una cabina de avión, permitiéndoles concentrarse en lo que necesiten.

Los audífonos son muy cómodos; pesan 254 gramos, por lo que no tuve problema en mantenerlos por periodos prolongados sobre mi cabeza. Se cargan por USB C lo cual es una gran ventaja, ya que el mismo cable de mi teléfono y laptop puede cargar los audífonos. Además, Sony ha implementado carga rápida, por lo que una carga de 10 minutos nos dará 5 horas de uso. Y si lo cargan al 100% – que tardó en promedio unas dos a tres horas – les durará 30 horas, con cancelación de ruido incluida; suficiente para el vuelo más largo que tengan, o para usarlo toda la semana.

Y qué tal suenan? Los WH-1000XM3 tienen una excelente calidad de sonido. La app que acompaña a los audífonos (Headphones Connect, disponible para iOS y Android) es esencial, pues es a través de la app que podemos definir el tipo de sonido que queremos de estos audífonos con múltiples opciones de ecualización. Aquí también definimos cómo se realizará la cancelación de ruido, con múltiples opciones para aumentar o disminuir cuánto ruido queremos escuchar, o si queremos dejar pasar voces, mientras cancelamos el resto. Otra cosa que cabe señalar, es que estos audífonos pueden utiizar aptX o LDAC, siendo este último la mejor solución para obtener la mejor calidad de audio por Bluetooth. Los probé conectados con el Mate 30 Pro y P30 Pro, dos teléfonos que ofrecen soporte LDAC, y la calidad de audio es excelente (con LDAC es posible obtener una transmisión de 990 kbps, contra los 328 kbps típicos de Bluetooth; es decir, podemos obtener audio que no dista nada de audífonos cableados en temas de calidad). Sin embargo, cabe señalar que para que LDAC funcione adecuadamente, es necesario tener al teléfono bastante cerca de los audífonos, por lo que para usos más comunes (smartphone en el bolsillo mientras escuchamos música), vale la pena usar el modo de prioridad de alcance, en lugar del de calidad.

Cómo funciona?

Los Sony WH-1000XM3 son muy fáciles de operar. El lado derecho está reservado con un panel táctil que nos permite subir el volumen o pasar la canción con tan sólo deslizar el dedo de arriba hacia abajo, o de izquierda a derecha. Si dejamos la mano colocada sobre el lado izquierdo, podemos desactivar la cancelación de ruido momentáneamente, perfecto para escuchar si alguien nos está hablando o un aviso del piloto del avión. Por otro lado, tenemos también el botón de power, que inicia el modo de emparejamiento cuando lo dejamos presionado. Y un botón de cancelación de ruido que nos permite desactivarlo o activarlo rápidamente. Si dejamos presionado este botón, podemos poner a los WH-1000XM3 en un “estudio ambiental”; donde escuchará el ruido del ambiente en el que nos encontramos, y mejorará su perfil de cancelación de ruido.

Estos audífonos cuentan también con un optimizador de presión, ideal para cuando nos encontramos en un avión y tratar de evitar esa sensación de “succión” que podemos sentir con audífonos con ANC durante el vuelo.

Resumen:

  • Drivers: 40 mm de polímero de cristal líquido
  • Carga USB-C
  • 30 horas de uso con cancelación de ruido
  • Carga rápida de 10 minutos para 5 horas
  • Nuevo procesador de cancelación de ruido QN1
  • Peso: 254 gramos
  • Precoi: $350

Conclusión

Estos audífonos son los mejores en cancelación de ruido que he tenido la oportunidad de probar. Con estos definitivamente pueden silenciar prácticamente cualquier ambiente, o al menos reducir la bulla de la oficina más parrandera en un 90% si lo que necesitan, es concentrarse. Gracias a la app, podemos configurar el sonido a nuestro gusto o variar las funciones de cancelación de ruido dependiendo de lo que necesitemos. Además, al ofrecer soporte para aptX o LDAC, tenemos la mejor calidad de audio inalámbrica disponible actualmente. Y sí, son muy cómodos, para poder utilizarlos por horas, sin inconveniente.

Pero eso viene con un alto precio, de $350. Si viajan frecuentemente, o están expuestos por largos periodos del día a ambientes con mucha bulla, vale la pena la inversión. Si, por otro lado, no viajan tan seguido, o pueden sobrevivir con unos audífonos que reducen la bulla pero no la desaparecen por completo, unos de un precio más razonable como los Soundcore Q20 son una buena opción.

Pero que no quepa duda: si están dispuestos a obtener los mejores, y pagar el precio por ellos, los WH-1000XM3 son los mejores.

Pueden encontrarlos en Amazon o la tienda oficial de Sony. Amazon también los tiene en una versión “Renewed” por $250, son productos usados, pero que han pasado por re-acondicionamiento e inspección por parte de Amazon.

Sony anuncia la RX100 VII, con entrada de micrófono! Una cámara compacta ideal para vloggers?

Era cuestión de tiempo, no? Después de que Canon anunciara la nueva generación de su cámara de bolsillo favorecida entre youtubers, la Canon G7X III, ahora Sony contra-golpea con la RX100 VII, la sétima versión de su cámara de bolsillo que revivió al mercado gracias a su gran sensor de 1 pulgada y luminoso lente f/1.8.

La RX100 tuvo una significativa transformación el año pasado con el sexto modelo, cuando reemplazó su lente f/1.8 por uno de mayor alcance, pero con una apertura menor (f/2.8, pero con un lente telephoto equivalente a 24-200mm; mucho más zoom que el original de 24 a 70 mm). En comparación, la G7X III mantiene su lente f/1.8 – 2.8 a 24 – 100 mm desde la primera generación. La RX100 VII mantiene este lente de 24 – 200 mm f/2.8, pero lo combina con un nuevo sensor.

Mejoras enfocadas en Fotografía

A diferencia de Canon, que ha enfocado la G7X III principalmente en video, la RX100 VII parece más enfoada en fotografía. Tenemos un nuevo sensor de 20.1 megapixeles / 1 pulgada con un chip DRAM. Tenemos el procesador BIONZ X que se asemeja al a9, 357 puntos de enfoque por fase y 425 puntos de enfoque por contraste que cubren 68 por ciento del cuadro, un enfoque de 0.02 segundos y la capacidad de tomar 20 cuadros por segundo sin oscurecer la pantalla en temas fotográficos. Tenemos también tracking del ojo en tiempo real (auto, ojo derecho o izquierdo) y tracking en tiempo real de ojo para animales. Como pueden ver, esta cámara hereda varias funciones que debutaron en la cara a9 de Sony

Y para video?

A pesar de las novedades en el ámbito fotográfico, Sony ha incluido algunas mejoras en temas de video. Para empezar, por fin, después de 6 años, Sony ha incluido un puerto de audífonos; quizás la característica más solicitada por sus usuarios. Canon ha hecho lo mismo con la G7X III, así que resulta una excelente alternativa compacta para producir video con buen audio.

Por otro lado, el auto enfoque en tiempo real del ojo ayuda bastante a mantenernos enfocados, mientras que Canon en su G7X III sigue usando enfoque basado en contraste, una técnica inferior.

Otra novedad, es que la cámara es capaz de grabar video en 4K HDR, y ahora podemos activar SteadyShot, mejorando la estabilidad de video cuando grabamos. Vean el video de Kai Wong que linkeo abajo para un ejemplo de lo que se puede conseguir con esta estabilización.

Precio?

Esperen el mismo precio que la RX100 VI; es decir, $1,200. La fecha de lanzamiento? Agosto de este año.

Una cámara interesante, sin lugar a duda, pero sigo con dudas sobre el lente nuevo que Sony decidió implementar con la RX100 VI y mantiene para la VII; perder un full stop de luminosidad para mayor alcance no sé si haya sido la mejor opción; sobre todo para el tipo de uso que se le da a esta cámara.

Algunos videos sobre la cámara:

Sony Xperia XZ4: El gran regreso de Sony?

Desde hace algunos años, Sony ha perdido gran parte de la participación en el mercado de smartphones. Creadores de algunos de los teléfonos más originales del mercado (recuerdo con cariño al Xperia Play, o al Xperia Mini), además de los primeros teléfonos en estandarizar la resistencia al agua con el Xperia Z1 y Z1 Compact, Sony estuvo por mucho tiempo a la vanguardia de los smartphones

Después de un tiempo, sin embargo, parecieron perder su rumbo, lanzando teléfono tras teléfono que no lograba diferenciarse del resto, que no ofrecía nada novedoso para poder sobresalir entre la competencia.

Podría ser el XZ4, que se anunciará muy pronto (quizás en CES 2019 / MWC 2019), el gran regreso para Sony?

Novedoso diseño con una pantalla 21:9

Lo primero que llama la atención, es un mejorado diseño para la línea XZ. Aquí tenemos una pantalla que aparentemente, según filtraciones de OnLeaks, traerá un formato 21:9 – mucho más largo que los smartphones actuales. Esta pantalla tendría 6.5″  y sería OLED. El formato 21:9 es usado bastante en cine, así que será interesante verlo con contenido de Netflix.

Por fin, cámaras de calidad?

Algo que siempre me ha resultado inaudito, es que en la industria, muchos de los fabricantes de smartphones utilizan sensores de Sony. El iPhone? Utiliza sensores de Sony. Samsung? Utiliza sensores de Sony. De hecho, la división de cámaras de Sony está, desde hace años, innovando a paso acelerado, dejando atrás a reconocidas marcas como Canon o Nikon.

Sin embargo, en el mundo de fotografía con celulares, a pesar de tener acceso a los mismos sensores, la calidad de fotos de Sony siempre ha dejado mucho que desear. Esto demuestra lo importante que es no sólo la calidad del sensor y el lente, sino la del procesamiento de la imagen por software. Ese “ingrediente secreto” aplicado por Apple, por Samsung, para tomar todos los datos capturados por el sensor de Sony y darnos una calidad de imagen superior.

Sony ha mejorado en este aspecto, sobre todo con el XZ3, y parece que el XZ4 podría traernos una sorpresa en este sentido, al darnos un sistema de tres cámaras. No sabemos el propósito de estas cámaras aún, pero cabe recordar que el XZ2 Premium, el primero en traer dos cámaras para Sony, utilizaba un sensor monocromático. Quizás veamos algo similar en esta oportunidad, o quizás opten por una configuración como en el Mate 20 Pro, con un lente regular, uno ultra angular, y otro telefoto?

Por otro lado, el sensor de huellas dactilares vuelve a uno de los lados, integrado en el botón de Poder, como ocurrió en el Z5. Personalmente me gustan los sensores de huella dactilares en los costados en lugar de al frente o atrás. Pero me hubiera gustado ver algún tipo de reconocimiento facial. Resulta difícil volver a un lector de huellas después de probar la conveniencia del reconocimiento facial como Face ID, donde no importa si tenemos las manos mojadas o no, igual podremos desbloquear el teléfono.

Este es, lo admito, el primer teléfono Xperia que me llama la atención en mucho tiempo. Además, sería uno de los primeros equipos en traer el nuevo procesador de Qualcomm, el Snapdragon 8150 (sucesor al 845). Será interesante ver cómo se comporta el nuevo Snapdragon, comparándolo con procesadores más potentes como el A12 de Apple, o el Kirin 980 de Huawei.

La verdad detrás del sensor de 48 Megapixeles de Sony para Smartphones

El día de ayer Sony lanzó una nota de prensa que, por supuesto, se apoderó de muchos titulares: el primer sensor para un smartphone de 48 megapixeles! Pero… estamos de nuevo en la guerra donde “más megapixeles, equivale a mayor calidad”? O es simplemente una movida publicitaria por parte de Sony? Qué tan beneficioso es tener 48 megapixeles, si el tamaño del sensor es de tan sólo 8 milímetros?

 

Screenshot_2

 

Esto es lo que vamos a descubrir hoy. Es el sensor de 48 megapixeles puro marketing, puro humo? O es algo que nos dará mejores fotos?

 

Entendiendo al procesamiento de imagen en un smartphone

El sensor es el IMX586 de Sony. Un gran porcentaje de Smartphones en el mercado, utiliza sensores de Sony. iPhones, Galaxies, todos utilizan un sensor fabricado por la compañía japonesa. Pero tener un sensor de gran calidad, es sólo la mitad del resultado; es el procesamiento de imagen, tanto por hardware especializado (ISP o Image Signal Processor) como a través de software, el que nos da una imagen de gran calidad.

Es decir, una buena imagen de smartphone se obtiene gracias al sensor + procesamiento de imagen por hardware y software.

Esta segunda parte de la ecuación se conoce como “fotografía computacional”, y es gracias a esto que teléfonos como el Pixel 2 de Google logran grandes imágenes. El poder de procesamiento de un smartphone es muchísimo mayor que muchas de las cámaras que tenemos en el mercado, lo que le permite a un teléfono, por ejemplo, tomar una decena de fotos, al instante fusionarlas y así, conseguir una imagen que elimine el ruido de la foto. O, por ejemplo, combinar dos imágenes en una de dos ángulos de visión diferentes y darnos un fondo desenfocado. O, como con el P9 en adelante de Huawei, combinar una imagen en blanco y negro, que puede obtener mucho mayor detalle que una imagen de color, y luego utilizar la imagen a color y combinar ambas para darnos un nuevo resultado. O, por ejemplo, el “Night Mode” o modo nocturno del P20 Pro, quizás el avance fotográfico más impresionante de los últimos años.  Aquí es donde se está progresando bastante en fotografía, por lo que la calidad de procesamiento de imagen es igual de importante, que un buen sensor de fotos.

Una vez que entendemos este punto, sabemos, entonces, por qué Sony, a pesar de ser el fabricante de la mayoría de sensores en los teléfonos con las mejores fotografías, hasta hace poco no podía lanzar un teléfono competitivo en este sentido. Sony colocaba sus mejores sensores en sus smartphones, pero su procesamiento de imágenes, su software, nos terminaba dando resultados inferiores; fotos ruidosas, de baja calidad.

 

Sony IMX 586

Lo que nos lleva, pues, al sensor en sí. 48 megapixeles suena a un montón de megapixeles, pero hay que recordar que se trata de un “Quad Bayer Array”.

En un sensor fotográfico tradicional, como los de 12 megapixeles que vemos en el Samsung S9, iPhone X y otros smartphones, cada pixel está compuesto de sub-pixeles en rojo, verde y azul (RGB). En un Quad Bayer Array, los pixeles están compuestos en grupos de 4 (por eso el “Quad”), y todos comparten el mismo color:

Screenshot_3.jpg

Ahora, cabe señalar que además de la cantidad de megapixeles, es también importante conocer el tamaño del pixel. A mayor tamaño del pixel, mejor la calidad de imagen. Un Pixel de un S7 o un iPhone X, por ejemplo, suele medir 1.4um. Sony, en este sensor, tiene pixeles de tamaño relativamente pequeño (0.8um), pero un sensor Quad Bayer, puede “unir” los pixeles contiguos, dándonos efectivamente una imagen de 12 Megapixeles (48/4) con lo que se conoce como “pixel binning” pero con un tamaño de pixel de 1.6um en total.

 

What?

El sensor, pues, trabajaría de la siguiente manera: de día, donde la poca luz ambiental y la reducción de ruido no es un problema, este sensor nos daría la capacidad de darnos una imagen de 48 megapixeles. En el mundo real, esto significa que si tomamos fotos de objetos lejanos, cuando hacemos un acercamiento, tendríamos más detalle, como lo demuestra esta imagen:

sony

Pero debido a la manera en la que el sensor está creado, este funciona mejor como un sensor de 12 megapixeles (combinando los pixeles de a 4). Cuando esto ocurre, podemos obtener imágenes con mayor rango dinámico y, por lo tanto, tendríamos una imagen menos ruidosa, perfecto para la noche.

 

Es decir: lo más probable es que el sensor, a pesar de promocionarse como uno de 48 megapixeles, sea utilizado como uno de 12 megapixeles, por el pixel binning que mencionamos en el punto anterior.

 

Familiar? El P20 Pro hace lo mismo desde hace unos meses

Esto es exactamente lo que el Huawei P20 Pro hace hoy en día, con un sensor casi idéntico, como vimos en nuestra reseña:

https://67.205.129.107/huawei-p20-pro-review/#Una_camara_fotografica_revolucionaria

 

El P20 Pro implementa un sensor con el Quad Bayer Array y se trata de uno de 40 megapixeles. De hecho, el sensor del P20 Pro es también de Sony, y se trata del IMX600 (como sensor principal, el P20 Pro tiene 3 sensores en total). Y tal y como ocurre en lo que comentamos en los puntos anteriores, el P20 Pro nos da imágenes de 10 megapixeles por defecto como “mejor calidad”, al combinar 4 pixeles en uno.

El P20 Pro lo combina también con un sensor monocromático de 20 Megapixeles, junto a un lente telephoto de 8 megapixeles para darnos un Zoom óptico real de 3X, y uno “híbrido” de 5X con resultados bastante aceptables. Aqui es donde estamos viendo el verdadero uso de un sensor de tal cantidad de megapixeles: es posible obtener un “zoom” bastante limpio, sin artefactos, de un sensor de 40 o 48 megapixeles, si apuntamos a tener una imagen de 10 o 12 megapixeles.

Sin embargo, tomando como referencia mi reseña del P20 y P20 Pro, debo decir que tras exhaustivas pruebas, aparte del “zoom” no pude notar un gran salto de calidad de imagen entre el excelente sensor del P20 contra el P20 Pro. Lo que nos lleva al punto inicial: el sensor es sólo parte de la historia; es el procesamiento de imágenes, tanto por el ISP como el software, los que tienen una enorme influencia sobre la calidad de fotos.

El motivo por el cual el P20 y P20 Pro de Huawei son los mejores smartphones para fans de fotografía ahora es básicamente gracias al software: su excelente “Night Mode” o modo nocturno, que nos permite hacer imágenes de larga exposición sosteníendolo sólo con la mano, es casi puro software; no hay un estabilizador óptico compensando el movimiento; es un sensor electrónico, contrastando información obtenida del giroscopio del smartphone y negando los movimientos. Es realmente impresionante.

 

Vale la pena entonces?

Pues si; es un avance importante para mejorar la calidad de imagen. Sobre todo, porque nos permitirá obtener mayor detalle en las fotos de objetos lejanos, sin necesidad, quizás, de incluir un segundo sensor con otra óptica con zoom.  Plero como les comentaba al inicio, es tan sólo una parte de la ecuación. Mucho tiene que ver el software y procesamiento de imagen.

Lo bueno es que este sensor ahora estará en manos de más fabricantes. Y viendo lo que ha hecho Huawei hasta ahora con un sensor de este estilo, será muy, muy interesante ver lo que otros fabricantes como Apple, Google y Samsung consiguen con este tipo de sensores.