Conoce al Microsoft Lumia 535, el Primer Teléfono Post-Nokia de $140

lumia-535_front_back

 

En una movida que nos dolió a muchos de los que hemos vivido toda esta era de smartphones en plenitud, Microsoft terminó por liquidar el nombre “Nokia” de sus smartphones, tras comprar la división de móviles de la empresa finlandesa hace unos meses. Así, pues, la compañía que alguna vez dominó al mundo de los teléfonos inteligentes con su sistema operativo Symbian, que innovó también en el mundo de los teléfonos económicos y que siempre se destacó por ofrecer teléfonos de excelente calidad y durabilidad (al menos en hardware, el software siempre fue su punto débil), ha quedado totalmente absorbida por Microsoft.

Nokia ha desaparecido como marca de smartphones, para dar paso a Microsoft Lumia.

Y el primer equipo en tener este nuevo branding? El Microsoft Lumia 535, un teléfono de gama media  / media-baja que contará con:

  • CPU: Qualcomm Snapdragon 200 (MSM8212) 1.2 GHz quad core processor
  • Memoria: 1GB RAM, 8 GB internal mass memory + up to 128 GB Micro SD & 15GB free OneDrive cloud storage
  • Pantalla: 5” qHD, (960*540; 16:9) IPS, Gorilla Glass 3, capacitive touchscreen, 220ppi
  • Cámara: 5 MP AF f/2.4, FWVGA 864*480 for video recording & video playing
  • Flash: Si
  • Cámara Frontal: 5MP Fix Focus
  • Connectivity: BT4.0+LE, Micro USB 2.0, micro SIM; 3.5mm AHJ; WIFI802.11(2.4GHz b/g/n)
  • Sensors: GPS, A-GPS, Accelerometer, Proximity, Ambient Light Sensor
  • Audio: 3.5 mm AV connector (AHJ), Single mic with noise reduction, Mono speaker, FM Radio
  • Dual Band SS & DS: GSM/EDGE: 850/900/1800/1900 MHz, WCDMA: 1, 8, (900 / 2100 MHz), No Rx Div
  • Quad Band SS & DS: GSM/EDGE: 850/900/1800/1900 MHz, WCDMA: 1, 2, 5, 8, (850/900/1900/2100 MHz), No Rx Div
  • Batería: 1905 mAh (BL-L4A) removable

 

lumia535

 

Y si bien el nombre de Nokia ha desaparecido, cabe resaltar que el equipo que era Nokia sigue trabajando, sólo que ahora bajo Microsoft. El teléfono contará con Windows Phone 8.1 con Lumia Denim, y se espera que tenga un precio de $136, sumamente atractivo.

 

Snapdragon 610 y 615, los primeros procesadores 64 bits para competir contra Apple #MWC2014

snapdragon410_678x452_678x452

Si, Qualcomm. La misma compañía que albergaba a un ejecutivo que inicialmente se burló de la idea de procesadores de 64 bits, cuando éstos debutaron en el iPhone 5S y dejaron mal parados al resto de dispositivos con Android al mostrar CPUs al menos un año más avanzados que los que ofrece esta compañía 1.

Cosas Técnicas

Ahora, dicha compañía acaba de anunciar sus Snapdragon 600 y 615, después de haber sido prácticamente forzados a dar el salto a procesadores de 64 bits antes de lo que esperaban. Estos chipsets tienen 4 y 8 núcleos del Cotex A53 junto al GPU Adreno 405.

A dfferencia del procesador A7 de Apple, que ofreció un salto significativo en rendimiento comparado con el procesador A6 además de dar el salto a 64 bits, estos procesadores anunciados por Qualcomm son inferiores en rendimiento que su línea 805 y 801 (que será la línea que veremos en los teléfonos de gama alta, como el ya anunciado Xperia Z2)

Snapdragon 610 Snapdragon 615
CPU 4 núcleos ARM Cortex A53 8 Núcleos ARM Cortex A53
GPU Adreno 405 Adreno 405

Estos CPUs son claramente el intento de Qualcomm de traernos CPUs de 64 bits

64 Bits en móviles? Para qué sirven?

Snapdragon

Las PCs y Laptops, por mucho tiempo, usaron procesadores de 32 bits. Con la llegada de los CPUs Core Duo de Intel, se empezó la lenta transición a procesadores de 64 bits. La principal ventaja? Poder utilizar más de 4 GBs de memoria RAM – la memoria necesaria para poder ejecutar aplicaciones, y poder saltar entre ellas sin que éstas terminen cerrándose.

Muchos han criticado el salto tan repentino a CPUs de 64 bits en móviles. Pero es parte innata de la naturaleza de los smartphones: en el mundo móvil, tenemos saltos exponenciales en rendimiento, alimentados por la fiera competencia que existe y la demanda ocasionada por los usuarios. Hemos saltado de CPUs de unos cuantos megahertz a procesadores de múltiples núcleos y velocidades medidas en gigahertz en menos de un lustro. Hemos saltado de escasos 128 Megabytes de RAM a 3 Gigabytes de RAM en 7 años. Hemos pasado de pantallas con poquísimos pixeles, a pantallas con una resolución igual a la de nuestros televisores de 50 o 60 pulgadas.

A diferencia del inútil salto a pantallas 4K en teléfonos – cuyas desventajas exploramos en detalle aquí – el salto a procesadores de 64 bits es algo que realmente vale la pena.

No sólo podremos ver en un futuro teléfonos con mayor cantidad de RAM2, sino que los procesadores de 64 bits pueden mejorar considerablemente el rendimiento para tareas pesadas (como codificar / decodificar el video). Las apps, sin embargo, tienen que haber sido diseñadas y creadas con estos procesadores de 64 bit en mente para realmente ver un salto en rendimiento.

Pero lo más importante, por supuesto, es que la brecha entre procesadores móviles y procesadores de PCs de escritorio o laptops, se reduce considerablemente. La llegada de CPUs de 64 bits a Tablets o Smartphones, significa que estamos cada vez a menos años de tener el mismo poder de procesamiento en estos dispositivos – de los cuales dependemos cada día más y más, y de nuestra laptop menos – que lo que tenemos hoy en nuestra Desktop.

Es bueno ver, entonces, el salto a CPUs de 64 bits en dispositivos que vengan de otros fabricantes. Y el 2014 definitivamente será un interesante año para ver cómo se mejora el rendimiento en estos dispositivos.


  1. Desde entonces, éste ejecutivo – Anand Chandrasekher – fue “reasignado” a otra división. 
  2. Algo de mayor importancia en teléfonos móviles, ya que a diferencia de sistemas operativos de escritorio, cuando Android o iPhone se quedan sin RAM, “expulsan” a las apps de la memoria, obligando al teléfono a volver a cargar, desde 0, a una app expulsada. En las PCs de escritorio, se cuenta con “memoria virtual”, utilizando al disco duro como una suerte de “RAM extendido”, para nunca expulsar a las apps. Esto tiene la desventaja de ocasionar que el sistema se ponga “lento” después de un uso prolongado o muchas apps abiertas, pero la ventaja de no tener que expulsar apps de la memoria.