Samsung CF391 Review: Monitor de 32” Curvo, Elegante y a buen Precio

Por un mes tuve conmigo, además del gaming monitor que reseñamos en video, al CF391 (Amazon: $299), un monitor curvo de Samsung de 32”, que estuvo adornando mi escritorio principal (donde suelo editar los videos y escribir ocasionalmente).

A diferencia del monitor gamer, aquí estamos frente a uno que prioriza el tamaño y calidad de imagen. No encontraremos FreeSync, G-Sync, ni más de 60 Hz de tiempo de respuesta. Pero a cambio, obtenemos un monitor con un excelente diseño, perfecto para ver películas, videos de YouTube, con una curvatura 1800R que realmente ayuda a sentirnos más inmersos en el contenido. Lo usé para ver los videos que iba editando en Final Cut Pro, o para mantener videos de YouTube mientras trabajaba (los de Slow TV son lo máximo para ver en YouTube mientras hacemos otra cosa), y funcionó perfecto para ello.

En resumen, El CF391 de Samsung es perfecto para todo aquel que busca un monitor inmersivo, de gran tamaño (básicamente el mismo tamaño de una TV de 32”), pero que a la vez, no tenga un costo muy alto.

El diseño del monitor es excelente. Siguiendo lo aprendido con los televisores, estamos frente a un monitor que tiene bordes (biseles) mínimos en torno a la pantalla. Es tan ligero que tranquilamente podemos levantarlo con una mano. Y si, ojo que estamos hablando de un monitor con un área de pantalla idéntica a la que obtenemos con un televisor de 32”.

Por qué, entonces, no optar por una TV de 32”? Porque los monitores suelen estar calibrados de manera diferente, ya que el contenido que veremos – mucho más variado que en el de una TV, donde el contraste y saturación es mayor para ser usado en películas, juegos y series – es diferente. En este monitor, podemos esperar un mejor contraste, además de las funciones de energía de un monitor (que puede entrar en stand-by cuando la computadora se va a dormir, algo que no puede hacer una TV, por ejemplo)

Me gustaría hacer nuevamente énfasis en la curvatura. Sé que muchos la hemos detestado y desdeñado en TVs, pero en monitores, es otro cantar. Al tenerlo tan cerca (usualmente entre 30 a 40 centímetros), la curvatura ayuda bastante en el sentimiento de inmersión; aquí si lo sentí beneficioso para hacer del contenido más atractivo. Resulta perfecto para juegos o películas, donde sentimos que toda la pantalla nos envuelve.

Hablando de juegos, el monitor cuenta con un “gaming mode” que modifica los colores mostrados en pantalla para hacerlos más vibrantes. Pero al ser sólo 60 Hz, sigo prefiriendo al CFG70 que reseñé hace unas semanas para ello.

Otra limitación del monitor, que evitó que lo usara como monitor principal, es que sólo tenemos una resolución de 1920x1080p. Así es, sólo 1080p. Para la gran mayoría esto no será problema; gran parte del contenido es Full HD. Pero personalmente, hubiera preferido tener una mayor resolución en el monitor, quizás 2560×1440, conocido como QHD. Más resolución, en computadoras, implica mayor área de trabajo. Pero claramente Samsung ha decidido sacrificar la resolución para acomodarse al rango de precio y aún así ofrecernos una excelente calidad de imagen.

Aparte de estos dos inconvenientes, por el atractivo precio, recomendaría el CF391 a todo aquél que esté buscando un monitor multi-función para su escritorio. Si necesitan un monitor para esa PC en casa que utilizan para navegar por la web, trabajar, ver películas, el CF391 es excelente. Incluso, gracias a sus 32”, podemos usarlo tranquilamente como si fuera la “TV” de nuestra habitación, lista para ser usada con Netflix. Incluso como monitor secundario de un setup para nuestra laptop (que conectamos cuando llegamos a casa), resulta excelente alternativa.

Mi única verdadera queja es la resolución. Mi iMac de 27” es QHD (2560×1440), y por eso se mantuvo como el monitor principal mientras trabajaba; de lo contrario, tranquilamente hubiera movido la iMac a un costado, ocupando el puesto de monitor secundario, mientras le dejaba el “spotlight” a este CF391.

Si buscan un monitor para sus PCs, y apuntan a uno de gran tamaño, el CF391 es una de las mejores que pueden encontrar en el mercado!

Samsung CFG70: Un monitor curvo para gamers, versátil e inmersivo.

CFG70

Qué separa a un monitor “gamer” de uno convencional? No mucho, realmente. El término “gamer” se relaciona, por un lado, por LEDs de colores por todos lados y una estética bastante llamativa, pero el CFG70 (amazon) no ofrece nada de eso. Lo que sí ofrece, es un conjunto de características que no sólo lo hacen un perfecto monitor para largas sesiones de juegos, sino también para ser utilizado como nuestro monitor principal en una PC.

CFG70: Diseño

El CFG70 (Amazon) es un monitor de 24” Full HD que ofrece un diseño bastante peculiar, que podrán apreciar con mayor detalle en el video que acompaña la reseña. Tenemos una base bastante grande que ocupa bastante espacio, sí, pero esto, en parte, le da la versatilidad al monitor de ser movido con bastante libertad. Esta es una de las características que más disfruté con el CFG70: la posibilidad de inclinarlo, elevarlo, y reclinarlo con gran fluidez. Yo estoy acostumbrado a jugar en una pantalla de 40” como monitor, como recordarán, así que poder acercarlo cada vez que quería tener un par de sesiones de Overwatch, para luego empujarlo hacia atrás cuando quería trabajar normalmente, fue una grata experiencia.

El diseño del CFG70, por lo tanto, no grita “gamer” por ningún lado; se trata de un monitor con un diseño bastante único, sí, pero a la vez, elegante.

 

CFG70Su elegancia también se ve representada en la iluminación, pues contamos con una luz LED blanca que ilumina hacia abajo, y podemos configurar para que reaccione ante el sonido (si es que conectamos el monitor vía HDMI). Así, cada bala, caída, o cada “thump” en una canción, hará que la parte inferior del monitor se ilumine. Nuevamente, quizás otros modelos hubieran pecado de “huachafos” o con mal gusto abusando de los LEDs, pero el CFG70 lo usa de manera moderada y con gran efecto.

Y si bien la base hace que el monitor ocupe más espacio del que debería – terminaba “chocando” con mi teclado – este peso y soporte son necesarios para poder darle mayor flexibilidad a este brazo. Es como si tuviésemos esos parantes de monitor, ya adheridos a nuestro panel. Lo que me hubiera gustado ver? Quizás emplear un cargador inalámbrico de smartphones en la base (para el S8, por ejemplo), que es una práctica común entre otros fabricantes de monitores.

CFG70: Puertos

Como puertos, tenemos dos conectores HDMI y un puerto DisplayPort. Yo lo usé tanto con el HDMI cuando lo usé con mi PC en Windows, como con el DisplayPort con mi Mac.

Adicionalmente, tenemos el conector para electricidad (19V), un puerto de servicio técnico, y un conector de audio, al cual podemos conectarle directamente audífonos. Esto me pareció genial, pues yo suelo jugar con audífonos, y fue bastante práctico simplemente colgarlos detrás del monitor tras una sesión de juegos.

Calidad de Imagen

Donde sí empezamos a ver rastros de su pedigree gamer, es en su rapidísimo tiempo de respuesta, y en su índice de refresco de 144 Hz. Ya he mencionado en el pasado la enorme diferencia que hace el tener un monitor de 144Hz, no sólo en juegos, sino también cuando trabajamos. Windows 10 ofrece total compatibilidad con estos monitores, y ver la suavidad que la interfaz presenta es realmente revelador. Todo se siente más fluido, más rápido, y es algo que tiene que ser visto en persona. Para más información sobre la importancia de los monitores de 144 Hz / 120 Hz, lean este artículo:

https://67.205.129.107/monitores-de-144-hz-pantallas-de-120-hz-cuanta-diferencia-hay/

Otro punto a destacar, es lo inmersivo que puede resultar un monitor curvo. Si, he tratado a televisores curvos con desdén porque me parecen impráctico. Pero en un monitor, que tenemos a escasos centímetros de nuestra cara, la curvatura sí ayuda a envolvernos más en el contenido, e incluso diría que hace que los extremos de la pantalla sean más legibles. Por supuesto, la viabilidad y eficacia se reduce mientras más alejamos el monitor, pero si suelen tenerlo bien cerca – u optan por el modelo de 27” en lugar del de 24” que reseñamos – la cosa cambia drásticamente.

El rápido tiempo de respuesta, combinado con un refresh de 144 Hz, y diferentes “modos” para diversos juegos, lo hacen una alternativa bastante viable si quieren ingresar en el mundo de los juegos competitivos. Además, si cuentan con una tarjeta AMD, pueden hacer uso de FreeSync, que elimina los “tears” o pequeñas pausas que ocurren a veces en los juegos cuando desactivamos V-Sync. Lamentablemente yo uso tarjetas de video NVidia, así que no pude probar el FreeSync.

Pero aparte de su pedigree gamer, el monitor se ve simplemente espectacular. Tenemos una cobertura del 151.5 por ciento de la gama de colores sRGB y hace uso de la tecnología Quantum Dot Display de los televisores de Samsung. Como resultado? Tenemos un monitor capaz de mostrarnos una calidad de imagen excepcional, muy cercana a la realidad, muy práctico para cuando edito fotos o videos, por ejemplo.

El monitor es sólo Full HD, pero para un tamaño de 24” me parece más que suficiente en este modelo.

 Conclusión

 

CFG70Para ser el primer monitor Gamer de Samsung, el CFG70 resultó ser sumamente bueno y versátil.

No sólo ofrece una excelente calidad de imagen y un diseño bastante elegante, sino que el monitor es sumamente versátil. Pocas veces vemos un monitor que podemos acomodar tan fácilmente a nuestro gusto, gracias al “brazo” que tiene detrás del monitor.

El CFG70 no sólo es para gamers – aunque este segmento se beneficiará más con ciertas características – sino para todo aquel que busque un monitor de excelente calidad.

Yo, por ejemplo, estoy pensando conseguir un segundo monitor, ya no para juegos, sino para usarlo con mi Mac cada vez que edito videos, pues puedo cambiarlo de posición horizontal a vertical en cuestión de segundos.

LG Minibeam UST PF1000UG: El nuevo proyector de LG soluciona todos los inconvenientes!

Durante estas últimas semanas he tenido en mi posesión al más reciente proyector de LG, el PF1000UG. Es un modelo que cambia drásticamente muchas cosas frente a proyectores tradicionales y lo convierten, en mi opinión, en la mejor opción para todos aquellos que busquen un proyector sencillo de transportar, instalar pero que, sobre todo, tenga una excelente calidad de imagen.

 US—que?

Lo que diferencia a los proyectores Ultra Short Throw (UST) de los demás, es que no tenemos que ponerlo a gran distancia de la zona de proyección para mostrar una imagen. En lugar de ello, un proyector como el PF1000UG lo podemos poner a 30 o 40 centímetros de una pared, y obtener una imagen de 100”. Esto cambia, en mi opinión, la manera que solemos considerar a los proyectores para usarlos en casa.

Tradicionalmente, un proyector tiene que estar a gran distancia (al menos 3 metros) de la pared o ecran donde se realizará la proyección. Encima, necesitamos un “rack” para colgarlo del techo y que el proyector no termine estorbando. Por lo tanto, tenemos que tener una zona predeterminada, preparada si queremos un proyector. Esto queda totalmente olvidado con un proyector UST, pues al no necesitar más que 30 o 40 centímetros para conseguir una proyección de gran tamaño, basta simplemente con poner una mesa pegada a la pared y listo, sólo basta con colocar el proyector encima, enchufarlo, y nada más. No puedo enfatizar lo suficiente lo práctico que es esto: me permitió llevarme al PF1000UG de mi casa a la oficina como cualquier gadget más.

Otra ventaja de ser UST? Que usualmente los proyectores LED son menos luminosos que los convencionales. Y cuando los colocamos a gran distancia (2 a 3 metros), la diferencia con un proyector con un foco convencional es notoria. Pero al tener al LED tan cerca a la pared gracias a este sistema, este proyector de “sólo” 1000 lumens (por eso el “1000” en el nombre de PF1000UG) llegó a ser tan o más brillante que mi actual proyector Viewsonic de 2,700 lumens. Por lo tanto, resuelve una de las quejas más grandes de los proyectores LED, gracias a este sistema.

Aquí una demostración de la diferencia entre un proyector convencional, y el Ultra Short Throw

El proyector cuenta con estas conexiones:

  • Una entrada HDMI
  • Una entrada VGA
  • Una Entrada Componente
  • Un Puerto USB
  • Una salida de Audio digital óptico
  • Una salida de audio convencional

Pero además, tenemos la opción de realizar “Screen Sharing” con cualquier teléfono con una versión moderna de Android. De esta manera, por ejemplo, podemos conectarnos a nuestro smartphone y stremear lo que tengamos en la pantalla, como videos grabados, fotos, o videos de YouTube. Por temas de derecho de autor, no funcionó con Netflix (la pantalla salía en negro), así que para Netflix o similares, necesitarán conectarle un Chromecast al puerto HDMI.

Lo probé con películas, lo probé con juegos, y la proyección luminosa en Full HD funcionó genial con todo tipo de media, incluso en habitaciones con una luz normal. Como les comentaba, funcionó incluso mejor que mi proyector ViewSonic convencional de 2,700 lumens, seguramente porque estaba sumamente cerca a la pared.

En resumen, me encantó mi tiempo con el proyector. Creo que este proyector UST soluciona todos los problemas o molestias que usualmente se relacionan con un proyector, que es la complicada instalación del mismo, y la durabilidad del foco. El PF1000UG es fácil de instalar, y al ser LED, nos durará un montón de tiempo (30,000 horas de duración en la lámpara, comparadas a 4 o 5,000 en un proyector convencional)

Opera Reborn Review: Un Completo Navegador que deja a Chrome mordiendo el polvo

Durante esta y la semana pasada, he estado usando a Opera Reborn, la novísima versión de Opera, disponible desde su página oficial. Es, quizás, uno de los cambios más radicales al navegador que hemos visto en años; al menos, desde que cambió su rendering engine de Presto, a Chromium. Si, desde hace algunos años ya, la base, la esencia de Opera es la misma que la de Chrome, por lo que encontrarán la misma compatibilidad con páginas, y facilidad de implementar funciones con extensiones. Pero es lo que Opera aporta de manera adicional a la experiencia de navegación, que lo hace mi favorito actualmente.

Para empezar, Opera es sumamente rápido y estable. En estas dos semanas he estado usándolo como navegador principal en dos Macs y en una PC, y he estado usando estos dispositivos más de lo que suelo usarlos, sólo para probar Opera. Y en estas tres máquinas, Opera se comportó con la misma estabilidad que suelo tener en Chrome, y ofrecía el mismo tiempo de carga. Ahora, mi Chrome lo suelo mantener bastante ligero1, con pocas extensiones (Lastpass, uBlock, y la extensión de Hootsuite y Evernote), así que si tienen un Chrome cargado de extensiones, a Opera seguramente lo sentirán más veloz. Pero la experiencia de navegación es excelente.

Donde noté que Opera se sentía incluso más veloz que Chrome, es en el uso continuo. No sé si les pasa a ustedes también pero después de tener el navegador abierto por varias horas, con múltiples pestañas, Chrome empieza a tragarse todo el RAM y, por ende, la navegación sufre considerablemente. Saltar entre pestañas empieza a volverse una tortura, y el tiempo de respuesta cuando hago scrolling o cualquier otra acción, aumenta. Esto, hasta ahora, no me ha pasado con Opera, incluso después de usarlo un día completo, y dejándolo durante la noche activo con varias pestañas abiertas. Este, creo yo, ha sido el factor decisivo que terminó convenciéndome de abandonar por un tiempo Safari por Opera: este nivel de estabilidad sólo lo conocía en el navegador de Apple. Y ahora que Opera lo consigue, y además añade varios extras, me ha hecho la vida mucho más fácil.

Pero en lugar de hacer un extenso review detallando sólo el performance, déjenme comentarles qué cosas son las que más me gustan de Opera.

  Una moderna, atractiva interfaz

El diseño de navegadores parece haberse estancado por años. A pesar de que vemos múltiples versiones de Chrome y Firefox al año, la interfaz de usuario se ha mantenido idéntica.

Opera ha rediseñado por completo la suya, inspirándose en el concepto de navegador que lanzó a inicios de año, Opera Neon. Con “Reborn”, tenemos las típicas pestañas en la parte superior, pero al lado derecho tenemos un “sidebar”, o barra lateral que nos da acceso a múltiples funciones. Aquí tenemos atajos al Speed Dial (la versión de Chrome de la pantalla de inicio, con múltiples atajos a diferentes websites), la lista de favoritos o bookmarks, acceso a un servicio llamado “Personal News”, un lector de noticias que podemos personalizar con diversas fuentes, un vistazo a las pestañas en una lista (muy útil si tenemos muchas pestañas abiertas, además de permitirnos ver qué otras pestañas tenemos abiertas en otras PCs sincronizadas con Opera Sync), el historial de navegación, extensiones y descargas. Es una manera muy útil de presentar esta información importante de un navegador, que suele estar enterrado en menús. El tenerlos de manera más accesible, les da mayor utilidad.

Integración con Whatsapp y Facebook Messenger

Ahora, la idea de tener a Telegram, Whatsapp y Messenger integrados es Opera es una genialidad. En lugar de estar saltando a una pestaña donde podamos tener a Messenger abierto, simplemente le damos click al ícono en el sidebar (el mismo sidebar que comentaba en el punto anterior), y automáticamente, Messenger, con todas nuestras conversaciones, se desplegará de manera lateral, para luego ocultarse nuevamente cuando no lo necesitemos. Y si recibimos una notificación? El ícono nos avisará, con una pequeña bola roja para indicar que hay actividad nueva.

Teniendo en cuenta lo mucho que los “chat apps” ahora ocupan de nuestra actividad online, tener acceso continuo a Whatsapp o Facebook Messenger (o Telegram) de esta manera, sin abrirlo en una pestaña aparte que nos distraiga por completo de la navegación, es sumamente práctico.

 Ahorro de Energía en Batería

Esto ya lo tenían versiones anteriores de Opera, pero vale la pena destacarlo nuevamente. Con Opera, tenemos un modo “Power Saver” que podemos activar cada vez que el navegador detecte que nos encontramos utilizando la batería de la laptop. Cuando esto ocurre, Opera entra en un modo de ahorro de energía, que logra superar incluso a Microsoft Edge (uno de los navegadores mas longevos en cuanto a consumo). Y en mis pruebas, usando este modo, obtengo la misma duración de batería o incluso ligeramente mejor a lo que suelo obtener en mi Macbook (Macbook Pro 13”, 2015) , con Safari.

Qué hace este modo de ahorro de energía para mejorar la duracion? Pues inteligentemente desactiva cosas en pestañas que no están activas que no perjudicarán la navegación. Es decir, reduce la actividad en pestañas secundarias, pausando plug-ins que no necesitamos, y reduce las animaciones del tema del navegador. Además, en este modo, Opera “despierta” menos seguido al CPU, y cambia los temporizadores de JavaScript para exigir menos recursos.

La cosa, es que funciona. Con el modo de ahorro de energía activado, usar el navegador no consume tantos recursos y, por ende, podemos navegar por mucho más tiempo! La diferencia con Chrome es brutal.

 Video Pop Out en YouTube y otros sitios.

No les sucede que a veces están navegando y les gustaría tener un video de YouTube o Twitch reproduciéndose en segundo plano? Quizás un long play, o un review, o algún video podcast que podemos ver ocasionalmente mientras trabajamos en otra cosa (el equivalente moderno a “mantener la tele prendida).

Pues Opera lo permite por defecto en muchísimos sitios de video, incluyendo los ya mencionados. Basta con navegar a estos sitios, colocar nuestro mouse encima del video y verán aparecer un ícono verde que nos indica que podremos desplegar (hacer un pop out) del video

Y este video se mantiene encima de otras ventanas también, y podemos moverlo y cambiarle de tamaño libremente. Perfecto para colocarlo en un monitor secundario, por ejemplo!

Opera Turbo

Otra función que está en Opera desde hace muchísimo tiempo, pero que me sigue pareciendo genial, es Opera Turbo. Es una función que podemos activar cuando nos encontramos en un Wifi lento, o en un plan de datos limitado. Lo que hace? Comprimir los datos de navegación para darnos una versión de menos consumo, que cargue más rápido. Opera Turbo me ha salvado incontables veces, cuando me encontraba con un internet terrible en diferentes hoteles alrededor del mundo y, por ejemplo, necesitaba hacer mi check in. O enviar rápidamente una nota. Una de las razones por las cuales siempre he mantenido a Opera instalado.

Veredicto: Pruébenlo, descárguenlo.

Siempre he tenido un lugar para Opera en mi disco duro. Fue uno de los primeros navegadores que instalé como alternativa al odiado Internet Explorer de antaño, y me mantuve usándolo incluso durante las eras de dominio de Firefox. De hecho, a pesar de que mi navegador principal cambió (primero a Chrome y, cuando este empezó a defraudarme, a Safari), siempre lo mantuve como navegador secundario por la cantidad de funciones extra que añadían a la experiencia.

Con Opera Reborn, sin embargo, alegremente puedo reportarles que Opera se ha vuelto mi navegador principal. Sí, tuve mis dudas iniciales cuando Opera fue comprada por una corporación de origen Chino. Para empezar, dudé que el producto fuera a mejorar, para convertirse, principalmente, en una manera de mostrarnos publicidad por todos lados. Me alegra reportar que este no es el caso y que, de hecho, Opera está ahora mejor que nunca. Y por otro lado, existe este temor hacia las compañías chinas, principalmente por el daño que algunas han causado en el mundo de software en Android (Cheetah Mobile es un claro ejemplo), donde terminaron convirtiendo software útil, en anaqueles para publicidad, nada más. Pero tras leer exhaustivamente los términos y condiciones de Opera, no encuentro nada fuera de lugar o poco común. De hecho, es mucho menos invasivo que Chrome y sus amarres que tiene hacia Google.

Así que denle una oportunidad a Opera ahora, que se encuentra mejor de lo que se ha encontrado jamás. Es veloz, es estable, tiene un excelente performance. Como usa el mismo motor de Chrome, es compatible con todas las páginas. Y además, los extras mencionados en el artículo, junto con mejor autonomía, lo hacen mi opción favorita.

  1. Después de pasar varias malas experiencias, donde el navegador era sumamente pesado

LG G6 Review. De vuelta a la Competencia (VIDEO) #LGG6

LG no ha tenido la mejor de las suertes en los últimos años. Desde problemas de recalentamiento, batería, a casos de “boot loop”1, a un LG G5, el año pasado, que se atrevió a arriesgar bastante, apostando por un teléfono modular que dejó que desear y no convenció a nadie2 (y encima, llegó con severas limitaciones a Latinoamérica, ofreciendo un procesador más débil, con el modelo “SE” lanzado en la región).

Este año, LG demuestra que ha aprendido de sus errores y nos trae su mejor teléfono en muchísimo tiempo. Con el G6, LG regresa a la batalla para intentar convertirse en el mejor teléfono de gama alta. Nuevamente, LG pertenece a la misma conversación donde ya tenemos a conocidos rivales como Apple, Huawei y Samsung.

Lo más importante? Que en esta oportunidad LG no está subestimando a Latinoamérica, ya que recibiremos a un teléfono con el mismo poder de procesamiento que el resto del mundo, no una versión limitada, como ocurrió con el LG G5 SE

 Diseño Industrial

Por donde se le mire, el G6 es hermoso. Abandonando el cuerpo “pseudo-metálico” del G5 (que más parecía plástico), LG nos sorprende con un teléfono que es vidrio por todos lados. Tenemos Gorilla Glass 5 en la parte trasera y Gorilla Glass 3 en la parte frontal. Por qué esta diferencia? Como habíamos analizado en el pasado, Corning ha decidido modificar la aleación de su Gorilla Glass y nuevas generaciones son más fáciles de rayar que las antiguas, pero más resistentes a las caídas. Por lo tanto, LG, inteligentemente, ha puesto al vidrio más resistente a caídas / menos resistente a rayaduras en la parte trasera (donde rayas no impiden la visibilidad de la pantalla), y un vidrio más resistente a rayaduras en la parte frontal. Esto significa que, si optan por no usar un protector de vidrio templado, no tendrán mayores problemas con las rayaduras en la pantalla. Me alegra bastante que LG haya optado por Gorilla Glass 3 en lugar del 5, ya que últimamente los teléfonos se rayan muy fácilmente.

La parte frontal está dominada por la excelente pantalla LCD Quad HD, la cámara frontal y los sensores de proximidad; mientras que la parte trasera aloja a las dos cámaras y el sensor de huellas dactilares. Los bordes son metálicos, lo que le dan cierta sensación de robustez al teléfono, con botones de volumen separados.

El teléfono se siente bastante bien en las manos, es cómodo de manipular con una sola mano, y los botones, incluyendo al sensor de huellas dactilares, son fáciles de alcanzar.

El único inconveniente de tener vidrio por todos lados, es que el teléfono es un imán de huellas dactilares. Especialmente con el teléfono de color negro que tengo para reseña. Por algo LG ha decidido incluir un pequeño paño en la caja; para que podamos limpiarlo constantemente. Pero la decisión de usar vidrio nos deja un teléfono mucho más fácil de sostener en las manos; teléfonos como el iPhone o el P10, con cuerpos de aluminio, son sumamente resbalosos. El vidrio, al ser un material más poroso, permanece firmemente en nuestras manos.

Pero también ayuda a que el teléfono en sí es mucho más delgado de lo que sus 5.7″ sugieren. Esto se debe a que el teléfono tiene una pantalla con un nuevo aspect ratio, o formato, que veremos en detalle a continuación.

 18:9 vs 16:9

El G6, junto al Galaxy S8, son dos teléfonos este año que han optado por ofrecer una pantalla más larga que lo usual. Durante años, en Smartphones, hemos estado usando el formato 16:9, que es el mismo que solemos ver en televisores, monitores de computadora y más. Es decir, 16 veces de ancho, por 9 veces de alto. Y en pantallas que usamos de manera horizontal la mayor parte del tiempo, tiene bastante sentido.

No para smartphones, sin embargo.

Piensen un momento en cómo usan sus teléfonos la mayor parte del tiempo, y notarán que casi todo el rato se encuentra de manera vertical. Ya sea scrolleando a través de Instagram, navegando entre noticias de nuestros amigos en Facebook, o simplemente leyendo un libro en la app de Kindle, o navegando en Chrome, lo cierto es que más usamos nuestro teléfono de manera vertical.

Teniendo esto en cuenta, LG ha decidido darnos un teléfono con un formato 18:9 (o 2:1), lo que significa que es dos veces de alto por una de ancho. Y comparado a otros smartphones, significa que ganamos más espacio vertical, mientras que el teléfono mantiene un ancho similar al de un teléfono de 5.2”, pero nos da una pantalla capaz de mostrar más contenido vertical.

Comparándolo a otros teléfonos el LG G6 ofrece dimensiones muy similares a las del G5, pero con una pantalla más grande (G5: 5.3”, G6: 5.7”)

Aquí lo tienen en comparación al iPhone 7 Plus

3

En la práctica, tenemos una experiencia mucho más inmersiva; no me tomó nada acostumbrarme al nuevo formato y, de hecho, lo extrañaba cada vez que pasaba a usar otro teléfono con el formato de 16:9. Eso si, les recomiendo añadir un botón adicional al G6 en la parte inferior para poder mostrar las notificaciones, porque esos centímetros extra de altura hacen que alcanzar la parte superior sea un poco más difícil.

 Pantalla

La pantalla es hermosa. El LCD utilizado por LG es brillante y colorido, mostrándonos tonos menos saturados que los de una pantalla AMOLED. Esto, combinado a la resolción QHD de la pantalla la hacen una de las mejores pantallas del mercado.

De hecho, el G6 es el primer teléfono en implementar Dolby Vision, gracias a la pantalla con soporte HDR que tenemos en el equipo. Y Netflix ya ha anunciado que muy pronto mostrará contenido en HDR en el G6, el único teléfono, de momento, en ofrecer soporte para este tipo de contenido. HDR es algo que estamos viendo en televisores de gama alta desde el año pasado, y es algo que mejora la calidad de imagen de manera significativa. En esencia, tenemos una pantalla capaz de mostrar una mayor gama de colores y tonalidades, que queda en evidencia cuando ponemos contenido en HDR contra un teléfono que no ofrece esta tecnología. Como toda tecnología de pantallas, es difícil transmitir las diferencias en palabras o imágenes. Solamente déjenme decirles que no estarán decepcionados en la calidad de imagen que pueden obtener del G6

Cámara

Cómo ha mejorado el sistema de cámaras duales! Presentado inicialmente con el G5, el LG G6 ostenta también dos cámaras, una con un ángulo de visión “convencional”, al que estamos acostumbrados en las cámaras de celulares, pero adicionalmente, tenemos también una cámara secundaria con un lente gran angular – muy parecido al de las cámaras de acción como las GoPro – que nos permiten obtener fotos únicas con este teléfono.

En el G5, esta cámara secundaria era divertida – pues era una perspectiva totalmente diferente a la que solemos obtener – pero la calidad de imagen dejaba mucho que desear. En el G6, LG ha optado por un mejor sensor, ha aumentado la cantidad de megapixeles (de 8 a 13) y como resultado, tenemos una mejor calidad de imagen en general.

Un beneficio de que ambas cámaras tengan la misma cantidad de megapixeles, es que ahora el salto de una cámara a la otra (cuando hacemos “zoom” en la imagen) es mucho menos brusco cuando estamos grabando video. Es notorio aún, sí, pero no tanto como antes.

En situaciones iluminadas, la cámara del LG G6 es excelente, llegando a rivalizar sin problemas a otros smartphones con excelentes cámaras como el P10, el iPhone 7 Plus, el Galaxy S7, y demás. De noche, la cámara principal del G6 se comporta bastante bien, aunque a veces es necesario recurrir al “Pro Mode” o “modo Pro” para poder sacar la mejor foto posible. La segunda cámara, la gran angular, al recibir menos luz por su menor apertura (es f/2.4) y carecer de estabilización óptica – que sí tiene la cámara principal – no es muy práctica para situaciones con iluminación pobre.

La cámara de selfies es también muy buena, pues tenemos un lente angular capaz de hacer caber a múltiples personas o gran parte de una escena en la foto. Lo malo de la cámara es que el lente no es muy luminoso (f/2.2), lo cual no nos permitirá tomar muy buenos selfies de noche.

La calidad de video es también muy buena, donde la estabilización de imagen (óptica) funcionaba bastante bien incluso en Ultra HD.

En resumen, tenemos una cámara sólida, que ha mejorado mucho en comparación a la del LG G5. A mi parecer, sin embargo, la cámara principal sigue siendo inferior a la de alternativas como la del P10 o S7 / S8 de Samsung. Pero por otro lado, la segunda cámara, la gran angular, es tan divertida, y nos permite conseguir fotos tan únicas, que es muy fácil de recomendar sólo por este aspecto. Y si combinamos la resistencia al agua y polvo (es IP68) del G6 con esta cámara, pues tenemos una excelente alternativa a estar cargando con nosotros una GoPro!

Batería

El punto flaco no sólo del G6, sino de todos los teléfonos de LG en los últimos años. A pesar de tener un teléfono relativamente grueso (7.9mm, mientras que el G5 era 7.3mm), y tener una pantalla relativamente grande, luminosa, y con una gran densidad de pixeles, tenemos una batería de 3,300 mAh. Para teléfonos con un tamaño de pantalla equivalente (que vendrían a ser equipos con una pantalla de 5.5”, por ejemplo), es casi común ver baterías de 3,500 mAh o más.

Y puede que con gran eficiencia se consiga exprimir al máximo esa batería de 3,500 mAh, pero no es el caso del LG G6. Con mi uso, que es bastante pesado, tenía que recargar al teléfono alrededor de las 4 o 5 de la tarde, dándome un total de 4:30 a 5:30 horas de Screen on Time (SOT). Cuando hoy en día tenemos teléfonos que ya nos dan 6 o 7 horas de SOT, fue un poco decepcionante ver que LG no ha hecho grandes progresos en ello.

Donde el teléfono destaca, es en su excelente consumo en stand by. Si dejamos al teléfono sin usar, el consumo de energía es mínimo. Y créanme, ver un teléfono que consuma poco en desuso es algo poco común en Android. Incluso después de 3 o 4 horas de dejar al teléfono, este sólo había bajado un punto porcentual.

Es cuando lo usamos, sin embargo, que el consumo se dispara. Quizás por la pantalla más brillante, el procesador más potente, o una combinación de ambos, pero la autonomía del G6 dejó que desear.

Software

Desde hace algunas generaciones ya, LG no “sobre-carga” a sus teléfonos de apps, o cambia mucho la experiencia de Android. El G6 viene con Android 7.0 con el parche de seguridad actualizado a Marzo 1 (lamentablemente, no es la 7.1) y el sistema operativo en general se siente veloz, con una buena capacidad y nivel de respuesta.

Conclusión

Me encantó mi tiempo con el LG G6. Siento que LG ha logrado enmendar todos los errores cometidos con el LG G5 SE dándonos un teléfono bastante sólido en términos generales. Sí, uno podría quejarse de no tener al más reciente procesador de Qualcomm (al Snapdragon 835), pero ya hemos visto que las diferencias son ínfimas4. Lo que me hubiera gustado ver? Mayor espacio de almacenamiento. Estamos ante teléfonos de gama alta, donde el standard debería ser 64 GBs (dejando 32 GBs para la gama media, media – alta premium). Y si, tenemos un slot para MicroSD, pero todos sabemos que no es lo mismo. Yo, por defecto, uso, sólo con instalar mis alrededor de 90 aplicaciones típicas, aproximadamente el 65% del espacio libre del teléfono, lo cual me deja con poco espacio si quiero descargar juegos, o probar nuevas apps. Si, puedo almacenar todos mis videos y fotos a una tarjeta microSD, pero no es lo ideal. Ojalá el G7 traiga, por defecto, 64 GBs de almacenamiento como opción mínima.

Pero aparte de estas pequeñas quejas, el G6 realmente me sorprendió; es una de las propuestas más sólidas que he visto en lo que va del año, y definitivamente un verdadero “comeback” para LG. Con el G5, a pesar de su divertida cámara, me resultaba muy difícil recomendarlo. El G6, por otro lado, es una excelente opción para muchas personas.

Tienen dificultades para decidirse? Aquí les dejo con una lista de Pros y Contras

 Pros

  • Excelente pantalla, sumamente brillante y con colores vibrantes, reales
  • El formato 18:9 es realmente práctico en un teléfono, donde pasamos gran parte del día leyendo contenido en modo vertical.
  • Certificación IP68: resistente al agua y polvo. En esencia, puede ser sumergido hasta 3 metros, por 30 minutos (más sobre las certificaciones y lo que significan, aquí)
  • Una sólida cámara principal, y una cámara secundaria, gran angular, que nos dará una perspectiva única.
  • Un excelente diseño industrial, que se siente bien en las manos.
  • Sonido potente y claro, a pesar de no contar con parlantes estéreo.
  • Teléfono veloz, con un buen nivel de respuesta
  • Lector de huellas dactilares colocado en una posición cómoda, y es bastante rápido.
  • No recalienta, incluso bajo apps exigentes.

 Contras

  • La batería deja que desear; pudo ser mejor, teniendo en cuenta el grosor del teléfono.
  • A pesar de que el Snapdragon 821 es veloz, hubiera sido mejor ver el 835. Sobre todo si pensamos en la longevidad del teléfono y planeamos quedárnoslo por años.
  • Falta la opción de 64 GBs en lugar de sólo ofrecer 32 GBs
  • Android 7.0 en lugar de 7.1
  • Carece de características que sí han sido implementadas en otros mercados (Carga inalámbrica, Quad DAC)

 

 Specs

 Características  LG G6
CPU  Qualcomm Snapdragon 821
Pantalla  5.7” Quad HD (18:9)
Cámara Trasera  Dual 13 MP (f/1.8 con estabilización óptica y phase detection AF) y 13 MP (f/2.4 sin AF)
Cámara Frontal  5 MP f/2.2
Memoria  4 GBs RAM
 Almacenamiento  32 GBS (expandibles vía microSD)
Batería 3,300 mAh
Dimensiones  148.9 x 71.9 x 7.9 mm
Peso  163 gramos

 Mira cuánto ha mejorado LG! Mi reseña del LG G5 SE

https://67.205.129.107/lg-g5-se-review/

https://67.205.129.107/como-saber-si-el-telefono-es-resistente-al-agua/

  1. donde el teléfono, específicamente el LG G4 y V10, entraban en una etapa de reinicio permanente ?
  2. De hecho, el tema de la modularidad, que parecía prometedor, ha quedado prácticamente en el olvido, ahora que LG lo ha abandonado, Google lo ha dejado de lado, y Motorola no ha logrado producir nada convincente al respecto ?
  3. ambas imágenes cortesía de PhoneArena ?
  4. Qualcomm, lamentablemente, se está quedando en este aspecto; las diferencias de rendimiento entre sus chipsets, año a año, no son tan significativas como antes ?

Samsung Galaxy S8 Vs S7. Vale la pena Actualizar? Un análisis de las mejoras del S8

Ayer, tras meses de especulaciones y filtraciones, se presentó por fin el Samsung Galaxy S8, confirmando muchos de los detalles que ya conocíamos. Su enorme y espectacular pantalla de 5.8” (en el modelo más pequeño!) y de 6.2” en el S8+, su renovado diseño y… honestamente, no hay mucho más que decir.

Y es que, pasada la impresión inicial de lo hermoso que es el teléfono – honestamente, es el teléfono más precioso que he visto hasta ahora, con un diseño que no sólo se ve moderno, sino se acerca más a lo que, espero, sea la norma de los smartphones en el futuro, el teléfono idóneo: sólo pantalla – cuando nos ponemos a excavar los detalles y analizar la presentación, nos damos cuenta que, a pesar del cambio exterior (que, para ser justos, es mucho mayor al que vimos en el salto del S6 al S7), por dentro el teléfono no ha cambiado mucho comparándolo al S7 o S7 Edge, que es lo que vamos a ver en este instante!

Infinity Display y Diseño

Empecemos por lo que sí ha cambiado. Samsung, líder en pantallas en móviles, nuevamente nos sorprende con lo que es, quizás, una de las pantallas más espectaculares del mercado.

Tenemos una pantalla que, como comentamos en el artículo original, trae un formato 18.5:9, una pantalla más larga que en la mayoría de smartphones sin afectar el grosor. Esto nos permite hacer caber más contenido en la pantalla cuando usamos nuestro smartphone en modo vertical, que es el más común.

Adicionalmente, esta pantalla es HDR, como muchos de los televisores de gama alta, dándonos un mayor rango dinámico en colores. Esta pantalla, entonces, es una excelente alternativa no sólo para navegar en contenido vertical sino también para ver series, videos de YouTube y, por qué no, películas.

El diseño también ha cambiado significativamente, pues ahora la parte frontal está dominada, enteramente, por la pantalla. El botón de Home ha desaparecido, siendo cambiado por botones en software. Sin embargo, Samsung ha implementado una tecnología similar al “3D Touch” que hará vibrar al teléfono cuando presionemos en el lugar donde debería estar ubicado el botón de Home, regresándonos al menú principal del teléfono.

El sensor de huellas dactilares ha sido movido a la parte trasera del teléfono en un lugar algo incómodo (justo al costado de la cámara, lo que sin duda nos hará tocar el lente de la cámara involuntariamente). Pero creo firmemente que Samsung está apostando por los otros métodos de desbloqueo implementados, como el reconocimiento facial, para evitar que usemos mucho el sensor de huellas dactilares. Tras verlo en acción en unos videos, estoy seguro que el “Face Unlock” será definitivamente el método preferido de la mayoría para desbloquear el teléfono, por lo veloz que es.

Samsung ha hecho un muy buen trabajo con el rediseño del Galaxy S8. Definitivamente es el teléfono más elegante y vistoso que hemos visto hasta ahora, un diseño que se ve realmente moderno. Es uno de esos diseños, en los que modelos futuros se inspirarán, en el camino por llegar al formato ideal de un teléfono: sólo una pantalla, sin otros elementos que distraigan.

 

Rendimiento

Es cuando nos olvidamos del diseño, donde empiezan a aparecer las similitudes con el Galaxy S7 y S7 Edge. Lo cual no es malo, por supuesto, y nos demuestra el excelente trabajo que Samsung hizo con los modelos del año pasado.

Pero si esperaban un gran salto en rendimiento con el nuevo Qualcomm Snapdragon 835, como Qualcomm prometía, pues prepárense a estar decepcionados. Según datos utilizados en la misma presentación, sólo estamos viendo un incremento de 10% frente al S7 en CPU. Y esto, teniendo en cuenta el promedio en performance tomado de single-core y multi-core.

En GPU tenemos un upgrade más significativo, de un 21% frente al S7, lo cual significa un mejor performance en videojuegos.

Sin embargo, estoy algo decepcionado con el pequeño salto en performance, cuando Qualcomm estaba prometiendo un incremento de 27%. Lo más probable, entonces, es que no noten diferencia alguna en cómo se comporta el S7, con el S8.

https://67.205.129.107/qualcomm-snapdragon-835/

 Batería

Otro aspecto donde Samsung pudo haber hecho mucho más, pero decidió no hacerlo, es en el tema de la batería. Lo cual es comprensible; estamos hablando de la compañía que tuvo que retirar a un smartphone del mercado debido a que sus teléfonos explotaban en las manos de sus usuarios, así que tiene sentido que Samsung haya decidido apostar por mesura, y colocar una batería de tamaño “regular” en el teléfono. Tenemos una batería de 3,000 mAh para el S8, y una de 3,500 mAh para el Galaxy S8+.

Ahora, esto puede resultar decepcionante, sobre todo si tenemos en cuenta que los teléfonos de este año tienen pantallas más grandes. Pero veamos todo en contexto: para empezar, las pantallas no son mucho más grandes; puede que 5.8” suene mucho más que la pantalla de 5.1”, pero recordemos que tiene un nuevo formato, donde se ha aumentado sólo en altura, por lo que el área total de pantalla no ha cambiado mucho. Es decir, a pesar de que los números nos dicen otra cosa, debido al cambio de formato, la diferencia en área total de pantalla no es tanta como podríamos creer inicialmente. Esto queda más claro cuando vemos este gráfico que compara la diferencia en tamaño de diferentes modelos de Galaxies.

Pueden ver claramente cómo el área de pantalla del Galaxy S8+ es muy similar a la del Note 7, sólo que con más espacio en la parte superior e inferior. Y el Note 7 tenía también una batería de 3,500 mAh.

Por otro lado, no olvidemos que el procesador está fabricado con un proceso de 10 nanómetros, lo cual significa menos temperatura, menor pérdida de rendimiento por ello y, por lo tanto, menor consumo de batería en general y apostaría que el Galaxy S8 y S8+ ofrecerán la misma autonomía que el S7 y S7 Edge, la cual era bastante buena.

No el salto revolucionario en duración de batería que esperaba de los teléfonos de gama alta este año – que llegaran a alcanzar la excelente autonomía conseguida por teléfonos de gama media premium del año pasado – pero al menos no están dando un paso hacia atrás al respecto.

Y, como en el S7, tenemos Quick Charge y Carga Rápida Inalámbrica.

https://67.205.129.107/baterias-celulares-explotan/

Cámara

Quedé decepcionado con la falta de actualizaciones en la cámara del S8. Si, sé que la cámara del S7 sigue siendo una de las mejores, pero desde que el teléfono hizo su debut, hace ya casi un año, la competencia ha avanzado en temas fotográficos a pasos agigantados.

Y en esa imagen de arriba? Es una imagen tuiteada por Samsung Exynos! Mencionada en la cuenta oficial de Samsung! Y sí, están promocionado la capacidad de usar dos sensores fotográficos al mismo tiempo CON EL PROCESADOR INCLUIDO EN EL GALAXY S8 (Exynos 8895). Sin embargo, el S8 y S8+ debutaron sin una cámara dual, a pesar de que claramente, claramente, está en los planes de Samsung lanzar un teléfono con esta característica. No les alcanzó el tiempo y por ello tuvieron que cubrir este espacio con el sensor de huellas dactilares en un lugar tan incómodo? Se están guardando esta característica para su inevitable teléfono de la segunda mitad del año 1? Son preguntas que nos deja este teléfono. Pero honestamente, me apenó ver que una de las características más importantes en un teléfono de gama alta, la cámara, ha quedado totalmente olvidada con el Galaxy S8. Y si, tendremos mejoras en el procesamiento de imagen, pero lo cierto es que al final del día, este tipo de procesamiento de imagen bien podría conseguirse también con el S7 Edge. Pero es una verdadera pena no ver una mejora, por ningún lado, en la cámara trasera.

La cámara frontal si recibe un upgrade a 8 megapixeles (de los 5 que tenía),, perfecto para fotos grupales o selfies.

Pero es realmente necesaria una cámara doble? O tener dos sensores, o más, en un smartphone? Yo creo que sí. Les dejo el comentario que publiqué en el artículo de lanzamiento del S8:

Al contrario, no me sorprendería ver teléfonos con más de dos cámaras a futuro. Tiene sentido por dos situaciones:

1) Distancia focal, que es el acercamiento que LG y Apple han hecho con su presentación de cámaras duales. Un aspecto donde incluso las cámaras de bolsillo ofrecen una ventaja frente a smartphones, al menos hasta hace poco, era en versatilidad. Hasta una cámara de $100 puede pasar de ser wide-angle (más o menos la distancia focal de un smartphone, 24mm), a telephoto (70mm, quizás hasta 100mm), gracias al zoom óptico. Pero esto, porque una cámara de bolsillo no tiene que luchar en ser delgada como un smartphone. La única manera para conseguir sin aumentar el grosor del teléfono con un sensor demasiado grande (como el Lumia 1020), o un lente con múltiples distancias focales (como lo tuvo el Galaxy Camera), es el acercamiento que estamos viendo ahora: múltiples sensores, cada uno con diferentes distancias focales, para así obtener un “zoom” real, o, bien un lente gran angular, como en el caso del LG G5 y G6. Debido a que el tema fotográfico es cada vez más importante, yo creo que la posibilidad de ofrecer esta variedad de distancias focales, a través de múltiples cámaras, es la opción más atractiva. Tras usar el iPhone 7 Plus por varios meses ya, tener el lente telephoto es una gran ayuda

2) Mejorar la calidad de imagen. Este es el acercamiento que Huawei ha tomado. Debido a cómo se capturan imágenes en un sensor electrónico, se pierde bastante luz con un sensor RGB. Este problema se resuelve considerablemente con un sensor fotográfico monocromático, pues es capaz de llenar todos los pixeles con la misma cantidad uniforme de luz, efectivamente capturando 3 veces más de detalle. Pero nadie quiere verse limitado solo a fotos en blanco y negro. Por eso es que el approach de Huawei me parece super interesante: lo que hace es coger esta foto y todos los detalles capturados por el sensor monocromático y, aprovechándose del poder de procesamiento que tenemos con los smartphones hoy en día, “colorea” estas fotos con la información obtenida de la otra cámara, con el sensor a colores.

El enorme poder de procesamiento de los smartphones puede conseguir cosas que las cámaras digitales, incluso algunas de las más especializadas, no pueden hacer. Y el usar múltiples cámaras (2 o más), creo yo, es algo que se volverá más estandarizado de aquí en adelante.

Yo creo honestamente que Samsung se quedó sin tiempo para implementar esta cámara dual en su Galaxy S8. Que queda más en evidencia teniendo en cuenta que prácticamente no ofrece ninguna mejora respecto al S7 Edge. Para mi que Samsung no pudo finalizar su cámara para el S8 y probablemente se lo guarde para su teléfono de la segunda mitad del año, o el S9.

Conclusión

Imposible dar conclusiones porque falta aún tener el teléfono y probarlo. Perotras tener tiempo de analizar los cambios hechos por Samsung con el S8 frente al S7 y S7 Edge, nos encontramos con un teléfono que ofrece un cambio significativo en temas de diseño, un diseño que quizás termine influenciando a los smartphones que veremos en el futuro, pero que en otros aspectos, nos deja algo “vacíos”, por la falta de upgrades significativos frente al S7 Edge en otros aspectos.

Es comprensible; el S7 fue un teléfono casi perfecto, uno de mis teléfonos favoritos de todos los tiempos, que corrigió las notables fallas del S6. Pero el S8, al menos en estas primeras impersiones, no ha logrado dar un salto muy grande como para diferenciarse lo suficiente del modelo del año anterior.

Ahora que hemos llegado a una era en nuestros teléfonos donde el poder de procesamiento se ha estandarizado (donde los saltos en performance son cada vez menos significativos, año tras año), quedan, creo yo, menos puntos que uno toma en cuenta a la hora de comprar un smartphone. Estos son: diseño, batería, y cámara. Y en estas primeras impresiones, evaluándolo todo fríamente antes de tener una unidad de reseña, siento que el S8 sólo ha mejorado uno de estos aspectos.

Espero poder contar pronto con una unidad para poder realizar una reseña completa del equipo, pues todavía tenemos muchas cosas qué probar, como Bixby, el asistente personal (aunque, al parecer, no estará disponible en Español), y otras funciones en software.

 

No te pierdas el episodio junto a los Techbrosters

 

  1. Que puede o no llamarse Note 8 ?