Blackberry KEYOne Review (Black Edition) en Español!

Blackberry KEYOne

Qué tal regreso triunfal para Blackberry. Tras casi desaparecer de la faz de la tierra al intentar en convertirse en la tercera gran plataforma de smartphones de la era moderna con su Blackberry 10 OS – y fallar – ahora está de vuelta, redoblando y concentrándose en lo que hizo que la marca destaque, pero con un sistema operativo al cual no le faltan apps.

 

Blackberry KEYOneUn poco de historia

Verán: yo fui fan del Blackberry 10 OS y el Z10. En mi reseña, en el 2013, concluí con lo siguiente:

Después de años de usar Android y iOS, realmente disfruté bastante mi tiempo con el Z10. Algunas de las características del sistema operativo, como el Notification Hub, el excelente teclado virtual, o lo natural que se siente navegar a través de la interfaz a través de gestos, son superiores a los ya establecidos y dominantes sistemas operativos. Son características que no me molestaría ver, en un futuro, en los otros OSes.

La gran limitación del Z10 y cualquier otro equipo con BB10 como sistema operativo, es la falta de apps. Espero que sea algo que se remedie pronto, pero por el momento, es una limitante que hará que atraer a personas que ya están en iOS o Android, sea difícil.

Lamentablemente, Blackberry / RIM nunca pudo capturar el interés de los desarrolladores y esta falta de apps hizo que atraer usuarios fuera difícil (lo mismo que le pasó a Windows Mobile). Eventualmente, el dominio de mercado de iOS y Android se fue expandiendo sin ningún tercer puesto que pudiera capturar el interés del público y, ante estas circunstacias, Blackberry casi desaparece para siempre.

 

Blackberry KEYOneA fines del 2015 Blackberry intentó volver con el Blackberry Priv. Un interesante primer intento, con un teclado deslizable. Pero un teléfono que se vio perjudicado por un procesador de mala calidad (el infame Snapdragon 808), y varios problemas en la calidad de fabricación de los teléfonos debido a que la compañía había, quizás, perdido un poco la práctica. Hoy, en el 2017, y ahora bajo la empresa china TCL – que adquirió los derechos de la marca – , nos encontramos con lo que el Priv debió ser: un teléfono que mantiene la esencia de los clásicos teléfonos de Blackberry, incluyendo un estupendo teclado físico, combinado con la compatibilidad de Android, la seguridad de Blackberry a través de Software, y un procesador eficiente y veloz

 

 Blackberry KEYOne: Un Blackberry Bold, con Android.

Diferencias entre el KEYOne y KEYOne Black Edition

Blackberry KEYOne

Estoy reseñando el KEYOne Black Edition, pero es prácticamente el mismo teléfono que el KEYOne original. La diferencia entre ambos, es que el Black Edition cuenta con 4 GBS de RAM y 64 GBs de almacenamiento, frente a los 3 GBs de RAM y 32 GBs de almacenamiento de la versión regular. Es decir, tenemos 1 GB extra de RAM, y el doble de Almacenamiento interno. La cámara, el procesador, siguen siendo los mismos. Y como su nombre indica, el Black Edition es de color negro, mientras que el original es color plata.

 

 

 El Teclado

Blackberry KEYOneLa estrella del Blackberry KEYOne es, definitivamente, el teclado. Todo el diseño gira en torno a tener un teclado físico siempre en nuestras manos, así que si no es algo que particularmente extrañan, o algo que los llena de interés en una era dominada por teclados virtuales, existen, definitivamente, mejores teléfonos para sus gustos.

Yo le di una oportunidad al teclado, usándolo como mi teléfono principal, y tras un par de días, terminé por acostumbrarme. Tras dos semanas de uso, me volví sumamente eficiente con el teclado, pero quiero recalcar que aún sigo siendo más veloz escribiendo con teclados virtuales, que con el físico. El teclado del Blackberry KEYOne, como sus antecesores, requiere de cierta presión para activar cada tecla. Con teclados virtuales nos hemos acostumbrado a escribir velozmente deslizando los dedos en la pantalla y esperando que el auto-corrector, que ha mejorado considerablemente en esta década, haga el trabajo por nosotros de traducir lo que queremos escribir. Swiftkey y el teclado de iOS hacen un excelente trabajo de predicción. Sin embargo, lo que el teclado del KEYOne me da, es confianza y seguridad de que cada letra que estoy escribiendo es la correcta. Siento mayor precisión cuando estoy escribiendo con el KEYOne, como con el teclado en una laptop, por ejemplo.. El teclado físico es complementado por Blackberry con un auto-corrector que nos sugiere palabras por lo que tampoco tenemos que terminar de escribirlas. Basta con deslizar el dedo hacia arriba encima del teclado, y la palabra aparecerá.

Esto se debe a que el teclado también detecta “gestos” o movimientos encima. Podemos usarlo como un trackpad, avanzando en una página sin tener que tocar la pantalla, lo cual encontré bastante conveniente para Instagram, Twitter, Reddit, y demás.

Además, cada tecla en el teclado puede ser utilizada como un “atajo doble”. Es decir, puedo presionar la letra “y” cuando estoy en la pantalla principal del teléfono, e inmediatamente ser llevado a YouTube. Si lo dejo presionado por más de un segundo, en lugar de abrir YouTube, puedo lanzar YouTube Studio, por ejemplo. Lo mismo tengo con “f” para Facebook, “t” para Twitter, “m” para Facebook Messenger, “w” para Whatsapp, “s” para Reddit Sync, y más. Es súper conveniente, pues tengo, en mis manos, la posibilidad de lanzar mis apps más usadas sin íconos, sólo con atajos.

 El Diseño

Blackberry KEYOne

Todo en torno al KEYOne, gira alrededor del teclado. El Blackberry Priv, el último Blackberry diseñado por la empresa, parecía avergonzado del teclado, pues requería ser deslizado para ser utilizado. En el KEYOne, el teclado está siempre presente al frente, listo para ser utilizado en todo momento. Como consecuencia y para no terminar con un teléfono demasiado grande, el KEYOne tiene una pantalla de 4.5” con un formato 3:2. Es una pantalla no tan alargada, que se aproxima más a un cuadrado que las típicas pantallas largas que vemos en un smartphone, que tienen formatos 16:91.

Como resultado, tenemos una pantalla que comparativamente pequeña para la mayoría de tareas. Videos en YouTube y fotos se ven pequeños (y los videos en YouTube muestran una barra en la parte superior e inferior). Para apps con mucho texto, como Twitter, Reddit, Facebook o documentos largos, también tenemos menos espacio para contenido, pero esto se ve remediado, de alguna manera, por el hecho que podemos usar el teclado como Trackpad para avanzar en el contenido; así nuestros dedos no cubren la pantalla mientras leemos. No es el teléfono ideal para ver videos o fotos, pero tampoco es incómodo. Es un sacrificio que tenemos que hacer por tener un teclado físico.

El diseño industrial del KEYOne me gustó bastante. Es un teléfono que se siente sumamente macizo, sólido en nuestras manos. La parte trasera es de un material plastificado que ayuda a que el teléfono no se nos resbale de nuestras manos. Además, no tenemos ese temor de dejarlo sobre la mesa y que se raye, como ocurre con los teléfonos con la parte trasera de vidrio. Las teclas también se sienten súper cómodas y ofrecen una respuesta rápida. El teléfono se ve distintivamente elegante, y definitivamente resalta del resto. Es uno de los mejores diseños que he visto en un Blackberry.

 Rendimiento y batería

El KEYONe utiliza un procesador Snapdragon 625. Gracias a ello, a la pantalla relativamente pequeña y a su batería de 3,500 mAh, tenemos una autonomía excelente. El teléfono me duraba un día completo sin problemas, y esto incluía horas de YouTube, navegación por Reddit, y un poco de gaming ligero. Fue totalmente normal conseguir entre 6 a 7 horas de Screen on Time cuando estuve utilizando el teléfono como mi teléfono principal.

Y si bien el Snapdragon 625 es conocido por ser uno de los más eficientes en la historia de procesadores móviles, en rendimiento no está a la par con procesadores de mayor consumo y más veloces. Y esto es algo que quedó en evidencia con el KEYOne; debido al énfasis en seguridad, e implementación de útiles aditamentos para Android como el Blackberry Hub, el performance en el KeyOne no fue tan “suave” como otros teléfonos que utilizan el mismo procesador pero con una versión más sencilla de Android, como ocurre con el Moto Z Play. En varias ocasiones me encontré con apps que “tropezaban” ligeramente, tardando en cargar más contenido, o saltar entre apps. El teléfono se comporta bien en general, pero si se sienten las limitaciones del procesador, incluso cuando navegamos en la interfaz. Afortunadamente, el Black Edition que estoy probando cuenta con 4 GBs de RAM, así que no tuve problemas con mantener apps en memoria; podía regresar a ellas horas después desde el menú del multi-tasking, y se mantenían activas.

Es un buen rendimiento, pero no llega al nivel de suavidad que encontramos en la gama alta con procesadores más potentes. Esperen encontrar pequeños “tropiezos” en rendimiento

 Cámara

La cámara es muy, muy buena. No llega al nivel de calidad que hemos visto en los teléfonos top del año como el Mate 10 Pro, el Note 8 / S8 o el iPhone 8 Plus, pero toma excelentes fotos. Me sorprendió, sobre todo, la calidad de imágenes nocturnas que pude conseguir con el equipo; algo que no me esperaba en absoluto. Es una cámara bastante decente y gran parte de ello se debe a que cuenta con el mismo sensor del original Google Pixel; las fotos salen nítidas, con buena calidad, y de noche, gracias a la apertura f/2.0, podemos conseguir fotos con poco ruido. La cámara frontal no es tan buena, pero tenemos un ángulo de visión bastante amplio (un lente wide angle), perfecto para capturar selfies y también dejar espacio para el paisaje.

Fotos con el KEYOne, sin retocar

En video la cámara funciona bastante bien con el estabilizador electrónico en 1080p, pero traten de evitar  grabar videos en 4K. Al no contar con un estabilizador óptico de imagen, todo movimiento con la mano se verá reflejado en la cámara.

No es la mejor cámara, por supuesto, pero sí logra capturar excelentes fotos.

 Software

Aquí es donde el Blackberry KEYOne también resalta. Siempre fui fan del Blackberry Hub, y me encanta lo bien implementado que está en el KEYOne. El Hub es, en esencia, un “centro de comando” donde podemos revisar, desde un único lugar, todos los mensajes que nos han llegado de diferentes fuentes. Múltiples cuentas de email, Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, mensajes de texto, Whatsapp; todos terminan en el Blackberry Hub,. dándonos una manera bastante práctica para responderlos todos. Desde que empecé a usar el KEYOne, mi nivel de respuesta de emails respondió; en parte porque tener un teclado físico lo incentiva a uno a ello, y en parte porque con el Hub, tenemos acceso a todo esto de manera inmediata.

Blackberry KEYOneOtro aspecto bastante importante, es cómo Blackberry asegura nuestro equipo. No se trata de una versión de Android cualquiera; TCL se ha tomado las medidas necesarias para darnos un teléfono extremadamente seguro. Para empezar, no existe manera de instalar custom ROMs, por ejemplo, al equipo, pues ocurren chequeos de firmware y hardware para que instalar versiones modificadas de Android sea imposible. Otro aspecto importante? Blackberry no permite la instalación de software por operadoras, dándonos una de las versiones de Android más limpias en este sentido, y asegurándonos parches de seguridad continuos. Mientras lo estuve usando recibí el parche mensual de seguridad de Android, así que es una de las opciones más seguras en este sentido.

Blackberry KEYOne

Tenemos también algo denominado “DTEK” de Blackberry, que nos da un índice de seguridad de nuestro equipo, una especie de medidor que nos dice si nuestro teléfono se encuentra asegurado.

Además de estas modificaciones útiles por parte de Blackberry a Android, tenemos también otras modificaciones menos prácticas, como el “Privacy Shade” que oscurece toda la pantalla menos una sección; algo que suena interesante en teoría pero en la práctica es poco útil. Y, pues, el BBM que sigue existiendo, aunque no lo crean.

Si, es una versión fuertemente modificada de Android que trae varios beneficios de seguridad y mejoras al sistema operativo, pero como vimos en rendimiento, vienen con el costo de un performance reducido.

 Conclusión

Blackberry KEYOneEl KEYOne es el Blackberry que muchísimos estuvimos esperando por años. Se trata de un sólido teléfono en todo sentido, con excelentes componentes de hardware y POR FIN, un sistema operativo que no está limitado en la calidad y cantidad de apps que podemos instalarle.

Si recuerdan a Blackberry con cariño, están buscando un teléfono que nos ofrezca la seguridad y conveniencia que apps de Blackberry nos solían dar, el KEYOne es para ustedes. Si buscan un teléfono diferente, extrañan los teclados físicos, el KEYOne es una excelente opción.

Pero todo, como mencionamos en toda la reseña, gira en torno a qué tan útil consideren ustedes un teclado físico. El diseño, la utilidad y las ventajas que el KEYOne ofrece frente a la competencia, están supeditados al teclado. Si añoran usar un teclado físico – que es súper conveniente, tanto como teclado, como también lo es como trackpad y como sistema de atajos rápidos para lanzar aplicaciones – entonces el KEYOne es para ustedes.

De lo contrario, existen teléfonos con mejor hardware que se encuentran al mismo precio que el KEYOne, pues una de las pocas fallas que tiene el equipo, es que ha sido lanzado relativamente caro, un precio que lo pone en la misma liga que la gama alta, y aquí es un poco más difícil de justificar la elección, teniendo teléfonos que lo superan en rendimiento y autonomía. Pero si buscan algo diferente, si quieren regresar al teclado físico, si son fans de la marca, el KEYOne es el mejor Blackberry que ha existido hasta ahora.

 

 

El Blackberry KEYOne Black Edition está disponible por $700 desbloqueado en Amazon

 

https://67.205.129.107/blackberry-keyone-black-edition-llega-a-peru/

  1. y 18:9 en la mayoría de gama alta este año ?

Apple AirPods: Los audifonos Bluetooth más convenientes

Airpods

Practicidad. Eso es lo primero que viene a mi mente cuando pienso en los Airpods de Apple, que adquirí recientemente mientras buscaba un par de audífonos que pudiese usar todo el día, sin molestias. Verán: soy fan de audífonos. Tengo una gran colección de ellos (cableados y con Bluetooth, de marcas que van por Sennheiser, Grado, Bose, Sony, Phillips (buenísimos y baratos), Jabra, y más), y suelo intercambiar entre ellos, dependiendo de lo que necesite, del género musical que esté escuchando . De hecho, tengo un artículo y video especial sobre qué audífonos Bluetooth comprar, que explora las diferentes opciones – Over the Ear, On Ear, Neckband, Earbuds y más).

A pesar de mi creciente colección de audífonos (que ya ronda la docena de uso constante), siempre he tenido un par que uso regularmente, a diario, que tengo conmigo en todo momento, sincronizado a uno o dos teléfonos. Estos son mis audífonos para el día a día y, hasta hace poco, los que llevaba conmigo a todos lados; a eventos (para no escuchar la horrible música del taxi), al aeropuerto (para silenciar la bulla del avión), al gimnasio, a correr, etcétera. Hasta ahora, los audífonos elegidos, no por ser los que mejor suenan, sino porque eran los más prácticos, eran los LG Tone Platinum que reseñé hace poco más de un año. Son audífonos bastante decentes, con buena duración de batería, sumamente cómodos – si son fans de los “neckbands” – y el sonido era aceptable. Para mi gusto, los tonos medios y bajos podrían ser mucho mejores; especialmente para un diseño “in ear”.

https://67.205.129.107/lg-tone-platinum-review-hbs-1100/

Los Airpods han reemplazado a estos audífonos. Son mucho más convenientes y, aunque parezca increíble, suenan mucho, mucho mejor. Si, a pesar de tener un diseño que no bloquea los ruidos exteriores, los Airpods lograron tener mayor volumen y mejor representación en sonidos bajos (más “bass”) que los Tone Platinum, lo cual fue una verdadera sorpresa. De hecho, incluso los colocaría por encima de los Jaybird X2 que he estado usando por buen tiempo para el gimnasio, otros audífonos “in ear”.

 Calidad de Sonido

Airpods

A pesar de que se ven muy similares a los Earpods – los audífonos que Apple incluye en la caja con todos los iPhones – la calidad de sonido de los Airpods es muy superior. Tanto en volumen, como calidad de sonido, los Airpods me dejaron sorprendido; sobre todo porque esperaba tener una calidad de sonido similar a los earpods.

Por supuesto, existen mucho mejores opciones cuando se trata de calidad de sonido, en un rango enorme de precios.

 

Lo que me pareció un “pro” al usar los Airpods, que quizás no le guste a muchas personas, es que no son “in-ear” y, por lo tanto, no nos aíslan del mundo. Personalmente, odio audífonos que no me dejan escuchar el entorno, sobre todo audífonos que uso para la calle, cuando salgo y hago otra actividad. Una ciudad tan alocada como Lima requiere que prestemos atención al tránsito todo el tiempo, y aislarse por completo con audífonos in-ear siempre me ha incomodado. Debido al diseño de los Airpods, a pesar de que logran conseguir un volumen bastante elevado, estos no nos aíslan por completo, dejándonos escuchar nuestro entorno. Y como podemos usar uno sólo – además de ambos en simultáneo – podemos, por ejemplo, dejar un Airpod mientras seguimos prestándole atención al mundo con el otro oído. Es cuestión de preferencias, nuevamente. Pero si desean unos audífonos que bloqueen a todo el mundo exterior, olvídense de los Airpods. Si buscan audífonos que ofrecen una excelente calidad de sonido a pesar de no bloquear sonidos externos, los Airpods son una excelente solución, pues me permiten mantenerlos en el oído por más tiempo, sin temor a no escuchar conversaciones, o al entorno.

Diseño

El diseño de los Airpods es bastante controversial. Admito haberme burlado cuando fueron anunciados – “parecen hisopos” / “es como cortarle el cable a los Earpods” – pero después de usarlos todos los días por unos tres meses, de tenerlos en mis orejas casi todas las horas que estoy despierto, ya no me parecen feos. Costumbre? Quizás.

 

AirpodsVerán, es que en lugar de tratar de “ocultarlos”, de hacerlos lo más pequeño posibles, el diseño de los Airpods es bastante ostentoso; es un “mírame, estoy aquí1. Esto se debe en gran parte a las “patas” de los Airpods, las antenas que salen de nuestros oídos y que, además de mejorar considerablemente la recepción – parece magia; puedo estar a varios metros de cualquier dispositivo conectado y funcionarán sumamente bien – también trabajan como el micrófono para llamadas. Así es, ambos audífonos tienen un micrófono, en caso queramos usar sólo el audífono derecho o izquierdo en lugar de ambos simultáneamente. Y volviendo brevemente al tema de recepeción, es realmente impresionante. A pesar de ser sumamente pequeños, puedo estar al otro lado de la oficina, y la señal se mantendrá de manera ininterrumpida.

Practicidad

Es la practicidad de los Airpods, lo que los hace especiales. La batería de los Airpods es sorprendente, para dispositivos tan pequeños. Por sí solos, nos dan 4 a 5 horas de sonido ininterrumpido. Y el case – gran parte de lo que los hace tan especiales – puede darles aproximadamente unas 4 recargas más. En total? Tenemos 24 horas de sonido entre el case y los Airpods. En la práctica, yo los estuve recargando aproximadamente una vez cada 3-4 días con mi uso continuo diario, y una vez por semana cuando los usaba interdiario. Para audífonos tan pequeños, es una duración de batería simplemente excelente. Y como el case de carga es parte esencial de su uso – donde los guardamos cuando no los necesitamos – me encontré con audífonos que casi siempre estaban cargados. Incluso para vuelos largos, como el de París a Lima que tuve cuando recién los compré, los Airpods se comportaron sumamente bien. Los usé por 4 horas horas y tenían un 20% de carga cuando decidí ponerlos a cargar mientras tomaba una siesta en el vuelo. Cuando desperté, una media hora después, ya estaban totalmente cargados, listos para otra maratón de películas para lo que quedaba del vuelo.

Otra manera de prolongar la batería? Usar sólo un lado. Como los Airpods son “truly wireless”, o totalmente inalámbricos, podemos usar un sólo Airpod. Cuando lo hacemos, todo el audio stéreo se transmite por un sólo audífono. Y usarlos de esta manera es perfecta para, por ejemplo, escuchar Podcasts, ver videos “on the go” en el teléfono o si, incluso escuchar música cuando estamos haciendo otra actividad. Usar un sólo Airpod efectivamente duplica la batería y uso pues, apenas tenemos que cargarlo, simplemente ponemos ese en el case, sacamos el otro, e inmediatamente empezamos a escucharlo.

 

Airpods

Otro punto a favor, es lo bien que se sincroniza con múltiples dispositivos gracias al chip W1 que se incluye. Basta con acercar el case a un iPhone o iPad, y los Airpods aparecerán como por arte de magia, listos para ser sincronizados. Y una vez que hayamos conectado los Airpods a un dispositivo, estos aparecerán todos los dispositivos de Apple que tengamos. Asi es, ya no tenemos que hacer ese mismo proceso en el iPad, Mac, u otro dispositivo. Saltar entre ellos es tan sencillo como deslizar la opción de “Conectar” de Control Center y empezar a utilizarlos. Es tan conveniente simplemente clickear en “Connect” en la Mac y empezar a usarlos cuando edito video, y luego simplemente abrir Spotify en mi iPhone, seleccionar los Airpods entre los dispositivos, y empezar a escuchar música cuando he acabado. Esta conveniencia también se traslada a Android o cualquier dispositivo con Bluetooth, por cierto. No tenemos ese “pairing” inicial tan sencillo, pero sí podemos mantener múltiples dispositivos con Android en la “memoria” de los Airpods. Muchos más que un audífono Bluetooth típico. Yo, por ejemplo, lo tengo sincronizado no sólo con mi iPhone, iPad, Macbook Pro y iMac, sino también con el Galaxy Note 8, Huawei Mate 10 Pro, el Blackberry KEYOne que estoy usando para reseña, y el P10 Selfie – cuyo review debería haber terminado hace tiempo. Y todos, se mantienen conectados y “recordados” por los Airpods.

La practicidad se traslada también al uso diario. Todo parece haber sido diseñado pensando en la comodidad. Los Airpods, por ejemplo, tienen pequeños magnetos que se alinean cuando los acercamos al case a la hora de guardarlos para que este proceso sea super sencillo. También tienen sensores de proximidad para auto-pausar lo que estemos escuchando o viendo apenas lo retiramos del oído. Esta es una de mis funciones favoritas, pues apenas alguien me habla, basta con retirar cualquier Airpod del oído, y lo que esté viendo en YouTube, Netflix, o escuchando en Spotify, se auto-pausará, y volverá a empezar de nuevo cuando lo meta en el oído.

Un problema que encontré al respecto, es que no hay suficientes controles. Esto ha mejorado con iOS 11, que nos dio más comandos, pero aún así, tenemos que depender del teléfono para subir el volumen. Tenemos dos controles configurables, que se realizan al dar un par de toques a los Airpods cuando lo tenemos en el oído, un “doble-tap”. Yo tengo el Airpod izquierdo configurado para que un doble tap pause / reproduzca la canción, y el derecho para pasar a la siguiente canción (nada de Siri por ningún lado, pues Siri me sigue pareciendo una asistente mediocre, salvo para establecer alarmas y recordatorios). Me gustaría tener una manera de subir y bajar el volumen sin depender del teléfono. Por ahora? Como también tengo al Apple Watch, suelo controlar el volumen de la música que estoy escuchando a través del Apple Watch, pero esto es una solución que funciona sólo con el iPhone.

 

Conclusión

AirpodsEn general, es la practicidad y comodidad los que convierten a los Airpods en mis audífonos favoritos. Hay, por supuesto, audífonos que suenan mucho mejor. Incluso dentro de mi modesta colección de audífonos cuento con varios que suenan mucho mejor. Pero ninguno es tan cómodo y práctico, compacto, longevo, como los Airpods.

A pesar de haber sido fabricados por Apple, los Airpods funcionan muy bien con Android. De hecho, casi el 30% del tiempo que los tengo puestos, están siendo utilizados en Android.

$160 puede parecer un alto precio a pagar por audífonos, pero si vemos a la competencia, la mayoría está igual o más caro, para audífonos totalmente inalámbricos, como los Bragi, los de Sony, o los de Bose.

Desde hace mucho tiempo Apple no sacaba una primera generación de productos tan buena, como los Airpods. Usualmente suelo recomendar esperar a la segunda generación de productos, cuando se trata de Apple, pues la primera suele carecer de muchas cosas que son remediadas con la segunda versión. Sin embargo, los Airpods son tan prácticos, que los recomendaría a cualquier persona que busca audífonos compactos, con larga duración de batería y buena calidad de sonido. Lo que me gustaría ver en una segunda generación? Quizás buscar una manera de implementar control de volumen a los Airpods de alguna manera. Y carga inalámbrica. Pero aparte de esto, los Airpods son excelentes audífonos.

 

https://67.205.129.107/mejores-audifonos-bluetooth/

  1. O, en peruano: “tócame que soy realidad” ?

Huawei Mate 10 Pro Review: El smartphone del futuro

Algo que me quedó claro cuando estuve probando el Mate 10 Pro de Huawei, es qué adelantado estaba esta línea de teléfonos frente al resto en algunos aspectos. Sucedió con el Mate 9, sí, pero es recién ahora, con el Mate 10 Pro, que soy totalmente consciente de ello.

Adelantado una Generación.

Mate 10 Pro

Me explico: los teléfonos de la segunda mitad del año de algunos fabricantes, como Samsung, LG y otros, son mejoras de sus modelos lanzados a inicios del año. Es decir: el Note 8 trae mejoras sobre el S8+, pero en esencia, se trata de la misma estructura inicial: mismo procesador, cámaras muy parecidas, como también lo es la pantalla, etcétera. Vean al V30 de LG frente al G6 y también notarán una tendencia similar. Con Huawei no ocurre lo mismo: el Mate ofrece un salto exponencial frente a su línea P. Tal es el salto, que el año pasado, el procesador Kirin 960 del Mate 9 competía de igual a igual e incluso superaba, en varias pruebas, al Snapdragon 835 que sigue siendo el procesador “standard” de la gama alta para varios competidores, a pesar de haber sido lanzado 6 meses antes. Es por eso que resulta difícil creer o procesar el hecho que el P10 y el Mate 10 Pro han sido lanzados el mismo año; comparten el decimal, pero la tecnología dentro del Mate 10 es muy superior. Es por eso que, a veces, el Mate 10 Pro parece ser un teléfono “del futuro”, uno que debutó en el 2018 pero que, de alguna manera, ya está con nosotros.

 Sistema Operativo con Galleta.

Mate 10 Pro

Quizás se deba también, en parte, a que el teléfono viene con Android 8.0 Oreo de fábrica, algo que poquísimos teléfonos hacen aún. Incluso teléfonos lanzados post-Oreo, como el Note 8, continúan aún en Android 7.1.1 Nougat. Por qué es importante? Pues porque Android Oreo trae varios cambios que mejoran la experiencia final con el teléfono, como límites en ejecución de tareas secundarias1, project treble para mejorar el rendimiento, y mucho más que vimos en detalle en este artículo.

El teléfono que he estado probando nos fue dado antes de su lanzamiento y por lo tanto tenía el pre-release software (una suerte de “Beta”). Inicialmente encontré varios bugs, que han ido disminuyendo considerablemente. He recibido tres actualizaciones (instaladas de manera “sucia”, sin resetear el teléfono por mi parte) y la experiencia ha mejorado drásticamente en términos de batería.

 Gloriosa batería

Algo que siempre me ha encantado de la línea Mate, es la inclusión de una batería de 4,000 mAh. Es un teléfono pensado para personas que, como yo, se la pasan gran parte del día frente al teléfono. Esto, en combinación con la pantalla AMOLED – más eficiente que un LCD – que es Full HD+, permite que el teléfono, con mi uso pesado, dure tranquilamente hasta el día siguiente.

Mate 10 Pro

De hecho, el teléfono se proclamó, en mis pruebas nada científicas, como el nuevo campeón en autonomía luego de la decepción que fue el Moto Z2 Play en este sentido, sin los sacrificios que implica tener que usar un Moto Z22 . Tranquilamente obtuve en promedio 8 horas de Screen on Time (SoT) sin tener que preocuparme por desactivar el GPS, bajar el brillo, y ese tipo de cosas.

Y cuando necesitaba cargarlo, gracias a la tecnología Super Charge que fue implementada en el Mate 9 / P10, el teléfono carga extremadamente rápido. En media hora tenía ya 56% de batería, y en 1:20 horas, ya estaba a 100%. Lo mejor de esta tecnología es que en lugar de aumentar el voltaje – ocasionando más calor – se aumenta el amperaje de carga. Esto mantiene al teléfono frío en las manos incluso cuando se está llevando a cabo la carga rápida. Y algo que me gusta es que podemos usar el teléfono sin problemas y la carga rápida continuará. Con otras tecnologías como Quick Charge 2.0 o 3.0 – como la que usa Samsung – es necesario dejar de utilizar el teléfono para que la carga rápida entre en efecto. Lo malo? Como es tecnología propietaria de Huawei, no un standard universal, la carga rápida sólo funciona cuando usamos el cargador y cable que vienen en la caja (si, ambos son especiales). Usar otro cable u otro cargador nos dará una carga a velocidad regular.

La batería del Mate 10 Pro es excelente, la mejor, de lejos, que he probado en teléfonos de gama alta. Si lo que valoran más es autonomía, no encontrarán mejor teléfono que el Mate 10 Pro en su categoría.

 La Inteligencia Artificial: una promesa futura, con escasos resultados actuales.

La campaña de marketing de Huawei se ha enfocado bastante en Inteligencia Artificial, o AI. Es la “palabra caliente” del momento, después de todo, junto con Realidad Aumentada y Realidad Virtual. Y sí, el Mate 10 Pro es uno de los primeros teléfonos en traer una unidad de procesamiento neuronal, o NPU (Neural Processing Unit) diseñada para acelerar algunas tareas específicas que requieran acceder a una enorme base de datos.

Mate 10 Pro

En la práctica? Debido a que los estándares aún no están implementados en Android (vendrán con Android 8.1), la utilización del NPU se ve limitada a tareas específicas. Aquí nuevamente hago referencia al término del “teléfono del futuro”: tenemos el hardware necesario para aplicar el teléfono de lleno a tareas que requieran de redes neuronales o inteligencia artificial, pero en el presente, hoy en día, la aplicación de AI en el Mate 10 Pro está limitada a ciertas funciones básicas, por lo cual no es, en mi opinión, un punto destacable del teléfono. Al menos, no en su estado actual.

Qué puede hacer el teléfono con AI? De momento, el uso de AI se limita a algunas cosas básicas como:

  • Optimización del teléfono para que este se mantenga veloz en el tiempo (que el P10 y Mate 9 ya hacían)
  • Traducción de textos en imágenes a múltiples idiomas con Microsoft Translate (con una app especial que viene incluida en el teléfono)
  • Reconocimiento de objetos en la cámara para optimizar valores y así conseguir mejores fotos.

Este último punto resulta interesante, pero no es algo tangible. Sabemos que Huawei está usando el AI para identificar objetos en la pantalla y aplicando diferentes valores para mejorar las fotos (subiendo la saturación y vibrancy si identifica flores o plantas, por ejemplo, o mejorando el sharpness si encuentra personas, o aumentando la velocidad de obturación si detecta mascotas para que no salgan borrosas, o aumentando el tiempo de exposición para capturar escenas nocturnas con poco ruido) pero no podemos percibir qué mejoras o cambios se están llevando a cabo, porque no hay un “antes” o un “después”, o una manera de activar o desactivar esta función. Simplemente tenemos que confiar que el Mate 10 Pro esté haciendo su trabajo adecuado. Aquí Huawei podría aprender un poco de Apple, pues hace un mejor trabajo demostrándonos cómo es que la fotografía computacional, apoyada en inteligencia artificial, puede ser más útil. Cómo? Pues con su “Portrait Lightning” o “Iluminación de Retrato” que, basándose en redes neuronales, puede modificar la iluminación de una foto. Y si los “Animoji” del iPhone X pueden parecer una tontería, pero es una manera tangible de demostrar la compleja tecnología que es FaceID. Una mejor manera de demostrar para qué fue implementada la tecnología que simplemente decir “oh, estamos mejorando tus fotos con inteligencia artificial; confía en nosotros”.

Mate 10 Pro

Yo creo que al Mate 10 Pro le faltó una característica de esta magnitud para realmente demostrarnos de lo que es capaz la inteligencia artificial.

Tal y como están las cosas en el Mate 10 Pro, el AI es una promesa futura, que no consideraría dentro de la compra del equipo.

 La mejor cámara en un smartphone.

Con o sin AI, la cámara del Mate 10 Pro en fotografía me dejó impresionado. Construyendo sobre la sólida base que Huawei debutó con el P9, la cámara sigue siendo una creación en conjunto entre Leica y Huawei. Fue, de hecho, la primera cámara dual que se lanzó al mercado en el 2016 después del resurgimiento de estas3, ganándole a LG por unas semanas. Y hasta ahora, para temas fotográficos, es una de las mejores implementaciones de un sistema de dos cámaras.

Esto lo hemos cubierto en detalle en este video:

Pero para resumir: la cámara dual del Mate 10 y todos los teléfonos de gama alta de Huawei desde el P9 incluyen un sensor monocromático de 20 megapixeles además del sensor a colores de 12 megapixeles. Al no tener que “dividir” al sensor para capturar color, un sensor monocromático puede capturar mucho más detalle de la escena. Lo que hace Huawei, entonces, es usar al sensor monocromático para capturar a la escena, y usar el sensor a colores para “colorear” la imagen del sensor en blanco y negro, dándonos como resultado una combinación de ambas imágenes. El resultado? Una imagen en donde los pequeños detalles, como líneas, luces lejanas o texturas, se ven más detalladas.

El sensor monocromático de 20 megapixeles también nos permite otra cosa: tener un “zoom” 2X. Cómo funciona esto? Pues Huawei captura la imagen con el sensor de 20 megapixeles y luego la “recorta” a 12 megapixeles – el tamaño del sensor a colores – efectivamente dándonos una imagen “aumentada” o con zoom a 2X. El resultado? En mis pruebas, comparándolo con el lente telephoto del Note 8 y iPhone 8 Plus, la diferencia es mínima. Sí, es posible percibir un poco más detalle en el iPhone 8 Plus y Note 8, pero esto luego de hacer un zoom extremo, buscando pequeños detalles.

Donde el Mate 10 Pro realmente destaca, es en su modo retrato, o portrait mode. Huawei fue el primero en ofrecer la posibilidad de desenfocar el fondo en los teléfonos, y en esta, la tercera versión, ha mejorado considerablemente su técnica. Ahora incluso las luces de fondo se “distorsionan” con propiedades similares a las reales. Las luces desenfocadas tienen a formar círculos, y este efecto es imitado por el Mate 10 Pro4. La detección de bordes, aunque aún no es perfecta, es mucho mejor a la del Note 8 y el iPhone 8 Plus. A diferencia de estos dos, el modo retrato del Mate 10 Pro funciona siempre. Tanto el Note 8 como el iPhone suelen pedir requisitos para activar el modo retrato – estar a cierta distancia del sujeto y en una zona iluminada. El modo retrato del Mate 10 Pro funciona en todo momento, sin requisitos mínimos de distancia; y lo hace bastante bien . Esto se debe a que a diferencia del Note 8 y iPhone 8 Plus, el Mate 10 Pro no tiene que lidiar con dos diferentes distancias focales, sino con dos sensores que ofrecen la misma “perspectiva”, facilitando esta separación de sujeto del fondo.

El Mate 10 Pro tiene mi cámara fotográfica favorita. Huawei corrigió los inconvenientes que ofrecía su cámara en el pasado, como un performance pobre en poca luz, al darnos un par de lentes f/1.6 – los más luminosos del mercado actualmente, junto con el V30 de LG. El post-procesamiento se nota mejorado, priorizando velocidad de noche para evitar fotos movidas, sin tenerle mucho miedo al “ruido” que pudiesen generar las imágenes. Los filtros Leica que tenemos en la cámara le siguen dando ese tinte, ese “feeling” de film que ningún otro fabricante de teléfonos ha logrado conseguir. El Mate 10 Pro es el único teléfono donde me siento cómodo fotografiando y publicando fotos “SOOC” o “Straight out of Camera”; fotos que no requieren retoques adicionales en Snapseed, o una pasadita por VSCO.

Donde Huawei todavía debe afinar un poco las cosas, es en el apartado de video. Muy pronto tendremos un artículo cubriendo esto en más detalle, pero para adelantarles unas cuantas cosas: el video del Mate 10 Pro es excelente si usamos en 4K a 30 cuadros por segundo, o Full HD a 30 cuadros por segundo. No sé si sea problema de software o de la cámara, pero grabar video a Full HD a 60 cuadros por segundo resultó en video mal estabilizado y ruidoso. Una vez que me puse a grabar en 4K a 30 cuadros por segundo, sin embargo, todo funcionó muy bien.

Mate 10 Pro

Lo que tenemos con el Mate 10, entonces, es una experiencia fotográfica excelente; la mejor en Android en mi opinión, con toda la flexibilidad y calidad que nos ofrece no sólo el software y post-procesamiento, sino la calidad de los lentes f/1.6 y la combinación de uno monocromático y a colores, que logran obtener más detalles que otros teléfonos

 Buen rediseño, pero no el mejor.

Algo que me llamó bastante la atención cuando anunciaron al Mate 10 Pro, es cómo la compañía dejaba atrás el metal en favor a un teléfono con un cuerpo de vidrio. Huawei se tomó unos 3 años en refinar su proceso de fabricación, dándonos algunos de los mejores diseños en metal. Y a pesar de que el Mate 10 Pro es su primer teléfono con una parte trasera de vidrio, el Mate 10 Pro ha sido una grata sorpresa. El diseño es excelente; es uno de esos teléfonos que inmediatamente podemos reconocer, gracias a que Huawei ha optado por poner una ligera variación de colores en la sección donde está la cámara, dándole un aspecto elegante. Mi unidad de prueba es el “mocha brown”, un color cobrizo que definitivamente destaca entre tantos teléfonos idénticos. Algo que me hubiese gustado ver, sin embargo, es carga inalámbrica incorporada en el equipo. Tener la parte trasera de vidrio le podría permitir en teoría al Mate 10 cargar inalámbricamente. Pero Huawei optó por no incluir la tecnología por ser “muy lenta”. Y en este sentido, tiene razón. Cargar una batería de 4,000 mAh a los 5 / 7.5 Watts máximo que ofrecen actuales tecnologías de carga inalámbrica tardaría bastante. Más aún cuando la tecnología SuperCharge del cargador del Mate 10, al igual que el P10 y Mate 9, puede cargar al teléfono mucho más rápido (en media hora, obtuve entre 50% a 57% de batería), incluso si lo estamos utilizando.

En la parte frontal, tenemos una pantalla AMOLED Full HD+ con el formato alargado, 18:9, que se ve genial. No llega a superar al Note 8 y S8 (Samsung está en otra liga en temas de pantalla), pero sí se ve muy, muy bien. Algo que me encanta, es que el teléfono conserva los parlantes estéreo del Mate 9, lo que le da un mucho mejor sonido que teléfonos competidores; está a la par con los de Apple y HTC en este sentido. Y tomándose el tema de audio en serio, Huawei en esta oportunidad incluye un DAC capaz de reproducir High Res Audio, dándonos una excelente experiencia auditiva. Eso si, necesitarán el “dongle” que viene con el equipo, pues Huawei ha abandonado el puerto de audífonos por darnos un teléfono impermeable.

A pesar de todos estos cambios, sin embargo, el S8 me sigue pareciendo el teléfono con el mejor diseño hasta ahora. Si, la pantalla curva no es muy útil – y puede llegar a incomodar – pero si nos estamos enfocando sólo en temas de diseño, prefiero al S8.

Sin embargo, el Mate 10 Pro ha sido un excelente rediseño por parte de Huawei

 Veredicto

Al final del día, el Mate 10 Pro es el teléfono ideal para quien prioriza dos cosas: una excelente cámara de fotos, y batería. En estos dos puntos, el Mate 10 Pro se corona como campeón de su categoría, ofreciendo la mejor cámara que he probado en Android, junto con una batería que simplemente se rehúsa a morir el primer día. Esto, combinado con un teléfono más compacto pero con una mejor pantalla que la del Mate 9 del año pasado, un procesador más potente, y la más reciente versión de Android, Android Oreo 8.0 en el equipo, lo hacen uno de mis candidatos favoritos a teléfono del año.

Mate 10 Pro

El teléfono, sin embargo, tiene dos contras que podrían ser grandes puntos negativos para algunos: la falta de una ranura microSD para expandir la memoria, y el puerto de audífonos. Personalmente, extrañaré la ranura de expansión microSD, pero con tantos años de estar usando iPhone, honestamente, no es una molestia tan grande. Sobre todo, porque el teléfono viene con 128 GBs de almacenamiento, el doble que otros teléfonos como el S8 / Note 8 / U11, etcétera. Esto, combinado al hecho de que el Mate 10 Pro utiliza el más eficiente códec HEVC para video, nos permite almacenar mucho más video en 4K que la competencia, sin perder calidad.

Y el jack de audio? Pues… utilizo audífonos Bluetooth desde hace años, así que esto tampoco es perjudicial para mí. Prefiero mantener una batería de gran tamaño e impermeabilidad y decirle adiós al jack de audífonos, que mantenerlo.

Para el tipo de uso que le doy a los smartphones, donde la cámara y batería son prioridad, el Mate 10 Pro es el teléfono del año. Con AI o sin AI, es un sólido teléfono que, creo, satisface todos los requisitos que buscamos en un smartphone.

  1. Es decir, evitar que apps como Facebook se mantengan en segundo plano, consumiendo recursos innecesariamente ?
  2. diseño poco ergonómico, cámara regular, procesador menos poderoso ?
  3. la primera cámara dual fue la del HTC One M8 ?
  4. Uno de los ejemplos, sin duda, del AI trabajando ?

Moto Z2 Play Review en Español

 Y la batería?

El año pasado, destacamos al Moto Z Play no tanto por sus mods – que no me terminaron de convencer – sino por su excelente autonomía. El teléfono fue aclamado globalmente por ser uno de los teléfonos con mejor duración de batería, no sólo en stand-by, sino también en uso pesado, con juegos. Qué hizo Motorola con la segunda generación de este teléfono? Pues le redujo la batería.

Si, así como lo leen. Hemos pasado a tener una batería de 3,000 mAh, perdiendo 500 miliamperios comparado al modelo anterior. Y sí, a pesar de esta reducción, el teléfono sigue siendo uno de los más duraderos, llegando al final de mi día, con mi heavy use, tranquilamente con 30%. Pero el asunto es que, con el Moto Z Play, acababa mi día, con un uso muy similar, en 45, a veces hasta 50%. Era un teléfono que incluso podía seguir usando antes de dormir, dejarlo sin cargar, y luego usar el Turbo Power Charger para volverlo a llenar durante la mañana. El Moto Z Play me enseñó a no preocuparme por la batería mientras lo utilicé, una verdadera revelación. Con el Moto Z2 Play no sentí esa tranquilidad.

El motivo de la reducción de batería? Mayor delgadez en el equipo; se ha conseguido reducir un milímetro más del teléfono, según Motorola, para hacer que el teléfono, junto a los mods, funcione mejor. Pero el asunto es que la mayoría de mods son gigantescos. Miren al de cámara, que triplica el tamaño del Moto Z.

… o el del parlante, que hace lo mismo, triplicando el tamaño del teléfono:

Cuando vemos estos mods, la idea de reducir 1 milímetro del Moto Z2 Play y, en el proceso, perder un buen porcentaje de batería, suena bastante ilógico, verdad? Hasta que recordamos que Motorola también vende Moto Mods de batería y, pues, todo encaja. Esta reducción de tamaño ha sido creada no para que todos los moto mods se sientan más cómodos, sino para que el moto mod de batería, de repente, se vea mucho más atractivo.

Más espacio, más RAM

Donde sí vemos una clara mejora frente al modelo del año pasado, es en almacenamiento y memoria. De hecho, si tuviera que elegir la razón principal para comprar este Moto Z2 Play frente al año pasado, sería específicamente por esta razón. El Moto Z Play del año pasado vino sólo con 32 GBs de almacenamiento interno y 3 GBs de RAM, mientras que el Moto Z2 Play duplica el almacenamiento, a 64 GBs, y nos da 1 GB de RAM. Con la versión ligera que Motorola utiliza de Android, el teléfono vuela para la mayoría de tareas. No encontrarán problemas de performance con las apps más comunes y los juegos corren bastante bien.

El teléfono ofrece un procesador Snapdragon 626 que es, en esencia el mismo del año pasado, el 625, pero con los procesadores corriendo a una velocidad de reloj ligeramente superior. En la práctica, obtendrán un rendimiento casi idéntico al Moto Z Play del año pasado.

Sin embargo, esta mejora en almacenamiento y RAM son, en mi opinión, justificación suficiente para irse por el Moto Z2 Play en lugar del Moto Z original. Porque batería, como comentamos al inicio, podemos aumentarla con un Mod. Pero RAM? Más almacenamiento? Son cosas que no podemos conseguir a través de los Modo Mods.

 Moto Mods

Y ahora que mencionamos a los Moto Mods, el Moto Z2 Play fue anunciado junto a lo que es, quizás, el Mod más interesante: un Game Pad. Pueden ver el video de mis pruebas con el Game Pad aqui:

https://67.205.129.107/moto-z2-play-evento-y-unboxing-video/

Este control, sin embargo, no saldrá aún sino hasta fin de año. Pero por suerte, todos los mods de la primera generación son compatibles con el Moto Z2 Play (y vice-versa). Motorola es el único que mantiene viva la idea de la modularidad, después de que LG y Google se echaran para atrás, y con este año que ha pasado, el ecosistema se ha ido ampliando. Lentamente, sí, pero al menos tenemos cierta variedad de elección. Tengo amigos que sí han invertido fuertemente en el ecosistema, comprando todos los mods disponibles. Y para ellos, el Moto Z2 Play tiene mucho más sentido, pues amplifica las capacidades del teléfono con cada uno de estos mods. Para alguien que suele rotar regularmente de teléfono, como yo, no le he encontrado mucha practicidad a restos mods, aparte, por supuesto, del de batería.

El problema de los Mods? Que obliga a Motorola a mantener el mismo diseño, que, honestamente, ya se siente algo incómodo.

Diseño

A pesar de tener una pantalla de 5.5”, el teléfono es mucho más ancho que rivales con pantallas más grandes. Esto hace que su uso con una sola mano sea algo incómodo. Lo irónico es que con un poco más de grosor en el teléfono – que Motorola se empeña en reducir – el teléfono sería mucho más cómodo.

Sin embargo, Motorola está condenado a mantener este mismo diseño por un año más, después de que prometió retro-compatibilidad con todos los mods por 3 años. Así que tenemos un año más del mismo diseño que el actual, lo cual es algo preocupante. Mientras el resto de fabricantes han sacado excelentes teléfonos, con bordes cada vez más delgados para poder hacer encajar más pantalla en teléfonos que no resulten incómodos de manipular con una mano, el Moto Z2 Play, sin mods, calato, es algo incómodo de manipular; no es muy ergonómico. Que sería solucionado con un “style mod”, esos mods de estilo. Pero en esta generación, a diferencia del Moto Z Play original, ya no se incluye ninguno en la caja.

Cámara

La cámara la menciono de pasada nada más, pues sigue siendo muy parecida a la del Moto Z Play: buena en condiciones óptimas (escenas iluminadas, paisajes de día), regular en condiciones adversas de poca luz. En este aspecto Motorola todavía está por detrás de marcas como Apple, Huawei, Samsung y LG.

 Veredicto

Al final del día, el Moto Z2 Play es un sólido teléfono que está acompañado de un interesante ecosistema de mods, accesorios que amplían la funcionalidad del teléfono. Si esta idea les atrae, si les atrae la posibilidad de conectar diferentes dispositivos como parlantes, proyectores, un mejor zoom en la cámara, o un gamepad en la parte trasera del teléfono, en lugar de usar estos mismos accesorios a través de Bluetooth, entonces el Moto Z2 Play es un ganador.

Incluso dejando los mods de lado, el teléfono sigue siendo una sólida propuesta por parte de Motorola, con una interfaz sumamente fluida, duración de batería de un día completo, y suficiente almacenamiento para la gran mayoría, con sus 64 GBs de RAM.

El problema es que el equipo no es “más”; no se siente tanto un Moto Z2 Play, sino más bien un Moto Z Play Special Edition que, en lugar de mejorar una de sus características más importantes, la batería, ha retrocedido. A pesar de esta reducción de batería, sin embargo, el Moto Z2 Play me sigue pareciendo una mejor compra, principalmente por las mejoras en RAM y almacenamiento en el equipo. El problema para Motorola es que este rango medio cada vez se está poniendo más y más competitivo, con teléfono como el P10 Selfie que ofrecen mejores cámaras y un rendimiento idéntico, con más batería.

Steam Link Análisis en Español: Un complemento perfecto para tu Gaming PC (VIDEO)

Amas tu Gaming PC, pero te gustaría poder disfrutar de los juegos como un Playstation 4, en la comodidad de la sala, en una TV gigante? Entonces el Steam Link es lo que necesitas. Se trata de un dispositivo que se conecta a nuestra PC a través de la red y, de esta manera, nos permite “stremear” los juegos hacia la TV.

Steam Link

 El Steam Link funciona de la siguiente manera

Nuestra Gaming PC tiene que tener Steam instalado y con el acceso remoto activado. En la sala o habitación donde queramos jugar, conectamos al Steam Link con un cable HDMI a la TV y lo conectamos a la red local de nuestro hogar. Una vez que ambos están en la misma red, podremos jugar todos los juegos que hemos comprado en Steam, en la TV! Esto funciona porque la imagen del juego está siendo enviada de nuestra PC a la TV, y los comandos de juegos (del gamepad o mouse o teclado), son enviados del Steam Link, a nuestra computadora . En esencia, estamos jugando “remotamente”, en nuestra PC.

Steam Link

Por eso el Steam Link no es un reemplazo a un Playstation 4. Necesitamos tener ya una PC en casa. Pero por $35, podemos transportar todos nuestros juegos, a otro ambiente.

Steam Link

En mis pruebas, la experiencia estuvo genial. El Steam Link cuenta con 3 puertos USB 2.0, donde conecté un mouse, teclado (para juegos de estrategia y aventura), además de un control de Xbox. El Steam Link es sumamente compatible con múltiples controles, incluyendo vía Bluetooth 4.0. Para conectarnos a la red, tenemos conexión inalámbrica AC, pero es altamente recomendable usar una conexión cableada o los Powerlines. Es un dispositivo bastante sencillo, pues sólo debe ser capaz de decodificar el video enviado por nuestra PC, y enviar los comandos de juego (es decir, las teclas que presionamos y movimientos que hacemos) hacia esta PC.

https://67.205.129.107/adaptador-powerline-wifi/

 

Steam Link

Una vez conectado todo, la experiencia es excelente cuando funciona. De inmediato, tuve acceso a mis más de 600 juegos en Steam, todos compatibles con Steam Link. Dependiendo del juego, estos funcionarán con un gamepad o teclado y mouse. Probé todo tipo de géneros y salvo algunas excepciones, la experiencia estuvo casi idéntica a jugarlo frente a mi PC. La latencia es casi nula con teclado / mouse y gamepad, así que hasta shooters en primera persona funcionaban de manera fluida. Sin embargo, como estamos básicamente enviando una señal de video del juego desde nuestra PC al Steam Link, algunos juegos que usan demasiados efectos de post-procesamiento como Dying Light o The Witcher 3, mostraban algunos defectos1. De los 30 o 40 juegos que probé, sólo Street Fighter IV no funcionó con el Steam Link; se quedaba en el menú de configuración y no pasaba a cargar el juego.

Estoy seguro que hubiera sido posible arreglar el problema, y aquí es donde recae, creo yo, el mayor defecto del Steam Link: cuando el juego funciona, toda la experiencia es perfecta y realmente sentimos que estamos frente a nuestra PC de juegos, con gráficos superiores a los que un PS4 o Xbox One conseguiría. Pero hay ocasiones en donde, por temas de compatibilidad, tenemos que modificar algunas cosas, restándole algunos puntos y recordándonos que no, no es tan simple como tener un Playstation 4 en casa.

Pero si ya tienen una vasta colección de juegos para PC en Steam y tienen una Gaming PC potente, el poder jugarlos en cualquier otro ambiente y darnos esa experiencia de consola de videojuegos, hace que valga la pena. E s realmente increíble lo bien que funciona.

El Steam Link lo compré en Amazon, y suele estar entre $35-50, dependiendo de la fecha. Ahora, precisamente, se encuentra de oferta por $32.50.

  1. causados por la compresión de imagen. ?

Skinners Review. Medias / Calcetines como Zapatillas?

 Skinners: Una alternativa a cargar otro par de zapatillas

Esta reseña la tenía pendiente hace ya varios meses. Mis skinners llegaron a inicios de este año, en febrero. Pero hacía tanto calor, que la idea de usar medias (o incluso zapatillas) no era muy placentera.

Llegó el otoño y ahora el invierno, y he estado usando mis Skinners seguido, así que por fin, aquí tienen mi reseña, tras varios meses de uso!

Skinners: zapatillas? Calcetines?

Los Skinners son una suerte de híbrido entre medias (calcetines) y zapatillas.

Son como medias en el sentido que podemos enrollarlos, son de un material suave, de tela, y no pesan casi nada (80 gramos). No ocupan espacio, y podemos meterlos a la lavadora.

Son como zapatillas, porque tienen una suela especial, a prueba de agua, recubierto de un polímero especial que lo hace sumamente resistente a todo tipo de superficies.

La combinación de ambos, entonces, nos da un calzado que podemos usar como si fueran zapatillas tradicionales, pero que no ocupan espacio.

Los he estado usando bastante en estos meses. Es súper cómodo, pues nos da ese sentimiento de estar caminando descalzos, pero con la seguridad de que nuestros pies estarán protegidos. Son sumamente prácticos para viajes, por ejemplo, pues simplemente puedo enrollarlos en la maleta, y sé que tengo un par de “zapatillas” extra para cualquier ocasión.

Cuando los compré, estaban todavía en campaña en Indiegogo, y me costaron $40. Desde entonces, el precio ha subido a $50. Es un poco caro, pero teniendo en cuenta que funcionan como zapatillas, me parece una inversión que vale la pena, si están buscando una alternativa a zapatillas.

A mi me encantan; me encanta poder llevarlos a todos lados sin que ocupen espacio. Me encanta arrojarlos a la maleta como si fuera un par de medias, sabiendo que puedo salir con ellos a caminar por las calles sin problema.

He salido también a correr con los Skinners, y nos da la sensación como si estuviéramos corriendo descalzos. Y si suelen patinar, es mucho mejor que estar cargando en nuestra mochila un par de zapatillas para cuando queremos dejar de patinar.

Cuando compramos los Skinners, tenemos la opción de elegir el color del logo, pues los Skinners vienen sólo en color negro. Además, podemos elegir la talla (la web tiene una útil guía de tallas, que nos dice qué modelo comprar de acuerdo a nuestra usual talla de calzado).

Valen la pena? Si, sobre todo después de ver, tras todos estos meses, que los Skinners me siguen durando y funcionando como cuando estaban nuevos. Si buscan una alternativa a zapatillas, que puedan meter a la lavadora cada dos o tres días y dejar como nuevos, denle a los Skinners una oportunidad.

Los pueden encontrar en la página oficial