Google Nexus One, Impresiones

Screen shot 2010-04-21 at 11.17.02 PM

Bueno, como prometimos hace un par de semanas (en Primeras Impresiones del Nexus One), aquí unas cuantas impresiones más del Google Nexus One. No me pareció justo hacerle un review porque, a diferencia del resto de productos reseñados en el blog, no tendría el tiempo necesario para poner una opinión definitiva y justa al respecto.

Así que me traje a Germán Martinez, de AprendiendoWeb. Dueño del teléfono ya por tres semanas, para que pudiese darnos una opinión más justa al respecto, además de mostrarnos muchas de las funciones con el teléfono. Aquí el video al respecto:

 

 

En cuanto a mis opiniones, ahora que pude jugar un poco más con el teléfono y aprender sobre sus funciones, ventajas y desventajas, pues creo que sí, en efecto, resulta una buenísima alternativa al iPhone.

El iPhone practicamente revolucionó el mundo de los smartphones en el 2007 y, desde entonces, muchos otros teléfonos han tratado de competir contra éste, de sacar el famoso “iPhone Killer”. En este periodo, hemos visto bastantes modelos que intentan llegar a ofrecernos las mismas características, pero que terminan fallando de una manera u otra.

Sin embargo, Google, con Android y con este Nexus One, parece haber dado en el clavo. El teléfono se siente bastante sólido como oferta de hardware / software, tiene una espectacular pantalla, muy superior a la del iPhone tanto en resolución como en contraste, y el multi touch funciona bastante bien.

IMG_0157 

Pero, aún tiene ciertos problemas que me gustaría ver corregido en futuras versiones de Android.

Hardware

Cosa curiosa, el hardware. Por muchos años, estuve siempre pendiente de lo último en hardware, tratando de conseguir el procesador más veloz, la mejor tarjeta de video. En teléfonos celulares, también; buscando el procesador más veloz, la mejor cámara. Y sin embargo, de nada sirve tanto hardware, si el software no lo sabe aprovechar, o simplemente, no existen programas para aprovecharlo. 

Hasta donde tiene que llegar a importar la velocidad del hardware, los specs? Hasta que nosotros, los usuarios, podamos tener una experiencia libre de demoras, donde todo lo que hagamos se haga tan pronto como lo hagamos; donde no haya que esperar un que “la máquina piense”, que el aparato se sienta, pues, como una extensión de nosotros. Es hasta ese momento, donde el hardware importa. Uno puede tener un procesador de 20 núcleos, pero si el sistema operativo y las aplicaciones no lo saben aprovechar y nos da una experiencia lenta, de qué sirve, comparado con un procesador de menor velocidad, pero que tiene un OS y aplicaciones super optimizadas para sacarle el jugo?

Esto es lo que me llamó la atención del Nexus One; a pesar de tener un procesador más rápido (1 Ghz vs 600 Mhz), y el doble de RAM (512 vs 256), el iPhone 3GS se sentía más veloz; tanto en navegación, como en cambio de páginas de aplicaciones, y más, el Nexus One a veces “se atracaba” por momentos. Nada que vaya a arruinar la experiencia, por supuesto, pero en el 3GS, no sucedió en ningún momento. No hubo tiempo de hacer pruebas, pero basta con probar los dos teléfonos, lado a lado, para poder notar una experiencia más suave en el iPhone. Dada la monstruosidad de hardware que el Nexus One tiene, sin embargo, me imagino que será cuestión de pulir el Sistema Operativo un poco más. Ninguno de los dos llega a esta “utopía de hardware” que mencionaba hace algunos momentos, por supuesto, pero esos pequeños detalles del iPhone donde pasar de páginas, abrir menús, se sienten más veloces, ayudan a la percepción general de que el iPhone, pues, es más veloz; a pesar de que, a nivel de hardware, no lo sea.

Screen shot 2010-04-21 at 11.55.33 PM

Rooteando

Otra cosa que no me agradó mucho, fue la necesidad de “rootear” al aparato para poder acceder a la tienda de aplicaciones. En pocas palabras, tenemos que hacer una especie de “jailbreak”, hacer un poco de hacking, para poder descargar (y comprar aplicaciones de pago).

Ahora, es comprensible, porque oficialmente sólo se vende en Estados Unidos; no está disponible en ningún otro país afuera. Pero apenas el teléfono nota que no uno no está en Estados Unidos, nos permite sólo descargar aplicaciones gratuitas, limitando bastante el acceso a las aplicaciones que, por supuesto, son las que hacen o condenan a un smartphone.

El proceso de rooteo no se ve muy complicado, pero es un paso que, estoy seguro, no muchos querrán hacer, pero que será un proceso necesario si quieren tener acceso a todo el Android Market, al menos hasta que Google lance oficialmente el Nexus One en el resto del mundo.

Aparte de estos dos problemas, el Nexus One sí que se ve una muy buena alternativa frente al iPhone. Si hacemos lo del root para acceder al resto de aplicaciones (o utilizamos un VPN) y no tenemos ningún problema con este proceso, resulta un espectacular teléfono que seguramente, disfrutarán bastante. Faltó mencionar lo bien que se integra con Google (obviamente), jalando contactos, cuentas de correo y demás de la nube y manteniéndolas siempre sincronizadas, la cámara que parece ser bastante buena (aunque no pude jugar mucho con ésta), y lo bien que funciona la navegación por voz, y la cancelación de ruido (asi es, en un bar con música alta, el Nexus One, gracias a sus múltiples micrófonos, puede filtrar y anular la bulla de la música para que la llamada se escuche claramente para el receptor), y muchas cosas más. Si pueden conseguir uno y están hartos del iPhone, pues háganlo.

Screen shot 2010-04-21 at 11.54.29 PM

Yo? No pienso comprar uno.

Android avanza a un paso bastante rápido, por lo que ahora el Nexus One ya está pasando a ser noticia vieja (igual que el iPhone 3GS). En unos meses, veremos ya el Android 2.2, nuevos modelos de celulares con mejor hardware. Dado a que Android tiene tantos fabricantes bajo la manga, el tiempo entre “el mejor teléfono con Android”, es bastante corto; el Motorola Droid fue reemplazado por el Nexus One, el cual ya está siendo reemplazado por el Droid Incredible de HTC, por ejemplo.

Así que, si de todas maneras quieren comprar un teléfono con Android, diría que vean cuál es el más reciente que ha salido, y qué tan buenas reseñas está recibiendo.

Pero eso ni dudarlo; si están buscando un smartphone que realmente le haga la competencia al actual iPhone, el Nexus One está definitivamente ente las mejores opciones. Y mucho ojo con Android, que sigue mejorando a pasos agigantados.

Primeras impresiones del Nexus One

Ayer tuve la oportunidad de probar un Nexus One, el teléfono elegido de Google para representar Android. El teléfono, se lo trajo Germán Martinez, de AprendiendoWeb.

Mi primera acción, fue recoger mi mandíbula del piso tras ver lo gloriosa que era la pantalla OLED con tremenda densidad de pixeles, y su impresionante resolución de 800×480.

Puse mi 3GS al costado, y la diferencia era bastante notoria; el Nexus One tenía mucho mejor contraste, y la claridad y calidad de texto, gracias a su mejor resolución, era espectacular.

IMG_0157

Ahora, no lo pude probar lo suficiente como para formarme una verdadera opinión – eso me lo guardo todavía para la próxima semana, cuando pueda jugar un poco más con el aparato – pero sí puedo aclarar algunas dudas que quedaron pendientes:

  • El Nexus One (modelo AT&T que se trajo Germán) funciona a la perfección con la red 3G local. No hubo ningún problema con la conexión (salvo que ayer la red 3G de Claro estuvo colapsando). Así que si tenían dudas en importar el teléfono por este motivo (falta de 3G), no se preocupen.
  • El Android Marketplace está bloqueado. Al parecer, Google Marketplace hace una revisión de nuestra localización, y si ve que no estamos en Estados Unidos, bloqueará la descarga de algunas aplicaciones. Esto se puede saltar fácilmente con un VPN (como HideMyNet) para darnos una dirección IP de Estados Unidos, pero me pareció algo molesto.
  • La navegación y velocidad del teléfono son notables. De hecho, es el primer aparato con Android donde al parecer, el hardware está al mismo nivel que el software. El teléfono responde rápidamente a todo tipo de acción, puede saltar entre aplicaciones de manera bastante veloz, y el scrolling es bastante bueno. A pesar de ello, sentí al 3GS más veloz para cosas como la interfaz, abrir y cerrar aplicaciones, y scrolling.
  • Se me hizo algo difícil escribir con el teclado virtual. Mi velocidad ni se podía comparar con la de escribir en el iPhone pero, por otro lado, he tenido 3 años para acostumbrarme al teclado del iPhone, así que probablemente sea sólo cuestión de costumbre.  Sin embargo, no hay forma de añadir más de un teclado al teléfono simultáneamente: en el iPhone, es posible tener dos idiomas de teclado (o más) los cuales podemos cambiar con tan sólo presionar una tecla. Esto ayuda bastante en la autocorrección. En el Nexus One, tenemos que cambiar todo el idioma del teléfono para poder tener acceso al teclado en español.
  • Los fondos de pantalla animados son simplemente espectaculares.
  • La navegación web se siente como una experiencia bastante parecida al iPhone, y la posibilidad de poder instalar otros navegadores (como Opera Mini) es definitivamente un plus.
  • El teléfono se ve bastante elegante. A pesar de ser elaborado por HTC, no tiene ese “mentón” que siempre me ha desagradado de los teléfonos de HTC. Es super delgado gracias a que no tiene un teclado físico, y se siente bastante cómodo.

Todavía es muy pronto, como dije, para formarme una opinión completa, pero tras jugar con el teléfono por unos momentos el día de ayer, debo decir que mi interés por conseguir uno ha vuelto a crecer. Me resultaría difícil abandonar la cantidad de aplicaciones que existen en el App Store para el iPhone, pero la calidad de hardware, y la madurez de Android, lo hacen un verdadero competidor.

La próxima semana tendré la oportunidad nuevamente de darle un vistazo al teléfono, y de correr algunos benchmarks y grabar algunos videos, así que atentos al artículo!