Moto X Force Review

Este año, Motorola dividió a su línea “X” – la gama alta en la alineación de smartphones de Motorola – en múltiples dispositivos. Este año, tuvimos, sólo en la línea X, a tres dispositivos. El Moto X Play es un teléfono con características más similares a un equipo de gama media pero que, gracias a su amplia batería, resultó ser una excelente alternativa para los que buscaban un equipo que durara, tranquilamente, un par de días de uso pesado. El Moto X Style (conocido también como Pure), traía características similares al resto de equipos de gama alta. Un Snapdragon 810, una pantalla de 5.7” QHD. 
Por último, Motorola remató el año con el lanzamiento del Moto X Force, un equipo que en esencia, mezcla características de los otros dos equipos: una batería grande (de 3,730 mAh) y el procesador más poderoso del Style. El “premium más premium” de Motorola. Pero en lugar de marketearlo como tal, el X Force trae una característica que no encontraremos en otro equipo del 2016: una pantalla capaz de resistir caídas y golpes, como ningún otro.

Pantalla

IMG_9996

De lejos, la característica que define al Moto X Force. La Pantalla de 5.4”, con una resolución Quad HD, no trae la típica cobertura de Gorilla Glass que encontramos en todos los “flagships” de este año.

En lugar de ello, Motorola ha empleado una técnica denominada “Shattershield” que, en esencia, la hace resistente a caídas y golpes. No, no significa que quedará sin rasguños o arañazos – de hecho, es más susceptible a ellos. Lo que significa, que es que la pantalla no se quebrará o partirá, como suele suceder cuando nuestro smartphone cae de cara contra el piso.

Como ha logrado conseguir esto Motorola? Pues reemplazando el vidrio y paneles LCD por una tecnología llamada Plastic OLED, o P-OLED. Se trata de una pantalla similar al AMOLED pero construida de plástico, lo que le da una enorme flexibilidad. Pero para complementar esto, Motorola ha colocado más capas (para un total de 5), que nos aseguran mayor protección. De hecho, el teléfono cuenta con una suerte de “film” en la pantalla – similar a los protectores que podemos conseguir para cualquier smartphone – como capa inicial. Esta capa, que es la que resulta fácil de rasguñar, es la que podemos reemplazar. En Estados Unidos, es posible comprar esta capa en tiendas y aplicarla uno mismo (tiene un costo de $30). En Perú, sin embargo, tendremos que llevar al equipo a la tienda de Motorola para realizar el cambio. Lo bueno es que cambiar esta capa básicamente nos devolverá una pantalla libre de rasguños y quiñes, manteniendo aún la protección en la pantalla. Mi consejo? Comprar una capa más, de vidrio templado, y colocarla encima. Así, tenemos una capa extra más barata que podemos reemplazar por nuestra cuenta.

Tener tantas capas, sin embargo, perjudica a la calidad de la pantalla. A pesar de tener un panel sumamente denso en pixeles (estamos hablando de una resolución de 2560×1440 en tan sólo 5.4 pulgadas), la calidad de imagen y brillo sufren. El Plastic OLED es versátil, pero no ofrece la misma calidad de imagen que el AMOLED tradicional, ni un panel LCD. Viéndolos lado a lado con el Moto X Play, el nivel de brillo alcanzable en el Play era superior, como también los ángulos de visibilidad.

No es que sea una mala pantalla. En interiores, por ejemplo, o incluso con un clima templado, la pantalla es excelente. Me alegra ver que Motorola ha vuelto a pantallas OLED, pues para la típica interfaz de Android, con Material Design, se ve más vibrante. Ver videos o fotos, resulta bastante placentero en el X Force.

Sin embargo, no esperen una pantalla del mismo calibre que el que encontramos en otros flagships del año, como el S6 o el Note 5, por ejemplo (de lejos, la mejor pantalla del 2015)

Performance

IMG_9958

El rendimiento resultó bastante aceptable. Gracias a que Motorola ofrece una versión casi “limpia” de Android, el performance resulta ser excelente. No tuve problemas en multitasking, no tuve problemas corriendo toda una enorme variedad de juegos.

Mientras estaba en la etapa de testeo del equipo, el X Force recibió una actualización a Marshmallow. Afortunadamente, dicha actualización ocurrió sin ningún problema, “over the air”, y el performance no sufrió en absoluto.

El rendimiento del equipo es comparable al resto de equipos de gama alta del año, pues tenemos 3 GBs de RAM, y a la segunda revisión del Snapdragon 810 que mejoró ligeramente el tema de temperaturas del teléfono. Ya no se recalienta tanto como los equipos que vimos a inicios de año (LG G Flex 2 y HTC M9), pero tampoco ofrece un dramático salto en rendimiento frente a los equipos que vimos en el 2014.

 

Diseño

IMG_9984

Aquí siento que Motorola ha dado un paso atrás. Los Moto X de por sí no destacan por su “look” sino, más bien, por su nivel de personalización, a través del Moto Maker (que nos deja elegir colores y materiales). Cosa que no está disponible en Perú, o fuera de ciertos mercados selectos (USA, UK, Brasil).

Sin embargo, el Moto X Force me pareció el menos atractivo de todos los teléfonos lanzados este año. En lugar de mantener una sola grilla en la parte superior e inferior – como sucede en todos los teléfonos de Motorola – el Moto X Force divide el parlante inferior en dos y no se ve… nada bien.

La parte posterior del equipo que probamos traía consigo cuero Horween que, quizás por motivos climáticos peruanos, terminó desgastándose de manera poco atractiva, como ven en la imagen. Lamentablemente, la opción de cuero es la única disponible para el Moto X Force en Perú.

IMG_9968

 

 

Batería

IMG_9994

El Moto X Force junta las características que hicieron al X Play y X Style especiales. Del Style heredó el performance – que vimos en el punto anterior – y la resolución de pantalla. Del Play? El tamaño de la pantalla y, sobre todo, la batería.

De hecho, la incluída en el Moto X Force es incluso de mayor capacidad. Estamos hablando de 3,730 mAh, suficiente para que incluso yo- un heavy user- pueda utilizarlo sin preocupaciones durante un día entero. La batería es grande y gracias a mejoras en Marshmallow en temas de batería – como “Doze” – podemos alargar la duración de la misma hasta dos días de uso moderado.

Cabe señalar, sin embargo, que la pantalla en sí es un aspecto que consume gran cantidad de energía. Si la usamos constantemente, acabará con los 3,730 mAh en cuestión de horas. Esto, sin duda, debido a los 2560×1440 pixeles que tiene que alimentar, y el brillo alto en el que debemos mantener la pantalla para que su luminosidad sea comparable a la de otros equipos. En mis pruebas, obtuve en promedio 5:30-6 horas de Screen On Time (SOT), comparado a las 7 horas y media en promedio que obtenía del Moto X Play. Sí, tiene una batería más grande que el X Play, pero el procesador más veloz, y la pantalla de mayor resolución, hacen que el consumo sea mayor.

Cámara

IMG_9991

La cámara es idéntica a la del Moto X Play / Moto X Style, así que los invito a leer dicha reseña para mayores detalles. La versión resumida: una cámara decente, que toma buenas fotos de día, pero no la mejor del año.

La novedad del Moto X Force, es la implementación de un flash duo tono en la cámara frontal, que resultó súper útil para las veces que la utilicé con selfies. Esto, con el lente gran angular frontal, la hace súper útil

[insert_posts query_type=”posts” posts=”85496″ use_word_length=”true”]

Conclusión

 

En resumen, el Moto X Force resulta una buena alternativa en gama alta. Si bien, en temas de rendimiento y cámara no ofrece nada especial, es la durabilidad de la pantalla, que lo hace especial. Resulta una excelente alternativa para torpes – como yo – que tenemos que proteger a smartphones regulares con bumpers, cases, vidrio templado para evitar accidentes.

Moto X Force. Hands On y primeras caídas! [Video]

Con la participación de Guillermo Zegarra, Gerente de Producto de Motorola.

Hoy Motorola nos presentó a su Moto X Force. En la línea de Moto X de este año, es su teléfono “top of the line”, o el más “premium” de su gama alta. El equipo trae consigo características que lo ponen a la par con todos los teléfonos de gama alta lanzados este año, pues tenemos:

 Características  Moto X Force
CPU Qualcomm Snapdragon 810, 2da reviisión
Pantalla  5.4” QHD (2560×1440) P-AMOLED, resistente a astillados
Cámara  21 MP trasera, 5 MP frontal
Memoria  3 GBs
 Almacenamiento 64 GBs internos, expandibles vía microSD
Batería 3760 mAh
Dimensiones  149.8 x 78 x 9.2 mm
Peso 169 gramos
 Extras  Pantalla “inastillable”, QHD, Wifi, Bluetooth, NFC, giroscopio,

El equipo que ha llegado localmente y que tenemos para reseña cuenta con una parte trasera hecha en cuero y se siente muy, muy bien en la mano. Además, cabe señalar que el modelo lanzado en Perú cuenta con 64 GBs de almacenamiento interno, además de contar con un slot microSD.

Moto X Force
Moto X Force

Cabe señalar también que el equipo cuenta con la segunda revisión del Snapdragon 810. Como hemos recalcado múltiples veces en el blog, el Snapdragon 810 dejó que desear en equipos lanzados en la primera mitad del año, como el HTC M9 y otros, debido a que terminaba sobre-calentándose y ofreciendo un rendimiento sub-óptimo. Esta segunda revisión promete trabajar a menos temperatura, ofreciendo un mejor rendimiento sostenido.

Por otro lado, tenemos una batería que es incluso de mayor capacidad que el Moto X Play, con 3760 mAh. Esto debe ser más que suficiente para aguantar un día y medio a dos de uso continuo! Tenemos con el Moto X Force también a la misma cámara que el Play y Style, con 21 Megapixeles. Pero aquí tenemos la opción de grabar video a 4K y 30 cuadros por segundo.

La única decepción? Que no tenemos a Android Marshmallow (6.0), sino a Lollipop. Sin embargo, se espera que para enero ya esté disponible la actualización a esta nueva versión de Android

El equipo se ve bastante bien. Estaremos probándolo durante las próximas semanas para traerles una completa reseña pronto!

 

Nuestra más reciente reseña de Motorola, el Moto X Play

[insert_posts query_type=”posts” posts=”85496″ use_word_length=”true”]

Motorola Moto X Play Review en Español. #MotoXPlay

Desde que Motorola lanzara al Moto X hace ya dos años, rápidamente se convirtió en uno de mis smartphones favoritos del 2013, debido a que era uno de los pocos fabricantes que hacía lo que nosotros, como consumidores, estábamos buscando en el equipo. En lugar de venir con una versión sumamente pesada y modificada de Android como lo hacen sus rivales, Motorola, al ser parte de Google. optó por traernos una versión limpia, ligera, de este sistema operativo. Las innovaciones implementadas por Motorola en Android fueron tan buenas, que incluso Google las ha adoptado para Android.

El 2014 nos trajo un equipo que mantuvo los mismos lineamientos: traer hardware de calidad, y complementarlo con pequeñas, pero útiles mejoras en software. Este acercamiento minimalista en ofrecernos mejoras, trabajó bastante bien para Motorola el año pasado. A tal punto, que nuestras únicas grandes quejas, fueron: batería pobre, y cámara regular.

Curiosamente, estas son las dos grandes mejoras que el Moto X Play trae consigo.

IMG_9823

El 2015, Motorola ha dividido su línea premium, la Moto X, en dos. Por un lado, tenemos al Moto X Style (también conocido como “Pure”), que viene con una pantalla de 5.7”, el procesador Snapdragon 808, y 3 GBs de RAM. El Moto X Play, que es el que estamos reseñando, es una versión con una pantalla más pequeña. Cuenta con un panel Full HD de 5.5”, el Snapdragon 615 y 2 GBs de RAM. Pero a pesar de contar con una pantalla más pequeña (y por lo tanto, de menor consumo), Motorola ha decidido colocar la batería más grande, en este Moto X Play.

Ambos equipos comparten la misma cámara. Tenemos 21 Megapixeles a nuestra disposición, con una apertura f/2.0 y autofocus con detección de fase que acelera bastante el proceso de enfoque.

Donde cabe el Moto X Play? Pues se trata de un equipo de gama media-alta. Es decir, en un intermedio entre el Moto G (que reseñamos aquí) y el Moto X Style. Un equipo que destaca por dos principales características: batería, y cámara.

Características Técnicas

 IMG_9829

 

La batería, y el cargador Quick Charge 2.0 incluido.

IMG_9821

Lo que notamos inmediatamente cuando manipulamos al teléfono, es el peso. No resulta incómodo, pero definitivamente se siente más sustancial que un Galaxy S6, por ejemplo. Esto se debe a su generosa batería de 3,630 mAh que, según Motorola, nos debería durar 2 días. Esto hace que el equipo también sea algo más grueso de lo que hemos visto este año pero, personalmente, no me quejo. De hecho, me alegra bastante que Motorola haya optado por cambiar la delgadez, por una batería por la cual, por fin, no tenemos que preocuarnos.

Personalmente creo que uno de los inconvenientes más grandes con los smartphones hoy en día, es la pobre duración de batería de los equipos. Éstos siguen volviéndose más potentes, más veloces, pero siempre terminamos luchando para llegar al final del día con un teléfono funcional.

Me alegra reportar que el Moto X Play logró sobrevivir todo un día de uso sumamente pesado (incluyendo aproximadamente 8 horas de SOT, o Screen On Time (pantalla encendida), por lo que fácilmente puede durar un par de días de uso ligero. Es uno de los poquísimos teléfonos en el mercado por el cual no tenía que preocuparme en absoluto de cargarlo a media tarde, o de estar pendiente de la batería del mismo.

Si suelen quejarse porque el teléfono no dura lo que ustedes desearían, o suelen estar horas alejados de un tomacorrientes o enchufe, éste es el equipo que estaban buscando.

Cabe señalar también que Motorola ha incluido un cargador Quick Charge 2.0 en el empaque, por lo que no sólo tenemos a un teléfono que dura y dura, sino que además, podemos cargar en cuestión de minutos.

Es una verdadera demostración de que Motorola escucha los pedidos de los usuarios, pues no tuvo problemas en ir contra-corriente y sacrificar la delgadez del equipo, en favor de darnos un smartphone que por fin elimina la preocupación por la batería.

Diseño

IMG_9852

 

El equipo que probamos viene con una carcasa negra trasera y Motorola nos comentó que se venderán otros colores en tiendas. No viene, lamentablemente, con otras carcasas, como lo hizo el Moto G, ni tampoco tenemos Moto Maker en Perú (la posibilidad de personalizar los colores y carcasas desde fábrica).

El Moto X Play ofrece un look bastante similar a anteriores Moto X, con la pantalla de 5.5” rodeada por un parlante en la parte inferior, y el auricular en la parte superior. No son, lamentablemente, parlantes estéreo.

En la parte superior, tenemos al puerto de audífonos y también aquí es donde encontraremos al slot para SIM (usa nano SIM) y tarjeta microSD. Si, es un sólo slot que funciona para ambas tarjetas. La parte posterior es de policarbonato pero, a diferencia de modelos anteriores, cuya superficie era algo resbalosa, el Moto X Play ofrece una textura que hace que coger el teléfono sea cómodo y para nada resbaloso. En pocas palabras, no necesitarán cubrirlo con un case. Esta carcasa trasera la podemos quitar, pero sólo por temas estéticos (para cambiar de colores), ya que no podemos cambiar la batería.

El equipo cuenta también con un borde metálico y, en general, ofrece un aspecto bastante sobrio. Me gustó particularmente la textura trasera del equipo. No es el teléfono más vistoso del año, pero tampoco se ve mal. Algo que me hubiera gustado ver, es resistencia al agua. El Moto G de este año la ofrece, por lo que me decepcionó ver que esto no se repitió con este modelo, lo cual hubiese sido un gran bonus.

No me molestaría, sin embargo, ver un rediseño por parte de Motorola el próximo año, ya que este es el tercer Moto X en compartir bastantes similitudes.

 

Cámara

IMG_9855

Aquí tenemos a otra de las más grandes mejores con respecto al modelo del año pasado. Nuevamente Motorola hizo caso a las críticas dejadas por sus usuarios, y este año ha incluido un sensor de 21 megapixeles y un lente con una mayor apertura. Esto se traduce en fotos muy superiores a las que podíamos capturar con el Moto X 2014 y es, definitivamente, la mejor cámara que Motorola ha creado a la fecha.

Desafortunadamente, la competencia no se ha quedado quieta y, tanto el LG G4 como el Samsung Galaxy S6 y iPhone 6 / 6S ofrecen mejor calidad de imagen.

Dejando a estos otros equipos de lado y juzgando a la cámara del Moto X Play por su cuenta, nos deja con una excelente experiencia fotográfica en general. Tanto paisajes, como retratos y fotos Macro resultaron brillantes y coloridas. La cámara ofrece un buen rango dinámico , consiguiendo capturar una gran variedad de tonalidades.

Sin embargo, fotos nocturnas, a pesar del luminoso lente con una apertura de 2.0, resultaron ruidosas y a veces, algo movidas. Comparándolo con la cámara del iPhone 6S – que también estoy reseñando en paralelo – demuestra que a Motorola todavía le falta mejorar en este sentido; la cámara del iPhone 6S enfocaba más rápido y ofrecía una imagen menos ruidosa de la misma escena.

Sin embargo, la cámara es un gran salto hacia adelante en comparación a la del Moto X 2014 y estoy casi seguro que será una genial cámara para la gran mayoría de personas. Como siempre, traten siempre de buscar lugares iluminados, o mejorar la iluminación de donde se encuentren, para mejorar la calidad de las fotos.

Rendimiento

IMG_9832

A pesar de sólo tener una resolución de 1920×1080 el equipo mostró ligera lentitud, sin duda, debido al Snapdragon 615, el procesador en el Moto X Play. Los 2 GBs de RAM logran mantener 3-5 aplicaciones en memoria sin mucho problema, pero me hubiese gustado ver 3 GBs, sobre todo por lo tragón que puede llegar a ser Android en ocasiones, sobre todo en Lollipop (Android 5.x).

El performance no es el mejor; pero tampoco llegó a decepcionar. Encontraremos ciertas pausas cuando se abre el menú de multi tasking, y quizás también saltando entre apps, pero el performance una vez dentro de la app, fue bastante bueno.

Conclusión

El Moto X Play es un teléfono sólido que no ofrece grandes saltos o mejoras. Motorola ha remediado por fin nuestras grandes quejas que teníamos con el Moto X en años anteriores pero, en el proceso, se olvidó de innovar con este equipo.

El rendimiento del Snapdragon 615 decepcionó un poco, sobre todo para un equipo con nomenclatura “X” en Motorola, pero resultó más una molestia, que algo crucial.

Es el Moto X el mejor equipo del año? No, pero sí es la mejor alternativa si lo que priorizan en un teléfono, es la duración del mismo. Si lo que buscan es un teléfono estable, con excelente duración de batería y una cámara buena, el Moto X es el modelo a comprar este año.

 

Motorola Moto X (2014), Review en Español. Es éste el mejor teléfono del 2014?

 

El Moto X demuestra que para ser el mejor, no sólo se trata de ofrecer el mejor hardware disponible

IMG_4621

 

En el 2013, llamamos al Moto X de Motorola como el teléfono más balanceado de Android del año. El modelo del 2013 no ofrecía las mejores características técnicas, pero las implementaciones y mejoras hechas por Motorola sobre una experiencia casi pura de Android, lo hacían, en mi opinión, superior incluso que un dispositivo Nexus. En el 2013, Motorola nos envió un mensaje claro: no se trata de ofrecer el más reciente hardware posible, se trata de ofrecer el hardware necesario, para darnos la mejor experiencia posible.

Es por ello que el Moto X 2013 trajo consigo una pantalla de 4.7″ cuando el resto de abanderados de otros fabricantes ofrecía teléfonos con pantallas de 5″ para arriba. Es por ello que la pantalla del Moto X, aunque genial en cuanto a contraste, ángulos de visualización y tonalidad, contaba con una resolución de 1280×720, inferior al full HD o 1920x1080p del resto de equipos.

Para el 2014, entonces, Motorola ha decidido cambiar de estrategia. Esta vez, no sólo se trata de ofrecer la mejor experiencia, sino que se trata de hacerlo, también, con el mejor hardware disponible. Es un teléfono que, por fin, demuestra lo inteligentes que pueden llegar hacer nuestros smartphones. Y lo hace, complementándolo con excelentes características técnicas

 

Hardware

IMG_4647

El Moto X impacta la primera vez que lo vemos. Es un teléfono sumamente bien diseñado que deja a otros teléfonos como el Samsung Galaxy S5 o el LG G3 muy atrás, cuando se trata de diseño y comodidad. En aspecto, diría que compite bastante bien con el HTC One M8. Pero es en comodidad, donde el Moto X 2014 destaca.

A pesar de contar con un panel de 5.2″, el teléfono sigue siendo bastante cómodo de sostener gracias a las predominantes curvas que encontramos en todo el teléfono. La parte trasera está ligeramente arqueada y al centro, encontramos la hendidura con la “M” donde nuestro dedo puede descansar tranquilamente, añadiendo un punto natural de balance. El Moto X simplemente se siente bien en nuestras manos.

Después de estar prácticamente realizando malabares para evitar dejar caer teléfonos debido a lo inmenso de las pantallas de los teléfonos de gama alta de este año (ninguno, salvo el iPhone 6 y el Z3 Compact, bajan de 5 pulgadas), utilizar el Moto X fue una verdadera bendición. Es, quizás, el teléfono con Android más manipulable y cómodo.

Motorola también ha implementado una banda de aluminio, que actúa como la antena del dispositivo, que corre alrededor del equipo. Esto ayuda a darle un mejor aspecto que ciertos teléfonos que implementan una banda de plástico simplemente pintada como metal. Pero también ayuda a que el teléfono se sienta también más premium, cuando lo sostenemos.

IMG_4688

 

 

Incluso la parte frontal del dispositivo se siente sumamente bien, con una cobertura de Gorilla Glass que va de lado a lado del teléfono, sin detenerse en el fin de la pantalla.  Pasar el dedo por la parte frontal – algo que estaremos haciendo constantemente porque, bueno, se trata de un teléfono táctil – se siente sumamente bien. Esta atención al detalle en el diseño por parte de Motorola hace que manipular al Moto X sea realmente un placer.

IMG_4723

Motorola sigue apostando por pantallas AMOLED (sobre todo para sacarle provecho al Moto Display, que veremos más adelante), y en el modelo del 2014, tenemos una pantalla que resalta por el excelente contraste, saturación de los colores, y excelente iluminación incluso de día. En mis pruebas con días soleados, no tuve problemas en ver la pantalla, incluso bajo fuerte sol. Esto, junto a que ahora sí tenemos un panel Full HD, hacen de la pantalla del Moto X, una de las más impresionantes del año.

IMG_4634Cabe resaltar también que el Moto X trae consigo un parlante frontal. No trae dos en estéreo como el renovado Moto G, pero gracias a que tenemos a este speaker (justo debajo de la pantalla) apuntando hacia nosotros cuando estamos usando el teléfono, en lugar de colocarlo detrás a un lado (práctica común de la mayoría de fabricantes), tenemos un sonido claro y fuerte. Una pena que el modelo más económico, el Moto G, haya sido el que pudo implementar sonido estéreo con dos parlantes frontales, pero tener aunque sea uno, lo pone por encima de muchos otros equipos.

IMG_4728

Para que todo esto funcione, tenemos por dentro un procesador Snapdragon 801 a 2.5 Ghz, el mismo que encontramos en la mayoría de flagships de este año (salvo algunos modelos nuevos como el Nexus 6 (básicamente un Moto X agrandado) o el Note 4, que traen al nuevo Snapdragon 805) 2 GBs de RAM y el Adreno 330 GPU. Es decir, todo lo que esperaríamos de un teléfono de gama alta.

Cabe señalar que los teléfonos vienen sin un slot MicroSD, así que tengan esto en cuenta a la hora de elegir entre el modelo de 16 o 32 GBs. También cabe señalar que, para un teléfono con una pantalla de 5.2″, Motorola decidió mantener una batería relativamente pequeña, de 2,300 mAh. En comparación, teléfonos como el HTC One M8 o el S5 traen baterías más grandes, de 2,600 mAh y 2,800 mAh. Y debido a esto, tenemos lo que es quizás la principal debilidad del teléfono: duración de batería.

 

Ahora, no significa que la duración de batería sea mala. Este teléfono tranquilamente puede durar toda una jornada de trabajo y deja mordiendo el polvo a equipos que vimos en el 2013 como el Galaxy S4. Pero comparándolo a las mejoras que vimos en el Galaxy S5, por ejemplo, es una lástima que Motorola no haya decidido optar por una batería de mayor tamaño. Sobre todo, porque es una batería que no podemos reemplazar manualmente. Si utilizan el teléfono constantemente, esperen tener que recargarlo al final del día. En mis pruebas, obtuve alrededor de 3:30 – 4 horas de tiempo con la pantalla encendida (Screen On Time), y aproximadamente un uso de 12 – 14 horas por día. El consumo en standby es destacable, sobre todo porque muchos teléfonos con Android tienen un terrible consumo en standby. Esto probablemente ayudó al Moto X a durar tanto, con una batería relativamente pequeña.

El Moto X, sin embargo, es compatible con la tecnología Quick Charge de Qualcomm, lo que significa que, comprando el cargador especial (Motorola Turbo Charger), podemos recargar al teléfono rápidamente en cuestión de minutos. Según Motorola, 15 minutos de recarga, por ejemplo, nos da 8 horas más de batería.

IMG_4668

 

La cámara del Moto X resultó ser una clara mejora frente a la utilizada el año pasado. En esta oportunidad Motorola está utilizando un sensor Sony en la cámara, como prácticamente todos los fabricantes este año. Esto significa que la cámara de 13 megapixeles por fin trae consigo imágenes de calidad comparable al resto de smartphones del mercado. Eso si, recomiendo probar otras apps de fotografía para capturar las imágenes como el Google Camera o Camera FV-5. El software de Motorola para cámara es sencillo y fácil de usar, pero es esta simplicidad, la que terminó limitando considerablemente mi experiencia y empeorándola, sobre todo en fotos nocturnas. No, no es la mejor cámara de Android, pero ofrece una calidad bastante buena para la mayoría de usuarios.

 

Software

Un smartphone que es verdaderamente inteligente.

IMG_4709

 

Aquí es donde el Moto X destaca y deja atrás a otros teléfonos. Si, incluso a los teléfonos Nexus de Google. En lugar de limitarse a una versión “limpia” (sin modificaciones) de Android, o de empeorar la experiencia en un afán por diferenciarse, como sucede con Touchwiz (para teléfonos, Touchwiz para tablets es excelente) o Sense, Motorola mantiene la experiencia de Android bastante prístina, sin modificaciones radicales. Pero añade sus pequeños toques de genialidad, que hacen que la experiencia sea superior a la ofrecida por Google.

Esto lo consigue a través de 4 funciones, agrupadas en este modelo, bajo la aplicación “Moto”, que enumeraremos a continuación:

### Moto Display

IMG_4652

Moto Display es la evolución de la “luz de notificación” que tienen los teléfonos. Aprovechando la pantalla AMOLED que el teléfono tiene, que no consume energía cuando el fondo es de color negro, Motorola puede dejar la pantalla encendida, mostrando un reloj cada cierto tiempo, sin causar un impacto negativo en la duración de batería (como sí sucedería con cualquier otro teléfono con una pantalla LCD como el iPhone, un Xperia Z3, o el LG G3, por ejemplo). Cada vez que recibimos una notificación la pantalla se encenderá brevemente para notificarnos de la llegada de un mensaje o aviso. Y en lugar de tener que desbloquear la pantalla para ver de lo que se trata, simplemente podemos colocar un dedo encima de la notificación y enterarnos de qué se trata. Es mucho más conveniente que simplemente ver una luz, no tener idea de qué se trata, y vernos obligados a desbloquear el teléfono para saber qué sucede.

Y lo mejor de todo? El Moto X 2014 trae consigo sensores infrarrojos, que nos permiten pasar una mano por encima de la pantalla y hacer que el Moto Display muestre el reloj y nuestras notificaciones. Si, como si se tratar de poderes mentales Jedi. Más cool, imposible.

El Moto Display es realmente adictivo, y una característica que termino extrañando bastante en otros teléfonos. Es simplemente una excelente evolución de las notificaciones, pues finalmente nos permiten discernir entre mensajes importantes o no, sin tener que desbloquear el teléfono.

 

Voz

IMG_4699

 

Google Now es terrible en español. Puede que Google esté mejorando y ampliando el vocabulario en inglés, pero en español, la calidad y cantidad de comandos es bastante pobre. Aquí es donde el Moto X se roba el show, implementando mejores y más comandos de voz que los incluidos en Google Now. Pero todo empieza por la permanente detección de voz por parte del dispositivo. A diferencia de otros teléfonos con Android, el Moto X dedica un co-procesador de bajo consumo a escucharnos siempre. Esto significa que, incluso con el teléfono en la mesa y la pantalla apagada, podemos mencionar un comando de voz (en el modelo de este año, el comando es 100% configurable por la frase que queramos) y el teléfono despertará, listo para atender nuestras órdenes.

Es una implementación excelente que realmente nos muestra las capacidades que puede tener un smartphone (además del uso que el 98% de usuarios le da: el ser una terminal portátil para revisar Facebook). Si a esto lo combinamos con los útiles comandos de voz que ha implementado Motorola, tenemos a un dispositivo que realmente parece inteligente, comparado al resto de smartphones.

Por ejemplo, luego de dar mi comando de voz para despertar al Moto X, puedo decirle “Buenos días!” y automáticamente recibir un resumen de notificaciones recibidas. Lo mismo sucede cuando suelto el comano de “Qué hay de nuevo?”. Y, antes de dormir, basta con decir “Buenas noches!”, para poner al teléfono en modo “No Molestar!”, que evitará sonidos de notificaciones y llamadas, a menos que éstos vengan de contactos favoritos, o sean llamadas insistentes (2 llamadas del mismo número en menos de 5 minutos, por ejemplo).

La implementación de comandos de voz de Motorola es muy superior a la que ofrece Google Now (al menos en español), pero lo bueno es que no tenemos que elegir entre uno y otro, pues ambos son complementarios.

 

Moto Assist y Actions

Moto Assist existía antes como una aplicación independiente, y actuaba como una suerte de “Tasker” o “Llama” (comandos para nuestro teléfono). Ahora, Moto Assist es mucho menos personalizable y más limitado. Pero quizás debido a ello, más personas lo utilicen. Yo lamento la pérdida de la personalización que Moto Assist ofrecía en el pasado, pero como comentábamos, Llama o Tasker cumplen bastante bien en llenar este vacío.

Moto Assist es una app que activa o desactiva funciones o características de acuerdo a nuestro estado actual. Si identifica que estamos conduciendo, por ejemplo, el teléfono puede leernos los mensajes de texto que nos lleguen, y nos dirá el nombre de la persona que nos esté llamando. Además, podemos automáticamente empezar a reproducir música por los parlantes vía Bluetooth, o la conexión auxiliar. Si detecta que estamos en una reunión (debido a que hemos marcado que tenemos una reunión en nuestro calendario), Assist silenciará nuestro teléfono y opcionalmente, enviará un mensaje de texto a quienes nos llamen para hacerles saber que los llamaremos luego.

Como comentaba antes, estas opciones podemos activarlas o desactivarlas desde la app “Moto” y son geniales para situaciones puntuales. Hemos perdido la opción de configurarlas que sí teníamos antes

Acciones, por otro lado, hacen uso de los sensores del teléfono. Para lanzar la cámara, basta con girar la muñeca, por ejemplo; esto nos evita tener que prender el teléfono, desbloquearlo, abrir la app de cámara. Basta con hacer un giro de muñeca, y la app de cámara automáticamente se activará. Para silenciar nuestro teléfono, también podemos hacer uso del sensor infrarrojo y simplemente pasar la mano encima de la pantalla. Sumamente útil para alarmas o llamadas entrantes.

 

Conclusión

IMG_4686

Es esta implementación de extras en software, junto a hardware que no tiene nada que envidiarle al resto de teléfonos del mercado (cosa que sí ocurría con el Moto X del año pasado con su inferior procesador), hacen del Moto X, uno de los mejores teléfonos del año, y mi favorito personal. El Moto X es el más claro ejemplo en Android de que no sólo se trata de simplemente empacar el mejor hardware posible en el dispositivo más delgado y con la pantalla más grande, cuando es una inteligente adaptación de software, la que puede hacer toda la diferencia. Y aquí es donde Motorola deja atrás a la competencia.

Es cuando nos damos cuenta, tras usar el teléfono por unas semanas, de cuánto extrañamos estas funciones extra implementadas por Motorola, y de cómo mejoran la experiencia de Android en general, que realmente nos queda claro de por qué el Moto X 2014, a pesar de algunas limitaciones, es la mejor experiencia posible con Android para este año.

IMG_4719

 

Pros

  • Excelente implementación de Android, superior incluso a la de los teléfonos Nexus
  • Hardware sumamente veloz, preciosa y nítida pantalla
  • Excelente diseño industrial, sumamente cómodo de utilizar.

 

Contras

  • Batería que no está a la par con el resto de teléfonos de bandera del año (S5, One M8).
  • Cámara regular

 

 

 

Android 5.0 ya presente en el LG G3 y Motorola Moto X 2014… antes que el Nexus 5

Screen Shot 2014-11-11 at 1.08.08 PM

Lollipop, la nueva versión de Android (5.0) está sorprendiendo a muchos no sólo por los significativos cambios que el nuevo sistema operativo trae (vimos las mejoras más importantes en este post), sino porque es la primera vez en la que los fabricantes están adoptando rápidamente al sistema operativo.

En el pasado, tenían que pasar meses para que otros fabricantes empezaran a actualizar sus teléfonos actuales a la más reciente versión del sistema operativo, sobre todo para fabricantes que modificaban bastante a Android (como Samsung), como otros que, quizás por flojera, tardaban bastante (como Sony). Para esta nueva versión, sin embargo, tanto LG como Motorola han empezado ya a actualizar al Moto X (2014) y el LG G3 con Lollipop esta semana, adelantándosele incluso al Nexus 5, abanderado de Google que todos esperaban, sería el primer teléfono en recibir la actualización (después, claro, del Nexus 6 y Nexus 9, que vienen con Android 5.0)

Motorola quizás no sea una sorpresa tan grande. Después de todo, es la empresa detrás del Nexus 6 – el nuevo teléfono oficial de Google – y se parece bastante al Moto X (es, básicamente, un Moto X agrandado a 6 pulgadas). Pero LG realmente nos sorprendió con el update al G3, y que éste venga tan pronto, sobre todo porque LG realiza grandes modificaciones a AndroidSin embargo, ya empezó el rollout en Polonia y se espera a que llegue a más mercados pronto.

Screen Shot 2014-11-11 at 1.22.34 PM

Lamentablemente en Android, que el fabricante saque una actualización es sólo la mitad del camino. A diferencia de iOS – el sistema operativo de iPhones y iPads – que cada actualización lanzada llega a todos los dispositivos simultáneamente, en Android tenemos que esperar tres cosas:

a) que Google lance una nueva versión de Android,

b) que el fabricante modifique y adapte esta versión para sus teléfonos y

c) que, región por región y país por país, los operadores metan su horrendo software a nuestros futuros teléfonos, llenándolos de aplicaciones inútiles que nunca utilizaremos (y que, a diferencia del crapware de la “era oscura” de Windows, no podemos desinstalar si es que no tenemos root).

Es genial ver que hemos evolucionado en los dos primeros pasos: Google ahora le da versiones de prueba a fabricantes mucho antes del lanzamiento oficial, que a su vez, acelera el paso “b”, pues los fabricantes tienen mucho más tiempo de probar estas nuevas versiones, llegando a nuestras manos más rápido.

 

Y el Nexus 5?

No, no es que Google se haya olvidado del Nexus 5 – que apenas irá a cumplir un año. Pero un bug en el despliegue inicial que hacía que el consumo de batería, mientras se utilizaba Wi-fi, fuera excesivo, hizo que se tuviera que realizar cambios de último minuto.

Esto, lamentablemente, significó que no, no hay Android 5.0 aún para el abanderado de Google. Pero esto, sin embargo, será remediado pronto, pues existen rumores que el despliegue será retomado el día de mañana.

 

Motorola lanza al Moto X y Moto G 2014 en Perú. Cómo se compara a los anteriores? #MotoG #MotoX

IMG_3323

El día de hoy, Motorola anunció el inminente lanzamiento del Moto G y Moto X versión 2014, sucesores de dos de los mejores teléfonos del año pasado. En nuestra lista de los mejores smartphones del 2013, el Moto X destacó como nuestro favorito por incorporar una experiencia de Android pura, junto a características sumamente útiles como el Active Display. El Moto G, por otro lado, resultó ser nuestro teléfono favorito para los que buscaban un excelente teléfono a un cómodo precio.

Y todo parece apuntar a que los modelos presentados este año, volverán a ocupar altos lugares en nuestra lista de favoritos.

 

IMG_3228

 

 

 

 

Moto X (2014)

IMG_3275

El nuevo Moto X ofrece una pantalla de mayor tamaño, de 5.2″ Full HD contra la pantalla de 4.7″, una mejor cámara de 13 megapixeles, y un procesador Snapdragon 801 frente al S4 Pro incluido en el modelo del 2013. En resumen, tenemos:

Modelo   Moto X (2013  Moto X (2014)
Pantalla  4.7″ 1280x720p  5.2″ 1920x1080p
CPU  Snapdragon S4 Pro  Snapdragon 801
Núcleos  2  4
Velocidad  1.7 Ghz  2.5 Ghz
RAM  2 GBs  2 GBs
 Almacenamiento  16 / 32 GBs  16/ 32 GBs
Cámara  10 Mpx  13 Mpx
Batería  2,200 mAh 2,300 mAh

 

El Moto X es superior en todo sentido. La única incógnita, la característica preocupante, es que la batería se mantiene casi idéntica al modelo anterior, pero la pantalla ha crecido sustancialmente. Esto podría implicar una menor duración de batería en general, algo que comprobaremos en la reseña.

 

Por otro lado, la implementación de los “extras” de Motorola, como el control de voz, y el uso de sensores infrarrojos, parecen haber mejorado sustancialmente, haciendo que la experiencia de usuario sea mucho más placentera. En la demostración en vivo en el evento se pudo ver claramente cómo, a través de comandos de voz, podemos activar, de manera natural, el modo “No Molestar” cuando vamos a dormir, o cómo podemos actualizar nuestro estado de Facebook, enviar un mensaje a Whatsapp, todo por voz.

Motorola se ha preocupado bastante en mantener una experiencia limpia de Android, pero no deja de lado otras funciones como las mencionadas.

IMG_3284

 

 

Moto G (2013)

IMG_3309El Moto G fue uno de nuestros teléfonos favoritos del 2013 porque lograba fusionar excelentes características, con un precio bastante económico. De hecho, desplazó al resto de teléfonos en la categoría (como el S4 Mini) al ofrecer un mejor rendimiento, mejor pantalla, a un precio competitivo. Y este 2014, Motorola ha escuchado las peticiones de muchos (incluyendo la nuestra, en la reseña) y por fin ha incluido una ranura microSD para el modelo 2014.

Aparte de esto, el teléfono cuenta ahora con una pantalla más grande, de 5″, pero mantiene la resolución de 1280x720p. Tenemos también una mejor cámara y para los fanáticos de las carcasas intercambiables: ahora Motorola incluye una color turquesa y amarilla, junto con la negra, directo en la caja.

IMG_3323

Así se ve el Moto G del 2014:

Modelo   Moto G (2013)  Moto G (2014)
Pantalla  4.5″ 1280x720p 5″ 1280x720p
CPU  Snapdragon 400  Snapdragon 400
Núcleos  4  4
RAM 1 GB  1 GB
Almacenamiento  8 / 16 GBs  8 / 16 GBs
Expandible  No Si, MicroSD
Cámara  5 Mpx  8 MPx
Batería  2070 mAh 2070 mAh

IMG_3332

El teléfono se siente bastante cómodo en las manos, y el hecho de que el equipo cuenta con parlantes frontales, ayuda bastante a la hora de disfrutar contenido multimedia. La mayoría de equipos utiliza parlantes laterales o traseros. En el Moto G, tenemos parlantes frontales stereo que hacen que ver videos, o jugar juegos, sea mucho más entretenido.

Otra vez, al igual que con el Moto X, nos preocupa el tema de que la batería se mantenga del mismo tamaño a pesar de que la pantalla ha crecido, pero teniendo en cuenta que el Moto G es uno de los smartphones con mejor duración de batería del mercado en el 2013, ésto no nos preocupa tanto como en el caso del Moto X.

Aún así, parece que Motorola tiene otro ganador entre manos este 2014 con este equipo económico, pues ningún otro teléfono disponible, ha logrado igualar al Moto G cuando se trata de ofrecer excelentes características, a bajo precio.

 

Las reseñas, cuando tengamos los teléfonos a prueba.

 

Fotos:




IMG_3239 IMG_3236 IMG_3228 IMG_3222 IMG_3202

IMG_3189

IMG_3256

IMG_3338

IMG_3177 IMG_3168