Intel 9na Generación de Procesadores: sigue en 14nm, ofrecen más núcleos.

 Core i9 9900K, i7 9700K e i5 9600K

En la industria de componentes electrónicos, nos regimos por muchos años bajo la “Ley de Moore” una ley creada por uno de los fundadores de Intel, que establecía que cada dos años, el número de transistores se duplicaría. Con los grandes avances tecnológicos que hemos tenido estas dos décadas, la Ley de Moore se mantuvo, dándonos componentes más complejos, más veloces y más poderosos.

Esto se manifiesta, en parte, a que el proceso de fabricación se va reduciendo. Hemos pasado de 20 nanómetros a 16. De 16 a 14 nanómetros. De 14 a 10. Y de 10 nanómetros, a 7 nanómetros. Para varios de la industria, menos para Intel

Así es, la industria móvil se encuentra ya en el proceso de fabricación de 7 nanómetros, mientras que Intel aún no ha podido abandonar el proceso de fabricación de 14 nanómetros que utiliza desde el 2014. Desde los procesadores “Broadwell”, la quinta generación, es que Intel no puede reducir el tamaño de fabricación de sus procesadores.

Incluso rivales directos, como AMD, presentarán el 2019 procesadores usando la fabricación de 7 nanómetros, mientras que Intel, en su novena generación de procesadores Core i5, Core i7 y demás, que debutan ahora y veremos hasta la segunda mitad del próximo año, siguen atascados en 14 nanómetros. Y la reducción del proceso de fabricación, lo llevaría a procesadores de 10 nanómetros, aún una generación atrasada a los actuales procesadores móviles que tienen Apple y Huawei en sus smartphones.

En pocas palabras, Intel está muy, muy atrasado.

 Qué implica esto?

Principalmente, ganancias leves en rendimiento. Debido a que una reducción en el proceso de fabricación trae consigo mejoras en rendimiento y consumo energético, estos son beneficios que Intel no puede disfrutar.

Qué hacer, entonces?

Pues aumentar núcleos. Y aún así, no esperen grandes mejoras en rendimiento ni en autonomía con estos nuevos procesadores de Intel comparados a la octava generación; quizás una mejora de un 10%, siendo generosos .

Donde Intel si está ofreciendo beneficios en esta nueva generación, es una mejor integración con los memory sticks Optane para mejorar el rendimiento, mayor facilidad de over clocking y también mejoras en seguridad para reducir los ataques de Spectre y Meltdown, de los cuales hablamos aquí. El Core i9 9900K será también el primer procesador para público en general capaz de llegar a 5 GHz (aunque sólo usando 8 de sus núcleos)

Lo que podemos esperar, es un discreto mejor rendimiento frente a la generación anterior.

Resulta interesante ver cómo la que una vez fue la empresa que lideraba los cambios y mejoras tecnológicas, ha quedado eclipsada no sólo por el mercado móvil, con procesadores de Apple y Huawei en un proceso de fabricación 2 generaciones más avanzados y que ofrecen un rendimiento muy similar al de procesadores de escritorio (si, en un teléfono), sino también por su rival de toda la vida, AMD, que se está alistando ya a presentarnos sus CPUs con un proceso de fabricación de 7 nanómetros con la arquitectura Zen 2.

Esto no implica, por supuesto, que los procesadores de Intel sean malos. Sólo que los años en los que esperábamos con ansias un salto sustancial en rendimiento o mejoras notorias, al menos para Intel, han quedado atrás.

Apple abandonaría Intel en un futuro cercano, por sus propios procesadores

Esto es algo que viene especulándose desde hace mucho tiempo, pero un nuevo reporte por Mark Gurman – conocido reportero con excelentes fuentes, que rara vez se equivoca – podría darnos una fecha definitiva para que Apple por fin abandone a los procesadores Intel, por sus propios procesadores, tal y como hace con el iPhone, iPad y Apple Watch.

Depender de Intel le ha costado varios problemas a Apple en los últimos años. A diferencia del iPhone y iPad, donde Apple mismo diseña sus propios procesadores – y gracias a ello, tiene el CPU más veloz de la industria con una enorme distancia frente a sus competidores más cercanos – en las Macbooks y iMacs dependen del “timeline” de lanzamientos de Intel. Y con las grandes demoras, y pocas mejoras que hemos visto de la empresa, no nos sorprende que Apple esté más que dispuesto a abandonar el mundo de los Core i3, i5 y i7 por sus propios procesadores. Después de todo, los más recientes procesadores móviles de iPhone y iPad ya rivalizan – y en algunas pruebas, superan – a los procesadores de Intel. Imagínense estos procesadores con menos restricciones de tamaño y calor al estar en un dispositivo más grande con una laptop, y podríamos ver una solución mucho más potente, fabricada por Apple.

Según Bloomberg, esta iniciativa se llama “Kalamata” y está en los primeros pasos de desarrollo. Pero este proyecto unificaría aún más al iPhone, a los iPads y por supuesto, a la Mac, dejando que trabajen de manera más transparente entre sí. Dicho proceso, sin embargo, requeriría de una transición de múltiples pasos. No sería la primera vez que Apple abandone una arquitectura de procesadores por otra: ya lo hizo en el pasado, cuando abandonó a los PowerPCs por los procesadores Intel.

Intel ha estado cojeando por mucho tiempo. Sus procesadores no ofrecen mejoras significativas año tras año y hoy en día ya ni siquiera sabemos qué tiene preparado Intel a futuro. De hecho, ni siquiera sabemos si Intel sabe qué harán para permanecer vigentes. Años atrás teníamos una clara idea de los planes de Intel a futuro, sabíamos cuando vendrían los nuevos procesadores con una mejor arquitectura y una reducción en el proceso (por ejemplo, de 22 a 14 nm, que trae consigo mejoras en rendimiento, batería y más). Desde los problemas que Intel tuvo en el 2015 / 2016 y su incapacidad de continuar con la Ley de Moore (donde se establecía que la cantidad de transistores en un circuito integrado se duplicaba cada dos años), el futuro de Intel es incierto. Y a nadie le gusta trabajar, o depender de una empresa que no sólo demora constantemente sus productos, sino que no ofrece mejoras sustanciales en un futuro cercano. Dicho de una manera sencilla: Intel ha dejado hace tiempo de innovar y ofrecer una mejora significativa

Por eso no sorprende que Apple esté trabajando en integrar sus plataformas, además de controlar el futuro del rendimiento de la Mac, en lugar de dejarlo en manos de terceros. Según Bloomberg, Apple estaría trabajando en una nueva plataforma de software llamada internamente “Marzipan” – que saldría este año – que le permitiría a usuarios ejecutar apps de iPhone y iPad en la Mac. Este sería uno de los primeros pasos en intentar unificar tanto iOS como MacOS, y así poder, finalmente, migrar de los procesadores Intel a procesadores propios para el 2020.

Si hay una empresa capaz de conseguir algo tan complicado, es Apple. Son pocas las empresas que logran captar desarrolladores independientes de software tan hábiles, tan dispuestos a ser los primeros en tener sus programas listos para a nueva plataforma.

Vale la pena darle un vistazo al reporte de Gurman en Bloomberg

Intel Compute Card: una PC del tamaño de una tarjeta de Crédito.

Hoy Intel anunció sus procesadores Core X que, honestamente, no ofrecen muchas diferencias ante generaciones anteriores1 (la misma historia de Intel desde hace años).

Lo que sí me llamó la atención, sin embargo, fue la presentación del nuevo “Compute Card” de Intel, una reducción al máximo de una PC, una evolución del Compute Stick, que nos da un dispositivo del tamaño de una tarjeta de crédito. Esto, por ejemplo, nos permite colocar al Compute Card detrás de un monitor e inmediatamente convertirlo en un “all in one”.

Por dentro, tenemos una variedad de procesadores, que van desde el Celeron (y 64 GBs de almacenamiento eMMC) en el modelo más económico, a un Core i5 con un SSD de 128 GBs.

El dispositivo tiene medidas de 55mm de ancho, por 95mm de alto, haciéndolo mucho más pequeño y compacto que el Compute Stick, pero incluso más poderoso. Y sí, se trata, esencialmente, de una computadora completa, con almacenamiento incluido. Podemos usarla para todo lo que usamos una computadora personal, pero la ventaja es que es diminuta, por lo que podemos llevarla con nosotros fácilmente a todos lados.

Más información

  1. Una mejora en performance que podríamos llamar “sutil”. Lo más interesante, un nuevo procesador Core i9 de 18 núcleos

Hoy se celebran 50 años de la Ley de Moore (Infografía)

Screen Shot 2015-04-20 at 6.05.44 PM

La Ley de Moore, dictada por el co-fundador de Intel, Gordon Moore, dicta que, durante la historia del hardware computacional, el número de transistores en un circuito se ha doblado cada dos años, aproximadamente. Esta ley no sólo se aplica, hoy en día, al número de circuitos, sino también se relaciona con diversos dispositivos electrónicos, como la capacidad de almacenamiento, el número de sensores, e incluso el tamaño de los megapixeles en cámaras. 

Más que una Ley rígida, sin embargo, ésta ha servido como un plan a largo plazo en la industria de los semi-conductores para guiar y establecer objetivos en desarrollo y producción.

Para celebrar estos primeros 50 años desde la publicación del artículo que llevaría al establecimiento de la ley, Intel ha publicado una excelente infografía, junto a los datos que ahora comparto con ustedes.

La Ley de Moore, formulada por el cofundador de Intel en 1965, explica la velocidad de la evolución tecnológica y los profundos cambios en la manera como vivimos 

 

En el año 1962, Los Supersónicos ya preveían la presencia de robots en nuestras vidas. Sus coches ya eran inteligentes, planeaban la ruta y volaban. En 1989, El Dr. Brown y Marty McFly (Volver al Futuro, 1985), también ya vivían un 2015 con comandos de voz, anteojos inteligentes, teleconferencia y control de gestos. Arthur C. Clark ya predecía la utilización de tabletas para la lectura de su saga “2001: Odisea del Espacio”; originalmente, el visionario autor le llamó Newspad al dispositivo. En el cine, los personajes lo usaban para actualizarse con el noticiero en vez de leer diarios de papel.

 

Sociedad – La vida cotidiana más inteligente

 

Muchos otros inventos de la ciencia ficción se volvieron realidad, porque surgieron de un concepto común: en el futuro, la vida cotidiana es más inteligente. Los cajeros automáticos evitan las filas en los bancos y muchas operaciones ya se pueden hacer vía Internet. Algunos hospitales están equipados con sistemas de datos compartidos de historiales clínicos, lo que facilita y agiliza el análisis y el diagnóstico médico.

Sensores de movimiento activan funciones en computadoras, videojuegos y hasta en Smartphones. Estaciones de servicio saben lo que un conductor necesita; y muchos automóviles equipados con matrículas especiales no necesitan parar en los peajes o en los estacionamientos para efectuar el pago. En Brasil, hasta las elecciones han abandonado las boletas de papel para entrar en la era de la urna electrónica.

 

Tecnología y Economía evolucionaron juntas

 

Todas las aplicaciones de inteligencia de la actualidad, desde las puertas automáticas hasta los relojes que monitorean el ritmo cardiaco, respetan una ley creada en 1965 por Gordon Earl Moore afirmando que el número de transistores en un chip duplica en promedio a cada 18 meses, manteniendo el mismo (o menor) costo y el mismo espacio. Con esta ley, el ingeniero norteamericano revolucionó la industria de tecnología.

 

MENSAJES CLAVES:

 

Tecnología y Economía evolucionaron juntas

 

  • Todas las aplicaciones de inteligencia de la actualidad, desde las puertas automáticas hasta los relojes que monitorean el ritmo cardiaco, respetan una ley creada en 1965 por Gordon Earl Moore afirmando que el número de transistores en un chip duplica en promedio a cada 18 meses, manteniendo el mismo (o menor) costo y el mismo espacio. Con esta ley, el ingeniero norteamericano revolucionó la industria de tecnología.
  • El efecto de su ley va más allá: el procesamiento de informaciones por los chips aumenta 100%, es decir, la tecnología se vuelve doblemente más eficaz a cada ‘generación’. Sin embargo, la relación costo es inversamente proporcional: más transistores, más eficacia y menor costo. Y como resultado de cada vez más procesamiento, la industria puede desarrollar nuevos productos y servicios que los consumidores desearán tener
  • La incapacidad de producir innovación para el mercado consumidor ha resultado en la pérdida de importantes marcas globales, ya que la competencia trabaja para entregar la inteligencia del futuro. En otras palabras, una dinámica económica se ha establecido en la industria, posicionando la innovación como fundamental para la competitividad.
  • Los procesadores de silicio se aplican a una gran variedad de productos: Smartphones, relojes, anteojos, joyas, prendas de vestir, electrodomésticos, electro electrónico, videojuegos, automóviles y sistemas de seguridad
  • Entre los servicios, el poder de procesamiento está en supermercados, bancos, hospitales, restaurantes, aeropuertos, en la validación del acceso al transporte público, data centers – todo lo que se conecta por medio de computación en nube, del Big Data y todas las demás soluciones para tecnología corporativa que promueven el procesamiento de millones y millones de datos en menos de 1 segundo – y esto es la base de la economía digital de hoy en día.
  • Como ejercicio, considerando apenas el mundo de las computadoras, con la Ley de Moore podemos afirmar que todo aquello que computa, lo hace mejor con la tecnología de última generación. Una de las primeras súper computadoras de la historia, la Cray-1, de 1976, podía realizar 160 millones de operaciones de puntos flotantes por segundo (flops, por sus siglas en inglés), y tenía 8 megabytes de memoria. “Las computadoras personales más básicas de la actualidad pueden realizar más de 10 operaciones de flops en un segundo y tienen 100 veces más de memoria. Llevó menos de 50 años que las tabletas, notebooks, dispositivos 2 en 1, All-in-Ones, NUCs y mini PCs presentasen una eficacia infinitamente superior que las primeras computadoras. Y, seguramente, ya no ocupan una sala entera
  • La Ley de Moore también tiene importancia en la vida cotidiana. El primer móvil, por ejemplo, el Dynatec, creado en 1974, tenía 25 cm de largo y 7 cm de ancho. Su peso superaba al de todos los modelos actuales: 794 g. Y la batería duraba apenas 20 minutos. Esa novedad costaba US$ 4 mil. Actualmente, además de ser más leves y más finos, táctiles y más inteligentes, los Smartphones son 10 veces más baratos.
  • Otro ejemplo: cuando una persona necesita retirar un dinero del banco de forma rápida, está usando poder de procesamiento. El cajero automático es la tecnología en su forma más habitual. En la mayor parte de los países de América Latina, hace cerca de 30 años las operaciones bancarias se hacían exclusivamente en el banco, con la presencia del titular de la cuenta. El primer cajero automático llegó en 1983. Hoy es posible verificar un extracto, pagar diversas cuentas, transferir dinero, pedir préstamos y colocar crédito en los móviles pre-pagos, todo vía Internet.

 

Tecnología e internet: puntos clave de esta historia  

 

  • Internet es un capítulo importante en la historia de la tecnología, y un catalizador fundamental de la Ley de Moore. Hace 15 años, pocas personas y compañías en toda Latinoamérica tenían acceso en casa. Actualmente, el acceso está generalizado no solo en puntos determinados, sino también en dispositivos móviles – la movilidad ha proporcionado que las personas estén conectadas e informadas a todo el tiempo desde cualquier lugar.
  • La era de la información generó una demanda creciente por equipos conectados a Internet y, de forma integrada, servicios que facilitan el día a día, desde la comunicación básica hasta la gestión de compromisos profesionales o personales y el entretenimiento. Tantas conexiones alimentan la nueva tendencia que es la Internet de las Cosas.
  • El Futuro
  • En 2019, 11.500 millones de cosas estarán conectadas a la red, según el estudio de Cisco® Visual Networking Index™. Actualmente hay un poco más de 3.000 millones de habitantes con acceso a Internet en el mundo1. Es decir, las proyecciones apuntan hacia un futuro breve en el que el número de conexiones con Internet será aún mayor que el número de personas vivas. Esto significa que las personas están conectadas cada vez más desde más lugares, desde los equipos personales más clásicos y hasta los “wearables”, dispositivos que se pueden vestir. Estos últimos son lo más reciente en el mundo de la tecnología. 
  • Moore no podía asegurar que su observación estaría vigente por mucho tiempo. Pero, hace 50 años, la Ley de Moore era un principio del liderazgo en la industria, de la eficacia en los negocios y, aunque la mayoría de las personas nunca haya visto un procesador, continúa creando lo increíble.

 

 

(click para agrandar)

MooresLawTimeline6_withRadialGradient_ES_Rev

Intel presenta sus Procesadores de Cuarta Generación, Haswell. Qué hay de nuevo?

IMG 9286 Edit

Intel presentó el día de hoy de manera oficial su nueva línea de Procesadores de Cuarta Generación, conocida también como Haswell, que prometen, como vemos en el cuadro de arriba, darnos: mejor desempeño, mejores gráficos, más eficiencia energética, y mayor seguridad.

Este se trata de un “tock” en el calendario de Intel. Como vimos con la salida de Ivy Bridge, Intel suele tener dos diferentes tipos de lanzamiento con sus procesadores. Tenemos los “tick”, que vienen con un cambio de arquitectura completo y una reducción en el tamaño de transistores, mientras que los “tock”, vienen a ser un refinamiento de dicha arquitectura, trabajando bajo la misma cantidad de nanómetros (en este caso, 22nm), pero explotando al máximo la capacidad que se puede conseguir con este proceso de fabricación.

 

Y a pesar de ser un tock en el reloj interno de Intel, las novedades que trae Haswell a la plataforma son sumamente relevantes y, en varios casos, innovadoras.

Lo primero que salta a la vista es un menor consumo de energía. De esto se beneficiarán dispositivos portátiles como tablets, ultrabooks, y laptops, ya que el tiempo de autonomía del dispositivo ha mejorado, si lo comparamos a Ivy Bridge. Eso significa de fuentes que requieren menos poder, un CPU que consume menos y, por lo tanto, una potencial o a)mayor duración de batería, o b)reducción en el tamaño / grosor de los dispositivos.

 

Intel iris 02

Otro aspecto significativo, es la mejora en la tarjeta gráfica integrada. Desde hace dos generaciones, Intel por fin se ha metido de lleno a mejorar el rendimiento de la tarjeta gráfica integrada. Recuerdan al GMA, y de cómo no servía para juegos? La salida de Intel HD Graphics mejoró considerablemente el rendimiento de la tarjeta gráfica, e Intel HD Graphics 4000, incluida en Ivy Bridge, fue un verdadero logro. Con Haswell, se mantiene la HD Graphics para dispositivos de bajo consumo. Tendremos HD Graphics 4000, 4200, 4600 y 5000, dependiendo del CPU a adquirir. Pero además, Intel está lanzando Iris, un nuevo procesador gráfico que planea rivalizar frente a frente con tarjetas de video dedicadas. Es una nueva arquitectura gráfica que está incluida en algunos de los CPUs con Haswell (no todos), y prometen traernos un rendimiento excelente.

 

Screen Shot 2013 05 31 at 8 00 36 PM

Esto significa que dispositivos que requieran de bastante poder, como las Retina Macbook Pro, bien podrían abandonar la configuración actual (CPU + GPU dedicada), por la alternativa ofrecida por Haswell, reduciendo así el consumo energético, prolongando la batería, e incluso disminuyendo el grosor del dispositivo. De particular interés será ver las nuevas Macbook Pro Retina de 13″ de Apple, que en el 2012 sufrieron en rendimiento por no contar con una tarjeta gráfica dedicada, y sólo utilizar el HD Graphics 4000. El salto a Iris podría por fin traernos una Retina Macbook Pro que sea no sólo liviana, sino potente y rápida. Anandtech tiene un análisis exhaustivo de Iris, y de ahí me jalo este benchmark, que muestra a la nueva solución de Intel, con tarjetas dedicadas como la Geforce GT 650M

55290

En resumen, una interesante opción. No sólo para las PCs high end (donde disfrutaremos de mejores gráficos integrados), sino también para todos los dispositivos ultraportátiles que tenemos en el mercado; Haswell podría significar una mayor duración de batería, o dispositivos más delgados y livianos, al requerir baterías de menor / tamaño y densidad.

Pronto tendremos más información, así como una reseña con dispositivos que ya vengan con este nuevo CPU. Mientras tanto, los dejo con algunas fotos del evento:

IMG 9263

IMG 9277

IMG 9257

Smartphones / Tablets con Intel: Diseño Referencia actualizado, Android en Atom [CES]

Screen Shot 2012 01 10 at 4 02 16 PM

foto via engadget

A pesar de dedicar toda su presentación a Ultrabooks (Link), parece que Intel no se ha dado por vencido en el mundo de dispositivos móviles, como tablets / smartphones. Intel viene prometiendo uno de estos dispositivos con sus procesadores Atom desde hace ya varios años, sin llegar a cumplir (y manteniéndose insignificante en un mundo dominado por ARM).

Sin embargo, en CES 2012, Intel renovó las promesas de eventualmente lanzar la plataforma Medfield para este tipo de dispositivos (un procesador Atom de 32 nanometros). Esto, debido a que Intel presentó un prototipo / diseño referencia de un smartphone y una tablet corriendo procesadores Intel, ahora que Android por fin funcionarán bajo esta arquitectura.

Se trata de un dispositivo de 4 pulgadas con un Intel Atom Z264 chip de 1.6 Ghz, e Intel GMA graphics, además de lo típico (Wifi, acelerómetro, etcétera). Para darle energía, tenemos una batería de 1460 mAh que promete 45 horas de reproducción de audio, 8 horas de llamadas 3G, o 5 horas de navegación por 3G, además de 14 días de Stand By.

Aquí un video de Anand, de Anand Tech:

Aquí unos cuadros comparativos con smartphones actuales, compartidos por Intel:

Screen Shot 2011 12 21 at 3 37 25 PM 575px png

 

Además del smartphone, Intel también demostró un prototipo de Lenovo corriendo bajo la plataforma Medfield Ice Cream Sandwich (Android 4.0). Se trata de una tablet con el mismo Atom processor de 32nm, una pantalla con 1366×768 de resolución, y una batería para 10 horas de uso activo y 30 días de Stand By.

Nuevamente, Anand de Anand Tech con un video demo:

 

Interesante ver por fin, al menos, prototipos en acción, tras años de promesas sin resultados. Esperemos, pues, ver si estas promesas se materializan durante el 2012, ya que Intel tiene bastante camino por recorrer para abrirse camino en el mundo de dispositivos móviles, dominado, como comentábamos al inicio, por ARM.


via anandtech