ZTE lanza un smartwatch, “Quartz”, con Android Wear 2.0 a $200

ZTE acaba de anunciar su primer smartwatch, el ZTE Quartz, que empezará a ser distribuido online por $200. Esto lo convierte en la opción más económica del momento para poder tener un reloj con Android Wear 2.0 de manera nativa (sin contar los relojes que están recibiendo esta versión del sistema operativo a través de una actualización).

Por este precio, obtendremos un reloj con una pantalla AMOLED de 1.4mm, una banda de 22mm estándar fácil de reemplazar, una batería de 500 mAH (relativamente grande para este tipo de dispositivos), y finalmente, una certificación IP67, haciéndolo resistente al agua y polvo. Sin duda esta batería ayudará a suplir una de las principales debilidades de los smartwatches hoy en día: la dificultad que tienen en mantenerse activos durante un día completo.

Cabe mencionar que este Quartz trae características internas que compiten con relojes de mayor costo, como el procesador Snapdragon Wear 2100, 768 MBs de memoria, y 4 GBs de almacenamiento para música.

Lo malo del reloj? Que para alcanzar este precio, ha recortado varías funciones, como NFC (por lo que no tendremos Android Pay), el monitor de corazón, y un dial que no gira para algunas de las funciones nuevas de Android Wear 2.0

Ojalá ZTE se anime a traerlo a Latinoamérica pronto!

El Moto 360 Original / G Watch de LG no recibirán Android Wear 2.0

No más actualizaciones para los primeros relojes inteligentes con Android Wear

DSC07192

Tienes un Moto 360 de primera generación? Lamentablemente, su anticuado hardware le costará caro: junto al LG G Watch, es uno de los pocos smartwatches que no recibirán la tan esperada actualización a Android Wear 2.0. Update que por fin le añadirá funciones que, quizás por fin, hagan despegar a la plataforma que ha estado algo abandonada por Google.

El Moto 360 no nos convenció cuando fue lanzado, recibiendo un puntaje de 2.5 (sobre 5) en nuestro review. La falta de utilidad, pésima batería, y hardware anticuado fueron demasiados puntos negativos frente a uno de los pocos smartwatches de primera generación que se veían relativamente bien. Y ahora, parece que incluso con un buen descuento, este Smartwatch quedará obsoleto dentro de muy poco (mejor opción económica? Un Pebble, de lejos).

El LG G Watch no recibirá el update no por falta de procesamiento (a diferencia del Moto 360 que usa un procesador antiguo, el G Watch si cuenta con componentes más similares a los smartwatches modernos; sólo que le falta un botón que será crítico para Android Wear 2.0). Todavía no queda claro que sucederá con otros smartwatches de primera generación, como el Gear Live, o el ASUS Zenwatch. Dada la falta de interés por parte de Samsung de seguir utilizando Android Wear, optando en lugar de ello por Tizen, quizás el Gear Live sea otro smartwatch que se quede sin updates.

 

[insert_posts query_type=”posts” posts=”82245″ use_word_length=”true”]

 

Android Wear 2.0

AW

Android Wear 2.0 es un enorme cambio a la plataforma. Quizás lo que muchos esperábamos realmente de la era de smartwatches. Tenemos un cambio visual radical, con notificaciones aprovechando toda la pantalla en lugar de sólo la parte inferior (una de las decisiones de UI más tontas, en mi opinión, por parte de Google con la primera generación de Android Wears; limitar incluso aún más la utilización de una pantalla que de por sí ya es pequeña). La navegación entre notificaciones se mantiene similar, pero ahora podremos tener mayor variedad de respuestas inteligentes, o “smart replies”. Incluso tendremos acceso a un teclado en miniatura o la posibilidad de escribir en la pantalla (como escribiendo a mano). Se está intentando también mejorar la navegación entre pantallas, dándole más sentido. De todas las plataformas en relojes inteligentes, la de Android Wear es especialmente confusa, sin una verdadera necesidad para serlo.

Android Wear 2.0 ha notado como otras plataformas han sabido explotar de mejor manera el tema de “fitness” o salud, por lo que esta plataforma estará dándole mayor énfasis al tema de salud. Pero esto afectará también a la mayoría de apps. Ahora, estas aplicaciones podrán trabajar de manera más independiente, sin una conexión directa al teléfono. Si desean salir a correr sólo con el reloj, podrán hacerlo sin tantos problemas como antes. Oh, y esto también nos permitirá instalar apps directamente al reloj, sin tener que pasar por el teléfono.

Otro aspecto en donde Android Wear está inspirándose en el Apple Watch, es que ahora le permitirá a los Watch Faces o carátulas recoger información de apps de terceros. Así, podremos ver directamente en pantalla información de diversas apps que tengamos instaladas en el reloj, como otra app de calendario, etcétera.

Android Wear 2.0 estará llegando muy pronto a varios smartwatches en el mercado, y será utilizado a futuro. Sólo, no esperen verlo en el Moto 360 original, ni el LG G Watch.

 

#IFA15: Motorola (@MotorolaPeru) anuncia al Moto 360 de Segunda Generación.

 Planea resolver todos los errores y problemas del modelo original

Screen Shot 2015 09 02 at 2 04 18 PM

Cuando Motorola anunció al primer Moto 360, quedé fascinado. Por fin veíamos un smartwatch con Android Wear que se veía bien. Un atractivo smartwatch, que además contaba con Android Wear para darnos notificaciones constantemente? “Genial”, pensé.

Lamentablemente, cuando tuve uno entre manos (o más específicamente, en la muñeca) durante un periodo de prueba, quedé desilusionado. El Moto 360 se sentía lento comparado a otros dispositivos con Android Wear. La batería daba lástima, pues no duraba, siquiera, un día completo. Y Android Wear, pues, todavía se encontraba muy inmaduro.

Ahora? Ahora las cosas han cambiado. Android Wear ha mejorado, ofreciéndonos una mejor interfaz – menos orientada hacia comandos de voz, e inspirándose un poco en el Apple Watch para darnos acceso rápido a contactos, además de ofrecernos un atajo a aplicaciones favoritas.

Y Motorola espera corregir todas las quejas que se generaron en torno al modelo de primera generación, para darnos un reloj que no sólo sea atractivo, sino también funcional.

Dsc00180 1

Para empezar, este reloj abandona el anticuado procesador del 2010 que tenía como corazón, para por fin colocar un chipset de este lustro: un Snapdragon 400 de 1.2 GHz con 512 MBs de RAM y 4GBs de almacenamiento. Esto ayudará considerablemente no sólo a evitar esa lentitud en rendimiento del reloj, sino en mejorar la duración de la batería, ya que el Snapdragon 400 es mucho más eficiente que el TI-OMAP que Motorola probablemente sacó de antiguos Razrs sin vender.

Hablando de Batería, este año tenemos una de 300 mAh y 400 mAh. El de 300 mAh va para el modelo de 42mm – una pantalla más pequeña – y el de 400 mAh, para el de 46mm. Me alegra ver que Motorola por fin ofrece un reloj con una pantalla más pequeña, pues el modelo original resultaba grande.

La pantalla también mejora, ofreciendo una resolución de 360×330 vs la de 320×290 del año pasado, que hará del texto e imágenes más legibles. Cabe señalar que la pantalla sigue trayendo ese look de “llanta desinflada”, lamentablemente. Es decir, en lugar de ofrecernos un círculo completo – como vienen haciendo ya varios relojes con pantallas circulares, como el LG G Watch R, o el próximo a lanzarse Huawei Watch – la parte inferior del círculo está cubierta, lugar que Motorola utiliza para colocar sensores y reducir los bordes. Lamentablemente, parece que Motorola todavía no puede distribuir los componentes alrededor del reloj. Personalmente, hubiera preferido un borde más grueso, que cortar parte del círculo perfecto, pues prefiero sacrificar un poco de tamaño, a empeorar el display de esa manera.

Un elemento que no estará disponible tampoco es NFC. La tecnología NFC (Near Field Communications) se utiliza para comunicar dispositivos cercanos entre sí, de manera inalámbrica. En smartphones y relojes, se usa hoy en día para pagos (Apple Pay, Samsung Pay). Google por fin lo está implementando en Android de manera nativa, pero no podremos pagar con nuestro reloj debido a la falta de un chip NFC. Por otro lado, sí se incluyen chips de Bluetooth (necesario para comunicarse con el smartphone) y Wifi, para tener una conexión directa a internet.

Como todo reloj con Android Wear, no cuenta con un speaker, pero sí con un micrófono. Podemos enviar comandos de voz a Google Now, pero no podemos contestar llamadas, algo que se mantiene sólo en el Apple Watch, y el Samsung Gear S (que usa Tizen, no Android Wear)

Lo mejor de todo, sin embargo, es que este año tendremos una gran variedad de colores, bandas y opciones para personalizar nuestro Smartwatch. Tal y como hace Motorola con el “Moto Maker” con sus smartphones, y como Apple ha hecho con los smartwatches, tendremos una gran variedad de colores para el case, los bordes, y las bandas a utilizar.

Screen Shot 2015 09 02 at 11 44 42 AM 640x415

En cuanto a precios, éstos van de $299.99 a $429.99, dependiendo de las opciones de personalización. Por fin, parece que Motorola le ha dado en el clavo en tema de smartwatches, pues tenemos a un equipo que no ofrece, al parecer, mayores compromisos. Esto es lo que debió ofrecer con la primera – y decepcionante – primera generación.

Esperemos tener pronto una unidad de prueba para realizar la reseña.

Mi reseña del Moto 360

[insert_posts query_type=”posts” posts=”82245″ use_word_length=”true”]

Android Wear en el iPhone: Impresiones

Screen Shot 2015 08 31 at 2 28 23 PM

Tal y como anunciamos hace algunos momentos, los smartphones con Android Wear ya son compatibles con iOS. Esto significa que la cantidad de opciones de smartwatches en iOS se ha incrementado dramáticamente. Ya no sólo estamos limitados al Apple Watch y al Pebble, sino que ahora, smartwatches de fabricantes como LG, ASUS, Motorola y hasta Samsung, son opciones viables como Smartwatch en iOS.

A pesar de que Google sólo ha anunciado que tres smartwatches son compatibles oficialmente (LG G Watch Urbane, Huawei Watch y ASUS ZenWatch 2), lo cierto es que muchos smartwatches funcionan; sólo se necesita tener instalado, en los relojes, Android Wear 1.3. Lo acabo de verificar con el Asus ZenWatch (el modelo original), y la app Android Wear en iOS lo reconoció sin problemas, mostrando la imagen del reloj.

A continuación, algunas de mis impresiones.

Screen Shot 2015 08 31 at 2 33 51 PM

 

Android Wear para iOS no puede hacer tantas cosas como el Apple Watch. Y tampoco puede hacer tantas cosas como podría, si estuviera conectado a un smartphone con Android. No podemos, por ejemplo, bajar “Watchfaces” o caretas para el reloj, como sí podemos hacerlo en Android. En lugar de ello, tenemos una selección de watchfaces hecha por Google. La selección es bastante amplia, eso sí: 43 Watchfaces para el Zenwatch, muchos más de los que encontramos en el Apple Watch. Algunos son feos, pero hay varios que sí resultan ser bastante atractivos.

La integración con “Ok Google” funciona, pero el tiempo de respuesta y resultados, tardaba más de lo que sucede cuando, por ejemplo, está conectado a un teléfono con Android. La calidad de detección de audio y el tiempo de interpretación palidecen considerablemente si lo consideramos con Siri en el Apple Watch, o incluso Google Now en Android Wear. La experiencia de comandos de voz, entonces, es mucho más limitada, porque el teléfono no puede comunicarse con apps de terceros.

Ni siquiera pude añadir un recordatorio vía comandos de voz, algo que es bastante sencillo de hacer con el Apple Watch, o con el mismo reloj, pero cuando está conectado a un teléfono con Android. En este aspecto, es algo en lo que Google va a tener que trabajar duro. Muchos intentos de interactuar con el reloj con comandos de voz, terminaban en un error de “Disconnected” en el mismo. Pero cabe señalar que el reloj no es oficialmente compatible con Android Wear en el iPhone, el cual podría ser uno de los motivos de estos errores.

 

[insert_posts query_type=”posts” posts=”84243″ use_word_length=”true”]

 

Dejando los comandos de voz de lado, el resto de la experiencia con el Smartwatch ha sido bastante positiva. Las notificaciones llegaban rápido. Y al tener tanto al Apple Watch como al Zenwatch conectados en simultáneo al iPhone, las notificaciones llegaban al mismo tiempo a los dos. 

 

Las notificaciones incluso mostraban un pequeño ícono de la app de la que provenía, y hacer el “dismiss” o eliminar la notificación la elimina también del teléfono. Algo sumamente práctico, ya que no tenemos que borrar dichas notificaciones por duplicado. 

Algunas apps, como las mismas de Google (Gmail, Calendar), incluso tienen “rich notifications” que nos permiten interactuar con ellas. Pero esto sólo se limita aplicaciones de Google.

Screen Shot 2015 08 31 at 2 52 50 PM

Notificación de Tweetbot, en el ZenWatch.

Otro aspecto interesante, es que como la mayoría de smartwatches cuenta ya con un podómetro, toda la información de salud, como pasos dados, y el ritmo cardíaco, queda sincronizada con Google Fit. Aunque no encontré una manera de “alimentar” esta data directamente a “Health”, la aplicación que viene ya incluida con todos los iPhones.

 

A pesar de no ser un reloj “nativo”, con los mismos permisos de acceso que tiene el Apple Watch, y a pesar de no contar con aplicaciones exclusivas para Android Wear, mis primeras impresiones han sido bastante positivas. Al menos, para las funciones básicas de un smartwatch, que es la de notificarnos, y de servir como una “pequeña pantalla” para poder informarnos de lo que ocurre, sin necesidad de sacar el teléfono del bolsillo. Las tarjetas de Google Now, que suelen notificarnos de tráfico, clima y demás cosas, también funcionan perfecto. Es decir, la “esencia” de lo que hace a un smartwatch, un smartwatch, está aquí.  Sólo falta mejorar el reconocimiento de voz, que sinceramente, sigue siendo un problema incluso hasta en Android (los comandos posibles son demasiado limitados en español si lo comparamos con los presentes en inglés, y los presentes en Siri, que sigue siendo el mejor sistema de reconocimiento de voz en español por la cantidad de comandos que logra interpretar).

 

No hay duda que Android Wear siempre será una experiencia más limitada, frente a una alternativa nativa como lo es el Apple Watch. Pero lo cierto, es que la “base”, la estructura, lo que uno busca en un smartwatch, está aquí presente, convirtiéndolo en una opción viable. Con Android Wear he podido ver mis notificaciones, rápidamente enterándome si requiero sacar el teléfono del bolsillo o no. He podido controlar la música que estoy escuchando sin problemas. He podido mantener un récord de pasos dados. Si eso es lo que buscan en un smartwatch, yo creo que el vasto catálogo de opciones con Android Wear resultan una interesante alternativa; sobre todo si no desean pagar los $350+ de un Apple Watch, pero sí prefieren una opción menos plástica y poco atractiva, como el Pebble.

 

 

 

Qué sucede cuando ambos están conectados?

Estuve probando al Apple Watch y al Zenwatch conectados ambos al mismo iPhone, y cuando los dos smartwatches están conectados, las notificaciones suelen mostrarse / iluminar la pantalla del reloj con Android Wear. Las notificaciones siguen llegando al Apple Watch, pero el reloj no vibra ni anuncia la llegada de estas, dándole prioridad a Android Wear.

En cuanto a tiempo de llegada, pude notar que las notificaciones llegaban primero al Apple Watch, pero por milésimas de segundo. 

 

 

LG G4 Unboxing [Video]

Screen Shot 2015-07-10 at 6.24.11 PM

 

Por fin tenemos entre manos al tan esperado LG G4. El teléfono lo estaré usando como mi equipo principal durante los siguientes días para averiguar, de una vez por todas, si es el teléfono que estamos esperando: el equipo capaz de destronar al Samsung Galaxy S6 como mejor equipo en lo que va del 2015.

Aquí el video de Unboxing

Y si recién llegan a la fiesta, aquí las reseñas de los teléfonos más importantes del 2015:

 

 

Samsung Galaxy S6 Edge

[insert_posts query_type=”posts” posts=”82320″ use_word_length=”true”]

 

Y

 

HTC One M9

[insert_posts query_type=”posts” posts=”82488″ use_word_length=”true”]

Lo nuevo de Android Wear: Simplicidad, Seguridad, Elección #GoogleIO2015

Screen Shot 2015-05-28 at 12.12.08 PMAndroid Wear tuvo gran tiempo en escena en este Google I/O, la conferencia para desarrolladores de Google, demostrando la dedicación que Google planea ofrecer a su línea de relojes inteligentes.

El evento se centró en mostrar algunas de las características de la más reciente actualización de Android Wear que ya empezó a llegar a varios de los relojes en el mercado. Además, se hizo énfasis en las 4000+ aplicaciones ya disponibles en el Play Store, demostrando un par: una que funciona para mejorar nuestro “swing” en el Golf al utilizar el acelerómetro, giroscopio en nuestro smartwatch, y demostrando cómo Android Wear puede funcionar con Uber, cuando queremos llamar un auto. Uber, Foursquare y CityMapper son nuevas apps que aparecerán pronto en Android Wear

Screen Shot 2015-05-28 at 12.16.56 PM

Entre otras novedades, tenemos la posibilidad de mantener la pantalla siempre encendida, mostrando una app (como un mapa) para poder tener acceso a la información, apps siempre encendidas, y más. También se demostró cómo es posible, ahora, “dibujar” emojis en Android Wear para que éstos sean detectados.

Este video hace un excelente trabajo de demostrar todas las nuevas características. No hubo muchas novedades en la conferencia de IO, salvo un repaso de Update 5.1 que ya está disponible en algunos relojes con Android Wear. Sin embargo, las nuevas apps de Spotify, Uber y Foursquare se ven mucho más útiles de todo lo que hemos visto en Android Wear hasta ahora

 

Mas sobre Google IO 2015

[insert_posts query_type=”posts” posts=”82639″ use_word_length=”true”]

[insert_posts query_type=”posts” posts=”82655″ use_word_length=”true”]